El Manejo de la Tricomoniasis Contribuye a Aumentar la Tasa de Parición

tri

IVAN LEYVA-BACA, DVM, PHD,
Animal Health Product
Applications at Thermo Fisher Scientific.

Dados los informes de los productores sobre la eleva- da incidencia de abortos y bajas tasas de preñez en rodeos de carne en Chihuahua los investigadores de la Universidad Autónoma de Chihuahua en México se propusieron detectar la raíz del problema. El estudio, liderado por el Dr. José Alejandro Ramírez-Godínez, profesor de Ciencia Animal y Ecología en la Universidad Autónoma de Chihuaha, México, demostró que el 60% de los rodeos en la provincia de Chihuaha están infectados con parásitos de tricomonas que causan tricomoniasis. En los rodeos que fueron sometidos a pruebas de detección y en los que se implementaron medidas de manejo, las tasas de preñez aumentaron entre 30 y 40% en promedio.

La tricomoniasis es una enfermedad altamente contagiosa de transmisión sexual causada por Tritrichomonas foetus (T. foetus). El toro es el portador de T. foetus y no manifiesta signos de esta infección incurable. Las vacas se infectan cuando son servidas por un toro infectado. El síntoma primario en la vaca es la muerte del embrión que causa infertilidad, de modo que las vacas están en celo cuando deberían estar preñadas.

“Sospechamos que la alta incidencia de aborto y las bajas tasas de preñez en los rodeos bovinos de Chihuahua era causada por tricomoniasis, por lo tanto comenzamos con este proyecto para evaluar la presencia de T. foetus en los machos”, comentó el Dr. Ramírez-Godínez. “El primer toro que evaluamos resultó positivo, y supimos de inmediato que teníamos tricomoniasis en el estado de Chihuahua. Luego, iniciamos un proyecto de investigación para detectar la prevalencia de la enfermedad”, agregó.

RESULTADOS DEL ESTUDIO EN CHIHUAHUA

En este estudio de investigación se evaluaron 762 toros de 42 distritos en el estado de Chihuahua, y 21,8% de los toros resultaron positivos para tricomoniasis, que según el Dr. Ramírez-Godínez es un nivel de incidencia elevado. Más preocupante aún es una prevalencia superior al 60%. Se consideró que un rodeo era positivo cuando al menos un toro resultaba positivo. Incluso la existencia de un toro infectado en la cabaña puede infectar a todas las vacas del rodeo y hacer que las tasas de preñez disminuyan marcadamente.

“Los dueños de los animales aceptaron los resultados de inmediato pues habían detectado abortos, bajas tasas de preñez y un elevado número de vacas vacías”, comentó el doctor, y agregó que “una vez iniciadas las pruebas de tricomoniasis, nuestras sospechas se confirmaron, y hallamos la explicación”.

Los toros resultaron positivos en 24 distritos de los 42 evaluados en el estado de Chihuahua. No se observaron áreas específicas del estado donde las tasas fueran más elevadas, lo que indica que tricomoniasis se encuentra diseminada en todo el estado de Chihuahua.

COSTOS DESVASTADORES A CAUSA DE LA TRICOMONIASIS

El impacto ecnómico de la tricomoniasis puede ser tremendo en los rodeos infectados.

“En Chihuahua, trabajamos con una cabaña familiar que posee más de 2000 vacas”, comentó. “Evaluamos 150 toros y 58 resultaron infectados. La tasa de preñez osciló entre el 40 y 45%. Desde que se separaron los toros infec- tados y se implementaron cambios de manejo, su tasa de natalidad aumentó al 82%. Con 2000 vacas, estamos hablando de un valor de aproximadamente $500.000 dólares estadounidenses”.

En otra cabaña en Chihuahua que cuenta con 400 vacas, se observaron tasas de preñez en disminución de cerca del 50%. De 50 toros, 18 resultaron positivos y se separaron del rodeo. Hoy la tasa de preñez alcanza el 85%.
“Las pruebas de diagnóstico son el punto de inicio para determinar si existe un problema, y luego se implementan prácticas de manejo para reducir el impacto económico propio del avance de la enfermedad”, expresó. “Sabemos que funciona, porque en la mayoría de los casos, las tasas de preñez han aumentado en 30 a 40%”.

CONTROL DE LA TRICOMONIASIS EN MÉXICO

El control debe comenzar con un programa de evaluación de los toros en todo el territorio mexicano, no sólo en Chihuahua, comentó el Dr. Ramírez-Godínez. En un programa de control exitoso, los resultados de las prueba luego se utilizan para implementar medidas de control de los rodeos. Los toros infectados deben ser separados del rodeo. Se debe evaluar a todo los toros que ingresen al rodeo. En el caso de las vacas infectadas, se debe esperar tres a cuatro ciclos para que eliminen todo rastro de la enfermedad, para luego llevarlas al mismo ciclo reproductivo para ser servidas con toros libres de infección, o bien incluirlas en un programa de inseminación artificial (IA). Se debe verificar su preñez, y las vacas con trastornos uterinos deben ser separadas del rodeo.

“Incluso si los toros resultan negativos, es importante continuar el control del rodeo mediante pruebas periódicas de diagnóstico”, agregó el Dr. Ramírez-Godínez.

PRUEBAS DE DIAGNÓSTICO

El estudio de la Universidad Autónoma de Chihuahua se llevó a cabo en colaboración con Thermo Fisher Scientific, utilizando el equipo de detección VetMaxTM- Gold Trich. Thermo Fisher participó en la capacitación del equipo del laboratorio de diagnóstico en la Universidad con flujo de trabajo para PCR en tiempo real e instrumentación. El flujo de trabajo es crítico para lograr óptima sensibilidad y especificidad en los resultados.

“No hay duda de que la prueba de PCR en tiempo real es la mejor para detectar la infección”, dijo Ramírez-Godínez. “La prueba en sí misma es más costosa que otras opciones de diagnóstico, pero brinda un mayor retorno de la inversión. Cuando uno habla con el productor que ha sufrido el impacto desvastador de la enfermedad, admite que no es costoso en absoluto”.

La PCR en tiempo real es altamente sensibe y precisa, y los resultados se obtienen al día siguiente. Al utilizar los métodos anteriores de cultivos seguidos por microscopía, los resultados tardan semanas porque es necesario tomar tres muestras cada dos semanas.

“El cultivo no es tan preciso como la PCR, con lo cual finalmente se termina sacrificando toros negativos”, agregó. “La PCR en tiempo real es la mejor tecnología con que contamos”.

PRÓXIMOS PASOS

“Ahora que se ha establecido que la tricomoniasis es un problema en México, el primer paso será trabajar con otras Universidades y difundir las pruebas de laboratorio”, dijo Ramírez-Godínez. Luego, se deberán diseñar prácticas de manejo y protocolos para que los productores apliquen al tomar las muestras junto con los pasos a seguir cuando el toro resulta positivo. El Dr. Ramírez-Godínez habló también sobre la necesidad de contar con un programa de eduación acerca de la importancia de las pruebas de laboratorio dirigido a productores y veterinarios.

“Los veterinarios son conscientes de la presencia de tricomoniasis, pero los productores no son entusiastas acerca de las pruebas; por ende debemos acercarnos a ellos y lograr que cambien su forma de pensar”, dijo. “Independientemente del tamaño del rodeo, el productor debe entender mejor la enfermedad, y el importante impacto económico que tiene sobre su establecimiento”.

ARG

Artículo publicado en
Entorno Ganadero 86