Brad Thacker, Dym. PhD. MBA. DABVP
Merck Animal Healt, DG Doto, Ks
Artículo Proporcionado por MSD Salud Animal

Introducción

Entender la patogenia del circovirus porcino tipo 2 (PCV2) –cómo se desarrolla la enfermedad en el cerdo- es crítico cuando se elige una vacuna de PCV2.

Después de la exposición al virus, la viremia (presencia de PCV2 en sangre) comienza a darse con bajos niveles de virus en la sangre, siendo el primer paso en el desarrollo de la enfermedad. Incluso bajos niveles de viremia de PCV2 pueden tener un costo metabólico.

Parte de la energía y recursos del cerdo son direccionados hacia el sistema inmune en lugar del crecimiento, afectando la ganancia diaria de peso y conversión alimenticia1,2. La enfermedad severa puede ocasionar la muerte. Controlar la enfermedad por PCV2 utilizando vacunas que están indicadas en su etiqueta para ayudar a prevenir la viremia es una manera altamente efectiva, porque se rompe el ciclo de la enfermedad y el daño causado por la infección se limita o prácticamente se elimina.

PCV2 es un virus diminuto, resistente y persistente que se encuentra en prácticamente todas las operaciones porcinas a nivel mundial. Mientras que la vacunación ha sido efectiva en la mayoría de las situaciones por el hecho de que reduce la eliminación del virus, ésta no elimina el virus, por lo que éste persistirá en el ambiente. PCV2 es ubicuo porque es:

  • Resistente a desinfectantes comunes.
  • Resistente a inactivación incluso a pH bajo.
  • Estable a altas temperaturas.
  • Altamente infeccioso y transmisible vía secreciones oronasales y heces.

Debido a que PCV2 infecta células del sistema inmune del cerdo, el impacto de la enfermedad va más allá de la sola infección. PCV2 puede potenciar el impacto de otros patógenos, incluyendo el virus del síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRSv), Mycoplasma hyopneumoniae3 y el virus de influenza porcina (SIV). La vacunación de PCV2 puede servir como base para ayudar en el control de estas otras enfermedades.

Impacto Económico

De acuerdo con Darin Madson, DVM, Laboratorio de Diagnóstico Veterinario de la Universidad Estatal de Iowa, PCV2 es uno de los tres principales patógenos de importancia económica en porcicultura, detrás de PRRSv y Mycoplasma hyopneumoniae. Si los cerdos son dejados sin vacunar, los productores pueden tener pérdidas de más de $20.00 USD por cerdo, lo cual equivale a pérdidas que pueden exceder $2,000 millones USD sólo en los Estados Unidos4.

Con el 92% de las operaciones vacunando para PCV23, la enfermedad está siendo controlada, pero es importante continuar con la vacunación porque PCV2 es una constante amenaza a la productividad, morbilidad y mortalidad. Además, los cerdos vacunados para PCV2 pueden otorgar un retorno de inversión medible, tan alto como 10:1, o más de aproximadamente $20.00 USD por cerdo comparado con no vacunados.

Signos Clínicos de PCV2

Las infecciones de PCV2 pueden ser subclínicas, sin mostrar signos evidentes de infección pero impactando grandemente la ganancia diaria de peso y el desempeño general. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad incluyen:

  • Rápida pérdida de peso al inicio de la engorda, con reducción de consumo de alimento y agua.
  • Dificultad para respirar (neumonía).
  • Diarrea Nodos linfoides agrandados.
  • Lesiones cutáneas y renales (PDNS).
  • Ictericia.
  • Alta mortalidad.
  • Aborto y nacidos débiles.

Diagnóstico de PCV2

La Asociación Americana de Veterinarios de Cerdos (AASV) ha desarrollado una definición para la enfermedad por PCV2. Ellos recomiendan que un diagnóstico de laboratorio veterinario debe confirmar los siguientes cambios histopatológicos o microscópicos en tejidos del cerdo:

Depleción de células linfoides en tejidos linfoides de cerdos en crecimiento. Identificación de inflamación granulomatosa diseminada en uno o más tejidos (bazo,
nodos linfoides, pulmón, riñón, tonsila, etc.).
Detección de PCV2 en lesiones de cerdos en crecimiento.
Falla reproductiva confirmada por la presencia de antígeno en lesiones de miocarditis fetal.

