Dr. Alberto Quintana Erdozain
Asesor independiente
[email protected]

Traducción del artículo: Experiences with Free access Acidified
Milk feeding in Ontario. Neil G. Anderson, DVM, MSc. The AABP Proceedings Vol. 41 pag. 12 –24.

Resumen.

Muchos productores Canadienses han adoptado el sistema de alimentación a libre acceso utilizando ácido Fórmico como conservador de la leche. Este sistema se basa en el de crianza de becerros para engorda. El sistema imita el amamantamiento natural, permite la socialización de las becerras, produce un desarrollo acelerado y reduce las necesidades de mano de obra.

Los productores reportan menos casos clínicos de diarreas y por tanto menor consumo de medicinas. Este sistema evita el hambrear a las becerras y por esto es la mejor medicina en la crianza de becerras.

Introducción.

La forma natural de alimentarse es el amamantamiento a libre acceso hasta saciar su apetito y lo realizan varias veces durante el día. Los sistemas convencionales limitan el acceso a la leche en horarios y cantidades restringidas, provocan la alimentación rápida atragantando y proveen la leche en cubetas.

La alimentación a libre acceso incluye el alojamiento colectivo con un alimentador automático o bien un contenedor de leche con acceso libre. Los orígenes de este sistema (frecuencia y cantidad de leche) vienen de productores que notaron mejorías en la salud, mejor conversión alimenticia, mayor tasa de crecimiento y ganancia de peso en becerros alimentados de una forma similar al amamantamiento natural. Es importante destacar que conlleva menor carga de trabajo.

Elecciones y Beneficios.

Los criadores de ganado para abasto reportan varios beneficios en la utilización de este sistema, ya que requiere menos mano de obra, no requiere de equipo caro, permite usar el calostro y la leche de transición. También informan de mayor salud, menos casos de diarrea y rara vez se maman entre sí los becerros. Es más fácil porque se puede preparar la leche para varios días, permite a los becerros comer durante todo el día y satisface su necesidad de mamar.

Los becerros tienen muy buen crecimiento con ganancias de hasta 1.00 kg por día. En la alimentación tradicional se requieren 10 minutos/hombre/becerra para alimentación individual contra 1 minuto en alimentación colectiva. El equipo básico de este sistema es un contenedor para la leche, una manguera con una válvula de una sola vía y un chupón de plástico. La leche acidificada se preserva a temperatura ambiente hasta por 3 días lo que permite preparar cantidades para varios días. La leche se suministra a 20 – 24ºC en invierno o a temperatura ambiente en verano.

Hambre – Cantidad – Frecuencia – Calidad.

En el sistema tradicional, se suministran 2 tomas de 2 L cada una, independientemente del peso del becerro, lo que conlleva a una pérdida de peso en muchos becerros Holstein en los primeros 7 días de vida, esto, comparado con el sistema de libre acceso o alimentación natural donde la becerra mama la cantidad de acuerdo a sus necesidades.

Las becerras muestran su hambre bramando, lo que se observa en el sistema tradicional, donde es frecuente escucharlas cuando se aproxima la hora de la comida. En cantidades restringidas de leche ingerida, las becerras maman más rápido, son más activas, compiten entre ellas y permanecen más tiempo en el comedero. Es común que se mamen entre ellas como signo de hambre, comportamiento no deseado. El hambre puede ser el principal factor estresante que contribuye a la aparición de enfermedades del recién nacido.

Mitos y Contradicciones.

Existe una contradicción en las prácticas alimenticias de los establos. Para las vacas de ordeño la disponibilidad de alimento durante todo el día es una norma y práctica común, sin embargo, para la recría la alimentación restringida del volumen de leche en dos tomas diarias es una costumbre generalizada.

Se puede considerar de sentido común que para que las becerras tengan buena salud y bienestar deben tener alimento disponible durante todo el día.

Se puede ver que existen algunos mitos que sustentan el uso de alimentación restringida, uno de ellos es “Demasiada leche causa diarreas”, razón que provoca el limitar la leche e incluso diluir el sustituto. Otro se refiere a que “Más polvo de sustituto causa diarrea” razón por la que utilizan menos de la cantidad recomendada. Esta razón podría ser real en años anteriores en los que se recurría al uso de harina de soya como fuente proteica en los sustitutos de leche. Un tercer mito se refiere a “Limitar la leche de los becerros a un 10% de su peso”. Esta estrategia se basa en estimular el consumo de granos para saciar su apetito, sin embargo, es muy poco probable que logre resultados positivos en los primeros 14 días de vida. En forma natural los becerros no buscan consumir otro alimento además de la leche en esta etapa.

