R. Corrales Lerma
Estudiante de Posgrado Facultad de Zootecnia y Ecología Universidad Autónoma de Chihuahua. Correo: [email protected]

L. A. Durán Meléndez
Profesor Facultad de Zootecnia y Ecología Universidad Autónoma de Chihuahua.

Juan Alberto Grado Ahuir
Profesor Facultad de Zootecnia y Ecología Universidad Autónoma de Chihuahua.

David Domínguez Díaz
Profesor Facultad de Zootecnia y Ecología Universidad Autónoma de Chihuahua.

Resumen

Un total de 1,289 pavos de un día de edad, divididos en dos grupos; uno de 750 animales con peso inicial (PI) de 63.73 g, y otro con 539 aves con PI de 60 g fueron alimentados durante 17 semanas, suministrando una dieta comercial en dos tratamientos consistentes en: dieta control (T”0”) y 2.5% de clinoptilolita (T”1”). Se registró semanalmente el porcentaje de mortandad (%MO), se evaluaron las variables de peso vivo al sacrificio (PVS), peso de la canal caliente (PCCAL), peso de la canal fría (PCFR) y peso del pavo ahumado (PAHU). Para el análisis estadístico se utilizó ANOVA y comparación de medias con GLM de SAS (2004), el modelo incluyó efectos de interacción tratamiento por semana. Se observaron diferencias significativas en %MO en las semanas uno y dos (P<0.05), siendo mayor en T”0” (0.73±0.08% vs 0 .32±0.08% y 0.24±0.08% vs 0.0, respectivamente), el resto del tiempo no presentó diferencia significativa en %MO así como tampoco se presentó diferencia en PVS, PCCAL, PCFR y PAHU. Con la clinoptilolita se observó ventaja en la disminución de mortandad en los pavos durante las primeras semanas de vida.

INTRODUCCIÓN

La avicultura es el principal soporte en la actividad pecuaria a nivel mundial. Chihuahua ocupa el segundo lugar con el 16% de la producción nacional (UNA, 2011). La incorporación de la carne de pavo a la dieta en los últimos años, se debe mucho a las campañas educativas sobre alimentación, la carne de pavo es magra, tiene un bajo contenido de grasa saturada y colesterol, además de una fácil digestión (Cornejo y Fernández, 2009).

En México la actividad comercial de esta ave tiene su mayor auge en época navideña y durante el periodo de engorda el productor no tiene ingresos monetarios, por lo que esta actividad demanda una fuerte inversión inicial, ya que sus utilidades se ven reflejadas hasta la finalización de los pavos, ya sea en pie, canal o procesados. La alimentación representa alrededor del 70% de los costos de producción (León et al., 1993), por esto, se hace énfasis en la reducción de costos y riesgos, además de la eficiencia durante el procesado de la canal, lo cual depende en gran parte de la sanidad de la parvada y métodos de alimentación.

Gráfica 1. Porcentaje de mortandad (medias con error estándar) en pavos alimentados sin (0%) y con (2.5%) clinoptilolita.

Los secuestrantes de micotoxinas son una alternativa para eficientar los sistemas de producción, ya que mejoran las condiciones de sanidad y por lo tanto es posible que coadyuven en el aprovechamiento de nutrientes, mejorando la salud, la calidad de la canal y disminuyendo los costos (Vayvet, 2005).

La inclusión de arcillas en la alimentación de pavos no ha sido lo suficientemente investigada y desarrollada hasta el momento.
Por esta razón, el objetivo del presente trabajo fue evaluar el efecto de la inclusión de la clinoptilolita sobre la mortandad y en las características de la canal de pavos desarrollados bajo condiciones comerciales.

MATERIALES Y MÉTODOS

El presente estudio se llevó a cabo en la unidad avícola de la Facultad de Zootecnia y Ecología de la Universidad Autónoma de Chihuahua, ubicada en el km 1 del periférico Francisco R. Almada, en Chihuahua, Chih., México, a una altitud de 1440 msnm, con temperatura media anual de 18.6°C y precipitación media anual de 336 mm. Su localización geográfica está en los 28°35’ latitud Norte y 106°04’ longitud Oeste (INEGI, 2011). Se utilizaron 1289 pavos de engorda híbridos Orlop blancos de un día de nacidos, procedentes de las incubadoras Parson, localizadas en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua. Los pavos fueron separados en dos grupos, el primero de 750 animales con un peso inicial promedio de 63.73 g que se desarrollaron con una dieta control (T”0”) y otro con 539 aves con 60 g de peso inicial promedio, en el cual se incluyó el 2.5% de clinoptilolita (T”1”). El manejo para ambos grupos fue similar con una duración de 17 semanas totales para cada tratamiento, el porcentaje de mortandad (%MO) fue determinado con los registros diarios y expresados semanalmente. Se incluyeron los efectos de temperaturas mínimas y máximas dentro de las naves como variables independientes.

Se utilizaron dos dietas comerciales, una de pre-iniciación (PRIN) con el 28% de proteína, elaborada y suministrada por la compañía Parson y otra de pollo iniciación (POIN) (Cuadro 1) con el 21% de proteína de la empresa SABAMEX. En el T”0” las dietas no incluyeron el uso de clinoptilolita, para el T”1” se incluyó el 2.5% de clinoptilolita suministrada por la compañía Teval-A®, como parte del concentrado. Las dietas fueron ofrecidas de acuerdo a la etapa de desarrollo de los grupos. Las variables; peso vivo al sacrificio (PVS), peso de la canal caliente (PCCAL), peso de la canal fría (PCFR) y peso del pavo ahumado (PAHU), fueron evaluadas con un ANOVA y comparación de medias. Para %MO se ajustó un modelo que incluyó como efectos fijos; el tratamiento y la semana de muestreo, así como su interacción, realizándose comparaciones semanales entre tratamientos y tomando en cuenta el total de decesos en ambos tratamientos. El ajuste de los modelos descritos se realizó utilizando el procedimiento GLM del paquete estadístico SAS 9.0 (2004).

