Dr. Luuk Stooker DVM
Dr. Bart van Leerdam PhD
BioChek BV, Holanda
www.biochek.com

La prueba Enzyme-Linked Immune Sorbent Assay (ELISA, por sus siglas en inglés) se utiliza mucho en la serología de las aves reproductoras. Básicamente esta prueba serológica se usa de diferentes maneras.

Muchos patógenos virales y bacterianos crean una respuesta inmunológica de anticuerpos después de un desafío. Por medir la respuesta de anticuerpos, la prueba ELISA es un buen método para llegar al diagnóstico correcto del desafío que enfrenta la parvada.

Ver Tabla 1 para un ejemplo de un programa de monitoreo de una parvada de reproductoras.

Para ciertos tipos de aves y/o patógenos en vez de buscar la detección de anticuerpos se busca la ausencia de anticuerpos. ELISA puede ser una herramienta muy útil para el monitoreo de la ausencia de desafíos de enfermedades. Unos ejemplos son Mycoplasma gallisepticum o el virus Leucosis Aviar (ALV, por sus siglas en inglés).

Las aves se vacunan para muchos patógenos. Las vacunas también provocan una respuesta de anticuerpos. Aun en las parvadas vacunadas se encuentran desafíos de campo ¿Es debido a la calidad de la vacuna?

Quizás, pero más frecuentemente, los desafíos ocurren por mala manipulación de las vacunas y/o mala aplicación de la vacuna.

Especialmente cuando se trata de vacunas vivas contra las enfermedades respiratorias tales como IBV y NDV. Es importante evaluar el éxito de la vacunación porque es difícil suministrar la dosis efectiva al 100% de las aves cuando se usan técnicas de aplicación masiva (agua potable y aplicaciones de spray). Además, monitorear la respuesta de las vacunaciones puede ayudar a detectar y diagnosticar cuando falla la vacunación. Así, el monitoreo se usa como un control de la calidad de las vacunaciones en el campo.

Es importante cuando se monitorea con ELISA tomar medidas de control con los resultados. Si no se realizan los cambios necesarios, no se podrá esperar una mejora, ni optimizar y mantener la eficiencia de los programas de vacunación.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta que construir el programa de monitoreo adecuado para su operación no es el último paso.

El siguiente paso es la interpretación de los resultados. Aunque es fácil cuando monitorean para la ausencia de una enfermedad, la interpretación se hace más difícil cuando evalúa las respuestas de una vacunación.

La clave es crear sus propias líneas base basadas en el programa de vacunación usado y los desafíos locales.

De igual importancia es asegurar que los resultados sean precisos y mandarlos rápidamente a las personas adecuadas. Es fácil lograr todo lo anterior con un software de ELISA capaz de hacerlo todo.

Hacer un programa de monitoreo para su operación depende no solamente de las necesidades del tipo de ave, sino también de los desafíos locales, de las regulaciones del gobierno y de exportación. También el beneficio financiero del programa de monitoreo tiene que superar la inversión.

Los siguientes ejemplos mostrados a contiunación son diferentes casos de desafíos en campo donde se han calculado los gastos por brote (basado en los precios del mercado local).

blank
Tabla 1. Programa de monitoreo de reproductoras.

Como ya mencionamos arriba, la programación del monitoreo se debe diferenciar entre las diferentes operaciones. En los siguientes ejemplos, se calcularon los costos basado en un programa de monitoreo (ver Tabla 1).

Para cada muestreo de la parvada se toman un total de 23 muestras de suero. El costo total del monitoreo por cada millón de aves reproductoras basado en este programa (promedio de 10,000 aves por caseta) sale alrededor de € 125,580.

Ejemplo 1

blank
Grafica 1. Brote de IBV en reproductoras, pérdidas en la producción dentro de un periodo de 60 semanas: 8203 pollitos hembras y 4116 huevos.

