Nutrición de Metionina y Cisteína en Ponedoras

granja-aves

Con Enfasis en la Nutrición de las Fuentes de Metionina

Andreas Lemme.
Carlos de la Cruz.
Evonik.

Información Clave

  • La metionina es un aminoácido esencial que puede fácilmente convertirse en un factor limitante en el rendimiento debido a su bajo contenido en las materias primas del alimento.
  • La metionina es un precursor del aminoácido no esencial cisteína (Cys), que por lo general también es deficiente. La cisteína participa en varias reacciones metabólicas y sus niveles son particularmente altos en la proteína de las plumas.
  • La metionina no solamente es necesaria para varias funciones metabólicas, sino que también es fundamental para la síntesis de proteínas.
  • La división de la metionina y la cisteína de la dieta en el organismo se basa en determinadas prioridades. Los requerimientos para el mantenimiento de las funciones metabólicas vitales (mantenimiento) y la producción de huevos (número de huevos) tienen mayor prioridad, mientras que los requerimientos para el crecimiento de las plumas y la ganancia de peso son menos prioritarios. Esto afecta la determinación de los mismos.
  • Las recomendaciones más robustas derivan de meta-análisis de un gran número de ensayos de respuesta a dosis individuales. Tomando como base los meta-análisis se determinó una recomendación de 415 mg/d metionina y 756 mg/d Met+Cys digestibles para ponedoras.
  • Existen varias fuentes de metionina disponibles en el mercado.
  • Revisiones bibliográficas exhaustivas indican un 65% de biodisponibilidad relativa del hidroxianálogo líquido de metionina en relación a la DL-Met tomando como base el peso (kg:kg), independientemente de la presentación del producto (líquido o sal de Calcio) y de la especie animal.
  • Un diseño experimental sencillo reemplazando MHA por DL-Met a una relación de 100:65, confirmó esta recomendación. También se ha encontrado que la sobreestimación de la biodisponibilidad relativa de productos de MHA puede causar deficiencia marginal de Met+Cys en gallinas ponedoras, lo que resulta en una mayor incidencia de picoteo de las plumas y canibalismo.

Introducción

En la industria de la producción de huevos se han logrado grandes avances en el rendimiento de las ponedoras en los últimos años. En la 9ª comparación de líneas genéticas celebrada en Baviera, Alemania, Damme y Urselmans (2014) reportaron una producción promedio de 327 huevos en 365 días en ponedoras blancas híbridas, mantenidas en el sistema de galpón, mientras que las híbridas rojas o marrones tuvieron un rendimiento ligeramente inferior, con un promedio 301 huevos en 365 días. El peso promedio de los huevos presentó poca diferencia, con 64,7 y 64,8 g/huevo para las ponedoras blancas y rojas, y un consumo de alimento de 124,7 y 125,2 g/d, respectivamente. Simon y Stegemann (2014) relataron un rendimiento similar en ponedoras mantenidas en grupos pequeños.

En este sistema, las ponedoras blancas pusieron 330 huevos con un peso de 64,5 g cada uno, mientras que las rojas pusieron 324 huevos con 64,8 g cada uno, y el consumo de alimento fue de 116,7 y 120,3 g/d, respectivamente. Para alcanzar estos niveles de rendimiento es especialmente importante que el suministro de nutrientes y energía sea optimizado, ya que según Damme (2014), el costo del alimento representa aproximadamente del 40 al 55% del costo total de la producción, dependiendo del sistema de producción y del cálculo. Satisfacer los requerimientos de aminoácidos es de suma importancia, sobre todo si se considera que un huevo de 65 g tiene aproximadamente 7,5 g de proteínas, de las que 0,53 g corresponden a la lisina, 0,26 g a la metionina y 0,45 g a la metionina y a la cisteína (Met+Cys).

En comparación con las aves en crecimiento, la estimación de las necesidades nutricionales y sus respectivos contenidos de nutrientes en la dieta de las gallinas ponedoras sufre la influencia de algunos elementos. Considerando que los aminoácidos azufrados metionina (Met) y cisteína (Cys) desempeñan funciones específicas, la primera parte del artículo discute cómo estimar los requerimientos de Met + Cys de las ponedoras y cómo suplir estos requerimientos a través del alimento. La segunda parte se centra en los aspectos particulares de las diferentes fuentes de metionina en la nutrición de las gallinas ponedoras.

¿Por qué la metionina es tan especial?

