blankEl Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados (CONAFAB) es una organización relevante en el país. Asocia a 150 de los principales productores de nutrición animal en México. Muchos de ellos son exportadores y se han ganado un lugar en el mercado internacional por la calidad de sus productos. El pasado 8 de diciembre de 2020, Jorge Alberto Martínez Carrillo asumió la presidencia de la organización para el período 2021-2023 y lo hace en sustitución de Luis Lauro González Alanís, tras 4 años de gestión. Martínez Carrillo había fungido como vicepresidente de CONAFAB desde mayo del 2020.

“Uno de los principales retos que tenemos como CONAFAB es contribuir para aumentar la producción alimentaria mundial; de acuerdo con la FAO ésta deberá crecer en un 70% para el 2050 a fin de satisfacer la demanda de dos mil millones de nuevos habitantes en el mundo[1], arguye el nuevo directivo del Consejo durante entrevista para BM Editores, y reconoce que ante este gran reto, representar a una industria comprometida con la investigación, producción y desarrollo de alimentos balanceados para los animales es una enorme responsabilidad. Señala que uno de los objetivos en su nueva posición es consolidar las actividades del Consejo en su misión de contribuir a la producción de alimentos inocuos, sanos y seguros, que garanticen una mejor salud animal, con dietas a base de mejores nutrientes.

“Lo que logremos para los sectores avícola, ganadero y acuícola, redunda directamente en la seguridad alimentaria de la población”, añade, e indica que para lograrlo, es fundamental contar con el compromiso de los diversos actores involucrados en la cadena de valor del sector agroalimentario y el impulso de la autoridad.

“Nuestros asociados son empresas que invierten en la investigación de vitaminas, minerales y nutrientes que ayudan a mejorar los alimentos balanceados destinados a consumo animal”, puntualiza Jorge Martínez, quien también desde hace más de un año ocupa el cargo de coordinador del Consejo Latinoamericano de Proteína Animal (COLAPA).

Jorge Alberto Martínez Carrillo cuenta con más de 20 años de experiencia en compañías multinacionales en toda América Latina y Estados Unidos, principalmente en las áreas de ingeniería de procesos, gestión de fabricación global, planificación de la demanda, así como suministro y gestión de operaciones. Ya como presidente del Consejo señala que: “todos en CONAFAB somos un aliado en la lucha contra el hambre, el cambio climático y la protección de los recursos naturales”. Y añade que México se posiciona como el sexto productor mundial de alimentos balanceados para animales, con una producción anual de casi 38 millones de toneladas, la cual ha contribuido a que el consumo per cápita nacional de pollo, huevo y carne de cerdo continúe en aumento y el de carne de bovino mantenga su nivel. Además señala que el alimento balanceado representa hasta un 70% de la cadena de valor de la producción de cerdos, pollos, bovinos o peces, e impacta de manera directa en la alimentación de nuestra población. “Nuestra industria es un factor clave para lograr la seguridad alimentaria en el país, que en los últimos años ha cobrado mayor relevancia”.

Añade que en ese sentido, como industria esencial, los hace sentirse orgullosos y los obliga a continuar sumando esfuerzos para procurar el bienestar de los animales de producción, esto implica cuidar que tengan una buena nutrición para reducir la diseminación de enfermedades; además afirma que los animales bien nutridos producen carne, leche y huevos de calidad, inocuos y sobre todo nutritivos para la población. Asimismo sostiene que la seguridad alimentaria de los humanos está estrechamente vinculada a la nutrición adecuada de las especies de producción pecuaria, acuícola y avícola. “Los animales bien nutridos y cuidados, además de tener una vida con calidad, disminuyen la propagación de enfermedades y favorecen un incremento en la producción de carne, leche y huevo”, sostiene.

Indicó que el Consejo agrupa también a los productores de alimento para mascotas, las cuales han cobrado mayor importancia durante la pandemia, por la compañía y cariño incondicional que nos dan. “Cabe recordar que las mascotas juegan un papel fundamental en el núcleo familiar, al tener un impacto positivo en la salud mental y bienestar de los integrantes del hogar. De ahí la importancia de procurar un alimento balanceado de calidad para los animales de compañía”.

Y puntualiza que procurar el bienestar de los animales implica también cuidar que tengan una buena nutrición.

blankTambién indicó que la innovación en la industria permitió optimizar la producción alimentaria de origen animal; y explicó que en 1950 se necesitaban 4.5 kg de alimento balanceado para producir un kilo de pollo, y que actualmente se requieren 1.85 kg. “La industria invierte en la investigación y desarrollo de alimentos inocuos y permite que las granjas reduzcan sus costos de producción y mejoren la calidad del alimento”.

