Nutrición sustentable, Nuesto reto (I).

conferencia-nutec-amvec-2017

foto-autorRaúl Águila.
GRUPO NUTEC
raguila@gponutec.com

CONTEXTO.

El Dr. Alberto Casarín Valverde, nutricionista reconocido en México y Latinoamérica, fue, merecidamente homenajeado como Médico Veterinario del año por la AMVEC (Asociación Mexicana de Veterinarios Especialistas en Cerdos) y, durante el congreso respectivo (julio 2017), impartió la conferencia magistral que en este artículo se resume.

La concepción integral, el enfoque y, la mayor parte de la información de la conferencia es autoría del Dr. Casarín; yo tuve el gusto de apoyarlo, lo cual me dejó un gran aprendizaje que le agradezco, porque es un experto. No está de más mencionar que el Dr. Casarín, al mismo tiempo que estudió la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia (UNAM 1968–1972) trabajó en el INIP (Palo Alto), con el Dr. Francisco Bravo y otros reconocidos nutricionistas e investigadores pecuarios. Desde el momento que terminó sus estudios, se tituló y comenzó a trabajar en el ramo de la nutrición animal (Plan de la Chontalpa Tabasco, COMSOLMEX Premezclas, FERMEX (Lisina), SENA consultor independiente, fundador de la Granja Experimental IIIA, cofundador de Grupo Nutec); por eso, en más de 40 años de exitoso ejercicio de la nutrición animal, ha visto nacer y desarrollar la nutrición porcina en México, EE.UU.A. y en el mundo. Su enorme trayectoria se explica, en buena medida, por su pasión por el conocimiento actualizado basado en un andar inagotable que va de la teoría a la práctica, regresa a la investigación y nuevamente a la práctica. Esta breve semblanza profesional del Dr. Casarín es importante para sensibilizarnos con el título de la ponencia pues, implícitamente hace referencia al futuro de la nutrición porcina (nuestro reto… es que sea sustentable), lo plantea alguien que ha sido actor protagónico de la nutrición durante más de 4 décadas.

El Dr. Alberto Casarín asiste anualmente a unos 8 congresos internacionales de nutrición y producción (cerdos y aves), para seguir actualizándose, esto también le da un panorama integral de la nutrición porcina a nivel mundial.

nutec-ns-9p

Comenta el Dr. Casarín: “… cuando laboré en FERMEX (1977-1986, planta de lisina), me tocó capacitarme en EE.UU.A. y, traer a los grandes investigadores de ahí para difundir, entre nutricionistas, dueños de granjas y veterinarios, la utilidad de usar lisina en los alimentos; hoy su uso es un estándar, pero en esa época varios confundían a la lisina con la penicilina; y otros más, usaban lisina o metionina dependiendo de “cual estaba más barata”…” (son diferentes y a menudo se usan simultáneamente para reducir el costo del alimento pues, permiten formular con menor nivel de proteína).

INTRODUCCIÓN PONENCIA.

En la última década, la competitividad de la producción porcina ha estado marcada por una consolidación de la actividad en pocas empresas; competencia donde uno de los desafíos más importantes seguirá siendo el costo de la alimentación (70-80% de los costos totales), que es consecuencia de la volatilidad del precio de las materias primas (granos de cereales y pasta de soya básicamente, aunque afectan a las demás).

Pero un reto nuevo, y cada vez más apremiante, es el cuidado del ambiente. Este desafío es una problemática muy seria que requerirá de la atención especial de los productores y en el que la nutrición y alimentación juegan un papel preponderante.

Y es que, más adelante se verá que, tanto las formulaciones más precisas, como la mejora en el aprovechamiento de los alimentos por parte de los animales, disminuyen la producción de excremento, y por ende, se generan menos emisiones contaminantes de carbono. Esto sin contar con que cada vez es más frecuente en las granjas el tratamiento biológico de las excretas, incluso para generar electricidad.