Alimentación a Libre Acceso.

Es requisito que se tenga leche disponible en cantidad ilimitada durante todo el día. Como se alojan en grupos, se deben tener suficientes mamilas y espacio para que al menos haya dos becerros al mismo tiempo frente al contenedor y entre 3 – 4 becerros por cada chupón. Para conservar la leche utilizada en buen estado se acidifica por medio de un cultivo bacteriano. Para asegurar la cantidad requerida varios productores establecen mantener disponibles 10 litros diarios durante las primeras 3 semanas.

Requerimiento de Equipo.

Este incluye un taladro, un mezclador de pintura para mezclar el ácido Fórmico con la leche, un contenedor para la leche, chupones acoplados al contenedor o a una barra dispensadora y mangueras con válvulas de una sola vía. Se puede hacer funcionar también por gravedad colocando los chupones en la base del contenedor.

Si se colocan los chupones en la parte superior, se conectan a una manguera con una válvula check o de una sola vía para mantener llena la manguera y que las becerras obtengan leche prontamente después de empezar a mamar evitando así que pierdan el interés si permanecen varios minutos sin lograr su objetivo. El tamaño del contenedor va a depender del número de becerras asignadas así como de la frecuencia de llenado del mismo. Si manejan dos becerras pueden utilizar una cubeta de 20 litros o un contenedor de 100 para 10 becerras o hasta uno de 200 litros si decide rellenar cada tercer día.

Se puede automatizar con agitadores controlados por dispositivos electrónicos con control de tiempo, se pueden rellenar por gravedad o con una bomba de recirculación que trabaje por niveles entre el almacén y el contenedor con los chupones. La leche debe acidificarse cada 2 – 3 días y el lavado general se debe realizar al menos 2 veces por semana. El pH debe mantenerse entre 4 – 4.5, la temperatura por arriba de 15ºC y cercana a 20ºC para tener éxito.

Ácido Fórmico.

El ácido Fórmico se utiliza como conservador y agente antibacteriano ya que el pH de 4 evita el desarrollo bacteriano, de levaduras y hongos. Ya acidificada, la leche puede guardarse en el almacén por varios días. Bajo este sistema se puede utilizar calostro y leche de transición, y el calostro se puede congelar después de acidificarlo.

Razón de un pH Ácido de 4 – 4.5.

Una cantidad importante de bacterias y hongos no sobreviven a este pH, sin embargo, no se tiene mucha información del tiempo requerido para matar a las bacterias que ya están presentes en la leche. Muchos productores preparan la leche el día anterior a su uso.

Elección del Ácido, el pH y el Tiempo de Contacto.

Diferentes ácidos varían en su capacidad para inhibir y matar a las bacterias, levaduras y hongos. El ácido Fórmico es considerado “ácido fuerte”, es orgánico y está permitido su uso en la industria alimenticia de Canadá y algunos otros países. Es importante resaltar que no destruye completamente la carga bacteriana de la leche.

El ácido Acético, el Fórmico y el Potásico han sido estudiados para su utilización como conservadores de alimentos para ganado que almacenan por poco tiempo. Para evaluarlos se mide la carga total de microorganismos aeróbicos, bacterias Gram negativas, Clostridium perfringens, Staphylococcus coagulasa positivos (Staphylococcus aureus), levaduras y hongos. De todos éstos el ácido Fórmico resultó ser el mejor conservador.

Este puede matar las bacterias de tipo coliforme en 1 – 2 horas y al Staphylococcus aureus en 4 – 6 horas, por lo que no es recomendable dar la leche inmediatamente después de haberlo preparado.

Se ha encontrado que después de 8 horas de contacto en leche acidificada a 4.1 pH con ácido Fórmico se muere el 90% de la población de Mycobacterium avium subespecie paratuberculosis y se logra el 100% a las 48 horas de contacto.

Vida de Anaquel y Alteraciones de la Leche Acidificada.

