Portada Secciones Especiales Centro de información de ensilaje de calidad Cómo establecer la tasa de alimentación del ensilado de verano

Cómo establecer la tasa de alimentación del ensilado de verano

0

Patrocinado por Lallemand Animal Nutrition

Al abrir el ensilado durante la extracción del alimento, éste se expone inevitablemente al aire (oxígeno), lo que permite el crecimiento de las levaduras que sobrevivieron el proceso de ensilado. Esto puede ocurrir en pocas horas luego de la exposición al aire.

La tasa de alimentación ideal ayuda a minimizar la cantidad de aire que penetra en la cara del ensilado, lo que se conoce como interfaz aeróbica. Por lo tanto, siempre deben mantenerse las tasas de alimentación a mayor rapidez que la penetración de oxígeno en la masa de ensilado para evitar el calentamiento. Una regla básica es retirar de la superficie un mínimo de 15 a 30 cm de ensilado por día.

En verano, aumente la tasa de alimentación cuando la temperatura ambiente está más alta o si el ensilado está mal embalado. Conservar la cara limpia también puede ayudar a mantener baja la penetración de oxígeno.

Las buenas prácticas de gestión durante la cosecha y el ensilado ayudan a reducir al mínimo el deterioro aeróbico. El uso de un inoculante forrajero comprobado que contiene Lactobacillus buchneri NCIMB 40788 reduce el crecimiento de levaduras, que son las iniciadoras del deterioro. De hecho, la aplicación de L. buchneri 40788 a 400.000 UFC por gramo de ensilado o 600.000 UFC por gramo de maíz de alta humedad (HMC), ha sido examinada de manera específica por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) y se le permitió afirmar una mejora de la estabilidad aeróbica.

SIN COMENTARIOS