Suplementación de Aditivos Nutricionales en Presentación Líquida

DEP

En Etapas Críticas Durante un brote de DEP

MVZ. EPA. YESENIA MENERA ZUNUN
Equipo Técnico de Cerdos
COMSA- MIAVIT MÉXICO

Diarrea Epidémica Porcina es una enfermedad de alto impacto económico debido al alto índice de morbilidad y mortalidad que puede llegar a registrase en las diferentes presentaciones de la enfermedad. En diferentes empresas porcinas se han detectado brotes de corta y larga duración, rebrotes periódicos y diarreas en sitios 2 y 3.

En México, la producción nacional ha registrado en granjas hasta el 100% de morbilidad y 100% de mortalidad en lechones menores de tres semanas, considerándose la etapa más vulnerable (la mortalidad varía según la edad de los animales), lo que ocasiona pérdidas económicas considerables en la producción, no sólo por los kilogramos menos que se venden por hembra/año, sino también por el impacto reproductivo observado en cerdas que se destetan precozmente por la falta de lechones.

A pesar de los intentos que los porcicultores, MVZ y dependencias han hecho para controlar los brotes, hoy en día sabemos que la información sobre la epidemiologia de la enfermedad, no está del todo clara y que las sugerencias de prevención y control más básicas no han dado los mismos resultados en granjas con un estatus sanitario similar, lo que nos sugiere que las recomendaciones para cada granja deben ser muy particulares.

Por otra parte, el control que se hace con el feedback, tampoco ha dado resultados contundentes y esto puede asociarse a la disyuntiva que existe en cuanto a su elaboración, principalmente por variaciones como: hacerlo con diarrea o con intestinos; incluir o no otros órganos; fase de la enfermedad en la que se recoleta el material/contenido/ órgano; tipo de diluyente (agua simple, agua destilada, leche, etc.); si se suministra vía oral por medio de jeringas, por medio del alimento o por contacto oronasal con la exposición del virus. Definitivamente, al haber tantas variantes en su elaboración, es difícil evaluar su éxito, esto sin considerar la cantidad y tipo de virus y bacterias que se encuentren en el contenido intestinal y en las heces.

Otra limitante para prevenir y controlar PED está asociada a la falta de confirmación de que efectivamente el Coronavirus de PED sea el causante del cuadro entérico, pues generalmente no se confirma a través de pruebas de laboratorio y si se llegan a realizar el resultado reportado por diferente laboratorios puede variar, sin contar que la eliminación del virus es intermitente, por lo que puede haber falsos negativos.

Por otra parte, cuando el cuadro entérico se hace evidente y se desencadenan los signos que ya son más que conocidos, las medidas de bioseguridad se vuelven pieza clave para controlar la difusión de la enfermedad y para aminorar la intensidad y duración del brote. Existen medidas de prevención drásticas, como la eliminación de lechones que comiencen a presentar los signos clínicos o aquellos que se encuentren moribundos, esto con la finalidad de disminuir la carga viral, ya que evidentemente un alto porcentaje de lechones morirá y en su curso eliminarán grandes cantidad de virus, lo que dificulta a largo plazo el control de la enfermedad, pues basta con una mínima carga viral para infectar a un cerdo.

En todo caso, si el brote se extiende al resto de la piara, la morbilidad y mortalidad suelen ser menos severos, sin embargo, esto no impide que signos como vómito o diarrea, afecten la productividad de cerdos de destete y engorda, de hecho, cuando el cerdo comienza con la signología clínica el consumo de alimento va a ser bajo debido a la anorexia que presentan los animales. Tomando en cuenta que los principales indicadores económicos (GDP, CA y días de estancia) dependen del consumo de alimento y de su posterior conversión a kilogramos de carne, es fundamental que se implemente una terapia líquida de sostén, que evite en lo posible la deshidratación pronunciada, pues ésta llega a ocasionar debilidad, depresión y colapso cardiovascular, en todo caso, la terapia líquida permite aportar nutrientes de alta digestibilidad y biodisponibilidad en el período más crítico.

Durante el brote es común encontrar cerdos con pérdida de elasticidad cutánea, membranas mucosas secas, prolongación del tiempo de llenado capilar, debilidad y una pronunciada pérdida de condición corporal, ocasionado principalmente por la anorexia y deshidratación. Durante esta etapa los lechones también pierden el apetito, de aquí la importancia que durante el periodo de recuperación y fortalecimiento después del brote, se les proporcione la mayoría de nutrientes de la forma más asimilable y de fácil suministración, tanto de vitaminas y aminoácidos como de minerales traza, pues el aparato digestivo está tan dañado e irritado como para permitir que el alimento sea aprovechado en esos momentos hasta que la madre genere los anticuerpos necesarios para ir reduciendo la presión de infección en los lechones que lacten después del brote.

Ante esta situación se recomienda implementar un programa de terapia liquida con Amivit®+ Miaphos®. Ambos aditivos incluyen componentes interrelacionados entre sí que permiten el aprovechamiento tanto de los nutrientes de la fórmula como del alimento.

Una suplementación de aditivos que contienen:

  • Electrolitos que regulan el nivel hidro-mineral y el pH sanguíneo (un desequilibrio puede provocar muerte súbita por acidificación sanguínea), además participan en la absorción de nutrientes. Dextrosa, como fuente de energía altamente biosdisponible.
  • Aminoácidos esenciales que intervendrán en las síntesis de proteínas, hormonas, proteínas transportadoras y anticuerpos.
  • L-Carnitina, que realiza funciones como transportador de ácidos grasos del alimento al interior de la célula para producir energía.
  • Vitaminas del Complejo B que intervienen en el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y absorción de aminoácidos, promoviendo la recuperación del índice de crecimiento; estimula el apetito; participa en la formación de eritrocitos y la síntesis de anticuerpos.
  • Zinc, que forma parte de varias metaloenzimas y cumple funciones antioxidantes, disminuyendo así el estrés oxidativo.

El tratamiento de AMIVIT y MIAPHOS, permite reducir la pérdida por el desmedro evidente durante el proceso infeccioso, reducir los efectos negativos en la condición corporal, reducir el porcentaje de mortalidad durante el brote, reducir el número de lechones a desecho o sacrificio al término de su fase productiva, y sobre todo, recuperar al mayor número de cerdos mejorando su peso.

Artículos publicado en
Los Porcicultores y su Entorno 118