Dr. Alejandro Córdova Izquierdo.
Gustavo Ruiz Lang
Juan Eulogio Guerra Liera
Edmundo Abel Villa Mancera
Ma de Lourdes Juárez Mosqueda
Armando Gómez Vázquez
Pedro Sánchez Aparico
Carlos J. Bedolla Cedeño
Jaime Olivares Pérez

DEFINICIONES

Minerales: nutrientes esenciales para los animales (bovinos) que deben estar presentes en su dieta, determinan:

• Crecimiento y desarrollo.
• Protección inmune.
• Ganancia de peso.
• Buena salud.
• Fertilidad “eficiencia reproductiva”.

Productividad y garantía de éxito de la Unidad de Producción Animal (UPA).

Forman parte del 4 al 5% de PV de los animales.

Los minerales son nutrientes esenciales que en pequeñas cantidades diarias intervienen en la eficiencia productiva del ganado.

Fertilidad: capacidad de reproducirse.
Prolificidad: Número de crías por parto.
Infertilidad: Incapacidad para reproducirse “reversible”.
Esterilidad: Incapacidad total para reproducirse “irreversible”.
Productividad: es una medida económica que calcula cuántos bienes y servicios se han producido por cada factor utilizado (animal, trabajador, capital, tiempo, tierra, etc.) durante un periodo determinado.

Productividad = Producción obtenida / Cantidad de factor utilizado (gastos).

Los alimentos se clasifican en:
• Forrajes.
• Concentrados.
• Minerales y Vitaminas.

NUTRICIÓN EN LOS ANIMALES PUEDEN PRESENTAR:

CARENCIAS PRIMARIAS

Los alimentos no contienen los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos del animal.

CARENCIAS SECUNDARIAS

Los nutrientes aportados cubren los requerimientos, pero hay factores que bloquean su absorción.

Función de los minerales. Se divide en cuatro áreas principales:

  • Formación del esqueleto y mantenimiento, incluyendo la formación de huesos y dientes.
  • Energía, incluyendo los minerales que forman parte de enzimas y otros componentes del cuerpo del animal, esenciales para producción de energía y para otras actividades necesarias para el normal crecimiento y reproducción.
  • Producción de leche.
  • Funciones básicas del cuerpo como por ejemplo sistema nervioso de los animales. “Reproducción-fertilidad”.

Los minerales se clasifican en:

  • Macros, se utilizan en cantidades mayores (gramos): Calcio (Ca), Fósforo (P), Magnesio (Mg), Potasio (K), Azufre (S), Cloro (Cl), Sodio (Na).
  • Micros (oligoelementos), se utilizan en cantidades menores (miligramos) menos de 100 mg/kg M, Cobre (Cu), Cobalto (Co), Selenio (Se), Hiero (Fe), Yodo (I), Zinc (Zn), Manganeso (Mn), Molibdeno (Mo), Flúor (F).

En nutrición mineral de los bovinos, existen 15 minerales considerados como esenciales:

7 macrominerales: Calcio (Ca), Fósforo (P), Potasio (K), Sodio (Na), Cloro (Cl), Magnesio (Mg) y Azufre (S).

8 microminerales: Cobalto (Co), Cobre (Cu), Yodo (I), Hierro (Fe), Manganeso (Mn), Molibdeno (Mo), Selenio (Se) y Zinc (Zn).

Los microminerales tienen 3 roles:

  1. Capacidad Fisiológica: Equilibrio ácido-base.
  2. Capacidad Catalítica: Componentes de enzimas y hormonas.
  3. Capacidad Regulatoria: Proceso de replicación celular en lo cual intervienen:
      • Zinc.
      • Cobre.
      • Manganeso.
      • Selenio.

SÍNTOMAS POR DEFICIENCIAS DE MINERALES

Las manifestaciones producidas por una deficiencia en minerales son inespecíficas:

  • Crecimiento retardado o pobre.
  • Pérdida de apetito, bajo peso “pobre condición corporal”.
  • Menor resistencia a enfermedades “inmunodeficiencia”.
  • Disminución de la producción, “baja productividad”.

Además, la identificación específica de las deficiencias poco intensas de minerales es difícil. Así, por ejemplo, la anemia es una característica de las deficiencias de hierro, cobre, cobalto, y vitaminas K, B12 y ácido fólico, pero también constituye una manifestación de las intoxicaciones por molibdeno, selenio y zinc, por esta razón si la deficiencia no es intensa es muy difícil diagnosticar cuál es el mineral que la produce.

