Secreto de cerdo a la parrilla con salsa de mostaza y miel

secreto_mostaza_miel2

Ingredientes (4 comensales)

  • 2 piezas de secreto de cerdo (unos 600-800 gramos),
  • 200 gramos de orzo u otra pasta similar,
  • 400 gramos de caldo de carne casero,
  • 1 c/c de cúrcuma,
  • ½ c/c de jengibre en polvo,
  • ½ c/c de chile seco molido,
  • 2 endibias,
  • aceite de oliva virgen extra,
  • pimienta negra recién molida,
  • sal fina,
  • sal Maldon,
  • salsa de mostaza
  • y miel.

Elaboración

Empieza preparando la pasta, pon el caldo a calentar y cuando rompa a hervir incorpora el orzo o la pasta elegida, añade la cúrcuma, el jengibre y el chile, si es necesario añade también una pizca de sal. Deja cocer a fuego lento hasta que la pasta haya absorbido todo el caldo (según el tipo de pasta utilizado puede ser necesario añadir más cantidad de caldo), cuando esté al dente y quede aún un poco caldoso, retira del fuego y deja que con el reposo termine de absorberlo.

Pon una parrilla de hierro fundido a calentar, untada previamente con aceite con la ayuda de un pincel de cocina o un pulverizador. Cuando esté caliente, sin llevarla al máximo de temperatura, coloca las endibias cortadas por la mitad y salpimentadas al gusto. Cuando se hayan marcado por un lado, dales la vuelta para que se marquen por el otro y retíralas.

Añade un poco más de aceite de oliva a la parrilla y haz el secreto de cerdo, con un poco de sal fina, en el emplatado se añadirá la sal Maldon. Quizá quieras recordar cómo hacer las marcas de la parrilla. Haz la carne al punto de cocción deseado y retírala, ponla sobre la tabla de cortar.

Corta tiras no muy gruesas de secreto, adereza las endibias con un poco de aceite de oliva virgen extra y procede a servir.

Emplatado

Coloca en un extremo del plato media endibia, continúa sirviendo la pasta como ves en la fotografía si utilizas un plato alargado, sobre ésta coloca el secreto de cerdo cortado y añade unas escamas o flor de sal. Finalmente adereza con la salsa de mostaza y miel y sirve el resto de salsa en una salsera para llevar a la mesa, no olvides ofrecer un buen pan y ¡buen provecho!

Fuente:gastronomiaycia.republica.com