Varios productores recomiendan la preparación de lotes de leche cada 2 – 3 días y algunos preparan y dejan en refrigeración la leche de toda la semana lo que la conserva en mejores condiciones.

En la utilización de calostros, leche de transición y sustitutos se presenta la separación de los componentes 10 – 30 minutos después de haber acidificado a 4 – 4.5. Después de agitar se vuelve a homogeneizar y a las 6 – 8 se vuelve a presentar esta separación que se invierte volviendo a mezclar con un agitador. No se debe proceder a la acidificación si la leche está caliente porque se formará una cuajada similar al queso Cottage.

Se recomienda agitar la leche almacenada cada 6 horas para asegurar su homogeneidad. La cantidad requerida de ácido Fórmico va de 0.1 – 0.5% y en este porcentaje no se aprecia un cambio significativo de la proteína cruda o de los sólidos totales medidos en producto almacenado hasta por 28 días a temperatura ambiente.

La leche acidificada tiene un sabor y olor picante, sin embargo, las becerras la consumen fácilmente y se acostumbran al segundo día de edad. Algunas becerras que han tomado leche normal por una o dos semanas rechazan la acidificada. Este cambio en el sabor puede ser beneficioso desde el punto de vista que controla el consumo de leche en este sistema de libre acceso.

Efecto sobre el pH Abomasal

La leche acidificada tiene un efecto moderado sobre el pH de abomaso. En estudios recientes se ha podido mostrar que el pH Abomasal baja de 4 en las primeras 2 horas después de recibir sustituto de leche acidificado con pH de 4.2 – 4.4 y hasta 5 horas si son alimentadas con sustituto no acidificado con pH de 6.4 – 6.6. Los autores de estos estudios comentan que los sustitutos de leche acidificados junto con el ácido clorhídrico secretado dan como resultado una acidez Abomasal óptima para la actividad proteolítica de sus enzimas.

Frecuencia del Amamantamiento.

En el verano del 2005 se videograbó a un grupo de 8 becerras en sus hábitos alimenticios en sistema a libre acceso. Se formaron dos grupos con tres chupones cada uno, en promedio se alimentaron 7 veces al día en tiempos de 7 minutos para un total de 49 minutos de amamantado por día.

Beneficios del amamantado frecuente en el pH del Abomaso.

El prevenir la presentación de úlceras abomasales y/o abomasitis en becerras es importante en la crianza de becerras. Se han propuesto diferentes etiologías como alimentos abrasivos, infección por Clostridium perfringens tipo A, deficiencias de minerales traza y estrés. Debido a que se pueden presentar muertes en forma súbita y al costo que implica la aplicación de tratamientos en las becerras convalecientes, es importante prevenir y controlar esta enfermedad. Una medida importante es el manejo de la alimentación. En varios estudios se ha observado que el permanecer sin alimento por periodos prolongados de tiempo provoca en la mucosa del abomaso una baja del pH y la presencia de lesiones de la mucosa.

El incrementar la frecuencia de alimentación a lo largo del día diminuye el riesgo de presentación de úlcera manteniendo el pH Abomasal entre 3 y 5.5.

Razones para Suministrar la Leche Fría.

El ofrecer la leche acidificada fresca o fría es para controlar la velocidad de la ingesta y evitar el atragantamiento, varios estudios han medido: el Estado de Salud, la Conversión Alimenticia y la tasa de ganancia diaria de peso, encontrando que los becerros alimentados con leche fría tuvieron mejores resultados en todos los parámetros y que al suministrar leche acidificada tibia hubo un aumento en la presentación de diarreas. Por estas razones la temperatura para consumo debe encontrarse entre 15ºC y 24ºC.

Formas para Evitar que se Con vierta en un Medio de Culti vo Bacteriano la Leche Acidificada o que se haga Queso Cottage .
Si no se acidifica correctamente (>4.5 pH) a temperatura ambiente, en pocas horas, la leche se pudre prácticamente, desarrollando millones de bacterias que despiden un olor rancio.