SÍNTOMAS POR UN EXCESO DE MINERALES

Los minerales suministrados en cantidades muy superiores a las recomendadas pueden ocasionar:

Toxicidad debido a su actividad metabólica (por ejemplo, intoxicaciones por exceso de cobre).

Además, a nivel intestinal, el exceso de determinados minerales interfiere en la absorción de otros:

Por ejemplo: cuando el ganado bovino consume un exceso de fósforo, se origina una mala absorción del calcio que ingiere en su dieta. Ca: P. 2:1 y 1:1. Pueden ser mayores.

  • Relación Ca:P
  • Bovinos lecheros
  • Vacas en lactancia: 2.1:1.
  • Vacas secas: < a 1.6:1.
  • Bovinos de carne
  • Es crítico, no debe pasar de 4:1.

Nota: las deficiencias de P es la más general y de importancia económica de todas las deficiencias en ganado en pastoreo.

El P aumenta la fertilidad “eficiencia reproductiva” en términos de mejores nacimientos y crecimientos de terneros.

Problemas nutricionales.

  • Alta o baja proteína.
  • Alta o baja energía.
  • Plantas tóxicas.
  • Intoxicación por nitratos.
  • Fitoestrógenos: Soya. Trébol.
  • Deficiencias de: Ca, P, Co, Mg, Zn, I, Se.
  • Intoxicación por plomo.
  • Intoxicación por cadmio.

Principales minerales y vitaminas que afectan la reproducción y por lo tanto la productividad de los bovinos: Zn, Se, Mn, Cu, VIT A y E.

El cobre en la reproducción bovina:

Muerte embrionaria temprana, RP, necrosis de placenta, mejores tasas de concepción, estro silencioso y baja fertilidad.

En machos, baja de libido, pobre calidad seminal, esterilidad.

Calcio en la reproducción y productividad bovina:

  • En todo el organismo.
  • Periparto.
  • La relación Ca: P: altera GnRH.
  • Prolongación del primer estro y ovulación.
  • Retraso involución uterina postparto.
  • Aumento: distocias, RP, prolapso uterino.
  • Anestro.
  • Fiebre de leche.

Fósforo en la reproducción y productividad bovina:

  • Bajo desempeño reproductivo.
  • Ovarios inactivos retrasan la madurez sexual.
  • Bajas tasas de concepción.
  • DA largos.
  • Muerte embrionaria, terneros nacidos débiles.
  • Exceso: endometrio susceptible de infección.

El sodio y potasio en la reproducción y productividad bovina:

  • Relacionados con la reproducción en animales.
  • Deficiencia de Sodio: afecta fisiología reproductiva normal.
  • Deficiencia de Potasio: debilidad muscular: musculatura del tracto genital: deterioro en el proceso reproductivo normal.
  • El exceso de potasio (5% en base a MS): Retrasa pubertad, ovulación, desarrollo de C.L. y aumenta la incidencia de anestro en vaquillas.

El magnesio en la reproducción productividad bovina:

  • La relación Ca-P-Mg, puede influir en la reproducción.
  • Además, baja apetito – baja C.C. baja eficiencia reproductiva.

El cobre en la reproducción y productividad bovina

  • Componente vital en muchos sistemas enzimáticos como cofactores, uno de los microminerales importantes desde el punto de vista reproductivo:
  • Muerte embrionaria precoz, mayor probabilidad de RP.
  • La suplementación mejora tasa de concepción.
  • Signo más importante disminución fertilidad.
  • Junto con la deficiencia de Cobalto: retrasa pubertad y baja concepción. El desempeño reproductivo disminuye.

El molidebno en la reproducción y productividad bovina

  • En machos, retraso pubertad, pobre libido, espermatogénesis baja y la esterilidad.
  • En hembras, bajas tasas de concepción y anestro.
  • Es interdependiente con el Cu para mejorar la c.c. del ganado.

El Zinc en la reproducción y productividad bovina

  • Esencial para alcanzar madurez sexual adecuada, desarrollo de células gonadales en machos.
  • Eventos reproductivos (celo, gestación y lactancia. Disminución de la fertilidad.
  • Retorno temprano a la función reproductiva normal postparto.
  • Deficiencias: abortos, momificación fetal, bajo peso al nacimiento.
  • Bajas concentraciones de FSH y LH.
  • Atrofia de túbulos seminíferos, e ineficiente desarrollo testicular en animales jóvenes.
  • Reducción del tamaño testicular: falta de libido, pobre espermatogenesis.
  • Selenio en la reproducción y productividad bovina
  • Estro débil, RP, muerte embrionaria precoz, crías débiles o mortinatos y abortos.
  • Reducida motilidad espermática.
  • Las dietas deben contener al menos 0.1 ppm de selenio en base de materia seca.
  • Junto con la vitamina E funcionan como antioxidantes.
  • Ovarios quísticos, Mastitis.