Además de lo anterior, el productor debe prever otras situaciones que condicionan la sustentabilidad de la actividad en el futuro; algunas de ellas son:

  1. La presión, sin fundamentos, por parte del consumidor para rechazar los productos del cerdo.
  2. El tema de salud pública que nos obliga a producir carne y derivados inocuos, así como, animales “libres” de antibióticos promotores del crecimiento.
  3. El tema del bienestar animal que, aun cuando en México todavía no existe presión por parte del consumidor, en cualquier momento puede surgir como aconteció en los EE.UU.A. o en Europa Occidental; algunos ejemplos son: la castración química, hembras libres en gestación (prohibición de jaulas), densidad poblacional, etcétera.

Afortunadamente, con los impresionantes avances tecnológicos con los que ya contamos, claramente se vislumbra que, en un futuro próximo, se tendrán cerdos cada vez más eficientes, con mayor resiliencia (adaptabilidad al estrés) y resistencia a enfermedades; lo cual permitirá, con sistemas modernos de instalaciones, tecnología, nutrición, alimentación y bioseguridad; tener una producción sustentable.

 PRODUCIR CERDOS RENTABLES… ES BUSCAR EFICIENCIA ALIMENTICIA.

NUTEC-NS-1

Este sencillo esquema, que se explica por sí solo, resume muy bien la producción porcina, pero también implica la producción sustentable (sostenible es el vocablo correcto, pero se ha generalizado mucho “sustentable”). Como zootecnistas, todos entendemos lo que es eficiencia productiva ¿pero qué sustentabilidad? Aquí la definición de la ONU:

Sustentabilidad es cubrir las necesidades del presente,
sin comprometer las habilidades de las futuras generaciones,
para cubrir sus propias necesidades.

Hay cuatro áreas de sustentabilidad:

  1. De la producción animal: Para alimentar a la población humana (en 4 décadas será el doble).
  2. Del ambiente: Preservación de tierras, aguas y disminuir gases invernadero, pero sin reducir la producción de alimentos (mejorar la eficiencia y mejorar el manejo de excremento).
  3. Social:
    1. Criar animales lo más humanamente posible, tratarlos con cuidado, respeto, y sacrificarlos en forma cuidadosa.
    2. Carne sana: Segura para consumirse, libre de residuos y agentes infecciosos.
  4. Económica:
    1. Rentabilidad en producción animal para mantener a productores en el negocio y para que hagan inversiones.

nutec-ns-2

Hay que enfatizar esto:

La producción intensiva va de la mano con la producción sustentable.

(animal, ambiental, social, económica).

Y, no hay que confundir a la producción sustentable con las llamadas: “producción naturista”, “orgánica”, “ambientalista”, “libre en el campo”, “extensiva”, “ancestral”, etcétera; son románticas, pero no son la solución a los retos planteados de sustentabilidad. Se debe explicar al público que, esos tipos de producción, no en automático equivalen a producción sana, segura, sustentable (las tres S´s). Se ha demostrado que, al requerir de mayor espacio producen mayor contaminación (huella de carbono), no tienen control de enfermedades (proliferan algunas que ya estaban controladas como parásitos, salmonella en huevo, etc.), tienen un costo de producción mucho más elevado porque la eficiencia alimenticia disminuye; no cubren las demandas de carne actuales, ni mucho menos las del futuro. En suma, su mayor costo y menor productividad provocarán menor disponibilidad de proteína para la población, sobre todo en las clases más necesitadas que, ya desde hoy, padecen desnutrición.

Qué hacer desde el campo de la nutrición y alimentación para que la

producción porcina sea sustentable?