La metionina tiene varias funciones importantes en la nutrición. Su función principal es la de ser la base para la síntesis de proteínas. El organismo sintetiza continuamente proteínas que pueden ser depositadas en el huevo, en los tejidos corporales y en las plumas; también se pueden utilizar como proteínas funcionales, como por ejemplo en forma de enzimas.

La síntesis de proteínas es la traducción del código genético en las cadenas de aminoácidos (péptidos), que eventualmente forman una estructura tridimensional característica de cada proteína. Esta síntesis se lleva a cabo a nivel celular mediante la unión secuencial de los aminoácidos entre sí, de acuerdo con el código genético. Un total de 20 aminoácidos proteogénicos diferentes se utilizan para la síntesis de las proteínas, que pueden tener cadenas de aminoácidos muy largas. Diez de estos aminoácidos se consideran esenciales porque el organismo no tiene la capacidad de sintetizarlos y, por lo tanto necesitan ser aportados a través del alimento. La metionina es un aminoácido esencial. Cuando un aminoácido en particular no está disponible en el lugar y en el momento en que la proteína se sintetiza, este proceso se interrumpe inmediatamente y la proteína no se produce más. No hay forma de evitar o compensar esta falta de un aminoácido.

El contenido de metionina en ingredientes típicos de los alimentos es muy bajo en comparación con su requerimiento diario y, por lo tanto, la metionina es generalmente el primer aminoácido limitante para la síntesis de proteínas si las dietas no se suplementan con una fuente adicional. El contenido del aminoácido Cys también es muy bajo en las materias primas más comunes de los alimentos y por consiguiente, puede limitar la síntesis proteica y el rendimiento. Sin embargo, la Cys no es esencial y se puede sintetizar a partir de la metionina. Por consiguiente, la deficiencia de Cys se puede superar con eficacia mediante el aporte adecuado de metionina. Debido a esta relación entre los requerimientos de metionina y cisteína, la Met y la Cys deben ser consideradas en conjunto, porque el uso de Metionina depende también del suministro de Cys. Algunas proteínas tienen un alto contenido de Cys, especialmente las proteínas de las plumas que contienen aproximadamente cinco veces más Cys que Metionina. La metionina también realiza funciones esenciales específicas en el metabolismo.

El papel de la metionina como donante de grupos metilo (CH3) es considerado uno de los más importantes. El ATP es la unidad más importante para la transferencia de energía, seguido por los grupos metilo. Un ejemplo de cómo la metionina puede transferir grupos CH3 es la síntesis de creatina. Este proceso libera homocisteína, que puede ser reciclada en metionina o convertida a Cys. El ciclo de la homocisteína es esencial para el metabolismo y pone de relieve la importancia del suministro estable de metionina porque el ciclo no se puede realizar más que de 3-6 veces.


Figura 1: Ciclo de la homocisteína y las vías para la síntesis de proteínas, su función como donante de grupo metilo y como un precursor de la cisteína que tiene sus propias funciones metabólicas.

metionina-evonik-1


El método factorial como método para determinar los requerimientos y las recomendaciones

En el enfoque factorial, el requerimiento total de Met+Cys se desglosa en requerimientos para diferentes propósitos. Las recomendaciones de aminoácidos alemanas de GfE (1999) aplican parcialmente este concepto. En primer lugar, se determina el requerimiento de mantenimiento, en otras palabras, solamente lo necesario para mantener todas las funciones vitales esenciales de la gallina ponedora. El requerimiento de mantenimiento es una función del peso vivo, que continúa aumentando en las primeras etapas de la postura.

A partir de aproximadamente las 20 semanas de edad, el requerimiento de Met+Cys para mantenimiento de una ponedora adulta permanece relativamente constante (Figura 2). El requerimiento para la producción de huevos (GfE 1999) se basa en la cantidad de Met+Cys excretada con los huevos producidos, teniendo en cuenta un determinado coeficiente de utilización. Por lo tanto, la suma de los requerimientos para el mantenimiento y para la producción de huevos corresponde al requerimiento total de Met+Cys y se sabe que un 20% corresponde al requerimiento para el mantenimiento.


Figura 2: Requerimientos de Met+Cys de ponedoras tomando como base el abordaje factorial, utilizando factores clave del GfE (1999) combinados con las curvas de crecimiento y de rendimiento de ponederas Lohmann LSL.

metionina-evonik-2


En la actualidad, las dietas deben formularse sobre la base de aminoácidos digestibles, este abordaje, no obstante, ignora dos factores que pueden ser decisivos en la evaluación global de los requerimientos de aminoácidos durante el período de postura.

