Enfermedades emergentes en la industria avícola.

aves-granja-blanca

No es un proceso nuevo ni ajeno a la sanidad humana o animal la aparición de enfermedades o la reaparición de enfermedades que se creían desaparecidas.

La Organización Mundial de la salud, desde 1992 denominó como enfermedades infecciosas emergentes a aquellas producidas por agentes etiológicos reconocidos como nuevos refiriéndose a los últimos 20 años. Este es un concepto un tanto rígido que no incluye a agentes causales que por no haberse identificado antes, las enfermedades que estos producen se consideran como nuevas.

Al revisar la información sobre enfermedades emergentes, se pueden encontrar listados diferentes debido a que el aplicar el concepto de enfermedad emergente, además del tiempo que se mencionó en el párrafo anterior, hay muchos factores que se mencionarán más adelante, que hace que una enfermedad sea emergente en un país o un área determinada mientras que en otras partes no.

Un ejemplo bueno e ilustrativo en este sentido es el que describe el doctor Luis Iruegas, especialista de la Subdirección de Evaluación Sectorial del FIRA (Fondo de Ganadería y Fomento para la Agricultura https://www.fira.gob.mx/Nd/AcercadeNosotros.jsp ):

“En 2012 ocurrió un brote de una cepa exótica para México de influenza aviar de alta patogenicidad, en una región de extrema concentración de granjas avícolas, el brote no se pudo contener y siguió extendiéndose en 2013″ (Pasó de ser enfermedad exótica a enfermedad emergente) “Aún no se logra minimizar el peligro de que se quede permanentemente y se convierta en una enfermedad endémica”. Esto lo dijo el Doctor Iruegas en mayo de 2014.

De hecho, en Colombia no podemos hablar hasta la fecha (Julio de 2015) de que la influenza aviar sea una enfermedad emergente para nosotros, sigue siendo una enfermedad exótica. Es más fácil identificar nuestra situación en Colombia, con enfermedades que son relativamente comunes para quienes trabajamos en el diagnóstico aviar y estamos enterados de lo que sucede con las enfermedades aviares, al menos en las áreas donde trabajamos.

El concepto de enfermedad emergente puede estar ligado a muchas condiciones para que realmente sea emergente o reemergente, cuando en realidad no lo es y esto se explica sencillamente porque no hemos “buscado” tal o cual enfermedad. Puedo hablar con certeza de una enfermedad aviar muy conocida en Colombia o al menos en el área donde trabajo: el Valle del Cauca en el suroccidente colombiano: la laringotraquitis viral.

En 2008, cuando el laboratorio donde trabajo actualmente abrió sus servicios al clientes externos, la laringotraqueitis viral era prácticamente desconocida en el pollo de engorde; no así en levante para ponedoras, en las ponedoras mismas y en reproductoras, de hecho hay buena documentación de que la laringotraqueitis viral ingresó a Colombia por el Valle del Cauca. Se comenzaron a hacer evaluaciones histopatológicas en los pollos de engorde con enfermedades con compromiso respiratorio y los casos se “dispararon” casi que exponencialmente. En realidad no se trataba de una enfermedad emergente en el pollo de engorde, era que no la habíamos “buscado”.

