La importancia de las vitaminas en la producción de Carne y Leche

leche-ganado

MVZ. ARMANDO ENRÍQUEZ DE LA FUENTE BLANQUET.
Gerente Técnico de Vitaminas,
DSM Nutritional Products.

Las vitaminas se clasifican como un grupo de compuestos orgánicos presentes en los alimentos naturales, pero distintos a otros nutrientes como carbohidratos, grasas, proteínas, minerales o agua. Las vitaminas se dividen en dos grupos, basados en su solubilidad con los solventes, cuatro son liposolubles (vitaminas A, D, E y K) y el resto son hidrosolubles (vitamina B1, B2, B6, B12, ácido fólico, biotina, ácido pantoténico, niacina, colina y vitamina C).

Son necesarias en muy pequeñas cantidades para mantener la salud y el correcto estado fisiológico de los animales. Su ausencia en la dieta es causa de enfermedades específicas de deficiencias o síndromes, pues no son sintetizadas por el organismo o en cantidad insuficiente. Sin embargo, en los rumiantes la vitamina K y las vitaminas del complejo B provenientes por los microbios del rumen parecen ser suficientes para el mantenimiento, pero suplementarlas puede mejorar el rendimiento bajo determinadas condiciones de la dieta, la salud o la producción.

Los requerimientos vitamínicos se establecen en las guías nutricionales del National Research Council como los niveles mínimos que un animal debe consumir para evitar una deficiencia nutricional. La recomendación de un nutriente es la cantidad necesaria para lograr las necesidades productivas de los animales bajo condiciones ambientales no definidas. Con el correr de los años los animales se han vuelto más eficientes en la producción de carne y leche, y esto demanda una mejor alimentación y nutrición de éstos, así como una mayor demanda de vitaminas liposolubles principalmente. DSM Nutritional Products sugiere la Óptima Nutrición Vitamínica (OVNTM) como el rango de suplementación vitamínica que optimiza la salud y bienestar del animal, como así también su rendimiento y la calidad y valor nutricional de los alimentos de origen animal.

Los niveles de suplementación requeridos para alcanzar una Óptima Nutrición Vitamínica generalmente exceden los niveles necesarios para prevenir los síntomas de deficiencia clínica y compensan los numerosos factores que pueden influir sobre los requerimientos del animal y los niveles de alimento correspondientes, asegurando de esa manera que el refuerzo vitamínico no limite el rendimiento.

LAS VITAMINAS LIPOSOLUBLES EN LA PRODUCCIÓN.

El beta-caroteno es una sustancia orgánica perteneciente a los carotenoides de la familia de los terpenoides y es un componente importante de las plantas verdes tales como pastos y forrajes. Cuando el ganado ingiere el forraje, el Beta-caroteno contenido en él, se transforma en vitamina A en la mucosa intestinal y después es transportada al hígado para su almacenamiento. Sin embargo, el contenido de Beta-caroteno en el forraje es variable a lo largo del año como se observa en la gráfica 1.

leche-ganado-1

La vitamina A en la naturaleza se encuentra en algunos productos de origen animal o a través de los precursores como el Beta-caroteno. La vitamina A es necesaria para la regeneración de la piel y mucosas, y desempeña un papel importante en la resistencia corporal contra enfermedades infecciosas, así como en la regulación del metabolismo de los hidratos de carbono, las albuminas y las grasas. En 1955 cuando sale al mercado la Vitamina A sintética, los animales empezaron a recibirla en sus alimentos concentrados y se olvidó de la suplementación del Beta-caroteno.

go, a finales de los años 70, se detecta que el Beta-caroteno es esencial para el correcto desarrollo de la reproducción de los animales. De tal manera que la deficiencia de Beta- caroteno provoca ciertos desordenes como: estros silenciosos, ovulación retrasada, bajo índice de concepción, mayor número de servicios, baja síntesis de progesterona, mayor índice de quistes ováricos, abortos, alto índice de enfermedad de becerros, mayor retención de placenta, metritis, etc.

La vitamina D natural se presenta solamente en un número limitado de alimentos, tales como la leche completa, los aceites de hígado (Vitamina D3) y los forrajes verdes secados al sol (Vitamina D2). El organismo puede producir Vitamina D3 bajo la acción de los rayos solares, pero los precursores de Vitamina D contenidos en las plantas sólo pueden ser asimilados por los animales en grado muy limitado. La Vitamina D3 estimula la absorción de calcio y fósforo a través del epitelio intestinal; juega un papel importante en la mineralización de los huesos sobre todo en animales jóvenes; tiene la función de favorecer la reabsorción de calcio a nivel de los túbulos renales. La fiebre de leche es una enfermedad metabólica paralizante causada por hipocalcemia que se presenta cerca del parto e inicio de la lactación en vacas lecheras.

Esta enfermedad es causada por el desbalance de calcio en la dieta previa a estos eventos, y la disfunción hormonal de la vitamina D y la hormona paratiroidea. Recientemente se ha visto que un nivel adecuado de 25(OH)D3 (metabolito activo en sangre de la Vitamina D3) en el suero sanguíneo de vacas lecheras activa las defensas antimicrobiales al observarse menor conteo de células somáticas en leche de vacas suplementadas con 25(OH)D3.