Como se mencionó anteriormente, las ponedoras aún están creciendo, especialmente durante el inicio de la postura, lo que pone de relieve la necesidad de que haya un suministro suficiente de Met+Cys en el alimento. Al final de la postura puede haber una ligera ganancia de peso debido a la deposición de grasa. El crecimiento y el mantenimiento de las plumas también puede aumentar los requerimientos de Met+Cys de manera significativa, considerando que el contenido Met+Cys de las plumas es de aproximadamente un 4% (3,4% Cys). El GfE (1999) no estableció por separado los requerimientos para el crecimiento y el emplume, sin embargo se enfatizó el uso de Met+Cys presenta diferentes prioridades en el metabolismo de la gallina.

El mantenimiento y la producción de huevos (reproducción) son obviamente prioritarios y se mantienen durante el mayor tiempo posible. En caso de una ligera deficiencia de Met+Cys, la primera reacción de las aves será la disminución del crecimiento corporal y de las plumas, así como el tamaño y el peso de los huevos. Este efecto se demostró en un estudio con ponedoras Lohmann Brown (Figura 3; Lemme et al., 2004).


Figura 3: Relación dosis-respuesta entre la producción de huevo, peso de huevo (izquierda), el emplume (al final del experimento, 5 = sin plumas, 0 = muy bueno), peso corporal de la ponedora Lohmann Brown y niveles crecientes de metionina + cisteína digestibles en la dieta (semanas 22-46; Lemme et al, 2004).

metionina-evonik-3


En los gráficos, los niveles de Met+Cys digestibles en la dieta se reducen de derecha a izquierda. Inicialmente, la producción promedio de huevos disminuyó ligeramente del 91,4% al 89,6%, pero luego cayó drásticamente llegando a solamente el 57,2% en el nivel más bajo de Met+Cys. Al mismo tiempo, el peso promedio de los huevos se redujo de 64,1 g a 57,8 g. Los resultados de este experimento muestran también que la calidad del emplume empeoró a medida que el suministro de Met+Cys disminuyó.

Los datos indican que no solamente las ponedoras tuvieron un crecimiento más lento con el nivel más bajo de Met+Cys, sino que también perdieron peso. El gráfico a la derecha de la figura 3 confirma que un suministro inferior al ideal afecta negativamente la calidad de las plumas y el crecimiento. Otros estudios, como el publicado por Daenner y Bessei (2002), confirman estos hallazgos.

Ensayos de dosis-respuesta

Aunque el abordaje factorial hace posible calcular los requerimientos, el mismo presenta algunas deficiencias que no permiten arribar a una conclusión exacta acerca de los requerimientos. Como se dijo antes, se deben tener en cuenta todos los procesos que requieren Met+Cys, como el crecimiento y el emplume. Por otra parte, los factores de conversión y los requerimientos de mantenimiento presentan puntos inciertos.

Un método alternativo para determinar los requerimientos es el ensayo de dosis-respuesta. La figura 3 muestra un ejemplo: diversos parámetros de rendimiento de diferentes grupos de ponedoras alimentados con niveles crecientes de Met+Cys se evaluaron mediante el análisis de regresión. Esto proporciona una visión general de cómo las ponedoras responden a los niveles crecientes de suministro en diferentes condiciones experimentales, y qué nivel maximiza el rendimiento. La ventaja es que las curvas de respuesta ya consideran todos los componentes del requerimiento, incluyendo las prioridades fisiológicas.

La desventaja está en que los varios ensayos de dosis-respuesta realizados en diferentes instituciones, a menudo no llegan a las mismas conclusiones ya que estas diferencias pueden ser evidentes, pero a veces están ocultan en las condiciones experimentales. Por lo tanto, combinar los resultados de varios experimentos publicados en la literatura en un meta-análisis puede dar una indicación más robusta del requerimiento. La figura 4 muestra un ejemplo de un meta-análisis de 19 ensayos de alimentación. Al usar este abordaje y un modelo de regresión exponencial se determinó un requerimiento de 65.75 mg de Met+Cys digestibles/MJ de EM/día para maximizar la masa diaria de huevos.