Imagen4

Gráfica No. 1: para 1966, de acuerdo con los síntomas y las lesiones macroscópicas, ya se tenía sospecha de la presencia de la laringotraqueitis viral en Colombia, específicamente en el Valle del Cauca (El el suroccidente colombiano) a donde probablemente se introdujo gracias a la práctica de la vacunación a virus vivo en la cloaca en aves de la región de El Carmen en el municipio de Dagua en el departamento del Valle del Cauca. En Junio de 1967 se hizo el primer diagnóstico histopatológico de laringotraqueitis viral aviar en el Valle del Cauca, Colombia. En 1971 se reportó el aislamiento del virus.
En los años siguientes hubo un auge en el diagnóstico de la enfermedad y paulatinamente nos fuimos acostumbrando a su presencia y con el transcurrir del tiempo se volvió una enfermedad tan común, que casi nos olvidamos de su presencia y desde luego de su diagnóstico, con excepción de los casos excepcionales por la agresividad del virus y por la mortalidad registrada en las granjas afectadas. Muchos de los casos relativamente benignos no se diagnosticaron y comenzaron a pasar desapercibidos. Con el detrimento del sistema nacional de diagnóstico del Instituto Colombiano Agropecuaria, la situación se hizo aún más soterrada.
Desde luego esta no es una enfermedad emergente en el área mencionada. Se cita solo para ilustrar que muchas de las enfermedades que podrían ser tenidas como emergentes, en realidad no lo son, están allí, solo hay que buscarlas. Esto ilustra el párrafo anterior, en el cual una enfermedad puede ser aparentemente emergente cuando en realidad no lo es.

Oateodisplasias

Imagen No. 1. Las  “cojeras” en aves comerciales constituyen un grupo de afecciones las cuales tiene múltiples causas  y sobre las cuales hay mucha información en la actualidad. En la última década han cobrado importancia tanto por su frecuencia como por las pérdidas  que ocasionan  a la industria avícola. El doctor Isaac Bittar Filho tiene una publicación muy interesante en la cual hace un estudio económico de acuerdo con el cual un empresa que sacrifica un millón de pollos por ciclo, pierde alrededor de  U.S $ 25.000.oo al mes por concepto de cojeras y problemas musculoesqueléticos.
El doctor M. Ruano y  un grupo de colaboradores (Bautista, D.; Gelb Jr. J.; Pope, C. y Hoerr, F.) de Ciencias  Alimentarias y Animales de la Universidad de Delaware y de la Universidad de Alabama consideran los problemas de  cojeras como una condición emergente en pollos de engorde. Ellos tienen una publicación en la revista Zootécnica (2013), 10/13. A esta publicación se puede acceder mediante el enlace:
http://www.wing-vechta.de/service/literaturdatenbank/service.html?con_temp=literatur_db&dokument=2923

De acuerdo con la Emergent Diseases Foundation, entidad del Reino Unido fundada en 2010, una “enfermedad emergente” se refiere a un problema patológico identificado en la historia reciente y hace relación a las últimas dos décadas.

Se pueden categorizar como enfermedades emergentes:

  1. Enfermedades descubiertas en los últimos 20 años.
Enfermedades conocidas pero que por algún factor  recobran  la frecuencia de presentación:
  1. Enfermedades conocidas pero consideradas como controladas.
  2. Enfermedades en franco descenso.
  3. Enfermedades casi desaparecidas pero que volvieron a emerger.

En este contexto, las enfermedades se pueden clasificar en:

  1. Nuevas: de reciente aparición, no conocidas anteriormente (No quiere decir que el agente causal no existiera).
  2. Emergentes: tienen agentes etiológicos  conocidos pero con nuevos brotes  con carácter epidémico o que se introducen en áreas donde antes no existían.
  3. Reemergentes: enfermedades conocidas, controladas, pero con un constante aumento en la actualidad.

Una enfermedad infecciosa emergente aparece cuando:

  • Aparece una nueva cepa de un agente etiológico a partir de una cepa existente  conocida, la cual supera las barreras naturales o cuando el agente desarrolla resistencia contra los productos terapéuticos.
  • Cuando el agente etiológico se expande a un nuevo territorio por cualquiera de las causas  conocidas:  vectores, migraciones de  enfermos o portadores.
  • Cuando el agente etiológico salta de una especie a  otra adaptándose a su nuevo huésped.

