Entrevista con el MVZ. Gerardo Ramírez Hernández

entrevista-vet-2

Jefe del Departamento de Medicina y Zootecnia de Cerdos, de la FMVZ de la UNAM

En entrevista exclusiva para “Los Porcicultores y su Entorno”, el MVZ. Gerardo Ramírez Hernández, actual Jefe del Departamento de Medicina y Zootecnia de Cerdos, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, nos comenta acerca de su plan de trabajo al frente del DMZC, así como de su ingreso, su estancia y de su evolución en dicho Departamento. El Dr. Ramírez es egresado de esa casa de estudios, de la generación 85-89.

Recientemente fuiste designado para ocupar el cargo de jefe del DMZC ¿Cómo se dio este nombramiento?

“El Dr. Francisco Suárez, director de la Facultad, al inicio de su administración designó al Dr. Pedro Pradal Roa como jefe del Departamento, quien estuvo al frente durante el periodo de marzo de 2016 a Julio de 2017. Al término de su jefatura, se abrió la oportunidad, el personal académico y administrativo del Departamento mediante una carta me mostró su apoyo para ocupar dicho cargo, se le hizo llegar al Sr. Director y éste después de hacerme una entrevista, el 10 de agosto me designó como jefe del DMZC”.

¿Ya tienes fundamentados tus objetivos? ¿Cuál es tu plan de trabajo?

“Son diversas las áreas que tiene el Departamento, la principal es la docencia, donde tenemos asignaturas teóricas y prácticas. En este aspecto tenemos que reforzar no solamente la parte práctica, para ello debemos buscar tener una mayor vinculación con los productores para que podamos llevar alumnos a estas empresas y que adquieran ese bagaje en cuanto a cuestiones de manejo de los cerdos; que vean y conozcan los tipos de explotaciones; que reconozcan los diferentes tipos de granjas que tenemos, como las altamente tecnificadas, las semi-tecnificadas y las de pequeña escala. En cuanto a la cuestión de docencia teórica, vamos a hacer una revisión de los programas de las asignaturas y de ser necesario, darles una actualización.

También tenemos en el Departamento el área de diagnóstico, contamos con el laboratorio de diagnóstico virológico y bacteriológico, donde tenemos una diversidad de pruebas. Aquí creo que tenemos que tocar puertas con los porcicultores y hacerles el ofrecimiento de dicho servicio.
En cuanto a investigación dentro de la enseñanza, tenemos algunos alumnos de maestría trabajando con proyectos, que inclusive han ganado un incentivo económico como fue en el pasado congreso de AMVEC en Querétaro, donde uno de ellos ganó un premio para que desarrolle investigación.
Tenemos extensionismo, ahí hay que reforzar la salida de nuestros académicos con productores y proporcionar no solamente el servicio de diagnóstico, también un servicio de asesoría para ver las áreas de oportunidad en que podamos colaborar en forma conjunta con ellos”.

¿Cómo se dio tu entrada al que en aquel entonces se llamaba Departamento de Producción Animal Cerdos?

Realicé mi tema de tesis “Detección virológica y serológica de ojo azul en ratas”, en el área de virología, bajo la asesoría de la Dra. Rosalba Carreón y el Dr. Humberto Ramírez. Viendo que con este trabajo estaba de tiempo completo, la Dra. Elda Jiménez habló con el Dr. Jorge Raúl López Morales, jefe del Departamento de ese entonces, y fueron ellos los que me ofrecieron las primeras horas de ayudante de profesor, las cuales desempeñé en el diagnóstico de leptospirosis en el área de bacteriología. Posteriormente el Dr. Martín Monroy se fue a la industria privada y me dieron su tiempo completo, en ese entonces el Dr. Roberto Martínez Gamba fue la persona que firmó la anuencia para que fuera yo profesor de tiempo completo. El primer cargo que realicé fue como coordinador de diagnóstico en el Departamento el cual desempeñé durante 7 años. Posteriormente vino un cambio en las coordinaciones en el Departamento y fui nombrado coordinador de licenciatura. Realicé mi especialidad y mi maestría en Ciencias Veterinarias y seguí trabajando en el área de licenciatura como coordinador de docencia del Departamento, hasta que se dio la oportunidad que me designaran jefe del mismo”.

El medio porcícola ha cambiado mucho, también el plan de estudios de la licenciatura de MVZ en esta Facultad con una marcada tendencia hacia pequeñas especies ¿crees que ahora que la materia de cerdos es una optativa, haya afectado al Departamento para formar médicos de producción en cerdos que estén acordes con la actual realidad del sector?