Si se usa leche caliente (>24ºC), ácido Fórmico concentrado, ácido Fórmico diluido en cantidades exageradas, o no se agita la leche mientras se agrega el ácido, se puede obtener queso. A continuación se enlista una serie de pasos para evitar que se forme queso:

• Utilice leche entera a menos de 20ºC o sustituto a menos de 24ºC.
• Use ácido Fórmico diluido.
• Agite vigorosamente mientras agrega el ácido.
• Alcance el pH óptimo de 4.0 – 4.5.
• Una vez acidificada la leche, agite varias veces durante el día.
• Mezcle un 20% de sustituto de leche con 80% de leche entera para prevenir la separación de la grasa o crema de la leche.

Número de chupones para becerras agrupadas.

Ya que a las becerras las rige el instinto de alimentarse y de descansar en grupo, es recomendable proveerles de suficientes chupones para que puedan acceder a la leche al menos 3 de cada 9, es decir, 3 chupones para 9 becerras. Como medida preventiva, deje 2 chupones más por grupo para suplir los que se puedan romper o fallar. Si se tienen más chupones también asegura que las becerras más tímidas o pequeñas logren amamantarse sin ser desplazadas por las más grandes. Por otro lado las becerras mayores educan a las más chicas, pues las observan y tratan de imitarlas, si la leche a libre acceso implica leche disponible todo el día, ninguna becerra debe esperar mucho para tener acceso a un chupón, de lo contrario, la frecuencia de amamantamiento se verá reducida.

Altura de Colocación de Chupones, Válvulas check y Fugas de Leche.

Coloque los chupones a la altura de los hombros de la becerra, es decir, 70 a 80 cm. del nivel del piso. En sistemas de cubeta o contenedor debe colocarse una válvula check en la punta de la manguera sumergida en la leche. Esta válvula mantiene la manguera llena y la becerra tiene disponible la leche inmediatamente que comienza a mamar. En el caso de sistemas de flujo por gravedad o línea de leche, se hace un giro a la manguera o se coloca la válvula en el chupón para prevenir fugas de leche.

Lavado del Equipo.

Lave mangueras, chupones, válvulas y contenedores cada tercer día utilizando agua tibia y detergente para trastes. La presencia de manchas negras, verdes o rosas en las partes de plástico es indicativo de una mala acidificación, ya que ni las bacterias ni los hongos crecen en pH 4.0 – 4.5.

¿Cómo Saber que la Becerra está Alimentándose?

En los sistemas de alimentación restringida las becerras se entusiasman y braman cuando llega la persona encargada de darles la leche, muchas personas relacionan este comportamiento con el de una becerra sana, aunque lo correcto sería relacionarlo con una becerra hambrienta. En el sistema de libre acceso, las becerras braman si el chupón está tapado o si falta leche en la línea de alimentación. En algunas ocasiones pueden bramar sin un motivo aparente pero en forma aislada. El encargado debe estar familiarizado con la actitud normal de las becerras, así puede encontrar becerras echadas que están descansando y no se incorporan a su llegada, por otro lado debe saber reconocer aquellas que disminuyen su actividad por enfermedad.

El abdomen de las becerras se podrá ver penduloso pero no inflado en la parte superior como es común en la alimentación restringida.

Tasa de Ganancia de Peso.

Las becerras Holstein aumentan entre 800 g – 1200 g diarios.

Costos y Beneficios.

Los productores reportan un mayor consumo de leche durante la lactancia, pero también aseguran que la inversión en leche se compensa con un mejor estado de salud y menores costos por tratamientos contra diarreas. Esto les da ventaja a las becerras alimentadas a libre acceso sobre las alimentadas en forma restringida. Por otro lado las reservas corporales ganadas pueden ser utilizadas por la becerra en caso de padecer alguna enfermedad que le limite el consumo. También el costo de peso obtenido es menor en comparación al sistema de alimentación restringida. Es muy seguro que los efectos a largo plazo sean los que den el mayor beneficio de este sistema de alimentación. Existe información publicada que reportan entre 400 kg y 1000 kg más de leche en su primera lactancia para las becerras criadas con este sistema de alimentación.

Los criadores de becerras Holstein reportan como inexistente el amamantamiento cruzado entre becerras alojadas y criadas con este sistema, de la misma forma se informa en la crianza de becerras Jersey.

Leche, Agua, y Consumo de Grano en el Sistema de Alimentación a Libre Acceso.

