Tenias. Parasitismo severo en ponedoras comerciales. Reporte de casos.

aves-granja

2774-13 (46)

Imagen No. 1 Los parasitismos masivos por tenias, específicamente con Raillietina spp. son relativamente comunes en aves de campo (En Colombia las denominamos aves de patio o de traspatio). En aves comerciales, específicamente en ponedoras comerciales pueden llegar a ser relativamente comunes. En la presentación de este estado de parasitismo juegan un papel importante: 1.- La autosuficiencia de algunos avicultores quienes creen saber lo suficiente respecto de las explotaciones avícolas. 2.- Por la misma causa anterior, solo contratan los servicios profesionales en forma temporal y no en forma permanente, presentándose falta de continuidad en los planes y controles sanitarios. 3.- El desconocimiento de algunos profesionales quienes no asocian los síntomas con un estado de parasitismo. Los casos que presento son una conjugación de los factores anteriores.

Cualquiera pensaría que las infestaciones con tenias en aves comerciales  ya no se observan, dada  la tecnificación de las explotaciones comerciales y el control sobre parásitos así como sobre  los vectores de estos.  En la práctica parecería no tener importancia hablar sobre tenias en aves comerciales por las mismas razones que  acabo de mencionar.

Tenias

Imagen No. 2. Con frecuencia, al efectuar la necropsia de una manera juiciosa, encontramos estados de parasitismo como el que muestran las fotografías. Constituyen verdaderos hallazgos de necropsia. De acuerdo con el contenido de los protocolos de envío demuestras al laboratorio (Historias clínicas), podemos inferir si los Médicos veterinarios de campo hicieron un seguimiento, realizaron necropsias y/o asociaron el estado de parasitismo con los síntoma que presentan las aves, los cuales muchas veces tienen que ver con descenso en la producción de huevos o también con la presencia de heces líquidas con suciedad del plumaje y empastamiento de la cloaca.

Pero para quienes nos enfrentamos a diario  con el diagnóstico en las aves comerciales no dejan de sorprendernos los casos extremos de parasitismo, como los que presento en este artículo. La pregunta que surge es la siguiente: porqué en un área de explotaciones de aves comerciales tecnificadas, con Médicos Vetenirarios  experimentados, con suficientes recursos y tecnología, se presentan estos parasitismos, sobretodo  en casos extremos como los que muestro en esta ocasión..

La mayor parte de las veces y cuando al final de la evaluación de las aves a la necropsia el diagnóstico es un estado de parasitismo,  se presenta una de las siguientes situaciones o se conjugan varias de ellas.

  • Se presentan principalmente en aves  ponedoras
  • Lo síntomas, al menos los iniciales, no son  específicos
  • La causa más común de consulta se debe a reducción en la producción de huevos
  • La mayoría de las veces las aves lucen clínicamente sanas
  • Algunas veces se presenta diarrea.
  • Puede haber asociaciones entre varios parasitismos, a veces entre metazoarios y protozoarios.
  • El  asistente técnico con frecuencia desconoce la causa del problema.
  • El propietario de las aves no dispone de asistente técnico (Porque cree que no lo necesita, o porque le asiste el técnico la empresa que vende el alimento  o los medicamentos).
  • Los estados de parasitismo intestinal muchas veces no se asocian con la presencia  de  vectores, por ejemplo las moscas.

Raillietina es un género de parásitos metazoarios  de forma aplanada o platelmintos denominados céstodos o tenias. Los platelmintos se agrupan en dos órdenes: Pseudophyllidea y Ciclophyllidea. El orden Ciclophyllidea tiene cuatro familias (Davaineidae, Dilepididae, Hymenolepididae y Taeniidae). Uno pensaría que por ser tenias, las Raillietinas pertencen a la familia Taenidae; la verdad es que los especialistas en el tema las agrupan en la familia Davaineidae).

Del género Raillietina se conocen más de 200 especies. Numerosas especies afectan a las aves,  su incidencia depende de la región. Del género Raillietina, las especies más frecuentes en aves son: cesticillus, echinobothrida, tetragona y bonini

Los céstodos tiene ciclos de vida indirectos, se requieren por lo menos dos hospederos de especies diferentes para completar el ciclo. El adulto se localiza en el intestino delgado del ave; a partir de la cabeza del parásito, crecen segmento  sucesivos o anillos; cada nuevo segmento va empujando los demás hacia  la parte posterior; a medida que se desplazan van madurando, se autofecundan por cuanto son hermafroditas y finalmente se desprenden y salen con las heces que infestan la cama o en general el piso donde se encuentran las aves. De allí los ingiere el huésped intermediario; en el caso de las aves encasetadas, las moscas actúan como huéspedes intermediarios

Creo que no hay datos sobre la incidencia de Raillietina en aves comerciales en Colombia. Encontré una tesis de estudiantes de la Universidad de Caldas (Manizales, Caldas, Colombia) en aves  en gallinas de campo en las cuales la infestación con Raillietina ocupa un lugar importante.

