Luxemburgo se suma a países afectados por huevos contaminados con fipronil

europe-eggs

Luxemburgo ingresó en la lista de países europeos afectados por el escándalo de los huevos contaminados con fipronil, tras realizar pruebas en un supermercado y entre fabricantes de productos transformados.

Luxemburgo ingresó en la lista de países europeos afectados por el escándalo de los huevos contaminados con fipronil, tras realizar pruebas en un supermercado y entre fabricantes de productos transformados.

El Gran Ducado se convierte así en el octavo país europeo en el que se han distribuido huevos contaminados.

El gobierno anunció el martes que “se vendieron huevos contaminados en el mercado luxemburgués”, en la cadena de supermercados Aldi. Lo que quedaba de los dos lotes afectados fue retirado.

Uno de ellos “no presenta riesgo sanitario para el consumidor” y el otro “no debería ser consumido por niños de corta edad”, según el comunicado de las autoridades.

El gobierno anunció el miércoles en otro comunicado que otra cadena de supermercados, Cactus, también estaba afectada. Los resultados de un análisis rutinario mostraron que un lote procedente de una explotación en Holanda contenía pequeñas cantidades de fipronil, un insecticida corriente que en dosis altas puede provocar vómitos y problemas neurológicos.

Dos proveedores luxemburgueses de comida preparada, Caterman y Carnesa, anunciaron por su parte que recibieron partidas de huevo líquido “procedentes de una explotación contaminada”, una parte de las cuales se utilizó en la fabricación de productos.

“La última producción en Caterman a partir de estos lotes tuvo lugar el 25 de julio y la fecha de caducidad de los productos fabricados está superada, por lo que no hay más productos en el mercado”, explica el gobierno luxemburgués.

“En Carnesa, este huevo líquido se utilizó para hacer preparaciones de carne picada y de paté de carne. La carne picada todavía presente está destruida, los patés de carne están por el momento bloqueados a la espera de los resultados de los análisis”, precisa.

Fuente:eleconomista.com.mx