Figura 4: Requerimiento de Met+Cys digestibles/MJ de energía metabolizable (EM)/día para maximizar la masa diaria de huevos según un meta-análisis de resultados de la literatura (Lemme, 2009).

metionina-evonik-4


Se puede emplear este tipo de evaluación para determinar las recomendaciones del suministro ideal de aminoácidos en ponedoras. Las recomendaciones de Evonik Nutrition & Care GmbH se muestran en la Tabla 1. La ingesta ideal diaria de Met+Cys digestibles se estimó en 756 mg, en particular, en el periodo entre el inicio de la postura hasta las 45 semanas. Un estudio reciente realizado por Van Krimpen et al. (2015), sobre la base de estos resultados experimentales, recomienda 670 mg/d para maximizar la masa de huevo.

Estos autores utilizaron un modelo matemático diferente y no tuvieron en cuenta el contenido de energía del alimento en su evaluación. En la formulación práctica de las dietas se consideran aspectos adicionales basados ​​en la experiencia práctica para el ajuste fino del contenido de nutrientes de los alimentos.


Tabla 1: Requerimientos de aminoácidos digestibles para gallinas ponedoras y contenidos ideales en el alimento de acuerdo con la ingesta diaria de alimento.
  Lys dig. Met dig. Met+Cys dig Thr dig. Trp dig. Arg dig. Ile dig. Val dig.
Relación ideal para Lys 100 50 91 70 21 104 80 88
Ingesta, mg/d 831 415 756 582 174 864 665 731
  Aminoácidos digestibles g/ kg de alimento
Ingesta de alimento. g/d            
80 10,39 5,19 9,45 7,27 2,18 10,80 8,31 9,14
85 9,78 4,89 8,90 6,84 2,05 10,17 7,82 8,60
90 9,23 4,62 8,40 6,46 1,94 9,60 7,39 8,12
100 8,31 4,15 7,56 5,82 1,74 8,64 6,65 7,31
105 7,91 3,96 7,20 5,54 1,66 8,23 6,33 6,96
110 7,55 3,78 6,87 5,29 1,59 7,86 6,04 6,65
115 7,23 3,61 6,58 5,06 1,52 7,51 5,78 6,36
120 6,92 3,46 6,30 4,85 1,45 7,20 5,54 6,09

Incluso una ligera deficiencia puede hacer la diferencia

Es posible afirmar que en general, las formulaciones de alimentos utilizadas en la actualidad contienen niveles suficientes de nutrientes para permitir un alto rendimiento. No obstante, algunos lotes de ponedoras presentan emplume insuficiente, además de picoteo de las plumas y canibalismo. Esta problemática puede tener diferentes causas, lo que exige una evaluación detallada de las condiciones existentes. Uno de los factores importantes puede ser el suministro de aminoácidos azufrados Met y Cys.

En ciertas condiciones, los requerimientos de alto rendimiento pueden no estar completamente satisfechos. Por ejemplo, ciertas reacciones inmunes o efectos en el metabolismo del mantenimiento pueden aumentar los requerimientos de Met+Cys, disminuyendo así la disponibilidad de Met+Cys para el mantenimiento y el crecimiento de las plumas. Esto puede resultar en un deterioro del emplume e incluso ser la causa del picoteo de las plumas. Como se mencionó anteriormente, el mantenimiento y la producción de huevos son fisiológicamente prioritarios, mientras que el crecimiento corporal al inicio de la postura y el crecimiento de las plumas son secundarios. Las reacciones inmunológicas generalmente aumentan el requerimiento de aminoácidos debido a la naturaleza proteica de las inmunoglobulinas.

El estrés oxidativo que está relacionado con la defensa y la eliminación de los radicales libres en el metabolismo, también puede aumentar el requerimiento de Cys, ya que la Cys es necesaria para la síntesis de glutatión, un compuesto utilizado para eliminar los radicales libres. Por otra parte, un aumento del requerimiento de los grupos metilo para ciertas funciones metabólicas también incrementa la demanda de metionina.

Teniendo en cuenta estas incertidumbres, los nutricionistas utilizan márgenes de seguridad adicionales en la formulación de las dietas. Estos márgenes de seguridad también se aplican para dar cuenta de las variaciones nutricionales en los ingredientes del alimento. Por último, el contenido de metionina de los alimentos completos (Cys por lo general no está indicada en la etiqueta) en Europa debe ser garantizado a través del análisis. Hoy en día, las capacidades analíticas permiten que los márgenes de seguridad incluidos para compensar la variación de los nutrientes se reduzcan a un mínimo, lo que ayuda a optimizar los costos de la alimentación. Sin embargo, esto puede causar un suministro insuficiente de Met+Cys en condiciones adversas. Otro factor importante en esta ecuación es la evaluación nutricional de las fuentes de metionina.

