Francisco Alejandro Alonso Pesado
[email protected]

Elizabeth Rodríguez de Jesús
[email protected]

INTRODUCCIÓN.

En los últimos años a nivel mundial, se han presentado aumento en los precios de los alimentos de primera necesidad para la población, como las carnes, leche y sus derivados, así como el huevo y los cereales(1). Los países que constituyen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también muestran este incremento en los precios de los alimentos. México ha sido identificado como una de las naciones en que el incremento de precios de alimentos para el consumo humano en relación con los precios de otros mercancías, ha sido notable(1, 2).

Hay varias explicaciones sobre la razón del aumento de precios de los alimentos. Es así, que en el proceso productivo del sector agropecuario impactan condiciones climáticas, acceso al agua, la estructura de los mercados, las condiciones fitosanitarias, y las cadenas de valor(1).

Esto ha resultado, en un mayor interés renovado en conocer el funcionamiento de los mercados alimentarios. Con respecto a las mercancías cárnicas, el interés va en ascenso por las expectativas de crecimiento del ingreso por personas, y el crecimiento promedio anual de la población, lo cual podría aumentar la demanda de carnes en los próximos años(1).

Sin embargo, es sumamente relevante precisar que la pandemia afectó (y afecta) al sistema económico mundial, incluyendo al sistema mexicano, provocando cierta contracción de los mercados internos. El desempleo fue (y es) uno de los resultados de esta crisis económica provocada por la crisis sanitaria. La dinámica del comercio internacional se vio disminuida, menguando las exportaciones mundiales y mexicanas.

El Producto Interno Bruto (PIB) en México en el 2020 se contrajo en 8.5 por ciento con respecto a 2019. Todas estas variables contribuyeron a una disminución en la demanda de productos, incluyendo a la carne de pollo.

Lo mencionado en el párrafo anterior, no inválida la necesidad de estudiar algunos aspectos como:

i) La evolución en las ofertas y demanda por diferente tipo de carne (pollo, cerdo, res, pescado, ovino, etc.).

ii) La estructura de los mercados que conforman las cadenas de valor del sector primario.

iii) El análisis y evaluación de los mercados de los recursos necesarios para lograr un mayor volumen de producción, dando énfasis en los mercados de granos y oleaginosas.

iv) Un uso racional del agua, tanto para la producción de recursos alimentarios para los animales, así como para los semovientes que producen carnes y otros satisfactores pecuarios.

v) El impacto al medio ambiente por la producción de carnes, leche, huevos y otros productos pecuarios.

vi) Las disposiciones sanitarias que son necesarias implementar con el fin de producir carnes y otros productos pecuarios en un escenario de seguridad para los animales y los seres humanos.

vii) El papel de los eslabones de las cadenas de distribución y comercialización.

viii) Las políticas públicas y los roles de regulación que pueden impactar en el crecimiento y desarrollo eficiente de los mercados.

ix) Evitar conductas anticompetitivas, unilaterales o coordinados, de los agentes económicos protagonistas en los eslabones de las cadenas de valor(1).

Bajo este escenario, el objeto del artículo es presentar una perspectiva general de la producción de carne de pollo.

MATERIAL.

El artículo perspectiva general de la producción de carne de pollo, se elaboró captando información de fuentes secundarias. La información se analizó, y se plasmó en el artículo.

DESARROLLO DEL TEMA.

Orígenes de la Industria productora de carne de pollo. La producción de carne de ave es una actividad relativamente nueva. Hasta antes de la segunda Guerra Mundial la carne de pollo era un subproducto de la actividad productiva del huevo. En aquellos tiempos, las aves eran pequeñas y de bajo peso. Una vez concluida la segunda Guerra Mundial y debido al racionamiento de las carnes rojas, se inició la organización de la actividad, para lo cual se aportaron recursos para la construcción de instalaciones de investigación. La escala de las granjas aumentó y el manejo de pollo de engorda se separó de la producción de huevo y de las otras aves(1).

Al pasar los años se introdujeron innovaciones e invenciones tecnológicas y la escala de planta creció, lo cual demandó la necesidad de mayores inversiones. Esto, acompañado de la variabilidad de precios y a problemas de emergencia sanitaria, propició que la actividad productiva de aves de engorda fuera una actividad riesgosa para los productores, bajo la perspectiva económica(1).

En la industria productora de carne de pollo surgieron empresas integradas que llevaron a cabo la construcción de incubadoras, plantas productoras de alimentos balanceados y plantas de procesamiento, cuya operación buscó satisfacer la demanda con un producto de calidad uniforme(1,3). Las empresas integradoras optaron por abastecerse de pollo de engorda de granjas propias o de terceros, a través de contratos de producción con estos terceros(1).

