Mejores prácticas para preparar a los cerdos para el sacrificio

leptospirosis-cerdos

Después de todo el arduo trabajo de elegir la genética adecuada, los galpones, el ambiente, las vacunas, el alimento, los suplementos nutricionales y el manejo diario, el resultado final y los últimos momentos de la vida de un cerdo son una influencia crucial en la carne. Las prácticas de los productores pueden facilitar una transición suave para la planta de procesamiento. Como con frecuencia se dice en las clases de entrenamiento en las granjas y las plantas, criar y procesar cerdos es un trabajo de equipo. Justo como en el futbol americano, el béisbol o el soccer, cada miembro del equipo juega un papel clave importante y cada paso que es exitosamente controlado ayuda a asegurar la carne más fina para nuestros clientes.

Aquí hay algunas prácticas simples que pueden facilitar una experiencia positiva para el ganado:

  • Confiar en la gente: Independientemente de la edad, raza, sexo o la panta en donde los cerdos serán sacrificados y procesados, asegurarse de que los animales confían en la gente es crítico. Si un empleado de la planta camina hacia un corral de cerdos que confían en la gente, los cerdos con frecuencia se acercarán con impaciencia y no dudarán de interactuar. Algunas veces, los cerdos que están confortablemente descansando simplemente continuaran descansando. Aquellos que temen a la gente, con frecuencia gruñirán con sorpresa y se dispersarán cuando ven un humano. Una respuesta de miedo puede ser una señal de previa exposición a un pobre manejo y a maltrato general por parte de los humanos. El miedo se traduce en hematomas, lesiones y carne PSE (pálida, suave y exudativa) durante el procesamiento.
  • Caminando en los corrales: En la granja y en los corrales de reposo de la planta, los cerdos usualmente no pueden ver los pies de los empleados, ya que los corrales tiene paredes que llegan a una altura de la cintura. Aun así, estos animales necesitarán estar familiarizados con un pie humano, puesto que la mayoría serán llevados por un empleado desde el camión hasta el corral de reposo, y después del corral de reposo a la línea de sacrificio. Si todo lo que pueden la mayor parte de su vida es la parte superior de los humanos, esta nueva experiencia puede ser muy atemorizante. Caminar calmadamente en los corrales en forma rutinaria y manejar a los cerdos al dirigirlos a la báscula, sitio de vacunación o lugar alternativo de alimentación con paredes o pasillos (especialmente para cerdos de pastoreo) puede ayudar a asegurar que los cerdos estarán “preparados” para el ambiente de la planta.
  • Manejar a los cerdos calmadamente: Si los cerdos nunca han experimentado “gritos” o comportamiento humano negativo, es agradablemente obvio, que usualmente se moverán fácilmente con un comportamiento calmado. Algunas veces, cuando un empleado está vaciando un corral de cerdos y los guía hacia la línea, parece que los animales están “leyendo la mente” del operador. El manejo parece impecable y relajado. Los cerdos que temen a los humanos entrarán en pánico, lo cual usualmente está acompañado de correr, amontonamiento y chillidos ruidosos. Estos animales son más propensos a experimentar ansiedad y nerviosismo durante el manejo en la planta. Los cerdos son más propensos a resbalones o caídas, lo cual puede resultar en lesiones o cerdos no ambulatorios. Este estrés de último minuto puede causar carne PSE, hematomas y recortes de degradación, lo cual al final le cuesta al productor, ¡y al cerdo ni se diga!
  • Conductores de una sola fila: La diferencia interesante con los cerdos de pastura es que ellos están mucho más al tanto de lo que los rodea y operan con una mentalidad de supervivencia de “manada”. Si los productores están criando cerdos de pastura y los procesan en un alto volumen en la planta que utiliza un conductor de una sola fila para la inmovilización eléctrica, los cerdos necesitan estar familiarizados con el conductor de una sola fila antes de llegar a la planta. Si no, los animales pueden negarse y ser más difíciles de mover. Por esta razón, y debido a que los cerdos prefieren ser manejados en grupos, muchas plantas han adoptado el sistema de inmovilización con CO2, el cual permite que los animales se muevan en grupos de 5-7 dentro de las góndolas, reduciendo grandemente la necesidad de usar herramientas de manejo tales como paletas y chicharras eléctricas. De hecho, Premium Standard Farms en Estados Unidos, tiene las chicharras eléctricas colgando de la pared como un recuerdo, ya que desde que se instaló el sistema de inmovilización con CO2, ¡ya no se usan estas herramientas! (AMSA RMC Prodeedings 2006, pg. 75-76).
