Departamento Técnico de Cerdos | Grupo Nutec®

Julio Baltazar | Lorena Padilla | Erick Castañón | Edgar Olvera | Saúl Salgado | Gonzalo Villar

Presentado en el Congreso de la Asociación Mexicana de Veterinarios Especialistas en Cerdos (AMVEC), Guadalajara, Jalisco del 23 al 26 de julio del 2019.

Introducción

El desarrollo genético de hembras hiperprolíficas ha permitido producir un mayor número de lechones/hembra/año. Para describir el efecto productivo de estas mejoras, se presentan en la Gráfica 1 los resultados del trabajo de Garrido (2016), donde se aprecia que el 51% de los partos presentaron más de 14 lechones nacidos y que, a un mayor número de lechones nacidos existe una tendencia a reducir el peso promedio al nacimiento y a incrementar la dispersión de este, lo que tiene como consecuencia un mayor diferencial entre los lechones más pesados y ligeros de la camada.

Gráfica 1. Tamaño de camada y su relación con el peso corporal.

Diferentes trabajos han clasificado a cerdos sin mérito productivo como aquellos que presentan un peso corporal de 2.0 y 2.5 desviaciones estándar (DE) por debajo del promedio de la población al momento del nacimiento lo cual repercuten en el peso al destete (Paredes, 2012). Sin embargo, los cerdos tienen la capacidad de compensar en etapas posteriores un peso bajo al destete. Existe diferentes opiniones sobre si estos animales deben ser sacrificados por el dudoso mérito productivo que estos pudieran representar al momento de la venta. Considerando lo anterior, el objetivo de este trabajo fue determinar la capacidad de recuperación previo a venta de los cerdos más ligeros de un grupo de producción al destete alimentado por medio de un programa de nutrición diferenciado y especializado.

Materiales y Métodos

Los animales empleados en el estudio se originaron de 96 camadas con un peso al nacimiento de 1.54 ± 0.337kg y un coeficiente de variación (CV) de 21.88%. Los lechones fueron alimentados bajo la madre (creep-feeding) con un alimento sólido (INITEC®) a partir del día 3 de nacimiento. El destete se realizó a los 22d de edad con un peso de 6.40 ± 1.260kg y un CV de 19.69% para ser alojados por tamaño en edificios con clima controlado y corraletas “slat” con fosa anegada en donde recibieron un plan de alimentación por presupuesto recomendado por GRUPO NUTEC® basado en el peso de destete, en donde se le ofrece mayor cantidad de alimentos más complejos a animales menos pesados (NUPIG SEW® y NUPIG UNO®) en comparación de animales con mayor peso. En crecimiento-finalización las instalaciones presentaban un piso a “full-slat” y clima controlado, los corrales consideraban un espacio mínimo vital de 0.88m2 por cerdo. Los animales se produjeron en condiciones comerciales hasta su edad de venta (175d) y consumieron un programa de alimentación basado en la estrategia nutricional Perfecto XP® de GRUPO NUTEC®.

Para determinar el desempeño productivo del grupo se pesó individualmente a la población (N = 966) a destete (22d) y se aretó el 15% de los cerdos más ligeros del grupo, por lo que, del total de la población se generaron tres sub-estratos diferenciados por el rango de peso; a) No aretados (+ 3 a -1 DE); b) Aretados (-1 a -2 DE) y c) Aretado chico (-2 a -3 DE). El grupo se pesó nuevamente previo al inicio de venta (175d). El análisis de la información corresponde al uso de estadística descriptiva del peso corporal y su distribución por sub-estrato a través del tiempo.

Resultados y Discusión

El Cuadro 1 presenta la estadística descriptiva del grupo de producción a los 22 y 175d. El desempeño productivo es similar a los resultados obtenidos en granja. Es importante mencionar que la granja se encontraba en un desafío sanitario importante para PRRS y PED. El Cuadro 2 se encuentra divido, mostrando la distribución de casos en cada uno de los sub-estratos al momento del destete (22d) y cómo es que se modificó a través del tiempo previo a la venta (175d).

Cuadro 1. Descripción estadística del grupo de producción a los 22 y 175d de edad.

A los 22d un total de 149 cerdos fueron aretados y asignados a los sub-estratos de -1 a -2 y -2 a -3 DE, 127 (13%) y 22 (2%) cerdos respectivamente. Los 817 cerdos restantes y correspondientes al 85% más pesado de la población, conformaron el sub-estrato de -1 a +3 DE. A los 175d sólo el 10% de los cerdos clasificados “Aretados chicos” a los 22 d (-2 a -3 DE) siguieron siendo los más pequeños a venta, el 68% de ellos presentaron un crecimiento compensatorio cambiando de estrato dentro de la población total (15 de 22 lechones), los restantes murieron (5 de 22). De la misma forma, 56% de los animales clasificados como “Aretados” (-1 a -2 DE) a destete presentó una mejora de al menos en un rango su peso corporal a los 175d de edad (71 de 127 lechones). Del 42.3% de la población que no logró esta respuesta, el 14.9% fue baja por mortalidad (Cuadro 2).

Cuadro 2. Descripción estadística del grupo de producción a los 22 y 175d de edad.

De acuerdo con la información presentada en el Cuadro 2, podemos validar que la permanencia de los animales en su sub-estrato productivo original cambia al momento en que estos llegan a venta en una proporción interesante. Para determinar la capacidad productiva compensatoria que presentó el 15% de los animales más ligeros a destete en los grupos “Aretados” y “Aretados chicos”, se presenta el Cuadro 3 que muestra el diferencial de peso de cada sub-estrato en comparación con el peso promedio de la población a los 22 y 175d de edad. Considerando lo anterior, a los 22d de edad los animales más ligeros del grupo presentaban un diferencial de 33 y 47% menor peso corporal en comparación con el peso promedio de la población. Mismo que se redujo a un 9 y 14% para los sub-estratos “Aretados” y “Aretados chicos” respectivamente a los 175d de edad.

Cuadro 3. Diferencial productivo previo a venta de los animales más ligeros a destete.

Conclusiones

De acuerdo con los resultados, se podría concluir que utilizar el criterio de bajo peso al destete para justificar el sacrificio de animales con un supuesto mérito productivo bajo, pudiera generar el descarte de animales que expresarán un crecimiento compensatorio a venta.

Los animales más pequeños a destete son productivamente capaces de compensar su bajo peso corporal antes de llegar a venta, por lo que se vuelve fundamental la implementación de manejos especializados: alimentación del lechón bajo la madre (creep-feeding), reacomodo por tamaño al destete y un plan de alimentación especializado considerando el peso al destete.

Bibliografía:

Garrido, G. 2016. Tesis de maestría, UNAM; Paredes et.al, 2013. J. Anim. Sci. 91:5589-5598; Douglas et.al, 2016. J. Anim. Sci. 94:35103-3518

Empresa Grupo Nutec