Redacción BM Editores.

La cría de cerdos requiere de una atención muy especial para ofrecer el confort suficiente que permita a los animales un desarrollo adecuado, coincidieron en señalar los especialistas Ing. Deivid Machado y Lorena Gallardo.

Al participar desde Brasil, en el webinar de la compañía Plasson, celebrada el pasado 19 de noviembre, con el tema “Cómo diseñar la Climatización en todas las etapas de la Cría de Cerdos”, ambos especialistas plantearon la importancia de la temperatura ideal para todas las etapas del cerdo y que su regulación permita que alcancen un desarrollo óptimo que incida en la productividad.

blankCoincidieron que en los galpones, la velocidad del aire y la temperatura va a determinar qué tipo de ventilación se deberá usar para no provocar estrés térmico en los animales.

Lorena Gallardo expuso que es creciente en todas partes del mundo, donde América Latina no es la excepción, el consumo de cerdos, “por lo que vemos que hay un aumento explosivo en la exportación de este tipo de carne para alimento humano”, señaló.

Por su parte, el Ing. Deivid Machado comentó que es importante que podamos controlar todas las aristas que enfrentamos en los galpones, desde climatizar, automatizar, pero siempre y de manera especial, saber manejar estos espacios donde se encuentran, viven y desarrollan los cerdos, porque eso seguirá y marcará la diferencia en las etapas productivas de este animal.

“Manejo, manejo y manejo -añadió Machado- porque de nada sirve tener todo esto, tener los mejores cálculos en la operación de los establecimientos, pero no se sabe cómo manejar los galpones”.

Dijo que no sirve de nada tener ese supergalpon, diseñar bien el extractor, diseñar bien el panel evaporativo, diseñar bien las ingles, si no se sabe bien cómo manejarlos, entonces, señaló que es importante que la persona, la empresa que ofrece esos productos, también ofrezca un servicio técnico para entrenar a la gente cómo manejar esos equipos tan especializados y que permitirán un desarrollo productivo del cerdo.

Sugirió a quienes se dedican al desarrollo profesional del cerdo, a quienes hacen las inversiones en este campo, buscar al proveedor adecuado en Internet, “hoy hay muchos videos, mucha información, porque la información nunca sobrará, para que tengan un distribuidor serio en esta materia, un representante que los pueda apoyar, gente técnica que conozca y no los confunda”.

Machado señaló que la finalidad de utilizar extractores de velocidad variable, en una ventilación cruzada, es porque no se quiere dar sensación térmica a los animales, por eso es necesario y de suma utilidad usar una ventilación más controlada en los galpones.

blankA diferencia de éstos, comparó que cuando se tiene un extractor muy grande y lo prendemos, muchas veces se da un movimiento brusco de aire dentro del galpón, por lo que el extractor variable tiene esa ventaja, se puede ir ajustando a los requerimientos del interesado, “quiero 20 por ciento, 30 por ciento 40 por ciento de ventilación, entonces tienes más etapas para poder ofrecer y dar al animal”, acotó.

“Dar al interior del galpón la temperatura y la ventilación adecuada e ideal que se necesita, es dijéramos un ajuste más fino de la ventilación, eso es por el lado técnico, pero por el lado tecnológico y de costo de operación, utilizar los extractores de velocidad variable va a bajar energía eléctrica, porque se va a utilizar menos consumo de electricidad, y esto puede ser de un rango de 40 a 60 por ciento de disminución de costos más económicos trabajando con extractores de velocidad variable”, explicó.

Dijo que la utilización de estos equipos permite un mejor control en los procesos de maternidad del cerdo, gestación, y que es bastante provechoso de manera integral su uso.

Así mismo señaló que en el mercado ya existen extractores de fibra de vidrio para colocarlos exclusivamente en galpones de cerdo, con velocidad variable.

Por lo que toca a la utilización de paneles evaporativos, señaló que su uso va a depender de varios factores, por ejemplo en etapas de engorde va a ser muy raro donde se requieran paneles, pero si pasa de 25 a 30 grados ya se podrían requerir paneles evaporativos, porque ya se necesita una temperatura de 18, 20 o 21 grados, igual en gestación, igual en maternidad, donde la hembra necesita 20, 21 o 18 grados y afuera durante el día va a traspasar esa temperatura, si se llega hasta los 28 grados se requiere usar el panel evaporativo.

“Debe quedar claro –comentó- que una ventilación muy alta puede causar un estrés en los animales haciendo que éstos tengan un efecto adverso de confort térmico”.

“Entonces utilizar el panel evaporativo específicamente cuando no tienes más ventilación puedes dar más ventilación, se entra en el panel evaporativo para reducir esa temperatura y para mantener el confort térmico en los animales”.

“Concluyo -dijo- cuando tenemos destete, donde es una zona fría, es raro que pase de no necesitar de panel evaporativo, la gran mayoría sí van a necesitar el panel evaporativo, a veces solo en el verano, como los países del sur, que tengan un cambio brusco de temperatura”.