Existen varias fuentes de Metionina disponibles en el mercado

Mientras que las recomendaciones para ponedoras son de 415 mg/d de metionina digestible y 756 mg/d de Met+Cys digestibles, no es posible alcanzar estos niveles en los alimentos con los macro-ingredientes del alimento. Por consiguiente, los alimentos de ponedoras actualmente se suplementan con fuentes de metionina. Existen diferentes productos en el mercado con ese propósito, pero presentan propiedades químicas y fisiológicas significativamente diferentes.

La DL-metionina fue la primera fuente de Metionina establecida en el mercado. Desde un punto de vista químico, la DL-Met contiene el aminoácido metionina puro.

Sin embargo, solamente el isómero L de los aminoácidos se incorpora directamente a las proteínas. Sin embargo, el metabolismo del animal es capaz de convertir la D-metionina en L-metionina, probablemente debido a la importancia de este aminoácido en el metabolismo. La D-metionina también se encuentra en pequeñas cantidades en varias fuentes naturales de proteínas, y los estudios han comprobado una y otra vez que no hay diferencia de eficiencia en comparación con la L-metionina pura.

Además de la DL-metionina, recientemente la L-metionina se encuentra también comercialmente disponible en el mercado. Ambos productos son totalmente equivalentes y pueden ser utilizados indistintamente.

El hidroxianálogo de metionina también se utiliza comercialmente, aunque químicamente no es un aminoácido, ya que el grupo amino conteniendo el nitrógeno (NH3) es reemplazado por un hidróxilo (OH).

Por lo tanto, utiliza vías metabólicas diferentes que incluyen desde otros mecanismos de absorción intestinal hasta de conversión en L-metionina. Hay dos formas comerciales de este producto: el ácido hidroxianálogo de metionina líquida (MHA-FA) y la sal de calcio de hidroxianálogo metionina (MHA-Ca). El MHA-Ca es un polvo seco que contiene al menos 84% ​​de contenido activo y 14 -16% de calcio. El MHA-FA contiene un 12% de agua y es un ácido fuerte con un pH de aproximadamente 1. Debido a su naturaleza química, un cierto porcentaje (aprox. el 23%) del MHA-FA líquido está en forma de cadenas cortas (dímeros y trímeros), lo que influencia su disponibilidad biológica.

Un gran número de publicaciones científicas han comparado la biodisponibilidad biológica y el comportamiento fisiológico del hidroxianálogo de metionina con la DL-metionina. Se ha demostrado que ocurren pérdidas relativamente mayores de los productos de MHA ya en el intestino en contraste con la DL-metionina.

Estudios en pollos de engorda utilizando compuestos marcados mostraron una excreción significativamente mayor del hidroxianálogo que de la DL-Met (Esteve-Garcia et al., 1993;. Lingens y Molnar, 1996; Maenz y Engele-Schaan, 1996; de Drew et al., 2003). Mitchell y Lemme (2008) y Saunderson (1996) concluyeron que especialmente los dímeros y trímeros del MHA-FA tienen menor absorción que los monómeros.

Estos investigadores, así como Maenz y Engele-Schaan (1996) encontraron que la DL-metionina y el hidroxianálogo de metionina son absorbidos a través de diferentes mecanismos y que el más eficiente es el de la DL-metionina, debido a que la absorción del MHA-FA no se da por medio de difusión pasiva simple, a través de la membrana del intestino a diferencia de la DL-metionina. Además, Drew et al. (2003) demostraron en un sólo diseño experimental que las bacterias intestinales metabolizan una porción significativa de hidroxianálogo, por lo tanto esta parte ya no está disponible como una fuente de metionina para el animal. Malik et al. (2009) más tarde confirmaron estos hallazgos en cerdos.

Los estudios anteriores y también otros estudios indican que los productos de MHA tienen limitaciones nutricionales y fisiológicas, el problema radica en cómo cuantificar estas diferencias.