Como rutina, el productor toma muestras de suero en intervalos regulares durante la producción para ver retrospectivamente cuando ocurren los problemas. Las barras en la Grafica 1 indican el titulo medio y % coeficiente de variación (%CV).

Pueden resultar dos posibilidades, los resultados están dentro del rango esperado y el programa de vacunación provee protección adecuada o los resultados están fuera del rango esperado y la vacunación no fue óptima.

Los títulos y %CV en Gráfica 1 dan una imagen clara de una mala aplicación de la primer vacuna(s) viva(s) utilizada(s), seguido por una respuesta fuerte por la vacuna inactivada (24 semanas). Debido a la mala primer aplicación, los títulos caen en las semanas consecutivas mientras %CV incrementan. Con una buena aplicación, se verían %CV bajos y consistentes con el tiempo.

El título solamente se levanta a niveles altos después del desafío con virus de campo (52 semanas).

La caída en producción de huevos (4,116 huevos fértiles perdidos) y caída en producción de pollitos (8,203 pollitos perdidos) representan una pérdida financiera de €1,029 y €2,871 respectivamente. Y encima de esto, un 2% de mortalidad (140 aves) ocurrió, lo cual representa una pérdida financiera de €1,081. En total suman las pérdidas €4,963 o €0.71 por ave.

Si hubieran implementado un monitoreo con ELISA y tuvieran medidas correctivas, por ejemplo, hacer una nueva vacunación de 3 aplicaciones con la cepa Massachusetts viva y cepas variantes, sumarian los gastos €0.077 por ave (€0.014 para la serología y €0.063 para las vacunas). Esto representaría un retorno de la inversión por 9 veces.

blank
Gráfica 2 muestra un caso de campo con un brote de encefalomielitis aviar (AE) en una granja de 10,000 aves de reproductoras abuelas.

Ejemplo 2

Alrededor de las 16 semanas no hacían monitoreo de la vacunación de AE. Y la falta de respuesta de títulos a las 24 y 29 semanas evidentemente indica una mala vacunación. Y se puede ver que aumentan los títulos después del desafío con el virus de campo durante la producción.

Las pérdidas financieras debidas a la caída en producción de huevos (23,000 huevos fértiles perdidos) suman a €4,600. Además 35,000 huevos incubados se tuvieron que destruir y 22,000 pollitos de un día de edad se tuvieron que sacrificar, incrementando las pérdidas por €7,000 y €7,700 respectivamente. Pero la pérdida mayor era el sacrificio de 128,000 pollos de engorde que ya habían vendido a unos clientes (€44,800).

El total de las pérdidas financieras del brote de AE suman a €64,000 o €6.41 por ave.

blank

Si hubieran implementado un monitoreo de la vacunación con pruebas de ELISA de AE y hubieran tomado medidas con acciones correctivas en forma de una nueva aplicación con una vacuna viva, costaría un gasto extra de €0.016 por ave. Por lo tanto, se hubiera ahorrado €6.41 por ave. Esto representa un retorno de inversión por 400 veces.

Conclusión

Estos ejemplos son casos claros de un buen retorno de la inversión. Pero en el campo pueden quedar dudas. ¿Es necesario siempre tener un programa de monitoreo comprensivo? Puede pasar años sin problemas, ¿Por qué gastar en la inversión?

Primero, cuando invierte en un buen programa de vacunación, ¿por qué no revisaría la respuesta de la vacuna en su parvada para asegurar que tiene una protección alta? A menudo, los gastos de hacer monitoreo son solamente una fracción del gasto de la vacuna aplicada. Segundo, la inversión de un programa comprensivo en las parvadas de vida larga es alrededor de €0.081 por huevo fértil que es solamente 0.37% del costo de un huevo fértil (basado en los precios calculados por LEI Wageningen Economic Research).

En resumen, crear un buen sistema de monitoreo con ELISA junto con tomar las acciones correctivas basadas en los resultados debe producir una rentabilidad más alta en una operación de reproductoras. Los ejemplos muestran un retorno de inversión de por 9 a 400 veces.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno