ESMERALDA DESDÉMONA MARTÍNEZ.
Egresada del Programa de Posgrado en Producción Animal. Facultad de Zootecnia y Ecología.
Universidad Autónoma de Chihuahua
Correo: [email protected]

La industria ganadera y de la carne busca constantemente alternativas para promover un crecimiento rápido y eficiente del ganado, así como mejorar el rendimiento de la canal, área del ojo de la costilla y disminuir el contenido de grasa en la canal. Numerosos estudios se han centrado en los modificadores metabólicos (promotores de crecimiento) que mejoran la eficiencia y la rentabilidad de los sistemas productivos (Ortiz et al., 2015), por lo que en México la tendencia ha sido a producir más carne a menor costo, ya sea de forma extensiva (pastoreo) o intensiva (corral).

Por otro lado, el Codex Alimentarius (2016) organismo internacional que se ocupa de la ejecución del Programa Conjunto FAO/OMS sobre Normas Alimentarias y que protege la salud de los consumidores, menciona que el uso de promotores del crecimiento no está permitido en varios países. La Unión Europea por política general prohíbe la administración de beta-agonistas a animales sanos con el único propósito de estimular el crecimiento.

Pueden causar afección al bienestar animal; las referencias en publicaciones indican un aumento de la pérdida de ganado bovino debido al uso de zilpaterol y un riesgo potencial de contaminación ambiental por mayor exposición debido al pastoreo en pastizales contaminados por excrementos (orina y heces) de animales tratados, y probablemente de las aguas subterráneas o del agua para consumo. Por lo anterior en próximos trabajos de investigación se debe poner atención en las causas últimas de la transferencia de residuos. Sin embargo, en EE.UU, México, Canadá, y el Sur de África está aprobado el uso de zilpaterol. Por lo anterior, el objetivo del presente artículo es conocer las características de los promotores de crecimiento utilizados en ganado para producción de carne y su efecto en el sistema productivo y calidad de la canal y carne, así como los límites máximos de residuos permisibles (LMR).

CARACTERÍSTICAS DE LOS PROMOTORES DE CRECIMIENTO

¿Qué es un promotor del crecimiento? La Organización Mundial de la Salud define el término agente promotor del crecimiento como “aquellas sustancias distintas de los nutrientes de la ración que aumentan el ritmo de crecimiento y mejoran el índice de conversión de los animales sanos y correctamente alimentados” (Silván, 2006).

Desde años atrás, Ávila et al. (1990), indicaron que la inclusión de promotores de crecimiento mejora la eficiencia de producción entre 11 y 18% en la engorda en corral y se define como toda sustancia capaz de mejorar el balance de nitrógeno por el aumento de la acumulación de proteína en el organismo animal. Se ha descrito que los β- Agonistas Adrenérgicos (βAA) pueden unirse a receptores de membrana del tejido adiposo y muscular, provocando una reacción en cadena la cual desemboca en la hipertrofia del músculo y la reducción de la cantidad de grasa de la canal, produciendo carne más magra (Garmyn y Miller, 2014). Actúan a nivel de los receptores adrenérgicos, derivando la energía de los alimentos y de la lipolisis hacia la síntesis proteica muscular (Mersmann, 2002).

Pero factores externos y propios del animal están involucrados en la síntesis de proteína tales como; el tipo de implante o producto, alimentación, manejo, raza, edad, sexo, estado hormonal de los animales y condición de los animales. También es conocido que existe un estímulo especial a la exposición solar y horas luz, por la función de las gónadas (medio ambiente).

