¿Qué hay dentro de la mente de un cerdo?

cerdo-graja-567

Hace muchos años, en una de las Conferencias de Cuidado y Manejo Animal del Instituto Americano de la Carne (AMI, por sus siglas en inglés), cuando la Dra. Temple Grandin dio una ponencia llamada “Dentro de la Mente de un Cerdo”. El título era fácil de recordar, pero el contenido de la ponencia fue aún más beneficial. Puesto que los productores latinoamericanos se enfocan el criar cerdos más pesados y de mayor tamaño, es tiempo de revisitar los puntos clave de esta presentación de la Dra. Grandin.

La Dra. Grandin siempre ha instruido a los manejadores de cerdos a “bajarse hasta los desfiladeros” y ver el ambiente desde los ojos de un cerdo. La primera vez que a uno se le instruye hacer esto, puede sonar como una idea muy desafiante. ¿Quién quiere andar gateando entre estiércol de cerdos? Hoy en día, con teléfonos digitales y cámaras, eso ya no es necesario. Es tan simple como caminar y tomar fotografías o hacer videos al nivel de la vista del cerdo. Estas fotografías y videos pueden ser revisados para identificar los potenciales obstáculos, distracciones y barreras que puedan causar obstáculos o aterrar a los cerdos.

Es increíble cuantas veces los cerdos ven directamente a la distracción, justo antes de que el manejador se torne impaciente y aplique la picaña eléctrica. Al tomar tiempo de “pensar como el cerdo” y ver lo que el cerdo está viendo, las distracciones u obstáculos se pueden identificar. Con frecuencia los cerdos ven las variaciones de contraste en el piso y dudan de moverse de un tipo de piso a otro. El rediseño de los pisos para remover los contrastes puede prevenir que los cerdos se detengan a examinar el cambio de piso. Las sombras pueden variar dependiendo de la localización de la iluminación y la hora del día. En un día nublado, los cerdos pueden moverse fácilmente y luego en un día soleado, detenerse, porque para el cerdo, la sombra en el piso parece un gran agujero al cual pudiera caer. El manejador no puede imaginar porqué el cerdo es terco, pero el ganadero inteligente verá de inmediato que la sombra está haciendo que el cerdo sea cauteloso. Pudiera tomar algo de ingenio eliminar las sombras, pero el flujo de los animales puede mejorarse grandemente.

La Dra. Grandin ha alentado a las plantas a desarrollar pasillos, o desfiladeros, curveados, porque eso hace creer al ganado que va de regreso de donde vino. Esto funciona bien siempre y cuando el animal pueda ver dos o tres animales adelante de él en el pasillo. El hacer las curvas muy pronunciadas causa una visibilidad de “callejón sin salida” y los cerdos se detendrán en vez de “seguir al líder”.

Los cerdos de mercado son mucho más grandes que hace 10 o 20 años, mas muchas granjas, sitios de transporte y plantas de sacrificio no han modificado su equipo para acomodar a los cerdos más grandes de hoy en día. Es común ver niveles de picaña eléctrica que son muy altos debido a que los cerdos se detienen en la entrada de los retenedores en V, porque son muy angostos. Estamos esperando que un cerdo de 120-130 kilos entre en un sistema de inmovilización que fue diseñado para un cerdo que pesaba 90-100 kilos. El cerdo no cabe y sabe que la entrada es muy estrecha. Este estrés previo al sacrificio puede causar PSE (carne pálida, suave y exudativa), pérdida por escurrimiento y una vida de anaquel más corta del producto.

Puede parecer que escribir sobre estos simples conceptos es redundante e innecesario, pero, infortunadamente, las granjas, sitios de transporte y plantas de sacrificio todavía están experimentando los retos discutidos arriba. Tome un paso hacia atrás y vea lo que el cerdo está viendo, puede hacer que el día vaya mucho más sereno.

Fuente:carnetec.com
ERIKA VOOGD