En algunas naciones, como los Estados Unidos de América (EUA), se privilegió la producción mediante contratos, con granjas propiedad de terceros, los cuales invirtieron su capital o mediante créditos, estos terceros se encargaron (y encargan) del cuidado y seguimiento del crecimiento de las parvadas(1).

La industria productora de carne de pollo muestra que las actividades de las plantas de procesamiento vienen jugando un papel notable en la generación de valor agregado, sobre todo en países ricos (desarrollados) donde existe una demanda importante de mercancías de pollo deshuesado y pre cocido. En países de desarrollo medio y bajo una parte importante del consumo se da con productos poco procesados, sin embargo, la tendencia es que hacia los próximos años se incrementará la demanda por satisfactores cárnicos avícolas procesados(1).

Los riesgos propios de la industria productora de carne de pollo ponen freno a la operación independiente de actividades de crianza y procesamiento. Asimismo, aquellas empresas integradas pueden competir con otras empresas integradas, con procesadoras de otras carnes(1).

Los contratos de producción vienen evolucionando y han llegado a ser muy detallados. Además, estos contratos han dado lugar al nacimiento de esquemas de incentivos que buscan impactar en un mejor desempeño de los granjeros avícolas. De esta manera, los granjeros pueden obtener pagos más altos cuando los costos de producción se ubican por debajo del promedio. Los contratos de producción favorecen a los productores protegiéndolos de los riesgos inherentes a la comercialización del producto. Como ejemplo de estos riesgos se tiene: volatilidad de precios, incertidumbre sobre la productividad de los insumos, riesgos propios del proceso productivo. Los productores independientes se ven en muchas ocasiones vulnerables, para enfrentar parte de estos riesgos(1).

Características generales de la cadena de valor de carne de pollo

La cadena de valor de carne de pollo incluye entre otros, los siguientes estabones: reproducción de líneas genéticas progenitoras y de reproductoras con enfoque hacia la obtención de parvadas productoras de carnes de pollo; provisión de alimento balanceado, tanto para las granjas que aportan el pollito para la engorda, como para las granjas productoras de carne de pollo; la crianza y desarrollo en empresas de engorda; plantas de procesamiento de las aves de engorda; la distribución y comercialización de la mercancía; y el consumo del satisfactor. En el desarrollo de estas actividades se presentan relaciones entre productores y otros agentes económicos como los intermediarios. Cada eslabón de la cadena de valor presenta características propias y se dan diferentes relaciones contractuales y de integración vertical entre los actores económicos de la cadena de valor(1).

La figura 1 exhibe la cadena de valor de la industria de la carne de pollo.

blank

Para que la cadena de valor funcione eficientemente se requiere que la carne de pollo sea conservada, ya que es un producto perecedero. Es así, que se debe contar con cadenas de frío que garanticen la calidad del producto. También se necesitan instalaciones especiales, en los estabones de la crianza y en el de procesamiento(1).

En términos generales, se argumenta que la elaboración de alimentos no procesados se lleva a cabo en estructuras fragmentadas, donde participan un número importante de productores. Es el caso de la producción de insumos alimenticios (maíz, sorgo y soya). Estas materias primas alimenticias son demandadas por empresarios productores de alimentos balanceados o por empresas integradas verticalmente. La soya es una oleaginosa que se transforma en aceite, cuyo producto residual es la pasta de soya, misma que es utilizada como materia prima por los productores de alimentos balanceados(1).

Los fabricantes de alimentos balanceados para animales venden el alimento a las granjas. También representa el caso que los dueños de las plantas procesadoras que están integradas verticalmente y poseen el eslabón fábrica de alimentos balanceados se autoabastecen para sus propias granjas o aportan el alimento balanceado a granjas de pollo de engorda con las que tienen una relación contractual(1).

Los fabricantes de alimentos balanceados para animales venden el alimento a las granjas. También representa el caso que los dueños de las plantas procesadoras que están integradas verticalmente y poseen el eslabón fábrica de alimentos balanceados se autoabastecen para sus propias granjas o aportan el alimento balanceado a granjas de pollo de engorda con las que tienen una relación contractual(1).

La crianza de las aves se lleva a cabo en múltiples granjas productoras de pollo de engorda, que pueden o no estar integradas verticalmente con las empresas que llevan a cabo el procesamiento de los pollos. El procesamiento se realiza en plantas industriales de gran escala de las cuales sale al mercado la mercancía en diversas presentaciones, o el procesamiento se efectúa a nivel de traspatio por parte de medianos y pequeños introductores que adquieren el pollo vivo de las granjas(1).

La distribución y comercialización del producto se lleva a cabo con la participación de diversos agentes económicos que realizan sus labores en los canales tradicional y moderno(1).

Todo lo expuesto en características generales de la cadena de valor de carne de pollo, implica una estrecha interrelación entre los agentes económicos ubicados en los diferentes eslabones de la cadena de valor (cadena de producción), además se presentan diversos grados de concentración en la cadena que junto con las preferencias de los consumidores determinan la participación que cada eslabón tiene en la distribución y comercialización del valor agregado de la cadena(1).

Escalas, inversiones y productividad.

Empresas integradoras y granjeros llevan a cabo inversiones cuantiosas para la producción de mercancías avícolas. Se estima que, en los EUA, un complejo típico que cuenta con incubadora, plantas de alimentos y planta procesadora, demanda de una inversión de 100 millones de dólares, en tanto el capital invertido para la granja requiere de 90 millones de dólares. Se indica que el retorno sobre los activos es relativamente bajo, tanto para los granjeros como para las empresas integradoras, por lo que el negocio avícola productor de carne de pollo exige la comercialización y venta de grandes volúmenes del satisfactor(1).

Con el fin de mantener la productividad y la rentabilidad, la industria productora de carne de pollo ha implementado varias estrategias, como desarrollar nuevas variedades genéticas ultra especializadas, aumentar la escala de planta promedio de las granjas; tecnificar ampliamente el proceso económico; e investigar sobre el impacto de la alimentación y la temperatura en el crecimiento del pollo de engorda, entre otros aspectos. El resultado de estas diversas estrategias, ha sido el logro de aumentar el tamaño promedio de los animales y una mayor eficiencia en el índice de conversión. Un ejemplo claro es EUA, en ese país el peso promedio por ave viva aumentó en 10 por ciento entre 2000 y 2010, y el índice de conversión mejoró, ya que de 1.95 kilogramos de alimento requeridos para producirun kilogramo de carne de pollo disminuyó a 1.92 kilogramos de alimento para producir ese kilogramo de carne de pollo(1).

Sin embargo, la actividad productora de carne de pollo enfrenta retos que amenazan su productividad. En algunos países las condiciones para acceder a créditos se han convertido en verdaderas barreras para lograr una mejor productividad en el proceso productivo, impactando de forma negativa para llevar a cabo inversiones productivas, particularmente en el modelo de contratos de producción (en México contratos de aparcería). Otro aspecto a subrayar que ha afectado la producción y productividaddel sistema de producción de carne de pollo, es la enorme volatilidad de los precios de los granos. El maíz presenta un incremento sustancial en el mercado internacional. En varios países se ha incrementado el precio de insumos como la electricidad, el gas natural, diésel, seguros y otros insumos(1).

De acuerdo con productores y otros agentes económicos(1).

Conflicto de participantes en la industria de carne de pollo.

El eslabón de las plantas procesadoras de carne de pollo ha llevado a cabo constantes esfuerzos con el fin de lograr la eficiencia operativa. Contrasta con las actividades agrícolas, en que, en ocasiones se presentan excesos de oferta de productos agrícolas en los mercados impactando en precios hacia la baja. En la industria del pollo de engorda las integradoras tienen la capacidad de regular el exceso de oferta de carne con el objetivo de evitar caídas significativas del precio del satisfactor, a través de administrar los tiempos de entrega de los pollitos a las granjas productoras de carne de pollo o bien mediante la reducción del número de pollitos de engorda que entrega la integradora a las granjas productoras(1).

blank

En los EUA, estas acciones han generado incertidumbre en los granjeros productores de carne de ave. Estos granjeros obtienen créditos para financiar la construcción o expansión de sus granjas, a partir de proyecciones de indicadores financieros basadas en el número de pollos que esperan les aporten las empresas integradoras. Un menor suministro de aves puede afectar los ingresos brutos de los granjeros y colocarlos en una situación de riesgo ya que no tendrían los suficientes recursos económicos para hacer frente a sus compromisos financieros con el sistema bancario comercial o con otro sistema crediticio(1).

La enorme dificultad que tienen los granjeros para darle un uso alternativo al activo fijo de sus granjas y la dificultad de estos granjeros para negociar con otras integradoras, han configurado un escenario de señalamientos por parte de los productores hacia los integradores de prácticas oportunistas o falta de compromiso de las empresas integradoras con los avicultores productores de carne de pollo.

Presencia y actuación de las autoridades de competencia.

La continua preocupación por el aumento de precios de productos finales y elevación de costos de producción, así como afirmaciones de comportamientos que no permiten la competencia entre empresas, han dado lugar a una diversidad de actuaciones de las autoridades correspondientes en diversos países en los últimos años(1).

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.

En EUA, en 2010, y en particular en la industria del pollo de engorda, se recalcaron quejas referentes al aumento de costos de producción de algunos insumos, de un mercado altamente concentrado a nivel de las integradoras, la dependencia de los avicultores respecto a estas integradoras y las condiciones de los contratos que rige la relación entre productores avícolas(1).

En septiembre de 2016, se inició un procedimiento de acción colectiva, en contra de más de 12 grandes empresas procesadoras, bajo el señalamiento de que éstas se coludieron para inflar el precio pagado por los mayoristas. La demanda, señaló que Agri States fue utilizada como un sistema que aportó una gran cantidad de datos referente a operaciones internas, de las empresas productoras de carne de pollo más grandes.

Entre los datos que se reportaron fueron: tamaño de aves, mezclas de productos y retornos financieros. Los productores señalaron que tuvieron acceso limitado a la información económica de los contratos de producción. No así con las integradoras las cuales tuvieron acceso a información detallada, esta información fue aportada por Agri States(1, 5).

En febrero de 2017, un grupo de 5 avicultores productores de carne de pollo presentaron una demanda civil en una Corte Federal de Oklahoma, en contra de las 4 más grandes empresas procesadoras de carne de pollo, en la que solicitaron una compensación(1).

El señalamiento es que las plantas procesadoras establecieron acuerdos secretos con el fin de pagar bajas compensaciones a los granjeros. Por otro lado, las empresas procesadoras fueron señaladas por no aceptar mantener las relaciones contractuales con los avicultores. Estos avicultores podrían haber trabajado previamente con otras procesadoras(1, 6).

MÉXICO.

La autoridad de competencia sancionó diversos acuerdos que se dieron entre empresas productoras, con la intermediación de la asociación donde pertenecen. Se sancionó por haber establecido acuerdos para fijar el precio del pollo(7). Por otro lado, en 2015 la agencia autorizó la fusión entre las empresas Pilgrim’s y Tyson(1).

OTROS PAÍSES.

En 2016, la autoridad de competencias de Pakistán llevó a cabo una sanción en contra de la Asociación Avícola local por haber influido en los precios, producción y ventas de mercancías de pollo. La Asociación publicó anuncios en rotativos en los que informó sobre los precios de pollos vivos, carne de pollo y huevo.

blankCOLABORACIÓN ENTRE COMPETIDORES.

En Europa se permite la aplicación de disposiciones que permitan la colaboración entre competidores en el sector agropecuario, incluyendo la producción de carne de pollo(1, 8).

El Tratado del Funcionamiento de la Unión Europea le otorga un estatus especial al sector primario en relación con las leyes de competencia, que pueden ser aplicadas tomando en consideración los 5 objetivos de la Política Agropecuaria Común. Los objetivos son: i) incrementar la productividad del sector agropecuario; ii) asegurar un estándar de vida justo para las comunidades agropecuarias, iii) estabilización de mercados; iv) garantizar el abastecimiento de alimentos; y v) asegurar precios razonables para los consumidores finales(1).

Los objetivos de la Política Agropecuaria Común están por encima sobre los propósitos del Tratado(1).

Hay varias derogaciones y exenciones a las leyes de competencia que permiten a los oferentes agropecuarios involucrarse en distintas actividades económicas conjuntas, entre algunas la planeación de la producción, la provisión conjunta de recursos productivos, y el almacenamiento, distribución y comercialización en conjunto.

Para que se apliquen las derogaciones y exenciones a los productores agropecuarios, éstos deben cumplir con: a) que estén integrados a organizaciones de productores, b) que las actividades productivas de las organizaciones permitan obtener eficiencias en los eslabones de las cadenas de valor; y c) que las ventas de la organización no excedan el límite de 15 por ciento del volumen de la producción nacional(1).

En EUA, la Ley Capper-Volstead indica varias actividades productivas permitidas a las cooperativas del sector primario y además les autoriza el desarrollo de actividades lucrativas. La Ley permite: i) la combinación de productores con el fin de contribuir un poder y así contrarrestar la capacidad de negociación de los compradores; y ii) procesar, distribuir y comercializar de forma eficiente y en lo posible evitar a los intermediarios innecesarios.

La Suprema Corte estableció que la Ley no permita prácticas de colusión con otras organizaciones que no gocen inmunidad, además de evitar prácticas depredadoras(1, 9).

La perspectiva de las autoridades de competencia ha sido que se lleven a cabo de la mejor manera posible la comercialización de las mercancías sin afectar los volúmenes de producción(1).

