El Dilema de cooperar o Competir

dilema

Estamos obligados en nuestras unidades de producción porcina a implementar “TODO” lo que sea necesario para ser eficientes e innovadores por lo que es imprescindible no olvidarse del activo más importante… nuestros colaboradores, todos los trabajadores deben ser tomados en cuenta y escucharlos, tenemos que evocar nuestra “inteligencia colaborativa”, y analizar sus comportamientos y sus supuestos subyacentes.

Estos comportamientos de unos y de otros, reflejan supuestos básicos arraigados, producto de sus historias personales. Los supuestos básicos son aquellas acciones que a fuerza de repetirse, la persona o grupo de personas llega a realizarlas en forma automática hasta convertirse en creencias, percepciones, pensamientos y sentimientos que de manera inconsciente son asumidas y tomadas como verdaderas. Son la fuente última de sus comportamientos especialmente en momentos de crisis.

Tres Posturas ante las Diferencias

Veamos los comportamientos desde la óptica de tres posturas – maneras de ser y actuar en discusiones entre personas diversas:

  1. Superficializar.
  2. Luchar – competir, pelear, imponerse.
  3. Integrar – colaborar.

1. Superficializar

  • No aporta.
  • Esquiva el conflicto.
  • Cambia de tema.
  • Muestra indiferencia; da poca importancia.
  • Toma acuerdos a la ligera.

SU FRASE: “VIVIR Y DEJAR VIVIR”.

2. Luchar

  • Expresa su posición repetidamente.
  • Ataca y se defiende agresivamente.
  • Le resta valor a la perspectiva del otro.
  • Reacciona visceralmente, con hostilidad.
  • Descalifica, menosprecia y amenaza al otro.

SU FRASE: “NO SE PUEDE CON ÉSTE”.

3. Integrar

• Indaga para descubrir y aprender juntos.
• Explora puntos de vista diferentes.
• Escucha suspendiendo momentáneamente su propio punto de vista y reacciones automáticas.
• Conversa con la intención de influir y la disposición para ser influido.
• Va a la cacería de la verdad, de un terreno común.

SU FRASE: “NO LO VEO COMO TÚ PERO ESTOY ESCUCHANDO, CONVENCEME.”

Hagamos un examen de conciencia y antes de voltear a ver a tus colaboradores, hazte la pregunta: ¿a qué postura pertenezco yo?

Evocar nuestra inteligencia colaborativa requiere un movimiento de conductas de:

Desprecio……a…… Aprecio.

Arrogancia……a…… Humildad.

Hostilidad……a…… Hospitalidad.

Requiere la disposición para: acercarse, explorar, conocer y entender antes de evaluar y decidir, aprender, tolerar la imperfección, reconocer la tentación de predisponerse. “No tienes que ser como yo para que te acepte”.

Una herramienta para lograr el cambio es saber escuchar, ya que nuestras conversaciones no son líneas rectas, escuchar desde una perspectiva de anfitrión, escuchar así es un acto de hospitalidad, facilitando así que el otro se sienta en casa. El individuo “menos preparado” de tu granja puede hacernos una pregunta u observación que nos abra los ojos. Mantener la curiosidad que todos los que están aquí tienen algo que enseñarme. “Te valoro y te aprecio por que eres diferente a mí”, estar más atento y menos crítico buscando entender al otro; acompañándolo en su pensar y sentir. Soltar nuestra certidumbre; despegarnos de todo lo que sabemos para mirar y reflexionar con aprecio desde el mundo del otro. el que escucha tiene mucho poder sobre la conversación…. Escuchar es muy difícil, porque nos pide tanta estabilidad interior que no necesitemos demostrar nada a través de discursos, argumentos o declaraciones. Escuchar desde el aprecio del mundo del otro es que abriremos “espacios de conversación reflexiva y colaborativa”, relaciones de co-inspiración en el mutuo respeto.

La belleza de la escucha apreciativa* es que, aquéllos que son escuchados empiezan a sentirse aceptados, empiezan a tomar con más seriedad sus propias palabras y descubrirse a sí mismos.

“No son las diferencias que nos dividen. Son los juicios que hacemos unos de otros”.

Esta historia continuará …

Referencias bibliográficas

* Tomados de ensayos de George Dionne y co-autores en torno a la inteligencia colaborativa en proceso de publicación. Reig, Enrique y Dionne, George. Más Allá de las Diferencias. Editorial Norma, México. 2001
Wheatley, Margaret. Turning To One Another: Simple Conversations To Restore Hope To The Future. Berrett-Koehler, San Francisco. 2002.

Artículo publicado en
Los Porcicultores y su Entorno 115 pg 136