Al hablar sobre su plan de trabajo el nuevo Presidente dijo que su principal responsabilidad está con los miembros del Consejo.

Además, señaló varios puntos importantes a desarrollar durante su gestión:

“Es importante fortalecer el posicionamiento de CONAFAB frente a los consumidores, clientes y autoridades”.

“Debemos constituirnos como el punto de referencia obligado en la generación de estudios del sector”.

“Continuaremos trabajando de la mano con autoridades involucradas en el sector agroalimentario, para generar estrategias que beneficien a nuestra industria y economía”.

“También me he propuesto tener mayor interlocución con el poder legislativo”.

“Buscaré seguir cerca de nuestras comunidades, impulsando las acciones de responsabilidad social corporativa y la sustentabilidad”.

Por último, señaló que los medios de comunicación juegan un papel fundamental en dar a conocer todo lo que está detrás de la proteína animal que consumimos. “Por lo tanto, durante mi presidencia buscaré estar cerca de los medios y responder a sus inquietudes”, afirmó.

El papel que ha jugado la industria de los alimentos durante esta pandemia provocada por la COVID-19, ha sido en demasía importante para la población que ha tenido que confinarse ante el riesgo de contagiarse. Y ha sido fundamental la producción de proteína animal para la población, y por lo mismo, el de los productores de alimentos para animales de producción. Ante esta situación, le preguntamos al nuevo dirigente del CONAFAB, ¿Qué mensaje de apoyo les mandaría a los socios de CONAFAB durante esta pandemia?

“Ante todo, que aprovechemos el contexto para mejorar como industria, impulsarla y generar oportunidades para nuestro país y su población. Nuestro papel es seguir contribuyendo a la producción de la cadena de proteína animal”. Asimismo dijo que la nueva normalidad les ha permitido mejorar como sector e impulsarlo a nivel internacional. Y puso como ejemplo el objetivo de aprovechar el cambio en los hábitos de consumo que generó la COVID-19 en el mercado de los Estados Unidos; “productores, empacadores y comercializadores concentrados en el Consejo Mexicano del Camarón, creado en aquel país, pondrán en marcha una campaña de promoción que permita mejorar la posición del producto mexicano, sobre todo en las tiendas de autoservicio y entre los 30 millones de connacionales que radican allá”.

Sostuvo que el foco de la campaña será destacar las cualidades de calidad, sabor y frescura del crustáceo mexicano y poner un sello distintivo a nuestras exportaciones, para lo cual en la industria se debe trabajar también en temas de sanidad, ecológicos, granjas, parques para darle ese valor agregado no solo a nuestro producto, sino al sector en general.

Por otra parte, señaló que la situación actual podría resultar en una mayor ingesta de carne una vez que las personas puedan salir de nuevo de sus hogares, ya que buscarán volver a los hábitos alimenticios previos a la pandemia.

“Al ser el pollo y el huevo una proteína de gran accesibilidad, se estima que podrían convertirse en los alimentos que resguarden los hábitos de consumo que se tienen actualmente en la carne de cerdo y res, lo cual nos ayudará a mejorar nuestros procesos y reforzar lazos para continuar posicionándonos como una industria esencial, que cuida y procura la salud de las familias mexicanas”.

Y para el sector pecuario nacional, ¿qué mensaje de apoyo le dejaría por parte de CONAFAB?

“La producción pecuaria es una de las estrategias sociales y económicas adecuadas para sumar al bienestar de la población, al ser una actividad que simultáneamente provee seguridad en el sustento alimenticio diario, genera empleos y propicia tratados comerciales con otros países, lo cual permite a México impulsar su participación en este mercado. A raíz de la contingencia sanitaria por la COVID-19, los pequeños productores pecuarios han sufrido afectaciones tanto en la demanda de productos como en la volatilidad de los precios; sin embargo, conforme la gente cobre mayor confianza con la nueva normalidad, se irá normalizando. Por ello, se podrá derivar en un fuerte incremento de demanda de productos alimenticios con resultados favorables para la industria y se necesitarán de medidas sanitarias estrictas para cubrir la demanda de alimentos inocuos y asequibles”, finalizó el nuevo presidente del CONAFAB.

[1] http://www.fao.org/news/story/es/item/35675/icode/