El manganeso en la reproducción y productivida bovina:

  • Pobre fertilidad en machos y hembras. Ausencia de libido. Ovarios quísticos.
  • Estros silenciosos o irregulares y anestro.
  • Disminución en tasa de concepción.
  • Nacimiento de becerros deformes y abortos.
  • Falla de espermatogénesis, disminución en la motilidad del espermatozoide y baja de espermatozoides en el eyaculado.
  • Infertilidad en general. Bajas tasas de concepción.

El cobalto en la reproducción y productividad bovina

  • Infertilidad.
  • Retraso en el inicio de la pubertad, el retraso de la involución uterina y la disminución de la tasa de concepción.
  • Componente importante en la síntesis y composición de la Vit B12 (Cianocobalamina).

El yodo en la reproducción y productividad bovina

  • Desarrollo fetal.
  • Retraso en la pubertad.
  • Estros irregulares, falla de fecundación, muerte precoz, mortinatos. Crías débiles, aborto, RP.
  • Disminución de libido y deterioro de la calidad seminal.
  • La suplementación de yodo recomendada para las vacas es de 15-20 mg de yodo por día.

El cromo en la reproducción y productividad bovina

  • Mejora parámetros reproductivos.
  • Influencia significativa sobre la maduración folicular y la liberación de la hormona luteinizante.
  • Éxito en ovulación.

MACROMINERALES

Calcio y Fósforo (2:1)

Son los más importantes del organismo, están presentes en más del 70% de su composición; el Ca es el más abundante: producción de leche, el sistema nervioso, regulación del ritmo cardíaco y junto con el P interviene en la formación de huesos, dientes, entre otras. El P interviene en la transferencia de energía, activación de las vitaminas del complejo B, formación de eritrocitos y es indispensable para el metabolismo bacteriano del rumen.

Magnesio

Estrechamente asociado con el Ca – P tanto en su distribución como en su metabolismo. Es activador de enzimas, por lo tanto, es fundamental en el metabolismo de carbohidratos y lípidos.

Sodio, Cloro y Potasio

En conjunto mantienen la presión osmótica, el equilibrio acido-básico (PH) y el metabolismo del agua. El Potasio interviene en la excitabilidad nerviosa y del músculo. El Cloro es necesario para la activación de la amilasa gástrica.

Azufre

Hace parte de la formación del pelo, las bacterias del rumen lo requieren para sintetizar aminoácidos, especialmente en dietas que contengan urea. Además, es un elemento de gran importancia en las estructuras de vitaminas como tiamina (vitamina B1) y biotina; bios = vida (vitamina H, vitamina B7 y a veces también llamada vitamina B8); algunos aminoácidos como metionina y cisteína, por lo que tiene una gran importancia en los procesos de síntesis proteica.

MICROMINERALES

Hierro

Constituyente principal de la hemoglobina, por lo tanto, es fundamental para el funcionamiento de todos los órganos y tejidos del cuerpo.

Cobre

Junto al Hierro (en pequeñas cantidades) participa en la formación de la hemoglobina, es activador y constituyente de enzimas, participa en la maduración de glóbulos rojos por lo cual es un factor anti-anémico.

Zinc

Se presenta en el organismo de los bovinos en bajas cantidades y es importante para la síntesis de la insulina, ADN, metabolismo de ácidos nucleicos y algunas vitaminas e interviene en el crecimiento y la replicación de las células (espermatozoides y ovocitos).

Manganeso

Se encuentra principalmente en el hígado, participa en las funciones reproductivas, hace parte de enzimas relacionadas con el metabolismo. Interviene como elemento estructural del hueso y de la matriz ósea de los cartílagos, por lo que su deficiencia se relaciona con laminitis; las dietas altas en calcio disminuyen su absorción.

Yodo

Indispensable para la síntesis de las hormonas tiroideas las cuales regulan el metabolismo energético; tiene una participación destacada en los procesos de termoregulación.

Cobalto

Esencial para los bovinos, lo requieren los microorganismos ruminales para la síntesis de la vitamina B12, esencial para la utilización de la energía y la producción de glóbulos rojos.

Selenio

Se encuentra íntimamente relacionado con la vitamina E actuando como antioxidante; además, está involucrado en la función reproductiva, ya que actúa sobre la musculatura uterina favoreciendo las contracciones; por lo tanto, su carencia está relacionada con infertilidad, abortos, retención de placenta y retraso en la involución.