PROMOTORES DE CRECIMIENTO COMUNES

a.Zeranol. Es un anabólico natural no hormonal que se obtiene del hongo del maíz (Gibberella zeae), presenta una estructura molecular β-lactona del ácido resorcílico diferente a los andrógenos y estrógenos, pero ocupa los receptores de dichas sustancias para realizar su actividad (Agromeat, 2010). El zeranol bloquea los receptores de los glucocorticoides que son sustancias con potente actividad catabólica y al ocupar dichos receptores evita el catabolismo (degradación de componentes celulares) e induce el anabolismo (síntesis de componentes celulares). El zeranol también ocupa los receptores de testosterona en la región hipotalámica induciendo una baja en los niveles de hormona luteinizante (LH) que trae consigo la disminución en el tamaño del testículo y en consecuencia menor actividad reproductiva y menor expresión de dominancia en los bovinos machos (Agromeat, 2013). El zeranol proporciona incremento en las ganancias de peso que va del 10 al 20%, mejorando la conversión alimenticia entre un 10 y 12% y acorta el periodo de tiempo del bovino al mercado.

b. 17 β estradiol. Tiene un efecto integral en la síntesis de proteína, es posible que igualmente ejerza una acción más específica a nivel muscular. Dependiendo de la dosis se obtiene una liberación de hormona leuteinizante, que promueve el crecimiento y ganancias de peso, aunque las respuestas son muy inconstantes.

c. Acetato de trembolona. El acetato de trembolona es un andrógeno sintético usado como promotor de crecimiento. Es un compuesto esteroidal, clasificado como un esteroide triénico, que presenta gran similitud con la estructura de las hormonas sexuales, no presenta actividad estrogénica. Es un agente anabólico que actúa directamente en la formación de proteína corporal y puede aumentar la ganancia de peso y la eficiencia de conversión alimenticia, a causa de su efecto en el metabolismo de las proteínas (Bobadilla, 2013).

d. Benzoato de estradiol. Es un derivado sintético del 17 β estradiol y es de tipo estrogénico, el más conocido en el mercado es el implante Synovex que se utiliza en combinación con progesterona o testosterona o acetato de trembolona. Mejoran la ganancia de peso y eficiencia alimenticia en novillos y vaquillas (Garrido, 2012).

e. Progesterona. La progesterona es una hormona esteroidea secretada en los ovarios de las hembras y en cantidades mucho mayores en la placenta en la etapa de la gestación. A pesar de que la progesterona es menos utilizada por los criadores de ganado, también posee propiedades anabólicas. Aunque su mecanismo de acción a este respecto es poco conocido.

Dexametasona. Es un glucocorticoide sintético con amplia aplicación para la terapia en la práctica de clínica veterinaria, pero en la Unión Europea está prohibido, sin embargo se usa ilegalmente como promotor de crecimiento en terneros y toros. Italia tiene detectada la frecuencia más alta de dexametasona (Barbera et al., 2018). También dexametasona tiene acción sobre la detección de los residuos de clenbuterol, se ha comprobado que este glucocorticoide disminuye tanto los niveles plasmáticos como los hepáticos de clenbuterol, es decir impiden la detección de productos prohibidos y son llamados “borradores”. La dexametasona tiene carácter hiperglucemiante, estimula la formación de glucógeno y glucosa en hígado. En el músculo y en el tejido linfoide, inhibe la síntesis proteica y activa la proteólisis (Silván, 2006).

Dietilbestrol (DES). Este fue descontinuado en 1979 debido a que se relacionó al desarrollo de cáncer en humanos. Además de que en animales puede provocar efectos colaterales como deformaciones en la espina dorsal, prolapso vaginal y rectal e hipertrofia del tejido mamario (Bobadilla, 2013). Actualmente no hay límites máximos permisibles de residuos de dietilbestrol en tejidos (Codex, 2017), su detección se realiza por monitoreo en animales vivos en granjas y en plantas procesadoras de carne, para cumplir con los requisitos del comercio entre países (Norma Oficial Mexicana NOM-004-ZOO-1994).