Patogenia de PCV2

La patogenia es el mecanismo por el cual se desarrolla una enfermedad e incluye a dónde va el patógeno, lo que hace dentro del cuerpo y cómo reacciona el cuerpo a este patógeno. Los pasos en el proceso de enfermedad por PCV2 incluyen: 1) exposición, 2) infección inicial, 3) infección clínica y 4) resolución. (Ver Figura 1).

Paso 1: Exposición Los cerdos son expuestos a PCV2 por contacto con un ambiente contaminado, tal como piso, comederos, bebederos, cercos y posiblemente aire. El virus es transmisible de un cerdo infectado a uno sano por medio de secreciones oronasales o materia fecal.

Paso 2: Infección inicial resultando en viremia primaria PCV2 infecta linfocitos susceptibles de tejidos linfoides localizados en superficies, tales como tonsilas y placas de Peyer, las cuales se encuentran en el intestino delgado. A nivel celular, los linfocitos susceptibles deben ser tolerantes y permitir al virus entrar a la célula. Adicionalmente, los linfocitos deben estar dividiéndose activamente para que PCV2 se replique. Esta replicación puede ser aumentada por la estimulación inmune de otras co-infecciones como PRRSv o Mycoplasma hyopneumoniae. Después de suficiente replicación viral en su interior, el linfocito muere y libera PCV2 infecciosos a los tejidos circundantes. De allí, los virus acceden a vasos sanguíneos y linfáticos, resultando en viremia primaria o viremia relativamente de bajo nivel, no detectable. La viremia primaria propaga el virus a través del cuerpo causando infección de linfocitos en múltiples tejidos linfoides, incluyendo nodos linfoides, hígado y posiblemente médula ósea. El número de linfocitos que llegan a infectarse y mueren es relativamente pequeño. Microscópicamente, no se detectan lesiones obvias ni agregación de virus.

Paso 3: Infección clínica resultando en viremia secundaria, diseminación y depleción linfoide Esta viremia secundaria es fácilmente detectable en un gran número de linfocitos y conduce a un abrumador nivel de infección en el cerdo. Esta viremia es fácilmente detectable en muestras de estudios de campo o experimentales. La diseminación de PCV2 vía heces y secreciones oronasales comienza en este momento. Además, mueren grandes cantidades de linfocitos, originando depleción de folículos linfoides o del número de linfocitos en tejidos linfoides, lo cual es visible por inmunohistoquímica (IHC) bajo el microscopio. La depleción linfoide sigue a la viremia secundaria después de una semana más o menos. La infección por PCV2 ahora está en múltiples tejidos linfoides y se producen grandes cantidades de virus que están circulando a través del sistema del cerdo.

Paso 4: Resolución resultando en inflamación crónica (granulomatosa). Después de la depleción de poblaciones de linfocitos que fueron susceptibles a la infección, el cuerpo monta una respuesta inflamatoria para limpiar de linfocitos muertos y llenar el espacio previamente ocupado por aquellos linfocitos. Esta respuesta inflamatoria crónica es llevada a cabo por una infiltración de histiocitos, los cuales son macrófagos localizados en tejidos, que rodean y digieren las células muertas.

Con la infección de PCV2, la muerte linfocitaria es relativamente un proceso tranquilo. Hay inflamación aguda mínima, significando que no hay la típica, temprana y aguda respuesta inflamatoria caracterizada por infiltración de neutrófilos (piocitos) y fluido (edema). Debido a que PCV2 es muy persistente, los histiocitos pueden contener partículas de PCV2 inactivas, las cuales son recogidas durante el proceso de limpieza e incapaces de replicarse. La inflamación crónica siempre sigue a la depleción linfoide después de una semana, más o menos. Si un patólogo identifica depleción linfoide, también está presente inflamación crónica. Debido a que PCV2 es una enfermedad crónica, la viremia secundaria, diseminación, depleción linfoide e inflamación linfoide pueden persistir por meses. Esta enfermedad crónica ocurre a pesar de la aparición de anticuerpos contra PCV2, tal como se mide por la prueba de inmunofluorescencia indirecta (IFA) dos o tres semanas después de la exposición.

Discusión

Cuando se leen las indicaciones de etiqueta de las vacunas de PCV2, es importante entender cuáles partes del proceso de enfermedad por PCV2 busca controlar la vacu- na. Aquellas que previenen la viremia ayudan a romper el ciclo de la enfermedad en el periodo crítico que sigue a la exposición al virus. Es mucho más efectivo contro lar la enfermedad de forma temprana, para que el daño por la infección esté limitado o esencialmente elimina- do. Las vacunas etiquetadas para ayudar a prevenir la viremia por PCV2 son efectivas porque ayudan a romper el ciclo de la enfermedad tempranamente. MSD Salud Animal cree que la viremia es la medida más importante para la eficacia de una vacuna de PCV2, debido a que la prevención de la viremia detiene la infección desde el principio en el proceso de la enfermedad, antes de que pueda ocurrir daño tisular.