Molibdeno

Estimula el funcionamiento de la flora ruminal, y en altas dosis puede inhibir la acción del cobre.

Nota: Más que excesos o deficiencias de los minerales, se debe considerar la interacción de los mismos, pues siempre que se aumenta o disminuye alguno de ellos tendrá repercusión en los demás.

Las interacciones minerales no están muy estudiadas

Dentro de las relaciones se podría efectuar una primera división.

Antagonismo entre minerales:

La presencia de un elemento disminuye la disponibilidad de otro: entre Cu y Mo, Ca y P, Fe, I, Zn y Mn, por lo que la presencia en determinadas cantidades de un elemento puede hacer aumentar las necesidades de otros al provocar un cambio en su absorción o en una excreción más rápida, un cambio de los efectos a nivel tisular o funcional, o cambio en su distribución en tejidos o líquidos corporales.

Interacciones entre los minerales y los componentes orgánicos de la dieta:

Aunque se da más importancia a las relaciones entre los nutrientes, no hay que olvidar las interacciones minerales.

Así ocurre entre la vitamina D y Ca en la síntesis de proteínas ligantes de Ca para de esta forma aumentar la absorción del Ca.

También interviene esta vitamina en el metabolismo de Mg, Zn, Cd y Pb.

La vitamina E y Se: un nivel alto de tocoferol explica la escasa deficiencia de Se. Los fitatos y P: el fósforo de los cereales al unirse a las fitinas puede ser mal utilizado por los animales.

Ejemplos de antagonismo entre microminerales:

Minerales Antioxidantes: Cobre, manganeso, selenio, zinc y hierro.

FUNCIONES DEL ZINC EN BOVINOS

  • Forma parte de más de 200 enzimas.
  • Metabolismo de Hidratos de Carbono.
  • Síntesis de proteína y ácidos nucléicos.
  • División celular.
  • Crecimiento y reparación de tejidos dañados.
  • Piel, apéndices córneos, glándulas, desarrollo de glándulas sexuales.
  • Control de radicales O2 libres, transporte y utilización de Vit. A.

FUNCIONES DEL COBRE:

  • Respiración celular.
  • Integración del tejido conectivo.
  • Formación del sistema nervioso.
  • Sistema inmune.
  • Síntesis de Hemoglobina.
  • Reproducción y productividad.
Deficiencias microminerales:

Principales trastornos ocasionados por la deficiencia de minerales en bovinos.

VITAMINAS

La A, E, K y D: evitan estrés oxidativo –evitan niveles de cortisol–. Pueden prevenir abortos.

BIBLIOGRAFÍA

  • Carlos María Farina. Sin año. La Importancia de los Minerales en los Bovinos. Laboratorios FARVIG SRL ARGENTINA.
  • Jesús Ciria Ciria, Ramón Villanueva Marín y Jesús Ciria García de la Torre. 2005. Avances en nutrición mineral en ganado bovino. IX Seminario de Pastos y Forrajes.
  • Simonetti, María; Mihura, Horacio; Cabodevila, Jorge; Callejas, Santiago. 2018. Efecto de la suplementación vitamínico mineral sobre el porcentaje de preñez en vacas inseminadas a tiempo fijo. Tesis. Facultad de Ciencias Veterinarias. UNCPBA.
  • Kevin González. 2018. Efecto de los minerales en la reproducción del ganado bovino. Zootecnia y Veterinaria es mi pasión.
  • María Coria. 2020. La nutrición mineral en ganadería. Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. Argentina.

 

Dr. Alejandro Córdova Izquierdo.
Departamento de Producción agrícola y Animal.
Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco.
[email protected]

Gustavo Ruiz Lang
Jorge Saltijeral Oaxaca
Departamento de Producción Agrícola y Animal.
Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco.

Juan Eulogio Guerra Liera
Facultad de Agronomía.
Universidad Autónoma de Sinaloa, México.

Edmundo Abel Villa Mancera
Facultad de Veterinaria.
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México.

Ma de Lourdes Juárez Mosqueda
FMVZ-UNAM.

Armando Gómez Vázquez
División Académica de Ciencias Agropecuarias.
Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, México.

Pedro Sánchez Aparico
FMVZ-UAEM.

Carlos J. Bedolla Cedeño
Universidad de San Nicolás de Hidalgo, Michoacán, México.

Jaime Olivares Pérez
Unidad Académica de Veterinaria.
Universidad Autónoma de Guerrero, México.