Fenetanolaminas (βAA). Dentro de este grupo se encuentra el clenbuterol, ractopamina, clorhidrato de zilpaterol, salbuterol y cimaterol (Deana, 2006). Los βAA modifican el metabolismo celular, mejora la eficiencia productiva y la calidad de la carne de bovinos y ovinos, aunque los resultados pueden variar. Y por otro lado el clenbuterol, por ser una molécula con potencial tóxico, es capaz de inducir problemas de salud pública con intoxicaciones graves en humanos, comparado con el clorhidrato de zilpaterol y la ractopamina, los cuales son sustancias más seguras para su uso en la nutrición animal. La utilización de estas sustancias presenta una serie de ventajas relacionadas con la mejora de la productividad y calidad, puesto que la carne de animales tratados con βAA tiene mayor tejido magro.

Algunos otros promotores de crecimiento en combinación con otras sustancias que existen en el mercado farmacéutico actúan también como antiparasitarios y se indica que la venta requiere receta médica cuantificada y de manejo y uso exclusivo de un médico veterinario aprobado. Además se especifica que en el caso de animales para sacrificio destinados al consumo humano se debe de esperar, por lo menos cuatro semanas después de su aplicación (Virbac México, 2018).

EFECTO DE PROMOTORES DE CRECIMIENTO EN LA SALUD HUMANA

Sumano (2002) mencionó que la inclusión de clenbuterol en dietas de ganado para carne es un procedimiento ilegal y reprobable que debe ser castigado severamente por las instituciones gubernamentales del sector agropecuario. La Norma Oficial Mexicana (NOM-061-ZOO-1999), en las especificaciones zoosanitarias de los productos alimenticios para consumo animal, declara prohibido el uso de clenbuterol en la formulación de raciones alimenticias destinadas para la alimentación del ganado. En México sólo alcanza penalidades administrativas como multas y clausuras de los establecimientos.

Pero no hay penalizaciones concretas para los Médicos Veterinarios Zootecnistas, Ingenieros Zootecnistas, Investigadores, técnicos y productores, que de alguna forma son responsables de llevar a los rastros animales, que no hayan cumplido con el periodo de retiro de los promotores de crecimiento, por desconocimiento o por ambición.
Los efectos derivados de la ingesta de productos de origen animal con residuos de clenbuterol en el humano son: entumecimiento de las manos, taquicardia, espasmos, dolores musculares, hipersensibilidad, vértigo, náuseas, vómito, fiebre y dolores de cabeza (Doyle, 2006). El intervalo entre la exposición y el inicio de los síntomas oscila entre 15 minutos a 6 horas y la duración varía de 90 minutos a 6 días usualmente los pacientes requieren de inspección médica (Sumano, 2000).

Para reducir la intoxicación por clenbuterol y otros beta-agonista es preciso realizar estrategias de muestreo de residuos en los criaderos de ganado y plantas procesa- doras de sacrificio. Los procedimientos de colecta, empaque, registro de datos, documentación requerida y envío de casos al laboratorio aprobado, será responsabilidad directa del médico veterinario aprobado de cada planta. Se debe evitar contaminación y cambios en la composición o características físicas de las muestras, por lo que es importante llevar a cabo un adecuado manejo de las mismas (Norma Oficial Mexicana NOM-004-ZOO-1994).

Deana, (2006) indicó que a nivel celular los betas adrenérgicos son receptores, después son activados, por G- proteína y adenilato ciclasa, en el incremento de AMP cíclico. Sumano et al. (2002) mencionaron que éstos producen un efecto incierto al unirse a las sub-unidades reguladoras de la cinasa proteína A, en la liberación de unidades catalíticas que fosforilan una cantidad considerable de proteínas intracelulares. Los factores que tienen influencia en la respuesta para tratamiento con fenof- talminas son proteína en la dieta y pool de nutrientes. Ractopamina (OptaflexxTM) fue el primer beta agonista permitido por la administración federal de drogas en ganado vacuno en EE.UU. y clorhidrato de zilpaterol en México (Deana, 2006) y (NOM-061-ZOO-1999, NOM-EM- 015-ZOO-2002). Codex (2016) reportó para clorhidrato de zilpaterol, 0.04 μg/kg de peso corporal basado en un nivel sin efecto adverso observado de 0.76 μg/kg de peso corporal para efectos farmacológicos agudos observados en un estudio de dosis única realizado en seres humanos. Los límites máximos de residuos permisibles (LMR) de clorhidrato zilpaterol (base libre) en músculo, hígado y riñón de bovino son: 0.5, 3.5, y 3.3 (μg/kg), respectiva- mente. Para los restantes promotores de crecimiento se muestran en el cuadro 1a y cuadro 1b.