Dentro del grupo de compuestos químicos (tocoferoles y tocotrienoles) que poseen actividad de Vitamina E, el alfa- tocoferol es el más activo biológicamente. La Vitamina E ha mostrado ser esencial en la integridad y óptimo funcionamiento de los sistemas reproductivo, muscular, circulatorio, nervioso e inmune. La Vitamina E es un antioxidante que protege las membranas celulares de las reacciones de peroxidación que se desarrollan en los procesos metabólicos normales y/o con agentes exógenos. Los procesos de peroxidación generan radicales libres que son compues- tos de vida corta con alto grado de reactividad química y con efectos detrimentales sobre las estructuras biológicas. La actividad antioxidante le ha permitido jugar un papel importante en la respuesta inmune, como se observa en la gráfica 2. El grupo de animales con el tratamiento más alto de Vitamina E redujo de manera significativa la incidencia de mastitis clínica.

leche-ganado-2

leche-ganado-3

Además, la suplementación de Vitamina E al ganado lechero permite que el contenido de Vitamina E en la leche se incremente también, logrando una mejor estabilidad de la leche y reducción de sabores rancios en la leche. Se ha observado que la vitamina E en combinación con el selenio, juegan un papel importante en la fertilidad en las vacas lecheras. Esto se explica por la alta concentración de Vitamina E en la glándula pituitaria, lo que favorece la liberación de hormonas esteroidales (FSH, ACTHA, LH) que regulan el ciclo reproductivo de los animales.

La carne juega un papel importante en la dieta humana, aportando las proteínas de calidad, minerales y oligoelementos esenciales, así como una amplia gama de vitaminas del complejo-B. Los elementos importantes de calidad de carne son: aspecto (color), textura (sensibilidad) y olor/ sabor. Los ácidos grasos poliinsaturados reaccionan con el oxígeno molecular degradando los compuestos de cadena corta, dando lugar a olores y sabores. La oxidación de la grasa puede ser retrasada con la Vitamina E, y preservar la calidad de la carne. La pérdida por goteo es causada por la acumulación de líquido extra e intracelulares; la Vitamina E protege la integridad estructural de las membranas celulares y, por lo tanto, reduce la pérdida de goteo. En el diagrama 1 se esquematiza el proceso de deterioro de la calidad de carne, el cual puede retrazarse con el uso adecuado de Vitamina E.

LAS VITAMINAS HIDROSOLUBLES EN LA PRODUCCIÓN.

La Niacina es una de las vitaminas con la estructura química más simple. El ácido nicotínico o nicotinamida pertenecen al ácido 3-pyridin carboxílico. La mayor función de la niacina es en su forma de coenzima ligada a la serie de reacciones metabólicas de los carbohidratos, proteínas y grasas. La mayor fuente de Niacina en rumiantes es de origen ruminal.

Sin embargo, se ha encontrado que la acción de 5-6 g/vaca/ día tiene efectos positivos en la producción de leche cuando se suplementa al inicio de la lactación y a vacas con cetosis.

La Biotina es un ácido monocarboxílico y la D-Biotina es el único isómero con actividad vitamínica. La Biotina es un nutriente esencial, ya que actúa como coenzima en el metabolismo de los carbohidratos, grasas y proteínas. La Biotina es importante para la función tiroidea y adrenal, y la buena función del tracto reproductivo y sistema nervioso. Su efecto en el sistema cutáneo es el más dramático, ya que en casos de deficiencia se observan dermatitis y pezuñas frágiles. La mala estructura de las pezuñas puede ser una causa de problemas podales en los animales del establo.

Y los problemas podales ocupan el tercer lugar en importancia respecto a costos de producción (costos directos como gastos por tratamiento, medicamento, veterinario, etc., y los costos indirectos por el rendimiento del propio animal) en el establo lechero. Un manejo preventivo a los problemas podales es el mantener limpias y secas las pezuñas de nuestros animales, cosa que parecería difícil en una explotación lechera. Por lo que de nosotros depende el mantener una estructura fuerte de la pezu- ña para resistir las inclemencias del medio ambiente. La Biotina a razón de 20 mg/vaca/día, mejora la estructura de los cascos y reduce la incidencia de los padecimientos podales más frecuentes. La Biotina tiene un efecto positivo en la producción de leche, como se observa en la gráfica 3, y mejora los parámetros reproductivos de la explotación.

leche-ganado-4

CONCLUSIONES

Un nivel correcto de Beta-caroteno ayuda a prevenir problemas reproductivos.

El nivel adecuado de 25-OH-D3 en suero sanguíneo puede reducir el conteo de células somáticas en vacas lecheras.

La vitamina E en combinación con el selenio, juegan un papel importante en la fertilidad en las vacas lecheras.

La Biotina tiene un efecto positivo en la producción de leche y mejora los parámetros reproductivos de la explotación.

Artículo publicado en
Entorno Ganadero 85