Los ensayos de dosis-respuesta mencionados anteriormente en este artículo hacen posible cuantificar la proporción de reemplazo de las fuentes de nutrientes del alimento para lograr el mismo rendimiento (Figura 5). Se realizaron los denominados ensayos simultáneos de dosis-respuesta, comparando el MHA-FA o MHA-Ca con la DL-Met en diferentes especies, y los resultados están disponibles en la literatura. En estos experimentos, la comparación fue abordada como una evaluación de la relación correcta de reemplazo (biodisponibilidad biológica relativa) para obtener un rendimiento ideal debido a su importancia comercial.

Como hay una gran cantidad de datos disponibles se utilizaron meta-análisis y estudios de datos de la literatura para hacer las recomendaciones. El artículo de Jansman et al. (2003) publicado por el Centraal Veefoderbureau (CVB) de Holanda, es de especial interés en ese sentido. El estudio incluyó originalmente las empresas Aventis Animal Nutrition (hoy: Adisseo), Novus Internacional Inc. y Degussa AG (actualmente: Evonik Nutrition & Care), que contribuyeron con publicaciones, información y datos. Jansman et al. (2003) determinaron una disponibilidad biológica relativa del MHA-FA comercial para pollos de engorda del 68% tomando como base el peso (kg:kg).

En la actualización realizada por Evonik en 2012 se determinó un valor del 62% para los pollos de engorda. Evonik evaluó las aves de corral, cerdos y especies de acuicultura, y concluyó que cualquier dosis de MHA-FA o MHA-Ca en la dieta puede ser reemplazada por el 65% de DL-Met en todas las especies, sin riesgo de efectos negativos sobre el rendimiento animal (Lemme et al., 2012. Htoo y Rademacher, 2012; Lemme, 2004; Lemme, 2010). En otras palabras: 1.000 g de un producto comercial de MHA en el alimento puede ser sustituido por 650 g de DL-Met sin cualquier tipo de efecto prejudicial sobre el rendimiento.


Figura 5: Principio del ensayo de dosis-respuesta para la evaluación del valor de sustitución de fuentes de nutrientes para obtener el mismo rendimiento. Esta tasa de reemplazo es universal para todas las especies, independientemente del nivel de rendimiento.

metionina-evonik-5


Esta recomendación también se aplica a las ponedoras, aunque la evaluación de la biodisponibilidad relativa puede ser afectada por las prioridades fisiológicas en la partición de Met y Cys. El porcentaje de postura como parámetro reproductivo se mantendrá por el mayor tiempo posible cuando el suministro de Met+Cys sea menor que el ideal, pero el crecimiento de las plumas y la ganancia de peso pueden verse afectados, como se mencionó anteriormente.

La situación es diferente cuando se compara a pollos de engorde en crecimiento. De hecho, Jansman et al. (2003) concluyeron que la biodisponibilidad relativa promedio del MHA-FA es del 73% para ponedoras. Ilustramos las especificidades metodológicas usando el ejemplo de un ensayo de alimentación de 24 semanas con ponedoras Lohmann Brown realizado en el Reino Unido.

Una dieta basal deficiente en Met+Cys fue suplementada con 3 niveles de DL-Met o MHA-FA líquido. Los resultados del rendimiento se analizaron mediante ecuaciones de regresión. Al usar la masa diaria del huevo como criterio, se determinó una biodisponibilidad relativa del 76% (Figura 6).

La masa diaria de los huevos se calcula multiplicando la producción de huevo por el peso del huevo. La biodisponibilidad relativa determinada para estos dos criterios de rendimiento fue del 82% y del 53%, respectivamente. Aunque los resultados hayan revelado solamente un ligero impacto del suministro de Met+Cys en las curvas de producción de huevos, fue necesario un 53% DL-metionina para sustituir un kg de MHA-FA para alcanzar el mismo peso promedio de los huevos. Esto muestra que las aves trataron de mantener la producción de huevos (tasa de colocación) a expensas del peso de huevo.

Otros datos indican que el desarrollo de peso corporal y el puntaje de emplume fueron peores en los tratamiento con MHA-FA. Esto confirma que la Met y la Cys que usualmente se utiliza de forma importante para la síntesis de proteínas de las plumas y para la ganancia de peso de las ponedoras que aún están en crecimiento al comienzo de la postura, en lugar dichos nutrientes se sirvieron para mantener la producción de huevo.

Por otra parte, las aves alimentadas con MHA-FA presentaron canibalismo con mayor frecuencia, que por lo general se relaciona con la calidad del emplume (Figura 7). Aunque los valores de los resultados del análisis de regresión hayan sido más altos que los valores de reemplazo, se hace hincapié que los datos de este estudio no eran ideales para el análisis de regresión, ya que el rendimiento obtenido con el segundo nivel de suplementación ya estaba cercano al máximo.