Conclusiones.

La industria productora de carne de pollo abarca diversas actividades: la producción de huevo fértil, la obtención de pollitos, la crianza en unidades de producción (granjas), el procesamiento y la distribución y comercialización del producto(1).

El modelo predominante en EUA, es el de integración vertical en la mayor parte de las actividades. El modelo implica una estrecha coordinación logística y programación de actividades, que permiten un flujo constante, permanente y sincronizado de los insumos y del producto final. Es decir, se exige que este flujo constante, permanente y sincronizado se lleve a cabo en la operación de las empresas de reproductoras, en las granjas de crianza, en las plantas de procesamiento y en la entrega del productor en los puntos de venta consumo.

La producción de pollo de engorda industrial se ve impulsada por las tendencias de los consumidores que presentan un patrón de consumo creciente hacia productos con un mayor valor agregado, como los deshuesados y pre cocidos.

En países de menor desarrollo, el sistema de producción de carne de pollo opera bajo modelos industrializados y no industrializados en algunos eslabones de la cadena de valor. En estos países, presenta la operación de empresas con características diferentes, con diversas escalas de producción. La industria que no opera bajo el modelo industrializado presenta escalas de plantas menores a las granjas de producción industrial. Además, las granjas no industrializadas tienen diversos grados de acceso a la tecnología de genética ultra especializada y utilizan de diferente forma las técnicas modernas de crianza y procesamiento. Estas empresas (las no industrializadas) atienden la demanda de productos con poco valor agregado(1).

Bajo el modelo industrializado (producción intensiva) gran número de aves que son manejadas demandan de una estrecha colaboración entre productores, integradoras y procesadoras. Existen dos esquemas principales en el modelo industrializado: a) integración vertical, es decir, las procesadoras integran verticalmente a las granjas; b) relación por contrato, en la cual las granjas llevan a cabo el proceso de engorda, y las integradoras son las proveedoras de los insumos y son propietarios de las parvadas(1).

La presencia de diversos eslabones en la cadena de valor determina la interrelación entre agentes económicos que llevan a cabo diversas actividades(1).

La relación contractual entre avicultores e integradores presenta preocupaciones por las posibles asimétricas en las negociaciones entre ambos agentes económicos(1).

Un elemento que ha estado en continua permanencia, en diferentes jurisdicciones, principalmente en los EUA y en Europa, es la posibilidad de colaboración entre competidores que llevan a cabo actividades agropecuarias. La colaboración debe darse bajo un escenario de competencia y de no afectar el volumen de producción, además de que las autoridades de competencia actúen sin restricciones.

Literatura citada.

1- OCDE (2018). Exámenes de mercado en México: Estudio de caso del mercado de la carne de pollo.

2.-OCDE (2014). Competition Issues in the Food Chain Industry 2013, DAF/COMP (2014) 16, pág. 10,
http:// www.oecd.org/daf/competition/CompetitionIssuesintheFoodChainIndustry.pdf

3.- Vukinas, T. (2001). Vertical Integration and Contractin in the U.S. Poultry Sector. Journal of Food Distribution Research. Vol. 32 (1), http://ageconsearch.umn.edu/bitstream/27819/1/32020029.pdf

4.- Comisión de las Comunidades Europeas (2009c). A Better Functioning Food Supply Chain in Europe. COM (2009) 591 final. Págs 5-6. http://ec.europa.enlecomyfinance/publications/pages/publication16061en.pdf

5.- Taylor, R. y D. Domina (2010). Restoring Economic Healt to Contract Poultry Production. http://www. dominalaw.com/documents/Restoring – Economic-Health-to-Contract-Poultry- Production.pdf.

6.- Nosowitz, D (2017). Chicken Farmers Sue Mayor Producer, Calling Them A «Cartel», Modern Farmer, 7 de febrero de 2017, http://modernfarmer.com/2017/02/chickenmajor-producers-calling-cartel

7.- COFECE (2016b), Análisis de prácticas monopólicas absoluto, investigación y sanción a colusión en la industria avicola. http://www.cofece.mx/cofece/images/Promocion/Historias/_ Pollos_280316.pdf

8.- Directorates – General for Competition (2016). An overview of European competition rules applying in the agricultural sector. http://ec.europa.eu/competition/sectors/agriculture/overview_european_compétition_rules_agricultural_sector.pdf

9.- Varney, C (2010). The Capper-Volstead Act. Agricultural Cooperatives, and Antitrust Immunity. The Antitrust Source. https://www.americanbar.org/content/dam/aba/publishing/antitrust _source/Dec10 _ Varney12.autheheckdam.pdf

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno Junio -Julio 2021