Lácteos benéficos para la salud infantil

Leche-nino

La recomendación actual de la Organización Mundial de la Salud, es que la alimentación ideal para los primeros meses de vida, de los seres humanos, se base exclusivamente en el consumo de leche materna; sin embargo, los menores crecen y requieren de alimentos que aporten nutrientes, entre estos se encuentran los lácteos.

El grupo de los lácteos son todos aquellos productos elaborados a base de leche, que proviene de la vaca.

Líneas infantiles

Estos productos existentes en el mercado se caracterizan por reforzar el aporte nutrimental. Por lo general son semidescremados y adicionadas con vitaminas A, D3, B1, B6, B12, calcio, hierro, zinc, ácido fólico, ácidos grasos y prebióticos.

Estos componentes ayudan al crecimiento físico, desarrollo cerebral, fortalecimiento de huesos, dientes y el mantenimiento de la flora intestinal.

Calcio

Además de las proteínas, la leche está compuesta de calcio, mineral básico para la estructura del cuerpo humano (huesos y dientes). Sus propiedades también intervienen en funciones complejas como el correcto funcionamiento del sistema nervioso y del sistema neuro muscular y en la coagulación, sólo por mencionar algunas.

Lácteos fermentados

Constituyen una alternativa ideal para quienes son intolerantes a la lactosa, ya que esta sustancia se elimina de los componentes principales debido al proceso propio de la fermentación.

Los lácteos fermentados son el mejor vehículo para mantener e introducir bacterias probióticas al intestino del cuerpo humano. Este tipo de bacterias son benéficas y tienen la capacidad de llegar vivas al intestino, para ayudar a recobrar el equilibrio de la flora intestinal, promoviendo la salud digestiva.

Fuente:www.salud180.com