Instantánea 1 (03-12-2014 10-09 a.m.)

Imagen No. 3 Esta fotografía muestra cuatro de las aves que fueron remitidas para necropsia y cuya historia se describe a continuación. Si se revisa la historia o protocolo de envío demuestras, nos daremos cuenta de que al solicitar además de histopatología, serologías para tres enfermedades de etiología viral (Newcastle, bronquitis y laringotraqueitis), no está relacionando el problema presentado en la granja, con un estado de parasitismo como el que se mostrará en las imágenes Nos. 5 y 6 correspondientes a las aves que se observan en esta imagen. Cuando las aves fueron llevadas al Laboratorio de Diagnóstico y antes de proceder al sacrificio y examen de necropsia, no teníamos la sospecha de que estaban infestadas contenias, menos que la infestación con tenias era tan severa. Y es que las aves se ven clínicamente sanas.
  • Gallinas ponedoras comerciales de una explotación  de 30.000 aves
  • Edad: 27 semanas
  • Número de aves afectadas: 8.000
  • Número de aves muertas: 15
  • Síntomas reportados: crestas pálidas y caídas, caída de la postura, decaimiento
  • Tratamientos suministrados en  los últimos siete días: ninguno
  • Vacunas reportadas en el protocolo de envío de muestras:

– Viruela: semana 1
– Primera Gumboro y primera Newcastle (La Sota), Bronquitis H120: semana 3
– Segunda Gumboro: semana 3
– Tercera  Gumboro: semana 4

No reporta otras vacunas. Cinco aves fueron remitidas para diagnóstico de necropsia y pruebas complementarias. El Médico veterinario remitente solicitó evaluación histopatológica específicamente  (Según él) para: Newcastle, bronquitis y laringotraqueitis viral.

Aspecto general

Imagen No. 4 Tanto el aspecto físico de las aves como el examen de todos los órganos y sistemas (Excepto el intestino) no indicaba que los animales estuviesen enfermos o al menos estuviesen severamente parasitados. Estas imágenes son comunes para todas las aves examinadas y que se muestran en la imagen No. 1

Agrupación 1

Imagen No. 5. Se puede observar la abundancia de parásitos planos (Céstodos o tenias) que aunque no fueron clasificadas, creemos que corresponde a Raillietina spp., probablemente tetrágona.

Agrupación 2

Imagen No. 6. Todas las aves examinadas y pertenecientes al caso No. 1, estaban severamente infestadas con tenias.

Desmineralización

Imagen No. 7. Las aves descritas en el caso No. 1 tenían malformación en la quilla (Izquierda) y probablemente deficiente mineralización ósea, debido a la fragilidad de los huesos largos para doblarse (Derecha).

Desde luego, este tipo de casos no deja de sorprender al técnico quien realiza una necropsia, sobretodo cuando  el Médico veterinario de campo no tiene idea de lo que está sucediendo. Lo primero que acostumbramos hacer en estos casos y en forma inmediata después de terminada la necropsia es entrar en contacto con el Médico Veterinario responsable del caso e informarle del hallazgo.

En este caso, el profesional a cuyo cargo estaban las aves, informó que  había una población exageradamente excesiva de moscas en la granja y desde luego el caso se asocia a la mosca como huésped intermediario. El Médico Veterinario explicó que había advertido al propietario de la granja sobre la necesidad de controlar la población de moscas, a lo cual que el propietario no hizo caso, creemos que no vio la necesidad, entre otras cosas porque seguramente su formación académica no le permite asociar la alta población de moscas con un parasitismo intestinal  exageradamente alto como el que vimos en las imágenes Nos. 5 y 6