Quizá la enfermedad más importante en este sentido en Colombia es la enfermedad de Gumboro, cuyo agente etiológico está  ubicado en nuestras poblaciones avícolas desde hace varias décadas, pero cuya  variabilidad  genómica junto con el uso de ciertas vacunas en forma indiscriminada hacen que esta  enfermedad tenga una forma emergente. Me refiero a la depleción linfoide que están presentando muchas, quizá  la mayoría de nuestras parvadas, que hace que esta enfermedad tengo una presentación diferente de la de los casos clínicos clásicos que eran tan frecuentes en décadas pasadas.

Imagen5

Imagen No. 2 este es  un caso de enfermedad de Gumboro en pollitas de  6 semanas de edad, procedentes de una granja con  73.000 aves de las cuales  se reportaron enfermas 29.969. Se recurrió al laboratorio de diagnóstico debido a que las aves  comenzaron a enfermar con diarrea, pérdida de la condición general y decaimiento.
La enfermedad de Gumboro es enzoótica en Colombia. Cuando se recurre  al diagnóstico por histopatología y se  observan imágenes al microscopio óptico como la de la fotografía de la derecha, no hay  lugar a equivocarse, el diagnóstico es certero. Así,  esto no tiene nada de emergente, lo que no ocurre con lo que compete con la manipulación del virus y su incorporación en vacunas  a virus vivo modificado, que ha creado una situación que puede considerarse emergente en el panorama  sanitario nacional en Colombia. La explicación se  ilustrará en la imagen siguiente, la número 3

Imagen6

Imagen No 3:   se presenta  en la fotografía de la izquierda, una folia de una bolsa de Fabricio  que en conjunto tiene lesiones de depleción linfoide y atrofia, las cuales vistas en la fotografía de la derecha se pueden considerar como ++++ en una escala de + a ++++. Cada vez las lesiones clásicas de la enfermedad de Gumboro son menos frecuentes, en cambio las lesiones de depleción linfoide y atrofia son más frecuentes. La explicación podría darse porque algunas vacunas, aunque protegen, pueden lesionar la bolsa y por ende el tejido linfoide.
No obstante que la inmunidad  generada por la células memoria esté funcionando, una bolsa lesionada al punto  en que está la que se muestra en la fotografía, no puede responder de una manera adecuada ante ciertos patógenos. Considero que esta es una de las causas de  porqué se ha incrementado considerablemente el síndrome de cabeza hinchada, a edades cada vez menores de las que se veía hace  apenas una década. Esta si es una  situación emergente en el panorama sanitario aviar, al menos en Colombia, específicamente en el área del suroccidene colombiano.

El concepto sobre patógenos  emergentes está muy preciso en  un documento de la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO donde dice que  un patógeno emergente es  el causante de  una enfermedad que:

  • Ha sido reconocida con anterioridad pero cuya causa no estaba muy clara
  • Es un nuevo síndrome de enfermedad que no había aparecido nunca anteriormente

Determinar cuando una enfermedad es emergente es  complicado debido a los factores que rodean al hecho de que un agente etiológico:  a) esté presente en  un determinado medio ambiente, b) produzca enfermedad en las especias que allí habitan y c)que esta se disemine en un área determinada. Estos factores los siguientes:

  • Ambientales: por ejemplo los cambios climáticos.
  • Desarrollo económico y utilización de la tierra y los recursos naturales.
  • El crecimiento demográfico.
  • El comercio internacional.
  • El cambio climático.
  • Adaptación y cambio de los agentes etiológicos.
  • Cambios tecnológicos por los cuales se manipula un agente o se modifica el mismo.
  • Las políticas de los organismos que rigen la salud.
  • Las circunstancias sociales y en general los factores antropogénicos: sociales, políticos, económicos: crecimiento y densidad poblacional, envejecimiento, poblaciones inmunocomprometidas, la tecnología y su intervención en el genotipo de los patógenos, desarrollo económico y uso de la tierra, la infraestructura en salud, las guerras y el hambre, las brechas entre las clases sociales, viajes, armamento biológico, la industria de los alimentos y los cambios en la alimentación.