Son varios “frentes de batalla” que se relacionan entre sí:

nutec-ns-3

Este esquema nos permite concluir que: La producción sustentable es: buscar eficiencia alimenticia (recordar que la alimentación es el 70 a 80% de los costos de producción). Hay otros factores importantes que de origen no son del campo de la nutrición, por ejemplo, contar con animales sanos en la granja, y para esto hay que evolucionar a un esquema de bioseguridad auditada (otro “frente de batalla”); sin embargo, este rubro desemboca finalmente en mejora de la eficiencia alimenticia. El mismo caso sería para el campo de la mejora genética pero otra vez, el efecto final principal es la mejora de la eficiencia alimenticia, así que ambos conectan con nutrición.

Intensificación de la producción y evolución de la nutrición porcina.
La intensificación y aumento de la eficiencia de la producción porcina se ha dado dramáticamente con la mejora genética a través de: 1) Velocidad de crecimiento-magrez-conversión alimenticia y 2) Hiperprolificidad; pero en dicha intensificación también ha sido de gran impacto la inseminación artificial, y el diseño de instalaciones y equipo más eficientes. Todo esto ha presionado fuertemente a los animales; sin embargo, la mejora genética, implícitamente ha creado líneas de animales con mucho mejor adaptación al estrés (resiliencia), es decir, líneas preparadas para producción intensiva, como sucede en humanos, con la preparación especial de atletas de alto rendimiento, cuya fisiología es óptima y potenciada para el deporte que practican.

El avance genético en la Conversión Alimenticia.

nutec-ns-4En la gráfica de la derecha se muestra que, en 35 años de selección genética, la Conversión Alimenticia (C.A. línea continua) de cerdos en crecimiento-finalización, ha bajado en promedio de 3.30 a 2.65; aunque se observa que hay variación según la empresa de genética (columnas); por ejemplo, en el 2010, en promedio la C.A. fue de 2.65 pero, hay empresas de genética que reportan desde 2.4 hasta 2.9. Otra observación de esta gráfica es que, seguirá bajando la C.A. pues, las tendencias de las curvas no parecen “aplanarse”, aunque las mejoras serán menores (límite biológico).

Notas sobre los datos de la gráfica: cerdos en crecimiento-finalización de 103 cruzas terminales, como fueron registradas públicamente en pruebas de evaluación de productos comerciales en Dinamarca, Francia, Alemania, Holanda, Reino Unido y EE.UU.A

A pesar del rápido avance genético, la nutrición ha respondido también con grandes avances tecnológicos y hoy, prácticamente no hay rezago con respecto al avance genético, esta es la razón por la cual se están logrando 30 destetados por hembra al año (incluso en México) y 125 kg a 22 semanas de edad (100 kg a 20 semanas con una Conversión Alimenticia de 2.1), niveles de eficiencia impensables hace apenas 15 años.

Evolución de la formulación de alimentos.

A continuación, se listan los conceptos nutricionales relevantes que han constituido la evolución de la nutrición porcina aplicada a la formulación de alimentos; en el esquema se presentan sus efectos finales.

nutec-ns-5

En cuanto a la precisión de la formulación de alimentos podemos decir que son tres los objetivos: 1) Evitar el desperdicio de nutrimentos, 2) Evitar el desperdicio de nutrimentos y 3) Evitar el desperdicio de nutrimentos. Esta repetición no es un error de redacción, me permito un poco de ironía para resaltar la importancia de este objetivo, y es que cuando se logra evitar el desperdicio de nutrimentos se generan beneficios en cascada.

¿Qué se gana al evitar el desperdicio de nutrimentos en la fórmula?

  1. Bajar el costo de formulación (ligero, pero los ahorros son acumulativos por usar conceptos nutricionales como: proteína ideal, aminoácidos digestibles, energía neta; uso de: aminoácidos industriales, enzimas, aditivos, etc.); además, con el sistema de evaluación de nutrimentos NIRS, se pueden hacer ajustes a las fórmulas de alimento en “tiempo real”.
  2. Baja la excreción al ambiente de nutrimentos no usados (proteína, fósforo, minerales) y baja el volumen de excretas (indicador del nivel de digestibilidad total). Claramente esto es en beneficio del ambiente.
  3. Se evita un metabolismo extra para procesar nutrimentos en exceso à mejor uso de energía à baja la necesidad de energía à mejora el crecimiento à mejor eficiencia à mayor rentabilidad.