  • En espera del transporte: En 2007, Kowi, una operación de cerdos en México, midió varios parámetros de la carne y determinó que la cantidad de carne con PSE en los productos terminados variaba de acuerdo a la granja. Cuando la granja con la incidencia más baja de PSE fue interrogada sobre los procedimientos que usaban, se descubrió que el día anterior al transporte, los cerdos eran movidos a un corral provisional y mantenidos ahí durante la noche. Esto familiarizaba a los animales con el movimiento a un nuevo ambiente, reduciendo grandemente el estrés asociado con la subsiguiente experiencia de carga del camión y transporte. El tiempo típico de dietado era 24 horas antes del transporte. También, los operadores de manejo de animales en la planta recibieron entrenamiento para asegurar un manejo calmado y el sistema de CO2 fue modificado para mejorar el movimiento del animal. El resultado fue una reducción en las pérdidas por escurrimiento y características PSE para los productos de cerdo.
  • Transporte de “compañeros”: En 2006, en la Conferencia Recíproca de la Carne de la Asociación Americana de Ciencia de la Carne (RMC-AMSA, por sus siglas en inglés), Matt Ritter y el Dr. Mike Ellis reportó los resultados de varios estudios de transporte y su impacto en la incidencia de lesiones, cerdos no ambulatorios y muertos. Los investigadores determinaron que transportar a los cerdos que no se mezclaban (compañeros de corral) versus cerdos mezclados (combinados de varios corrales) reducía las pérdidas de transportación (mezclados: 0.37% de pérdida vs. No mezclados: 0.18% de pérdida; AMSA RMC Proceedings 2006, pg. 29-32).
  • Densidad reducida del remolque: En la misma presentación de la conferencia RMC 2006, el Dr. Ellis reportó los resultados de varios estudios de transporte que indicaron que el espacio del piso de los remolques tiene un gran impacto en la incidencia de lesiones, cerdos no ambulatorios y cerdos muertos. Ritter comparó los efectos de dos diferentes remolques con diferentes espacios de piso, de 0.39 m2 (4.2 sq. ft.) vs. 0.48 m2 (5.17 sq. ft.) /por cerdo, y mostró que al brindar más espacio en el piso durante el transporte, las pérdidas totales al arribo a la planta (cerdos muertos y no ambulatorios) se reducía de 0.88% a 0.36%+0.16%: P < 0.05. En un estudio subsiguiente que comparó 6 diferentes remolques con cargas variando desde 188 cerdos por remolque hasta 144 cerdos por remolque y espacio de piso de 0.40 m2 (4.3 sq. ft.) a 0.52 m2 (5.6 sq. ft.). Se determinó que las pérdidas totales eran minimizadas si las cargas de los remolques se mantenían en 169 cerdos o menos y el espacio del piso del remoque era de 0.46 m2 (4.95 sq. ft.)/por cerdo o mayor. El peso promedio por cerdo fue de 130.75 kilos (288 libras) para este estudio. Ritter también determinó que para prevenir pérdidas de cerdos, el reducido espacio de piso era más crítico en los meses de verano, pero no en el invierno (AMSA RMC Proceedings 2006, pg. 29-32).
  • Minimizar el hacinamiento de transporte en invierno: En la Conferencia de Manejo Animal de NAMI en octubre de 2015 en Kansas City, MO, EE. UU., Jason McAlister habló sobre su “paseo con los cerdos” durante el invierno. Jason trabajó con Triumph Foods y dijo que actualmente, sus cerdos de mercado pesaban alrededor de 120 kg. (Verano) y 140 kg. (Invierno). Diferente a muchos establecimientos de cerdos de mercado, Triumph Foods tiene una carga máxima para semi-remolques de 180 cerdos (para cerdos de peso ligero como los de promedio de 120 kg.) con la mayoría de los remolques promediando 155 animales para los animales típicamente más pesados. Esto asegura que los cerdos tienen amplio espacio para el camino. La planta se localiza en Missouri, así que las condiciones del clima incluyen veranos cálidos e inviernos fríos. Al limitar las densidades de los remolques de transporte, Triumph Foods ha reducido grandemente la probabilidad de tener cualquier cerdo lesionado o fatigado, y ha reducido el número de cerdos muertos. Triumph Foods determinó que un cerdo con daño por congelación en remolques sobrecargados podrí costar hasta 15 kilos de pérdida por recorte por animal. Esta pérdida es deducida de las ganancias del productor. Lo que cuesta transportar menos cerdos es mucho menos de lo que se ahorra desde un punto de vista económico y de bienestar animal,
  • Dietado antes del transporte: En 2006, en la Conferencia Recíproca de la Carne de la Asociación Americana de Ciencia de la Carne (RMC-AMSA), Matt Ritter y el Dr. Mike Ellis indicaron que dietar a los cerdos antes de su transporte puede tener un impacto en la incidencia de cerdos lesionados, no ambulatorios y muertos. Los estudios mostraron que al retirar el alimento 24 horas antes del transporte, las pérdidas se reducían un 50% (0.36% vs. 0.18%). Es interesante notar, cuando Jason McAlister observó el transporte delos cerdos de 5 horas, él notó que aproximadamente un 25% experimentaban mareos y regurgitaban, otra razón para limitar el consumo de alimento antes del transporte. ¡Los cerdos están cómodos y llegan sanos y salvos!

La conclusión es: un cerdo calmado producirá la más alta calidad de cerdo. La meta es asegurarse que la cría y el manejo son administrados para cada animal.

Referencias
American Meat Science Association Reciprocal Meat Conference Proceedings 2006, pg. 29-32.
American Meat Science Association Reciprocal Meat Conference Proceedings 2006, pg. 75-76.

Fuente:carnetec.com