Mioaptia imagen macro 2

Imagen No. 4: miopatía de estrías blancas es una condición, que aunque no es infecciosa, es emergente en el panorama de la salud aviar en el mundo, en las aves comerciales con  mayor preponderancia en el pollo de engorde. De acuerdo con lo expuesto  anteriormente en otro artículo en este blog, en  una  condición de la última década.
http://patologiaaviarmidiagnostico.blogspot.com/2015/05/miopatia-de-estrias-blancas-reporte-de.html

Cómo afecta la presentación subclínica de la enfermedad de Gumboro en el desarrollo de nuevas enfermedades emergente, al menos en Colombia y al menos en el suroccidente colombiano? Es relativamente sencillo de explicar: la inmunodepresión (No la inmunosupresión, término que no es compatible con la vida) ha facilitado la multifactorialidad de agentes para que casos como el de “cabeza hinchada” se hayan vuelto emergentes: hace un poco más de una década, los casos de cabeza hinchada, con tantos agentes bacteriales y de pronto virales involucrados, no existían; estos casos vienen cobrando cada vez más frecuencia y más presentación en aves cada vez de menor edad.

Cabeza hinchada imagen

Imagen No. 5  El  “síndrome de cabeza hinchada”  y todos los  factores etiológicos asociados a él (MetapneumovirusAvibacterium paragallinarumGallibacterium anatisOrnithobacterium rhinotracheale y Escherichia coli) en conjunto con las lesiones desarrolladas (Blefaroconjuntivitis, celulitis craneal/craneofacial, sinusitis aguda y/o crónica al igual que la osteítis purulenta) causan pérdidas no cuantificadas. Esta(s) afección(es) ha(n) cobrado importancia en la última década, se pueden(n) considerar como emergentes en el panorama sanitario de Colombia y personalmente creo que de otras regiones del mundo;  no hay estudios económicos ni epidemiológicos al respecto, al menos en Colombia, y por lo tanto no se han calculado las pérdidas ocasionadas por  esta(s) afección(es).

Varios autores coinciden en estos tópicos relacionados con la multifactorialidad que afecta la presentación de enfermedades emergente y reemergentes; es decir que hay un modelo de convergencia para que se presenta una enfermedad emergente.

Todos los factores expuestos anteriormente, están muy bien ilustrados en una conferencia sobre enfermedades emergentes y reemergentes en sanidad animal y zoonosis que dictó el doctor Elias Fernando Rodríguez Ferri y publicada el 21 de diciembre de 2012 a la cual se puede acceder mediante el siguiente enlace:

Se debe resaltar que el Dr. Rodríguez Ferri redefine a las enfermedades emergentes así:

  • “Son enfermedades nuevas, generalmente graves, de amplia difusión”.
  • Igualmente dice  que  son ” aquellas enfermedades que se caracterizan en forma brusca, repentina, por un aumento de la virulencia del patógeno que las produce y en consecuencia, de la gravedad de la enfermedad en cuestión”.
  • Según el Dr. Rodríguez Ferri, la OMS considera como emergentes a la aparición de resistencias a los antibióticos o a los antimicrobianos en general. Según el artículo, el patógeno es un ser vivo que evoluciona y desarrolla resistencia, la cual se difunde como cualquier enfermedad infecciosa; en ello tiene que ver la falta de responsabilidad de los profesionales.

El concepto del Dr. Rodríguez Ferri concuerdo con  lo que otras fuentes afirman de las enfermedades emergentes: “Es muy habitual que se describan como emergentes enfermedades para las que, aunque sean conocidas con anterioridad, se describen métodos de difusión nuevos”.

Una categoría que sigue a la de enfermedades emergentes es la de enfermedades reemergentes, que se mencionó antes en este artículo: enfermedades que eran del todo controlables pero que vuelven a estar de actualidad, por razones que ya se  han mencionado.

