Manejos del encogimiento de Alimentos: Reducción de las perdidas por Almacenamiento

bovinos-establo

David Greene
Diamond V

La perdida de alimentos puede ser uno de los principales gastos en una operación lechera. El encogimiento de alimentos puede ser unos de los principales gastos en una lechería. Su impacto, a menudo, puede pasar desapercibidamente cuando la lechería no posee sistemas y protocolos para medir o monitorear los sobrantes. Sin embargo, si la operación no maneja los desperdicio de alimentos activamente, lo que empieza como una perdida anormal se convierte en algo normal dentro de los costos rutinarios de hacer negocios en la operación.

Sin un manejo apropiado del encogimiento, las perdidas monetarias por esto puede amontonarse rápidamente. Por ejemplo, una granja con un hato de 1,000 vacas, donde el costo de alimento es $7.00 US dólares por vaca/día, figura un costo de $25,500 US dólares por año por cada 1% de encogimiento de los alimentos. A un encogimiento o perdida 8%, es un costo adicional de $204,400 US dólares anualmente para el hato.

Que implica un encogimiento de 1% o 8%? Mientras que la fuente más obvia de encogimiento es los ingredientes alimenticios, las perdidas pueden también ocurrir en otros recursos tales como, mano de obra, tiempo y precisión. Por esta razón, resulta útil pensar en el encogimiento como la perdida de recursos que no tienen el potencial de retorno económico.

No es posible obtener un optimo rendimiento económico por cada recurso todo el tiempo, pero es posible mejorar los rendimientos mediante la reducción de las perdidas que resultan de:

  • Evaporación de ingredientes
  • Pérdida de la calidad o integridad de los ingredientes  Contaminación de los ingredientes
  • Error en la formulación de alimentos
  • Error en la carga del mezclador
  • Inconsistencia en la ración
  • Ineficiencia en el uso de la mano de obra o tiempo

Encogimiento “Visible” y “invisible”

Hay una amplia variación en los valores de encogimiento en las granjas lecheras. Algunas operaciones hacen un mejor trabajo en el manejo del encogimiento “visual” tales como, los ingredientes que se pierden por derrame de las palas del monta-carga o ensilaje suelto al frente de la cara del búnker, hoyo o zanja. Otras operaciones realizan un mejor trabajo en la administración del encogimiento “invisible” tales como, errores al carga el mezclador o errores en la formulación de las raciones. La parte más costosa de encogimiento es a menudo invisible.

El encogimiento en las lecherías puede categorizarse en cuatro áreas – forraje, el centro de almacenamiento de los alimentos, carga y mezcla, y los corrales y entrega. En la mayoría de las lecherías, forraje como el ensilaje de maíz y heno, es comúnmente la mayor área de encogimiento. La perdida de forraje puede empezar en el campo antes y durante la cosecha. Sin embargo, aquí nos concentraremos en el almacenamiento, lo cual es fundamental en el manejo de encogimiento de alimentos en la granja lechera.

Cuadro 1 muestra encogimiento comúnmente observado en operaciones que trabajan estrechamente con Diamond V. Algunas de estas granjas hacen un mejor trabajo en reducir encogimiento que otras. Sin embargo, todas estas lecherías tienen aún áreas que mejorar.

Ingrediente Rango (%)
Ensilaje de Maíz 9 16
Heno 12 18
Almacenamiento plano de ingredientes 2.5  – 11
Ingredientes secos voluminosos (semilla de algodón entera) 3.5 13
Almacenamiento vertical o en alto 1.5 7
Sub-productos húmedos 12 20
Promedio observado para todos los ingredientes 8 10
1perdida por encogimiento en cada ingrediente fue observado en 16 granjas lecheras.
2Los valores fueron observado por el curso de un año en granjas lecheras por D. Greene, Diamond V.
Cuadro 1. Valores comunes de encogimiento observado en operaciones lecheras (Greene, 2013).1,2

El adecuado manejo del almacenamiento de los alimentos puede permitir a la lechería disfrutar de los beneficios del cultivo de una buena cosecha. Para minimizar el encogimiento de los alimentos se requiere que todas las tareas sean realizadas correctamente. Problemas que parecen menores son a menudo pasados por alto o son realizados incorrectamente lo que puede resultar en perdidas. Areas de encogimiento prevalentes durante el almacenamiento incluyen:

  1. Fundación pobre o desigual de los montones, bolsas o trincheras de ensilaje
  2. Forraje no embalado apropiadamente
  3. Pobre cubrimiento de los Montones o búnker y agujeros en las bolsas
  4. Raspado de la cara de ensilaje irregular y áspero
  5. Ensilado no previamente mezclado antes de cargar a la mezcladora
  6. La falta de limpieza regular de derrames y ensilado suelto
  7. El corte no estratégico de la cubierta de los montones o búnker al momento de alimentar
  8. Error en la muestra cuando se esta monitoreando materia seca
  9. El no ajustar la materia seca por el efecto de fuertes lluvias
  10. No eliminar suficiente ensilaje de la cara de los búnker o parte superior de las torres de silo

Preparación para el almacenamiento

El manejo de encogimiento de alimentos en el almacenamiento comienza con la completa preparación previa a la cosecha. A menudo, la fundación para los montones, búnker y bolsas son irregulares y ásperas, lo que promueve el desperdicio ya que el área de almacenamiento no se puede mantener adecuadamente limpia. Si la base es suave, es más fácil limpiar cualquier derrame de alimento mientras se esta mezclando lo cual promoverá un buen manejo en el encogimiento de los ingredientes.