“Efectivamente, sí hemos tenido un problema, ha habido académicos que me dicen “por qué te desgastas en llevar alumnos a granjas si no les interesa la especie”. Bueno, pero he tenido muchachos que no les llamaba la atención y que afortunadamente al llevar la asignatura teórica y después la práctica cambiaron su visión, a lo mejor un 10% de éstos están entrando al área de cerdos y han profundizado en las asignaturas. Sí, son pocos los alumnos que se quieren dedicar a producción y lamentablemente la brecha generacional que tenemos es muy amplia, son pocos los médicos que tenemos para sustituir a los asesores de renombre, y es un entorno medio difícil. Vamos a tener que trabajar, vamos a tener que reforzar esa vinculación con los productores para no quedarnos atrás”.

Ante las nuevas tendencias de producción y de bienestar animal, de no jaulas, y la poca formación de nuevos médicos que se dedique a la producción ¿cuál crees que sea el panorama de la actividad?

“Los cambios en cuanto al tipo de alojamiento que tenemos de los animales en el área de gestación, es quitar las jaulas y permitir la producción en corrales. Es un tema muy importante que debemos tomar en cuenta, la cuestión es proporcionarle el espacio adecuado a los animales, el tipo de alimentación, que no tenga ningún sufrimiento. Tenemos que estar trabajando con los alumnos en la cuestión de qué es bienestar animal, ya que no es lo mismo este concepto que humanizar a los animales, porque en eso estamos cayendo. Afortunadamente la Facultad cuenta con el programa de tutorías, en el cual un académico es responsable de un grupo de alumnos, a los cuales se les orienta y conduce durante el primer semestre de la carrera, aquí es importante enseñarle el aspecto de animales de producción”.

¿Qué tipo de investigaciones crees que se deba impulsar en el Departamento de Cerdos?

“Definitivamente se debe trabajar en proyectos con enfermedades como PRRS, diarrea epidémica porcina, influenza, circovirus, que están entre las más importantes en estos, momentos. Actualmente estamos realizando un proyecto sobre PRRS, se está trabajando con granjas a pequeña escala, esto es, empresas con menos de 500 hembras reproductoras, realizando visitas en ellas, se recaba toda la información posible a través de una encuesta y donde hemos detectado diversos problemas, en el caso de los infecciosos se confirmarán a través de pruebas de diagnóstico, algo que están haciendo algunos equipos de investigación es no solamente hacer un muestreo de anticuerpos para PRRS sino que ya están haciendo algo más en el sentido de secuenciar los virus, en el Departamento contamos con un secuenciador, así que tenemos material biológico, hay que trabajar en la cuestión no solamente de PRRS sino que vayamos más a la cuestión de secuenciación, esas son las áreas que deberíamos estar reforzando”.
En cuanto a la cuestión de docencia, personalmente estoy trabajando con el Dr. Roberto Martínez Gamba, en un proyecto de papime que es la fuente de financiamiento para proyectos dirigidos a la enseñanza. En él se van a subsanar deficiencias que tienen los alumnos de licenciatura sobre todo en el aspecto de problemas infecciosos, ya que cuando quieres visitar una granja que tiene un brote infeccioso, la primera medida de bioseguridad es cerrar el acceso a visitantes. Hemos visitado granjas que tienen problemas serios, hemos tomado videos, fotos, lo que tratamos de hacer son casos clínicos solamente con material fotográfico, con Cds multimedia donde vamos a poder poner videos, y presentárselo a el alumno. Es muy diferente que le presentes una foto, a que vean un video, esa parte también falta y la estamos fortaleciendo”.

¿Quieres agregar algo más?

“Algo que les dije a todos los miembros del DMZC, es que traigo más que tatuada la playera del Departamento de Cerdos, algo con lo que tengo que trabajar es con la integración del personal y trabajar en equipo. Una buena repuesta sobre el deseo del trabajo en equipo, fue la carta que más de un 85% del personal firmó apoyándome, así que lo que resta es ponerse a trabajar”.

Gracias Gerardo.

“Gracias a ti Ramón, y muchas gracias a los “Porcicultores y su Entorno”, vamos a aprovechar este medio de difusión para trabajar con ustedes como siempre lo hemos hecho”.

entrevista

Artículo publicado en
Los porcicultores y su Entorno 119