Muestreo adecuado

vacas_comiendo

El primer paso para la formulación y la alimentación de una ración apropiada

El mes pasado tuvimos la oportunidad de trabajar con un nutricionista en una granja lechera que estaba experimentando una ligera depresión en la grasa en leche y fluctuaciones en la producción. Previo a nuestra visita, el nutricionista nos envió las dietas actualmente en uso.

Las dietas del ganado aparentaban estar correctamente formuladas y siguiendo recomendaciones. El nutricionista afirmó que no se habían producido cambios en el forraje o ingrediente y que las vacas habían estado comiendo la misma ración base durante los últimos cuatro meses.

Así mismo, el programa software de alimentación mostró que el alimentador estaba alimentado dentro de las tolerancias de desviación de los ingredientes establecida en la granja lechera y la ración esta mezclada adecuadamente. Todo el mundo nos decía que nada había cambiado. Todo el mundo, excepto las vacas.
Rutinariamente, la granja lechera, toma medidas de la materia seca y el administrador no tardó en señalar que hubo pocos cambios en la materia seca de los ensilajes de maíz y heno. Preguntamos si podíamos revisar los análisis individuales de laboratorio para los ingredientes. Sin embargo, el último análisis de nutrientes fue realizado cinco meses atrás.

También descubrimos que había considerable “desvío del protocolo” en la técnica de muestreo del alimentador.

Falso sentido de seguridad

Es fácil obtener una falsa sensación de seguridad cuando la materia seca del forraje no cambia dramáticamente. El análisis de nutrientes no va a cambiar mucho, ¿no? Bueno, puede cambiar y lo hace.

Nos gusta evitar el costo de monitoreo de los ingredientes y cambios de nutrientes de la ración. O podríamos vernos ocupados con otras tareas diarias y olvidarnos de enviar las muestras al laboratorio. Pero para óptima formulación y alimentación de la ración dependemos del conocimiento de los ingredientes y del muestreo apropiado de estos.

En la conferencia 2014 Tri State Dairy Nutrition esta primavera, el Profesor Bill Weiss de la Universidad Ohio State (http://ansci.osu.edu/our-people/william- weiss) destacó la importancia del muestreo apropiado de los ingredientes. Dr. Weiss indicó que la variación en las muestras representan 30-70% de la variación total de la materia seca, fibra neutro detergente, almidones y proteína cruda en la granja.

Un muestreo rutinario con la técnica adecuada reduce la variación en la ración. Existen diferentes técnicas de muestreo para los diferentes tipos de almacenamiento de ingredientes.

Muestreo de búnker

En el muestreo de ensilaje en bunkers, no remover material directamente de la cara debido al riesgo de derrumbes o “avalanchas”. Siga los siguientes pasos para un muestreo más seguro y preciso:

  1. Mantenga una distancia segura alejada de la cara del ensilaje, preferiblemente al menos dos veces tan lejos como la altura del búnker.
  2. Rastrillar la cara del ensilaje y mezclar en un mezclador limpio de RTM, si no hay un mezclador disponible, mueva el ensilaje hacia una pila central.
  3. Dispersar a lo alargo el ensilaje en un montículo.
  4. Colectar de 10 a 15 puñados de ensilaje para crear la muestra– hacer unmovimiento de la mano hacia arriba para prevenir la perdida de partículas pequeñas (una pala pequeña de juguete, con fondo plano, funciona aún mejor) – luego colocar la muestra en un cubo limpio de 20 litros.
  5. Mezclar la muestra en el cubo y volcar el contenido sobre una superficie limpia.
  6. Dividir la pila en cuatro secciones y colocar todo el contenido de una de las sección en una bolsa de muestra, asegurándose de que todo el material de la sección termine en la bolsa, incluyendo todas las partículas finas.

Muestreo de bolsas

Evitar tomar muestra directamente en la cara o parte delantera de la bolsa de ensilaje debido a la limitada área que esta representa. Existe el potencial de parcialización del muestreo debido a que las partículas más grande pueden adherirse a la cara del ensilaje. Por el contrario, tome muestras durante la extracción del ensilaje de la bolsa para la preparación de los alimentos. Tomar múltiples muestras de 2 o 3 cargas y siga los pasos 4, 5, y 6 descritos anteriormente.

Muestreo de silo vertical

Tomar una muestra de 8 o12 litros de ensilaje poco después de empezar el llenado y otra vez al final del llenado del silo. Tenga cuidado al colectar las muestras asegurándose que todas las partículas pequeñas estén debidamente representadas. Seguir el procedimiento de sub-muestreo anterior.

Muestreo de heno empacado

Cuando se toman muestras de grandes fardos de heno – aquéllos que pesen más de 454 kg – muestree 12-14 fardos por camión o cada 20-24 toneladas cosechadas. Tome las muestras del centro de las pacas o la masa del heno, evitando los 5 cm exteriores de la superficie de la masa. Coloque el contenido completo del centro en la bolsa de muestra y no realizar sub-muestra. Existe un alto riesgo de pérdida de partículas finas cuando sub-muestreamos heno seco empacado, esto parcializaría el muestreo.

Desarrollo de proceso estándar de operación para muestreo

Una técnica de muestreo apropiada reduce errores durante el muestreo. Una granja lechera puede evaluar el progreso en la reducción de errores mediante el desarrollo y el seguimiento de un procedimiento escrito de operativos estándar (SOP, siglas en ingles). Una buena recomendación obtenida en la conferencia Tri-State:

  1. Tomar 4 muestras de una sola fuente de forraje en un periodo de tiempo relativamente corto – durante 1 semana o durante 1 día dependiendo del tamaño de la granja lechera y la tasa de alimentación de esta – siguiendo el SOP.
  2. Enviar las muestras a un mismo laboratorio para analizar materia seca (MS) y fibra neutro detergente (FND).
  3. Mediante el análisis de laboratorio, calcular la desviación estándar (SD) y el coeficiente de variación (CV) de los nutrientes.

Basado en datos recaudados por la Universidad Ohio State, una buena técnica de muestreo del forraje tendrá un CV menor de 4%. Una vez que la granja lechera ha desarrollado e implementado una buena técnica de muestreo de forraje y SOP, la mejor práctica será revisar el procedimiento anualmente.

El objetivo de cada miembro del equipo lechero, desde el nutricionista hasta el alimentador, es proporcionar una ración consistente y de alta calidad para optimizar la salud de la vaca y su producción de leche. Incluso bajo las mejores practicas de manejo, no es posible reducir todas la variaciones que pueden ocurrir en la operación lechera. La vaca inevitablemente experimentara cambios – forrajes, formulación de la dieta, manejo, medio ambiente, condiciones climáticas extremas, etc.

Alimentando un producto completamente natural, promovedor de la salud ruminal, comprobado por investigaciones, como Diamond V Original XPCTM puede ayudar la vaca a mantener un alto rendimiento y salud a través de todas los períodos de cambios. Para más información, por favor comuníquese con su representante de Diamond V.

direccion-diamond