Dos niveles de exceso de lisina provocaron un aumento de la C.A. de 7 y 14% (2.7 vs 2.9 y 3.1), esto provocó un aumento del consumo de alimento (65 vs 69 y 74); y por tanto, alza del costo de alimentación por etapa ($416 vs $442 y $474), es decir, $26 y $58 más (con costo de alimento finalizador ractopamina a mayo del 2017). Los autores concluyen que: por cada 0.05% de exceso de lisina: a) El costo del alimento aumentó 1.3%, b) El nitrógeno excretado aumento un 5%.

A continuación, un par de ejemplos de resultados benéficos con precisión en la formulación:

nutec-ns-6

Dos niveles de exceso de lisina provocaron un aumento de la C.A. de 7 y 14% (2.7 vs 2.9 y 3.1), esto provocó un aumento del consumo de alimento (65 vs 69 y 74); y por tanto, alza del costo de alimentación por etapa ($416 vs $442 y $474), es decir, $26 y $58 más (con costo de alimento finalizador ractopamina a mayo del 2017). Los autores concluyen que: por cada 0.05% de exceso de lisina: a) El costo del alimento aumentó 1.3%, b) El nitrógeno excretado aumento un 5%.

nutec-ns-7

Como se dijo al principio del documento, producir cerdos implica producir carne y excretas. Reducir la proteína en exceso mejora la eficiencia alimenticia, y esto, se ha conseguido: con el uso de aminoácidos cristalinos, conociendo mejor los requerimientos nutricionales del cerdo y, aplicando en la formulación conceptos como proteína ideal y aminoácidos digestibles. Como se ve en el cuadro, también se consigue reducir el volumen de excretas (-5%) y la reducción de nitrógeno (10% por cada punto de PC).

A la par que los conceptos nutricionales han evolucionado, también se perfeccionaron los sistemas de formulación; hace 30 años no había nutricionistas especializados en aves o en cerdos y, durante la década de los setenta del siglo pasado, se formulaba con calculadora, después con computadoras de tarjetas perforadas y las fórmulas se enviaban por Télex. Hoy la formulación de alimentos para cerdos es dinámica. El cliente envía muestras de sus ingredientes al laboratorio donde se analizan rápidamente mediante NIRS (1 día), el nutricionista obtiene los resultados e inmediatamente ajusta las fórmulas.   En la línea de producción de la planta de alimentos del cliente, se tiene NIRS (30 segundos) y se está evaluando que el alimento cumpla el perfil de la fórmula, si no, se revisa.

NIRS para evaluar nutrimentos

En un ensayo de formulación ajustando, o no, con NIRS, se calculó un ahorro de $5 USD/ cerdo, así, evitar el desperdicio de nutrimentos paga la inversión en NIRS. (Advances in Pork Production (2017), Vol. 28, Abstract #5).  Continuará.

En un ensayo de formulación ajustando, o no, con NIRS, se calculó un ahorro de $5 USD/ cerdo, así, evitar el desperdicio de nutrimentos paga la inversión en NIRS. (Advances in Pork Production (2017), Vol. 28, Abstract #5). Continuará.

(revolución tecnológica).

  • Near Infra Red S
  • Mide la vibración molecular de cada ingrediente, es equivalente a una “huella digital”.
  • Con muchas mediciones se calibra una curva con valores de nutrimentos de cada ingrediente.
  • El Análisis Químico Proximal (química húmeda tarda) tarda unos 2 días, la técnica NIRS =da los resultados en segundos.

En la foto izquierda, NIRS en laboratorio, a la derecha NIRS en línea de producción de alimento.

Artículo publicado en
Los Porcicultores y su Entorno 119