También son importantes las otras indicaciones de etiqueta. Aquellas vacunas que reducen la dise
inación viral y reducen la infección linfoide causada por PCV2, ayudan a detener el impacto de la infección que ocurre más tarde conforme la enfermedad progresa. Las indicaciones de etiqueta de “ayuda en reducción” significan que la diseminación viral y la infección linfoide ocurre en vacunados, pero con severidad significativamente menor que en controles.

CIRCUMVENT® PCV M FÓRMULA

Cada dosis de 2 ml contiene: Vacuna subunitaria de Circovirus Porcino, Tipo 2 de proteína ORF2 (Cápside) reproducida en baculovirus de línea celular de insecto (Spodoptera frugiperda Sf9) > 1.3 R.P.* asociada con Mycoplasma hyopneumoniae inactivado, cepa 11 ≥ 1.2 R.P.* Contiene como adyuvantes Fortasol y Microsol Diluvac Forte (formulación detallada propiedad intelectual de Intervet, protegida por patente). Contiene etilenamina binaria comoinactivante. Tambiéncontiene gentamicina como conservador. * R.P. = Potencia relativa.

Indicaciones: Para la inmunización activa de lechones con el fin de reducir la carga viral y la excreción por Circovirus Porcino (PCV) tipo 2, asociadas con las enfermedades causadas por este virus y para reducir las lesiones pulmonares provocadas por la infección por Mycoplasma hyopneumoniae. La utilización de la vacuna reduce la mortalidad y la pérdida de peso durante el periodo de engorda.

Después de la vacunación, de acuerdo con el esquema de vacunación recomendado, la inmunidad se inicia 2 semanas después de la aplicación de la última vacuna en el caso del componente PCV2 y 3 semanas después en el caso del componente Mycoplasma hyopneumoniae. La duración de la inmunidad abarca todo el periodo de engorda.

CONTRAINDICACIONES: NINGUNA.

Reacción alérgica: Se puede observar una reacción local transitoria en la zona inyectada, la que disminuye en unas cuantas semanas. En algunos casos puede ocurrir una reacción de hipersensibilidad; los animales se recuperan en unos cuantos minutos sin necesidad de ningún tratamiento.

Dosis y Vía de administración: Administre 2 ml por vía intramuscular. Programa de vacunación: Antes de aplicar el producto, permita que la vacuna alcance la temperatura ambiente (18-25°C). Agítese bien antes de usar. Evite su contaminación. Administre de forma aséptica 2.0 ml por lechón por vía intramuscular a partir de las 3 semanas de edad. Revacune 3 semanas después con una dosis igual.

Advertencias: Almacénese entre 2 y 8°C. No se congele. Protéjase de la luz. Antes de aplicar permita que alcance la temperatura ambiente (18-25°C). Agítese bien antes de aplicar. Pueden presentarse reacciones locales a la vacunación.

Presentaciones: Frascos con 50 y 250 dosis (100 y 500 ml).

Para mayor información contacte a su representante MSD Salud Animal. Consulte al Médico Veterinario. Para uso exclusivo del Médico Veterinario. Intervet México, S.A. de C.V.

REFERENCIAS

  1. Reg. SAGARPA: B-0273-251.
  2. 1. Kekarainen T, Montoya M, Domínguez J, Mateu E and Segales J. Porcine Circovirus type 2 (PCV2) viral components immunomodulate recall antigen responses. Vet Immunol Immunopathol. 2008. Jul 15;124 (1-2):41-9.
  3. 2. Colditz I.G. Effects of the immune system on metabolism: implications for production and disease resistance in livestock. Livestock Production Science. 2002. Vol. 75,
    Issue 3. 257-268.
  4. 3. Darin Madson, DVM, Iowa State University Veterinary Diagnostic Laboratory Seminar, speaking at the 2010 World Pork Expo.
  5. 4. Gillespie, J., Opriessnig, T., Meng, X.J., Pelzer, K. and Buechner-Maxwell, V. Porcine circovirus type 2 and porcine circovirus-associated disease. J. Vet. Intern. Med. 2009. Vol. 23, 1151-1163.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Enero-Febrero 2014