Figura 6: Evaluación de un ensayo de alimentación llevado a cabo en el Reino Unido, a través del análisis de regresión para calcular la biodisponibilidad relativa del MHA-FA líquido en comparación con la DL-metionina sobre la base de la masa diaria del huevo (a la izquierda), la producción de huevo (al medio) y el peso promedio del huevo de ponedoras Lohmann Brown. Las dietas fueron administradas de las 22 a las 46 semanas.

metionina-evonik-6

 

metionina-evonik-7

 

metionina-evonik-8


El diseño experimental también permite otra forma de evaluación, ya que de acuerdo con la recomendación anterior los 3 niveles de suplementación de MHA-FA y DL-Met reflejaron la relación de peso de 100 a 65. Si los pares de datos correspondientes se comparan – como se muestra en la Figura 6 – el análisis de varianza correspondiente no indica diferencias de rendimiento en cada nivel.

Esto confirma que la recomendación de valor de reemplazo de los productos MHA y DL-Met usando una proporción de 100:65 es correcta, lo que se aplica especialmente al primer nivel de suplementación que fue ligeramente deficiente en Met+Cys. Resultados muy semejantes fueron relatados por Danner y Bessei (2002).

Se llevaron a cabo varios experimentos con ponedoras poniendo en práctica el mismo abordaje de reemplazo de productos de MHA por DL-Met a una razón de 100:65. En todos los casos, el rendimiento (producción de huevo, peso de los huevo, masa diaria de huevo y conversión alimenticia) no fue afectado.

Otro ejemplo es el experimento de 40 semanas realizado en Holanda con ponedoras Lohmann LSL, cuyos resultados mostraron curvas de rendimiento absolutamente idénticas (Figura 8). Los resultados de este experimento destacan el potencial de ahorro, porque la equivalencia económica entre los productos solamente se logra si la relación de precios entre los producto de DL-Met y de MHA es de 100:65.

Los resultados del experimento también mostraron que una deficiencia de Met+Cys, posiblemente debido a un error en la evaluación o mala interpretación de la bioeficacia de una fuente de metionina, puede dirigir los aminoácidos azufrados a la producción de huevo en detrimento del crecimiento de las plumas y de la ganancia de peso corporal. Una de las consecuencias puede ser que ocurra el picoteo de plumas o incluso canibalismo en lotes comerciales de ponedoras.


Figura 7: La mortalidad total y la mortalidad causada por canibalismo de ponedoras Lohmann Brown alimentadas con niveles crecientes de MHA-FA líquido o DL-Met por 24 semanas (izquierda: 22-46 semanas), y de ponedoras Lohmann LSL por 23 semanas (derecha: 22-45 semanas, datos de Dänner y Bessei, 2003).

metionina-evonik-9

metionina-evonik-10


Figura 8: Ensayo de alimentación en Holanda con ponedoras Lohmann LSL por 40 semanas. El MHA-FA líquido y la DL-Met fueron reemplazados a una razón de 100:65. No se observaron diferencias en la producción de huevo (arriba a la izquierda), peso de huevo (arriba a la derecha), masa diaria de huevo (abajo a la izquierda) y conversión alimenticia (abajo a la derecha) (Evonik Facts & Figures 1549).

metionina-evonik-11


En resumen, se puede concluir que existen varias fuentes de metionina disponibles en el mercado para balancear la proteína de la dieta. La biodisponibilidad relativa es una medida de la relación de reemplazo de las fuentes de nutrientes.

Por lo tanto, este método puede ser aplicado para fuentes de metionina. Búsquedas bibliográficas exhaustivas indican una recomendación del 65% de biodisponibilidad relativa del hidroxianálogo líquido de metionina en relación a la DL-Met tomando como base el peso (kg:kg), independientemente de la presentación del producto (líquido o sal de calcio) y de la especie animal. A pesar de los desafíos metodológicos existente para determinar la biodisponibilidad en ponedoras, un diseño experimental sencillo reemplazando MHA por DL-Met a una razón de 100:65 confirmó esta recomendación.

Además, se ha encontrado que la sobreestimación de la biodisponibilidad relativa de productos de MHA causa deficiencia marginal en ponedoras, provocando un aumento de la incidencia de picoteo de las plumas y de canibalismo.

