“Un Honor que los Colegas de ANECA me hagan este Reconocimiento”… Dr. David Gastélum.

entrevista

El Dr. David Gastélum Cázares fue homenajeado por la Asociación Nacional de Especialistas en Ciencias Avícolas (ANECA) al dedicarle ésta su XLII Convención Anual 2017 realizada en mayo pasado en Boca Del Río, Veracruz.

“Fue muy inesperado para mí, pero es sumamente halagador y honroso que te hagan un reconocimiento tus colegas, como te he comentado, anteriormente ya había tenido la distinción de tener un reconocimiento por parte de ALA (Asociación Latinoamericana de Avicultura), y otro por parte de la Unión Nacional de Avicultores (UNA) al otorgarme el “Mérito Avícola”, pero el que mis colegas veterinarios, mis amigos de trinchera me hagan esta distinción, la verdad es muy motivante y bonito, ya que aquí el único interés es el de reconocerle la trayectoria al Veterinario y colega”, comenta emocionado el MVZ. Gastélum, quien inició su vida gremial en ANECA al asistir a principios de los ochentas a la Convención que se realizó en Mérida, Yucatán, aunque su relación con la ANECA comenzó años atrás cuando fungió como presidente de la Asociación de Patólogos y Zootecnistas Aviares del Noroeste (APYZAN) en Ciudad Obregón, Sonora.

El Dr. Gastelum recuerda que en esa época de presidente de la APYZAN, y con el apoyo precisamente de la ANECA, representada por los doctores José Antonio Quintana López y Ángel Mosqueda Taylor; con el apoyo de la Asociación de Avicultores del Estado de Sonora, y con una muy buena relación con las Autoridades Sanitarias Sonorenses les tocó erradicar a la Salmonella de la avicultura de la región.

Dr. Gastélum, ¿cómo fue tu acercamiento con la Avicultura?

“Mis primeros pasos en la avicultura fue cuando comencé a trabajar en La Hacienda SA de CV., el Sureste del país, vendiendo alimento balanceado y dando servicio técnico en pollo, cerdo y bovino, aún recuerdo a los productores de pollo que atendíamos, eran muchos pequeños productores, pero estaban poco tecnificados y tenían un manejo muy poco sanitario, en aquel entonces me tocó diagnosticar de libro Vómito Negro y Gumboro en sus inicios, Ahí conocí al buen amigo Dr. Miguel Angel Márquez, era en realidad una avicultura incipiente y pulverizada, donde el poder de la producción radicaba en los productores de pollito (un ejemplo Pollitos El Rey) y alimento balanceado, (como ejemplo Purina) el consumo per cápita no rebasaba siquiera los 10 kg”.

“Después regrese a mi terruño, Sonora, contratado por Bachoco, para ese entonces yo no conocía ni tenía idea de la empresa, nunca la había escuchado, con ellos mi rol fue vender, cobrar y dar servicio técnico con la pollita ponedora Hisex, en los estados de Sonora, Sinaloa y Jalisco, y después con las reproductoras de pollo Hybro”.

En aquellos tiempos la mayoría de los vendedores de medicamentos y alimentos no eran veterinarios, era un área no bien vista por éstos para desarrollarse, ¿cómo es que tú llegaste de vendedor a la industria?

“Muy buen comentario, fíjate que en la empresa La Hacienda, es donde yo me inicié en las ventas, y precisamente como lo mencionas en tu pregunta, fue poco a poco porque yo estudié para ser Veterinario, no vendedor, sin embargo lo que aprendí y entendí es que ser veterinario y tener conocimiento en ventas te daba mayor credibilidad ante los clientes y podías cerrar más fácil una venta, disfrutar esa habilidad de ventas me motivó a estudiar mercadotecnia, lo que conjuntamente con otros conocimientos me permitió crecer en mi carrera”.

“Curiosamente había clientes que me cuestionaban cómo iba vestido a verlos; pásale, siéntate y platicamos, me decían si traía la bata de Médico Veterinario, pero si traía el saco de cobrador me decían levántate y vete”, recuerda divertido el homenajeado.

Llegaste a ocupar puestos muy altos en la dirección de Bachoco, empresa en la que duraste casi 35 años ¿cómo fue tu experiencia desde esa posición?

“La verdad que trabajar en Bachoco para mí fue una suerte de la vida y un gran privilegio, me pude desarrollar en lo que me gusta, las relaciones públicas, las ventas, la logística, el marketing, etc. Ahí siempre me dieron confianza, crecimos y dimos resultados, en Bachoco siempre se le apostó a la diferenciación, a la eficiencia, a la calidad, a la tecnología, a la gente, a la capacitación, porque solamente así se puede hacer algo grande. Una gran experiencia es lo que logramos en participación de mercado y en reconocimiento de marca”.

