Dresquin 66

La mejor elección en el control oxidativo de grasas, aceites y vitaminas. El proceso de oxidación provoca pérdida en la calidad del alimento que no puede ser recuperada, además, en contraste con muchas reacciones químicas la oxidación ocurre a temperatura ambiente. Las afecciones más notables asociadas con la oxidación de los alimentos para animales son la alteración del sabor de los alimentos, la destrucción de las vitaminas liposolubles, la pérdida en el contenido de proteína y energía y la creación de metabólicos tóxicos.

Empresa Dresen