Grupos Monitor. Vigilancia permanente del crecimiento.

grupo-monitor

foto-autorRaúl Águila.
GRUPO NUTEC
raguila@gponutec.com

ENLACE.

En los tres artículos anteriores expuse con detalle: a) Por qué y cómo calcular el tamaño de muestra para hacer pesajes de grupos de cerdos y b) Cómo hacer eficientemente los pesajes de cerdos en crecimiento. Con estas bases ahora puedo abordar el tema de la vigilancia del crecimiento de los cerdos.

¿Por qué medir del crecimiento del cerdo?

Una frase anónima sintetiza la respuesta: “No hay tal cosa como el fracaso, sólo resultados, los resultados le dicen que hacer a continuación”.

Usted estará de acuerdo en que si evaluamos fríamente los resultados de cualquier actividad que nos interese, sabremos como proceder.

Es necesario medir el crecimiento del cerdo porque así sabremos:

  1. Si se alcanzan las metas de peso – edad.
  2. Si no se logran, en que parte del crecimiento está el problema.

Además podremos:

  1. Estimar el impacto económico resultado del retraso del crecimiento de los cerdos.
  2. Predecir el momento para:
    • Cambio de instalaciones (por peso).
    • Envío a rastro.

¿Qué medir del crecimiento?

En el siguiente cuadro observamos los parámetros del crecimiento (buenos y excelentes).

nutec-1

Vigilancia a tiempo.

El cuadro anterior proporciona una visión global y a la vez precisa de la eficiencia esperada y/ o conseguida en la engorda del cerdo; pero, aunque se pueda obtener en la granja un reporte como el mostrado, existe una enorme desventaja de dicho reporte, y es que solamente se conoce la información hasta que los cerdos han sido enviados a rastro; por tanto, si hay un problema de crecimiento, se detectará demasiado tarde.

Desde luego que es posible descubrir a simple vista grandes retrasos de crecimiento en cualquier etapa del desarrollo, pero: a) No se tendrán datos precisos de la magnitud y b) Diferencias no tan evidentes como retraso de 10 días a 100 kg pueden pasar desapercibidas; no obstante, significarán pérdidas económicas considerables para la granja. Ya ni que decir sobre la falta de investigación, a tiempo, de las causas del retraso, y de las medidas para contrarrestar el problema o para hacer reclamos fundamentados.

En el cuadro siguiente se calcula el impacto económico de un “ligero” retraso del crecimiento (5 kg menos a la misma edad, en la producción de un mes de una granja de 100 hembras en producción).

nutec-2

Con una granja de 500 hembras la producción de cerdos será 5 veces mayor que con 100 hembras y por tanto la pérdida en un mes será de $68,500 (13,700 x 5).

¿Pero en que momento se dio el retraso?

¿Hasta cuando va a continuar?

¿Qué lo causó?

¿Se va a corregir sólo o va a empeorar?

¿Es parte de la variación normal de la granja?

Sistema de vigilancia permanente.

Para responder a tiempo, lo mejor es tener establecido un sistema de vigilancia del crecimiento de los cerdos, el cual, pueda detectar retraso del crecimiento en etapas intermedias.

Es decir, la vigilancia del crecimiento debe ser permanente; sin embargo, resulta impráctico seguir el crecimiento de todos los lotes de cerdos, aún y cuando se realicen muestreos de cada lote, ya que las edades de los lotes están escalonadas.

Lo ideal y la realidad.

No es mi intención dar “recetas de cocina” para implementar el sistema de grupos “monitor”, lo que pretendo es explicar los principios de la vigilancia y contrastarlos con la realidad de las granjas y entonces, como decía Peter English, “llegar a una solución de compromiso”.

Así pues, tomemos en cuenta las condiciones de producción que pueden interferir o modificar el seguimiento del crecimiento del cerdo.

  1. Se crían lotes (grupos) de cerdos, no individuos.
  1. En la mayoría de las granjas, los lotes son semanales pues, corresponden a un destete semanal, que por cierto se práctica los jueves o viernes. En efecto, a partir de granjas de 100 hembras en producción se pueden manejar lotes semanales de cerdos (4 partos por semana = 32 cerdos que ya se pueden alojar en 2 corrales, cada uno de 16 cerdos); esto ya es un lote semanal.

Sin embargo en granjas de 1,000 vientres ya se pueden manejar dos destetes por semana, esto genera dos lotes de cerdos por semana. En granjas más grandes se manejan 3 destetes o más por semana.

En contraposición, hay granjas que manejan el sistema de bandas de producción y esto les genera lotes de cerdos catorcenales.

  1. En mi experiencia, el tiempo que se puede dedicar por semana al pesaje de un lote de cerdos es de máximo 3 horas ¿Cuántos cerdos se pueden pesar en este lapso? Depende de:
    1. El tipo y distancia de la báscula.
    2. La disponibilidad de personal.

    (ver recomendaciones en el artículo anterior a éste: “Pesaje de cerdos en crecimiento”).

Obviamente, con básculas para pesaje de varios cerdos (5, 10 hasta 20), se pueden pesar más cerdos.

1) Dimensionar la actividad de pesaje.

Con las consideraciones anteriores debemos calcular cuántos cerdos podemos pesar por lote.

Ejemplo 1.

Granja de 200 hembras que produce 60 cerdos semanales y que tiene una báscula para pesaje individual que se lleva a los corrales. Se pesarán cerdos de 100 días de edad. Así podríamos pesar a los 60 cerdos en 1 hora (sin hacer muestreo).

Pero, si la báscula está lejos y sólo contamos con una hora para pesar, se tendrá que hacer un muestreo sabiendo que sólo podremos pesar unos 30 cerdos.

Ejemplo 2.

Granja de 500 vientres que produce 150 cerdos semanales, también se quiere saber el peso promedio a 100 días (se espera un peso de 50 a 55 kg); se cuenta con una báscula individual al final del pasillo. Pues el comentario es que: pesar 150 cerdos de 100 días de edad ya es una labor pesada y que demanda más tiempo; lo mejor será hacer un muestreo y pesar unos 60 cerdos. Pero, si se tiene una báscula colectiva para 10 cerdos, considero que se pueden pesar los 150 cerdos en una hora. Queda claro que todo depende de las condiciones de cada granja (tamaño de muestra).

2) Definir las edades de pesaje del lote.

No es necesario pesar al lote de cerdos cada semana para construir una curva de crecimiento, basta con medir algunos puntos clave para vigilar si se están alcanzando las metas de peso : edad.

(más adelante justificaré porque no es práctico pesar cada semana a un lote.).

Ahora bien, en la mayoría de las granjas se cuenta con el peso de los lechones al destete y el peso a rastro, o sea, esta información no implica un manejo extra. (el peso a rastro merece comentarios especiales que haré más adelante).

El pesaje a los 70 días de edad (10 semanas) es para evaluar el comportamiento de la etapa de iniciación. Este último pesaje se hace rutinariamente en varias granjas y no demanda mucho trabajo porque se aprovecha que los cerdos son cambiados del área de destetes a los corrales de engorda y aún son pequeños (30 kg).

Entonces, sin un esfuerzo especial ya se tienen 3 datos de peso (al destete, a los 70 días y a rastro). 

Las razones para otros pesajes.

Habría que agregar otros momentos de pesaje del lote de cerdos: A los 49, a los 100 y a los 128 días de edad (ver gráfica).

El pesaje a los 49 días de edad (7 semanas), es para evaluar el comportamiento de los preiniciadores. Aquí también los cerditos son pequeños y el pesaje de lotes grandes no es gran problema.

Los otros dos pesajes, 100 y 128 días ya involucran cerdos pesados y por tanto difíciles de manejar (50 y 75 kg respectivamente), en estas edades es donde, con mayor razón, será necesario hacer muestreos.

Si no se incluyen al menos un pesaje entre la semana 10 y el envío a rastro se estará dejando una gran “zona” sin vigilancia (de los 30 a los 100 kg de peso) y en estas 12 semanas (3 meses) pueden pasar muchas cosas (periodo en el que el cerdo debe crecer más del triple).

3) Calcular cuántos lotes se pesaran.

Por principio debemos entender que, es poco útil conocer con exactitud el peso promedio, a diferentes edades de un solo lote de cerdos; definitivamente es mejor conocer la variación de pesos entre diferentes lotes de cerdos.

Pero, debido al escalonamiento en edad de los grupos de cerdos resulta impráctico pesar muchos grupos de cerdos ya que, en una misma semana coincidiría el pesaje de diferentes edades de diferentes grupos, en otras palabras, “nos pasaríamos pesando cerdos” (ver cuadro).

nutec-3

nutec-4

Entonces ¿Cuántos grupos monitor?

Bueno, si tomamos en cuenta los factores ya explicados:

  1. Disponibilidad de tiempo: 2 horas por semana dedicadas al pesaje de un lote.
  2. Pesajes especial por lote: Tres pesajes en semanas de edad: 7, 14 y 18.
  3. Sólo un pesaje por semana.

Entonces en un año se seguirán 7 grupos monitor, los cuales iniciarán en la semanas del año: 1, 9, 17, 25, 33, 41, 49 (ver cuadro siguiente).

Nota: por falta de espacio no se presentan los grupos de la semana 41 y 49).

Hay que recalcar que este espaciamiento de los grupos monitos cumple con la consigna de evitar que, en una misma semana, coincidan los pesajes de dos grupos; sin embargo, al quedar los grupos distribuidos así, quedan semanas en que no hay ningún pesaje (como se observa en el cuadro).

Por otro lado, la desventaja de este espaciamiento es que muchos grupos no tendrán vigilancia; de hecho, de 52 grupos semanales se vigilan 7, es decir, un 13% de los grupos, el problema real es que hay un espaciamiento entre grupos de 8 semanas (2 meses). Para solventar esto se tendrá que tomar otra solución de compromiso.

nutec-5

La otra solución de compromiso busca el tener pesajes más frecuentes, es decir, pesar grupos en las semanas en que no hay pesajes de los 7 grupos monitor, en nuestro ejemplo, semanas 2 a 8, 10 a 16, 18 a 24, 26 a 32, 34 a 40 y, 42 a 48.

El resultado final sería, en nuestro ejemplo:

  1. Todas las semanas del año se estaría pesando un grupo a cierta edad.
  2. En el año se pesarían 7 grupos en las tres edades planeadas (semana 7, 14 y 18).
  3. Veinte semanas de pesaje en el año corresponderían a los 7 grupos monitor elegidos; en las otras 32 semanas del año se pesarían otros grupos pero, cada uno de estos grupos no tendría los 3 pesajes deseados, sin embargo se cubriría un mayor tiempo de vigilancia.
  4. Otra solución de compromiso, para aumentar un poco el número de grupos monitor completos sería la de permitir, en algunas semanas, dos pesajes (“la excepción confirma la regla”).

Comentarios generales.

  1. Peso y edad a rastro.

Había quedado pendiente comentar que, en muchos casos, por lote semanal de cerdos, es casi imposible calcular los datos de crecimiento pues: los cerdos “punteros” (más pesados a la misma edad que sus compañeros de lote), se venden una semana antes y, los cerdos “retrasados” del lote se venden una semana después que cerdos “medianos”, (éstos son la mayoría de la población). En otras palabras, en una misma semana se están enviando a rastro cerdos de tres lotes o tres edades: los retrasados del grupo que ya se fue a rastro la semana anterior, los medianos de esta semana y, los punteros que se adelantan del grupo que está programado para la próxima semana. El problema es que el día del pesaje a rastro, casi nunca se separan los cerdos por edad (lote), es decir, se reporta el peso promedio de embarque de cerdos de diferentes edades, así se pierde el seguimiento puntual del lote.

Sin embargo, el hecho de “sacar antes a los punteros” y “dar más tiempo a las colas” es una práctica necesaria para homogenizar el peso de venta que demanda el comprador. Esta es la realidad, aunque granjas grandes vacían todo el edificio (lote) en una sola semana (edad) pues surten diferentes mercados y cubren la capacidad de diferentes transportes.

  1. Estudio de la variación entre lotes

La información de pesos alcanzados a cierta edad por los grupos monitor se considera representativa de lo que está pasando en todos los grupos en crecimiento (por eso se implementa el sistema), pero además, al comparar entre sí los grupos monitor, se obtiene otra información muy valiosa: se conoce en buena medida, el grado de variación normal de pesos : edades esperado para todos los lotes.

De hecho, no nos debe interesar tanto conocer con exactitud los pesos promedio de las edades,   (son muestreos después de todo), sino conocer cual es el rango de variación; esto nos da más confianza en nuestras evaluaciones; por ejemplo, saber que en la granja el peso a 100 días oscila entre 52 y 56 kg es un dato muy valioso y que nos puede dar al mismo tiempo tranquilidad y retroalimentación para observar el efecto de época del año, mejora genética, cambio de manejos, cambio de medicaciones, control de enfermedades, uso de aditivos alimenticios, cambios de fórmulas alimenticias y/ o procesos del alimento. Podremos diferenciar entre la variación normal y anormal para la granja. Esto nos ayudará mucho en la evaluación de la eficiencia del crecimiento de los lotes de cerdos.

Resumen grupos monitor:

  1. Manejar solamente peso al destete y peso a rastro permite evaluar eficiencia global pero, si hay un problema, no es posible conocer su magnitud, ni responder a tiempo.
  2. En cambio, vigilar la eficiencia del crecimiento del cerdo en momentos estratégicos nos permite detectar a tiempo anomalías y responder en consecuencia.
  3. Deben aplicarse técnicas para hacer muestreos representativos para el pesaje de cerdos ya que, es impráctico: pesar a todos los cerdos de un lote, pesar cada semana al mismo lote de cerdos y, pesar a todos los lotes de cerdos (demasiado tiempo y esfuerzo).
  4. El diseño de un sistema de vigilancia del crecimiento del cerdo involucra soluciones de compromiso entre lo que se requiere técnicamente y, entre lo que se puede hacer en cada granja.
  5. La planeación de un sistema de vigilancia (grupos monitor), toma en cuenta:
    1. Dimensionar la actividad de pesaje. Esto incluye cuántas horas se puede dedicar al pesaje y cuántos pesajes por semana se está dispuesto a realizar en la granja (se sugiere un pesaje y máximo 3 horas).
    2. Definir cuantos pesajes especiales se harán por grupo, así como la edad de los cerdos al pesaje (se sugieren tres pesajes especiales en las semanas   de edad 7, 14 y 18). El peso al destete (sem. 3), al “bajar a corral” (sem. 10), y el peso a rastro se consideran de rutina, no actividades especiales).
    3. Calcular cuántos grupos monitor se usarán por año y en que momento se harán sus pesajes (con las condiciones de este ejemplo resultaron 7 grupos monitor por año, los cuales inician cada 8 semanas).
    4. Definir que otros grupos y edades de pesaje se incluirán en las semanas que no hay pesaje de grupos monitor. Estos grupos no tendrán los 3 pesajes especiales presupuestados para los grupos monitor, pero serán de gran ayuda para mantener una vigilancia del crecimiento continua.
    5. Si se está dispuesto a realizar algunas excepciones, esto es, aceptar en algunas semanas dos pesajes se dispondrá de más grupos monitor con las tres semanas especiales.

Artículo publicado en
Los Porcicultores y su Entorno 77