Imagen2

Imagen No.8. Estas aves, de acuerdo con el protocolo de envío demuestras, tienen 105 semanas; según la información del Médico Veterinario responsable de la granja, fueron replumadas a la semana 85. De hecho, el aspecto de las aves es de “aves viejas” lo cual no tiene que ver con sus aspecto que es un tanto “descuidado” debido a la suciedad del plumaje; posteriormente, en la imagen No. 9, veremos esto asociado a a la suciedad del área de la cloaca. En relación con este síntoma, el Médico Veterinario reportó heces húmedas
  • Gallinas ponedoras comerciales de una granja de 60.000 aves
  • Edad: 105 semanas (Replumaron a las 85 semanas)
  • No de aves enfermas: 10.000
  • Número de aves muertas: 109
  • Síntomas reportados: animales con “colas sucias”, heces húmedas, empastamiento del área de la cloaca,
  • Tratamientos suministrados: ninguno
  • No informa sobre vacunaciones.

Cinco aves fueron remitidas para examen de necropsia y pruebas complementarias. Específicamente el Médico Veterinario remitente solicita: “Necropsia, cultivo, antibiograma e histopatología”.

Imagen1

Imagen No 9. Las aves remitidas para examen de necropsia y complementarios (Caso No. 2), tenían este aspecto. Hasta el momento no asociamos esta condición con la presencia de parásitos, específicamente tenias. De acuerdo con lo informado por el Médico Veterinario, igualmente él tampoco había asociado esta condición con el estado de parasitismo encontrado en el proceso de necropsia. Se concluye que el profesional no había hecho necropsias en la granja, si las hubiese hecho, habría detectado e informado sobre el parasitismo.
A pesar de que se detectó parasitismo intestinal con tenias, se hicieron otros exámenes complementarios tendientes a descartar otros estados patológicos. Desde luego se hicieron cultivos bacteriológicos para Salmonella, con resultados negativos. Pero otro estado de parasitismo fue detectado por examen directo de raspado de mucosa intestinal y cecal: infestación con trichomonas; al final de la presentación del caso, el segundo video está relacionado con este hallazgo.

Imagen3

Imagen No. 10 Dos fotografías de intestino de dos de las aves del caso No. 2

Imagen5

Imagen No. 11. Dos fotografías más de intestino de otras aves del caso No.

(Puedes ver el video en el post original)

El haber encontrado una población alta de tenias en el lumen intestinal de las aves examinadas, no satisfizo inquietud  sobre la suciedad de las plumas periféricas a la cloaca con el empastamiento de la misma. En algunas secciones de intestino, en forma concomitante con la presencia de tenias, se observo irritación de la mucosa intestinal. Igualmente el  contenido  de los ciegos era de aspecto líquido espumoso. Se decidió realizar un raspado de mucosa intestinal y cecal y  observarlo directamente al microscopio. Lo que se observó lo registramos en el siguiente video. Las formas observadas corresponde a Trichomonas. Seguramente su elevado número  en el lumen intestinal tiene que ver con la diarrea,  con la suciedad de la plumas y con el empastamiento de la cloaca.

(Puedes ver el video en el post original)

Al analizar el caso No. 2, se puede inferir que: 1) El Médico Veterinario no había detectado el estado de parasitismo en la granja, quiere decir que no estaba revisando la mortalidad en forma adecuada. 2) En términos generales, hace falta el uso del laboratorio, específicamente de los exámenes coproparasitarios con cierta regularidad; nos nace falta más medicina preventiva. Los parásitos protozoarios no se detectan fácilmente en la granja al efectuar  las necropsias en forma debida, al menos no el que se reporta en este  caso 3) No hay una asociación con la presencia de vectores o el factor que está facilitando la diseminación del problema dentro de la granja.

LIGAS

http://parasitipedia.net/index.php?option=com_content&view=article&id=2140&Itemid=2300http://www.ecured.cu/index.php/Ra%C3%ADll%C3%ADet%C3%ADna_spp
http://parasitipedia.net/index.php?option=com_content&view=article&id=148&Itemid=224http://parasitipedia.net/index.php?option=com_content&view=article&id=2140&Itemid=2300
http://vetzootec.ucaldas.edu.co/downloads/Revista1-2_5.pdf

Fuente:patologiaaviarmidiagnostico.blogspot.mx
Por: Bernardo Mejía Arango.  M.V.Z.  M.Sc.
Fotografías e imágenes: Bernardo Mejía Arango, M.V.Z.  M.Sc.
Créditos: Necropsias:  Bernardo Mejía Arango.  M.V.Z.  M.Sc.;  Luis Abel Buitrago M.  M.V.Z.;  Juan Sebastian Alvear. M.V.Z.