Cuadro 1. Composición de las dietas experimentales ofrecidas

Análisis

iniciación T”0”

iniciación
c/zeolita T”1”

%

%

Proteína

21

21

Grasa mínima

2

2

Fibra máxima

4

4

Ceniza máxima

8

8

Humedad máxima

12

12

E.L.N. (p. dif)

53

53

Calcio mínimo

1

1

Fósforo mínimo

0.7

0.7

Metionina mínima

0.5

0.5

Lisina mínima

1.2

1.2

Clinoptilolita

0

2.5

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Porcentaje de Mortandad

Se encontró interacción tratamiento x semana (P<0.05), observándose una menor mortandad durante la semana uno y dos en los pavos del T”1” Vs T”0” (0.32±.08% Vs

Se encontró interacción tratamiento x semana (P<0.05), observándose una menor mortandad durante la semana uno y dos en los pavos del T”1” Vs T”0” (0.32±.08% Vs 0.73±.08% y 0.0% Vs 0.24±.08% respectivamente).

Durante la tercera y cuarta semana del programa de engorda, aun cuando no se observaron diferencias significativas (P>0.05) entre tratamientos, la clinoptilolita mostró %MO nulos en comparación con T”0” (0.0%, Vs 0.061±.08%). En este sentido, es claro que la adición de zeolita en la dieta, muestra una ventaja en las primeras cuatro semanas de producción. Esto concuerda con lo establecido por Chalacán (2011) quien en un estudio con pollos demostró que la incorporación de clinoptilolita al 1% en el alimento disminuyó el índice de mortandad de 4% al 1.67%, debido a que existe un proceso de desintoxicación en el ave.

En el presente estudio, es probable que el efecto benéfico de la inclusión de la zeolita durante la etapa inicial del programa de engorda, se relacione con una mejora del sistema inmunológico. Al respecto, Araníbar (2007) menciona que pollos alimentados con dietas adicionadas con arcillas, tuvieron una reducción en los índices de aflatoxicosis, la cual es la toxina que más afecta a las aves, ya que es adsorbida en el intestino delgado, causando lesiones hepáticas y renales debilitando el sistema inmunológico, lo cual provoca reducción en la eficiencia productiva. A partir de la quinta semana y hasta el final de la prueba, el %MO fue similar entre tratamientos (P>0.05). En las variables PVS, PCCAL, PCFR y PAHU no se encontró diferencia estadística significativa (P>0.05), presentando medias para T”0” y T”1” de 10840.2±311.49 g Vs 11501.08±311 g, 8324.98 ± 236.47 Vs 8872.45 ± 236.47 g, 8599.35±236.47 Vs 9135.39±236.47 y 6673.95±1013.4 g Vs 7284.58±1013.4 g, sin embargo, se pudo ver una ventaja en todas a favor de la clinoptilolita.

CONCLUSIONES

Bajo las condiciones del experimento, la adición de zeolita (clinoptilolita) en dietas para pavos, disminuyó el porcentaje de mortandad durante las primeras dos semanas de edad de los pavos, sin afectar el peso vivo al sacrificio, peso de la canal caliente, peso de la canal fría y peso del pavo ahumado. Se recomienda la inclusión de clinoptilolita al 2.5% en la dieta, al menos las primeras cuatro semanas, siendo este lapso el tiempo más crítico para el desarrollo de los pavos y cuando el porcentaje de mortandad es superior en la producción de pavos de engorda, debido a su deficiencia inmunológica.

LITERATURA CITADA

  • Araníbar, M. J. 2007. Importancia y Control Preventivo de la Aflatoxicosis Aviar. XX Reunión ALPA, XXX Reunión APPA-Cusco- Perú. Arch. Latinoam. Prod. Anim. 15: 99-103.
  • Chalacán, O. D. 2011. Respuesta de diferentes niveles de zeolita natural (clinoptilolita), en el crecimiento de pollos broiler en Azcá- zubi–Pichincha. Tesis de Licenciatura. Universidad Técnica del Norte. Facultad en Ciencias Agropecuarias y Ambientales, Escuela de Ingeniería Agropecuaria. Provincia de Pichincha, Ecuador.
  • Cornejo, V. y E. Fernández. 2009. Beneficios de la carne de pavo. INTA, Universidad de Chile. Disponible en http://sopraval. cl/wpcontent/files. Consultado en Marzo 3, 2012.
  • León, R. A., I Angulo, M. Jaramillo, F. Requena y H. Calabrese. 1993. Caracterización Química y Valor Nutricional de Granos de Leguminosas Tropicales Para la Alimentación de Aves. Zootecnia Tropical 11(2):151-170.
  • UNA. 2011. Unión Nacional de Avicultores de México. Situación de avicultura en México. Disponible en http://www.una.org.mx/. Consultado en Enero 13, 2011.
  • Vayvet. 2005. Los retos en la porcinocultura. Mitos y realidades de la micotoxinas. Congreso de reunión anual AMVEC. Septiembre- Diciembre, 2005. México D.F.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno Junio-Julio 2015