En este sistema las becerras consumen entre 20 y 25% de su peso diariamente. En la primera semana de vida se reportan consumos de 6 a 9 litros de leche acidificada diarios durante la primera semana de vida para becerras Holstein. Poco antes del destete, entre las 6 y 7 semanas de vida las becerras consumen entre 12 y 15 litros de leche diario. Finalmente su consumo diario promedio es igual o mayor a 12 litros.

Al igual que en el sistema convencional, las becerras deben tener libre acceso a agua limpia, alimento y heno. Las becerras beben muy poca agua durante su lactancia a libre acceso pero aumentan su consumo rápidamente una vez destetadas. El consumo de grano también es menor y se incrementa de igual forma al destete. El heno es benéfico para las becerras y debe estar disponible para su consumo todo el tiempo.

Desarrollo del Rumen.

Las imágenes obtenidas por la Universidad de Penn State, muestran una falta de desarrollo de la mucosa ruminal en un becerro alimentado únicamente con leche. El sistema de alimentación con leche acidificada a libre acceso no está constituido por leche solamente, ya que las becerras en este sistema tienen leche, grano, heno o combinaciones de éstos a libre acceso. En un experimento con becerras alojadas en grupo con cama de aserrín y una dieta consistente de sustituto de leche acidificado (pH 4.0 – 4.5, 20% P.C. y 15% grasa) mezclado a razón de 150 g por litro, agua a libre acceso, suplemento proteico al 20% en pellet a libre acceso y grano de maíz rolado, los exámenes macroscópicos de la mucosa ruminal demuestran desarrollo normal en todos los becerros a edades de 24, 31, 38 y 65 días. Se observaron papilas en diferentes estados de desarrollo y en colocación lineal como se pueden ver en un rumen normal, sin embargo, no hubo becerros en grupo control para hacer una comparación.

Contrariamente a las recomendaciones de alimentar únicamente con grano a las becerras en lactancia, el forraje es importante ya que su presencia disminuye la incidencia de formaciones de placa (mucosa ruminal conteniendo parches focales o multifocales con papilas adheridas y aglutinadas cubiertas de una masa pegajosa de alimento, pelo y detritus celular) y la incidencia de becerras con pobre desarrollo de la mucosa. El heno es beneficioso para el ambiente ruminal, la eficiencia alimenticia y el apetito de las becerras en lactancia.

Métodos de Destete.

Las becerras en alimentación a libre acceso pueden destetarse en forma gradual o abrupta, entre las 6 y 7 semanas de vida. En el destete abrupto los productores manifiestan la presencia de ansiedad y bramidos al retirar la leche, sin embargo, las becerras no parecen sufrir más que en el sistema convencional. El destete gradual se hace en un periodo de 5 días (lunes a viernes), diluyendo un 20% la leche con agua cada día.

Retos de Salud en Alojamiento Grupal.

Se considera a la diarrea y las enfermedades respiratorias como los problemas de salud más importantes asociados al alojamiento en grupos.

Además el alojamiento individual en jaula ha sido la forma más popular para separar a las becerras y disminuir el riesgo de enfermedades. En un estudio reciente se encontró una mayor incidencia de enfermedades respiratorias y un menor crecimiento en becerros alojados en grupos de 12– 18 en comparación con grupos de 6 – 9, no se encontraron diferencias entre los grupos en cuanto a riesgo de diarreas. En otro estudio se encontró mayor nivel de mortandad cuando se alojaron en grupos mayores de 7. Se recomienda manejar grupos de 6 a 8 becerras y si es posible grupos más pequeños. Es mejor iniciar la lactancia en jaulas individuales para supervisar el consumo y su estado de salud.

Información de Seguridad.

• Evitar contacto con la piel y ojos, así como inhalar sus vapores o/e ingestión.
• No se debe fumar ni consumir alimentos al manejar el producto.
• Se debe almacenar en un lugar ventilado.
• Usar equipo protector durante su manejo.

El ácido Fórmico diluido (9.8%) es menos peligroso para su manejo diario, por lo tanto mezcle una parte de ácido Fórmico al 85% en nueve partes de agua para obtener ácido Fórmico diluido, por ejemplo: prepare 200 litros de ácido diluido mezclando 20 litros de ácido Fórmico al 85% dentro de 180 litros de agua.

Artículo publicado en Entorno Ganadero