Luis Etcharren.
Director Regional de Mercadotecnia para América.
Unidad de Negocio Avícola,
MSD Salud Animal.

Debido al menor precio de las enramicinas genéricas, es frecuente preguntarse ¿cómo diferenciar Enradin® el producto de marca registrada de las enramicinas genéricas? Información técnica* recientemente publicada revela importantes diferencias entre Enradin y las enramicinas genéricas:

  • Sólo Enradin se produce con el aislamiento original B5477 del Streptomyces fungidicus. Esta molécula única fue desarrollada por el laboratorio Japonés Takeda en 1966. Sólo dos laboratorios en el mundo están autorizados para producir Enradin con la semilla de trabajo original.
  • Análisis realizados en el laboratorio de control de calidad de HISUN revelaron que la potencia de algunos productos genéricos se encuentra por debajo de los niveles declarados en su etiqueta.*
  • Enradin ofrece una actividad microbiológica estable y constante contra Clostridium perfringens que puede demostrarse a través de las evaluaciones de las Concentraciones Mínimas Inhibitorias (CMI) realizadas en los últimos 26 años.

La potencia, pureza y los buenos resultados de Enradin son las principales razones por las que ha mantenido un crecimiento de doble dígito año tras año a pesar de la introducción de enramicinas genéricas, consolidando su posición como el antibiótico aditivo del alimento líder en el mundo.

ESCUCHE A SUS AVES ELLAS LE CONTARÁN LA HISTORIA…

LA MEJOR PRUEBA DE LA EFICACIA DE ENRADIN® SE OBSERVA EXAMINANDO A LAS AVES MISMAS.

Una detallada observación de la integridad intestinal de sus parvadas probará si se está optimizando la digestión y absorción del alimento, así como el proceso de conversión.

Aproximadamente el 70% del costo total de producción está ligado al costo del alimento. Un intestino sano es un factor clave para maximizar los procesos de digestión y absorción.

Aquí se describen las observaciones de una reciente visita al campo en la que se examinó una parvada medicada con una enramicina genérica. A pesar de que el productor indicó que el producto genérico se empleó siguiendo las indicaciones de su etiqueta, la parvada mostró deficiencias obvias en su salud y desempeño. Un detallado examen de la parvada, reveló tres hallazgos importantes:

  1. Caminando entre las casetas de la granja, fue evidente que las heces de estos pollos de 40 días de edad mostraban un anormal incremento en la cantidad de moco, excesiva humedad junto con una importante cantidad de grano no digerido. En algunas de ellas también observamos sangre.
  2. A la necropsia observamos una enteritis de moderada a severa, que corría desde el duodeno y a todo lo largo del intestino hasta alcanzar los ciegos. Una cantidad excesiva de moco y un incremento anormal de la humedad también se notaron en el intestino.
  3. En los ciegos encontramos burbujas de gas y sangre.

Como lo mostraron claramente las lesiones en las necropsias y otros hallazgos en este caso, cuando las enramicinas genéricas no protegen adecuadamente, la integridad intestinal y el desempeño de la parvada se ven comprometidos.

EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO CLÍNICO

EL DIAGNÓSTICO DE ESTAS OBSERVACIONES FUE: UNA ENTERITIS CAUSADA POR UN DESBALANCE DE LA MICROFLORA INTESTINAL ASOCIADO CON UN BROTE DE E. Tenella.

El cuadro clínico inició con un desafío de E. tenella. Este desafío estimuló una respuesta inmune que incrementó la producción de moco y que junto con los restos de células muertas provocados por la multiplicación de E. tenella, alimentaron a la población de Clostridium spp. en los ciegos, incrementando exponencialmente su número. Posteriormente, mediante el mecanismo de retroperistalsis intestinal la bacteria se movió a la parte alta del intestino. El crecimiento excesivo de Clostridium spp. en el duodeno e intestino medio fue el responsable de la enteritis. Como resultado, los procesos de digestión y absorción se vieron afectados, causando importantes pérdidas económicas.

Este ejemplo demuestra el mejor retorno económico con el uso de Enradin, la enramicina de marca registrada frente a las enramicinas genéricas. Las pérdidas económicas provocadas por la enteritis resultado de las infecciones por Clostridium spp., son muy superiores a los ahorros generados por el uso de enramicinas genéricas

FIGURA1: Heces mostrando una excesiva humedad, moco y alimento mal digerido. Una causa común de elevadas conversiones alimenticias y pobres ganancias de peso.
FIGURA 2: Heces mostrando una pobre digestión del alimento, exce- siva humedad y moco.
FIGURA 3: Heces mostrando una mala digestión del alimento, excesiva humedad y moco (Fotos A y B).
FIGURA 4: Sangre en heces. Probablemente resultado de un brote de E. tenella.
FIGURA 5: Enteritis y una excesiva cantidad de moco en el intestino (Fotos C y D).
FIGURA 6: Sangre en ciegos, una lesión común- mente asociada con un brote de E. tenella. (Fotos EyF).
FIGURA 7: Hemorragia en las tonsilas cecales, un signo de una respuesta inmune en el intestino de las aves.
FIGURA 8: Contenido del ciego mostrando producción de gas (burbujas). La producción de gas está asociada con el crecimiento de Clostridium spp.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno 105