Importar leche de Asia, provocaría “desaparecer” poblados de BCS que Viven de su Ganado

ganado-vacas

Este sería el escenario en caso de que el Gobierno Mexicano firme el Tratado de Asociación Comercial Transpacífico, con el cual se importaría leche de Asia a precios por abajo del costo de producción de los productores locales, según Unión Ganadera Regional

La Paz, Baja California Sur (BCS). Más de 7,000 familias que viven en comunidades rurales deBaja California Sur y basan su economía en la ganadería, estarían en riesgo de “desaparecer” en caso de que el Gobierno Mexicano firme el Tratado de Asociación Comercial Transpacífico (TPP), con el cual se importaría leche de Asia a precios por abajo del costo de producción que enfrentan los mexicanos, dio a conocer Miguel Ángel Pichini Poloni, integrante de la dirigencia de la Unión Ganadera Regional y del Sistema Producto Leche de Baja California Sur; “sería como darnos el tiro de gracia”, declaró.

El Sudcaliforniano publica que, según Pichini Poloni, el Gobierno Federal “quiere vender leche más barata a los mexicanos más pobres, pero estira la cobija para tapar a unos y nos descobija a otros”, dijo; esto implicaría “el peligro de desaparición de comunidades enteras” como La Purísima, San Isidro, Cadejé, Los Comondús y San Javier, poblados de la zona serrana de Loreto y Mulegé,al igual que los 5 ejidos Ley Federal de Aguas del Valle de Santo Domingo y una importante cantidad de ganaderos del Sur de BCS.

“Si el Gobierno Federal quiere que bajemos el costo de la leche, que nos venda más barato el diesel, la gasolina, el crédito y los insumos, y entonces sí que nos pongan a competir con los productores de cualquier parte del mundo; actualmente los costos nos rebasan y la ganadería en el estado ha dejado de ser rentable, pero es la única opción de sobrevivencia para miles de familias del campo; no hay más”, dijo.

Lamentó que mientras en los países con los que el Gobierno Mexicano quiere firmar un acuerdo de libre comercio, los ganaderos reciben importantes apoyos para la producción y hasta para la comercialización, en México los recursos para el campo son cada vez más escasos y en cuando se logra acceder a algún programa, “son tan raquíticos los recursos que al final se convierten en una pastillita para un enfermo de gravedad”.

Por tal motivo, Pichini Poloni se sumó a la demanda del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche para que el Gobierno Mexicano detenga las negociaciones con los países del TTP, ya que concretar un acuerdo con ellos “sería llevar a las desaparición a más de 150,000 pequeños productores nacionales de leche que están en vías de desaparecer y un millón de vacas que irían “camino al matadero”, por la práctica comercial de 4 millones de litros diarios de ‘fórmulas lácteas’ de procedencia extranjera, que entran al mercado sin que las secretarías de Economía y Salud tomen cartas en el asunto por conducto de Profeco y Cofepris”.


Fuente:bcsnoticias.mx
Con información de El Sudcaliforniano / Foto: Archivo.