Bibliografía

  1. Dänner, E. E. und Bessei, W., 2002, Wirksamkeit von flüssiger DL-Methionin Hydroxyanaloger-Freien Säure (DL-MHA-FA) gegenüber DL-Methionin auf die Leistung von Legehennen , Archiv für Geflügelkunde, 97-101.
  2. Damme, K., 2014, Faustzahlen zur Betriebswirtschaft, in: Geflügeljahrbuch 2014, Ulmer, ISBN 978-3-8001-7942-8; 65-86.
  3. Damme, K. und Urselmans, S., 2014, 9. Bayerischer Herkunftsvergleich von Legehybriden, in: Geflügeljahrbuch 2014, Ulmer, ISBN 978-3-8001-7942-8; 106-114.
  4. Drew, M.D., Van Kessel, A.G., and Maenz, D.D., 2003, Absorption of methionine and 2-hydroxy-4-methylthiobutoanic acid in conventional and germ-free chickens, Poultry Science 82, 1149-1153.
  5. Esteve-Garcia, E., and Austic, R.E., 1993, Intestinal absorption and renal excretion of dietary methionine sources by the growing chicken, Journal of Nutrition and Biochemistry 4, 576-587.
  6. GfE (Gesellschaft für Ernährungsphysiologie), 1999, Empfehlungen zur Energie- und Nährstoffversorgung der Legehennen und Masthühner (Broiler), DLG-Verlag, ISBN 3-7690-0577-5.
  7. Htoo, J. and Rademacher, M, 2012, Commercial methionine sources in pigs, AMINONews Review, pp 1-31.
  8. Jansman, A.J.M., Kan, C.A., and Wiebenga, J., 2003, Comparison of the biological efficacy of DL-methionine and hydroxy-4-methylthiobutanoic acid (HMB) ind pigs and poultry, CVB documentation report 29.
  9. Lemme, A., Helmbrecht, A., and Mack, S., 2012, Commercial methionine sources in poultry, AMINONews Review, pp 1-40.
  10. Lemme, A., 2010, Relative bioavailability of methionine sources in fish, AMINONews Special Edition, pp 1-11.
  11. Lemme, A., 2009, Amino acid recommendation for laying hens, AMINONews 13, 1-11.
  12. Lemme, A., 2004, Relative effectiveness of the methionine hydroxyl analogue calcium salt in broilers and layers. AMINONews 5, 7-12.
  13. Lemme, A., Rostagno, H.S., Knox, A., and Petri, A., 2004, Responses of laying hens to graded levels of dietary methionine, Proceedings of World’s Poultry Congress, Istanbul.
  14. Lingens, G. and Molnar, S., 1996, Studies on metabolism of broilers by using 14C-labelled DL-Methionine and DL-methionine hydroxy analogue salt, Archives of Animal Nutrition 49, 113-124.
  15. Maenz, D.D. and Engele-Schaan, C.M., 1996, Methionine and 2-hydroxy-4-methylthiobutanoic acid are transported by distinct Na+-dependent and H+-dependent systems in the brush border membrane of the chick intestinal epithelium, Journal of Nutrition 126, 529-536.
  16. Malik, G., Hoehler, D., Rademacher, M., Drew, M.D., and van Kessel, A.G., 2009, Apparent absorption of methionine and 2-hydroxy-4-methylthiobutanoic acid from gastrointestinal tract of conventional and gnotobiotic pigs, Animal 3, 1378-1386.
  17. Mitchell, M.A. and Lemme, A., 2008, Examination of the Composition of the Luminal Fluid in the Small Intestine of Broilers and Absorption of Amino Acids under Various Ambient Temperatures Measured In vivo, International Journal of Poultry Science 7, 223-232.
  18. Saunderson L., 1991, Metabolism of methionine and its nutritional analogues, Poultry International 30 (13), 34-38.
  19. Simon. I. und Stegemann, J., 2014, 1. Nordrhein-Westfälischer Herkunftsvergleich von Legehybriden, in: Geflügeljahrbuch 2014, Ulmer, ISBN 978-3-8001-7942-8; 115-121.
  20. Van Krimpen, M.M., Veldkamp, T., van Riel, J.W., Khaksar, V., Hashemipour, H., Blok, M.C. und Spek, W., 2015, Estimating requirements for apparent faecal and standardised ileal digestible amino acids in laying hens by a meta-analysis approach, Livestock Research Report 848, Wageningen UR Livestock Research.