El ensilaje y el heno deben ser bien empacado para permitir la adecuada fermentación. Frecuentemente, durante la cosecha, el forraje es cosechado más rápido de lo que pueda ser adecuadamente empacado en el búnker o la bolsa. El empaque inadecuado del forraje resulta en una mala calidad del ensilaje ya que el forraje no fermentará adecuadamente.

Una vez el forraje es cosechado y empacado, debe ser cubierto de inmediato, para impedir que el oxígeno o la lluvia entren en el búnker y causen deterioro del ensilaje. También, los agujeros en las cubiertas o bolsas deben repararse tan pronto como sea posible para evitar la entrada de oxígeno y permitir el inicio del calentamiento y consecuente deterioro de la cosecha.

Raspado liso

El encogimiento también puede ocurrir si el montón o búnker no es raspado correctamente, ya que se expone más superficie, lo que resulta en calentamiento del ensilaje y perdida de energía. Es una buena practica el raspado del forraje ya sea con un rastrillo o con raspador mecánico ya que estos están diseñados para crear una cara de superficie lisa. Además, cuando se utiliza una maquina para el raspado, se aplica una presión hacia abajo contra la cara lo que mantiene la integridad del empaque. El raspado con la pala mecánica usualmente consiste en sacar alimento con la pala con un movimiento hacia arriba para que el ensilaje ceda. Esto permite la entrada del oxígeno en mayores áreas del montón y causa rápido calentamiento del forraje.
El forraje obtenido de la cara debe ser previamente mezclado en una pila central para crear un alimento más consistente que reducirá las variaciones en la ración total mezclada (RTM). Si se produce variaciones, la cantidad de sobrantes será mayor de lo esperado. Si esto ocurre, el sobrante de alimento se considera como encogimiento.

Al trabajar con los búnkeres, fosas o trincheras cubiertas con plástico, es ideal solo remover el plástico que cubre el ensilaje que será utilizado ese día. Esta técnica ayuda a mantener la integridad del ensilaje y minimiza el deterioro del mismo. Sin embargo, para ahorrar tiempo y mano de obra, en operaciones lecheras grandes, es muy común el remover el plástico cada dos días. Este enfoque aumenta el desafío de mantener la materia seca consistente y el prevenir la acumulación de calor.

Contenido de materia seca

La alimentación de ensilaje o heno, requiere determinación del contenido correcto de materia seca. Con frecuencia, las muestras no son obtenidas correctamente. Esto resulta en el uso de valores erróneos de materia seca para la formulación de la ración. Si los valores de materia seca no son precisos, los análisis nutricionales de la ración no serán exactos o los kilos totales de RTM sobre la base de alimento serán errados. Los sobrantes de alimentos aumentarán como resultado de esto.

Los valores erróneos de materia seca (MS) son muy comunes cuando llueve y el contenido de MS no es ajusta consecuentemente. Una manera eficaz de controlar el contenido de MS del forraje es usando un deshidratador de alimentos para secar todas las muestras de forraje durante la noche. Una vez secas, el contenido exacto de MS puede ser anotado y las raciones pueden ser ajustadas con precisión cada día.

Es muy importante remover suficiente forraje de la cara (bolsa, búnker, o montón) o de la parte superior (torre) del ensilaje cada día para prevenir pérdida de MS. El promedio de pérdida de MS para diferentes sistemas de almacenamiento de acuerdo con la cantidad de forraje removido de las caras aparece en el cuadro 2. En un búnker, bolsa, o sistema de torre, la perdida de MS puede reducirse considerablemente si reducimos suficiente ensilaje y mantenemos una cara lisa.

Sistema de Almacenamiento MS (%)
Búnker/bolsa de ensilaje (menos de 12 cm./día) 11
Bunker/bolsa de ensilaje (más 12 cm./día) 5
Torre silo (heno) 11
Torre silo (ensilaje de maíz, planta completa) 4
Cuadro 2. % (MS) perdido por sistema de almacenamiento (Clark, 2010).3

Existen muchas áreas en una lechería donde el encogimiento puede ocurrir. Las cuatro principales son:

  • Forraje (antes, durante, y después de la cosecha)
  • En el centro de almacenamiento de los ingredientes
  • Durante la carga y la mezcla de la RTM
  • Y en los corrales durante y después de la entrega del alimento

Determinar donde el encogimiento esta ocurriendo en su operación es la clave para manejarlo. Luego, asignar un programa de manejo de encogimiento total será el recurso para un optimo rendimiento. Los objetivos y protocolos deben estar por escrito para minimizar encogimiento. Todos, dese el equipo directivo hasta los alimentadores necesitan seguir estos protocolos y deben estar comprometidos a alcanzar los objetivos predeterminados. Un sistema de lista de verificación es una buena herramienta para ayudar a supervisar y manejar las cuatro mayores áreas de encogimiento, comenzando con el forraje y el almacenamiento.

Para obtener más información sobre el manejo de encogimiento en su hato lechero, comuníquese con su representate de Diamond V.

Referencias

  1. Brouk, M.J. 2009. Don’t let shrink kill you with high feed prices.
  2. Bernard, J.K. 2012. Reduce Feed Shrink, www.agweb.com/article.
  3. Clark, J. 2008. Forage Feed Out Losses for Various Storage Systems, University of Wisconsin Focus on Forage.

direccion-diamond