En México existen diferentes climas, diferentes recursos naturales, diferentes mercados de consumo ¿Qué tan grande es la diferencia entre una zona geográfica y otra para hacer avicultura exitosa en el País?

“Yo verdaderamente en el área de producción nunca participé, aunque me hubiera gustado, fueron 33 años los que participé siempre en el área comercial, pero sí te puedo comentar que pude observar en pollo y huevo cómo las inversiones en tecnología para manejar el calor, el frío, la humedad, la alimentación y el agua, se fue modificando en el tiempo, hasta hacer hoy de la avicultura una industria de clase mundial, y un ejemplo de eficiencia y extraordinario manejo de las aves. Sin embargo, alinear producción y el servicio a las demandas y las costumbres, es complejo en México. Por ejemplo, vender pollo vivo al mercado de Oaxaca es diferente que venderlo en el Valle de México; servir al autoservicio de la Cd. de México es diferente a servirlo en Mexicali. El mismo pigmento se demanda diferente en el Autoservicio que en el Mercado Público en el Valle de México, etc. Entenderlo y alinear oferta y demanda para servir a los clientes de este negocio fue una experiencia muy bonita”.

¿Cuál fue tu participación en la Unión Nacional de Avicultores (UNA)?

“Participo en el Consejo de la UNA desde 1984 hasta el día de hoy, antes participé en las tres Secciones Especializadas de la UNA, la de Pollita, la de Pollo de engorda y la de Progenitores, fui presidente de la Sección de Pollita y de la Sección Nacional de Progenitores, Consejero de la UNA, y en el Consejo he tenido responsabilidades como Secretario, Vicepresidente de Carne de Ave, y miembro de la Comisión Ejecutiva”.

Te tocó vivir los distintos brotes de Influenza Aviar que se presentaron en la avicultura del país, ¿qué me puedes comentar sobre esa contingencia sanitaria?

“Me tocó vivir el primer brote de alta patogenicidad que fue principalmente en el estado de Querétaro, recuerdo que cuando se tuvo la noticia nos recibió el secretario de Agricultura de aquel entonces, que era el Prof. Carlos Hank González, quien también estaba sumamente preocupado por la situación, de ahí se empezó desde cero a hacer toda la normatividad en conjunto con las autoridades de sanidad animal, ya que esta enfermedad ha sido un parte-aguas para la industria, fue algo muy complejo porque se tuvo que cambiar las movilizaciones de las aves a las diferentes zonas del país, se afectaron inversiones y negocios, desgraciadamente a mi ver en el tiempo, sólo se han dado esfuerzos de control, no de erradicación. Ya en este último brote de IAAP mi participación fue más como Consejero y como miembro de la Comisión Ejecutiva”.

¿Qué tanto representa la Influenza Aviar para la avicultura?

“Representa muchísimo, esta enfermedad genera altos costos por vacuna, por mortalidad, por manejos, etc., un costo que le afecta a la eficiencia y que te hace perder productividad y competitividad, este virus muta y mucho. El riesgo es alto para la industria y para México en el abasto de alimentos a nuestros consumidores, además de que no podemos exportar”.

La Influenza Aviar es una enfermedad que tiene carácter global a raíz de tanto intercambio comercial entre países, ¿lo crees así?

“No es que crea, si no que los reportes de la OIE ahí están y es lo que indican, los brotes se han venido dando en muchos países del mundo”.

¿Qué han hecho diferente otros países con relación a México para combatir a la IA?

Nosotros decidimos vacunar, otros países lo que han hecho es erradicar, cuando tienen brotes rápidamente los identifican, lo reportan, cuarentenan, sacrifican, limpian”.

Por último Dr. Gastelum, ¿Cuál consideras sea la diferencia entre la avicultura Brasileña y la de México para el crecimiento que ha tenido una con relación a la otra a nivel mundial?

“De lo que entiendo, la avicultura de Brasil se ha caracterizado por tener materias primas más baratas que nosotros, como el maíz y la soya, son grandes exportadores, su modelo de producción es muy eficiente en granjas, casi todo el pollo es mixto a un peso promedio de 2,800 kg, lo que también hace muy eficiente sus líneas en los procesos, y sanitariamente están muy bien”.

Artículo publicado en
Los Avicultores y su Entorno 117