El Doctor Elias Fernando Rodríguez Ferri es autor de  un libro titulado “Enfermedades emergentes y reemergentes en sanidad animal y Zoonosis”. Se puede ver en el siguiente enlace:

El número de enfermedades emergentes depende de los criterios que se tengan para considerar a una enfermedad como tal, es decir depende de la subjetividad con la que se maneje el tema.

Llama la atención que el Dr. Rodríguez Ferri menciona que el metapneumovirus del pavo asociado con Haemophilus paragallinarum produce el síndrome de mortalidad por enteritis en pavipollos. Revisando el tema, se encontró que la literatura se refiere a este tema como la asociación de bacterias (E. coli con coronavirus, otro artículo menciona astrovirus), es posible que haya un error.

Al leer este tema de un virus asociado a Haemophilus paragallinarun (Avibacterium paragallinarum) se debe recordar que en nuestro medio es muy frecuente la casuística de síndrome de cabeza hinchada en la que se deben considerar varios agentes entre los que más opcionados están en metapneumovirus aviar asociado a bacterias, entre ellas Avibacterium paragallinarum.

El tema de las enfermedades emergentes ha cobrado tanta importancia, que ya se han hecho simposios y se han creado centros de estudios de enfermedades emergentes.

La Asociación Nacional de Especialistas en Ciencias Avícolas de México, A.C.-ANECA organizó un simposio sobre “Enfermedades emergentes en avicultura” en la ciudad de Querétaro, México, el 9 de noviembre de 2007

Un nuevo centro de enfermedades infecciosas emergentes en animales de producción y compañía se ha creado en Edimburgo (Escocia), está formado por una red de colaboradores entre Veterinarios, científicos y especialistas técnicos; el centro se fundó entre la compañía internacional de salud animal Zoetis y el consorcio Easter Bush (EBCR, Easter Bush Research consortium)

En febrero de 2015, el Doctor Xavier Mora publicó en Agrinews un interesante y acertado artículo denominando “Enfermedades emergentes y reemergentes” en el que se refiere específicamente a las aves comerciales en los siguientes términos: “La situación actual sanitaria en avicultura está salpicada de casos donde estas enfermedades emergentes o reemergentes atacan a las aves, una gran mayoría de ellas de origen viral y que se observa un potente efecto inmunodepresor, acompañadas en ocasiones de infecciones bacterianas”

En nuestro grupo de trabajo en el Valle del Cauca (Suroccidente de Colombia) consideramos que esta asociación entre virus y bacterias, específicamente entre metapneumovirus aviar y Avibacterium paragallinarum se presentan con frecuencia en desde hace un término en años menos de 20 años que es el término que los especialistas han establecido como límite para establecer que una enfermedad es emergente. Esta asociación es una de las responsables del “síndrome de cabeza hinchada” del cual se han publicado dos artículos en este blog, el 29 de febrero de 2012

Muchos estudios sobre enfermedades emergentes en aves no están necesariamente relacionados con aves comerciales, se refieren más a enfermedades en las que las aves silvestres u ornamentales están relacionadas con la transmisión de agentes patógenos, específicamente virales al hombre, es decir zoonosis

Como punto de partida, valdría la pena que la autoridad sanitaria de Colombia, el Instituto Colombiano Agropecuaria ICA hiciese una valoración de la información sobre el diagnóstico serológico y de enfermedades que se remite desde las diferentes áreas avícolas de Colombia, específicamente desde los laboratorios que se encuentran registrados, para identificar en qué situación estamos, en temas de enfermedades emergente o reemergentes.

Podrían igualmente realizarse estudios específicos para conocer el estado de evolución de enfermedades que se han venido investigando desde años atrás.

Fuente:patologiaaviarmidiagnostico.blogspot.mx
Por: Bernardo Mejía Arango, M.V.Z. M.Sc.
Fotografías e imágenes: Bernardo Mejía Arango, M.V.Z. M.Sc.