PROMOTORES DE CRECIMIENTO EN SISTEMAS DE FINALIZACIÓN

Reiling y Johnson (2003) evaluaron el efecto de trembolona, acetato estradiol, administrado sólo y en combinación con zeranol y Vitamina D3, en la calidad y color de la carne de ganado bovino y reportaron que el implante con S-revalor incrementa el magro y la madurez del hueso, el contenido de cenizas del cartílago de la punta de las vértebras torácicas, a nivel de la 9 y 11va vértebra torácica y el esfuerzo al corte, comparados con aquellos animales implantados con ralgro y subsecuentemente reimplantados con revalor-s y el control. Además, el grado de marmoleo disminuye, el grado CHOICE en la clasificación de las canales, la grasa, pélvico renal y grasa de corazón.

Cuadro 1a. Límites máximos de residuos permisibles (LMR) en tejidos de promotores de crecimiento utilizados en bovino.

ZERANOL

(promotor del crecimiento)
Ingesta diaria admisible: 0-0.5 μg/kg de peso corporal.
Definición del residuo: Zeranol.

ESTRADIOL 17BETA

(coadyuvante de producción)
Ingesta diaria admisible: innecesaria.
Definición del residuo: Estradiol- 17beta.

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Bovino

Músculo

2

Bovino

Músculo

innecesario

Bovino

Hígado

10

Bovino

Hígado

innecesario

Bovino

Riñón

innecesario

Bovino

Grasa

innecesario

Notas: Los residuos que implican del uso de esta sustancia como promotor del crecimiento de conformidad con las buenas prácticas pecuarias, tienen pocas probabilidades de representar un peligro para la salud humana.

ACETATO DE TREMBOLONA

(promotor del crecimiento)
Ingesta diaria admisible: 0-0.02 μg/kg de peso corporal. Definición del residuo: En músculo de bovino, beta-trem- bolona; en hígado de bovino, alfa-trembolona.

PROGESTERONA

(coadyuvante de producción)
Ingesta diaria admisible: 0-30 μg/kg de peso corporal.
Definición del residuo: Progesterona

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Bovino

Músculo

2

Bovino

Músculo

innecesario

Bovino

Hígado

10

Bovino

Hígado

innecesario

Bovino

Riñón

innecesario

Bovino

Grasa

innecesario

Notas: Los residuos que resultan del uso de esta sustancia como promotor del crecimiento de conformidad con las buenas prácticas pecuarias, tienen pocas probabilidades de representar un peligro para la salud humana.

Referencia: Codex Alimentarius (2017).

Deane (2006), indicó que la ractopamina y clorhidrato de zilpaterol, reducen cerca de cuatro días la venta del ganado a similar peso final con menos alimento y el rendimiento de la canal es mayor, así como el porcentaje de carne magra. Redirecionan los nutrientes en el incremento de la síntesis de proteína, estos son compuestos de repartición con dirección de mayor masa corporal y retrasa la madurez fisiológica. Grant et al. (1990) mencionaron que la administración de clorhidrato de ractopamina incrementó el número de miotubos nucleados, en cultivos primarios de células satélite y al final del cultivo in vitro se mejoró la tasa de proliferación de las células satélite. También tienen un efecto marcado en la síntesis de la proteína y consecuentemente reducción en la degradación de la proteína muscular o la combinación de ambos (Jhonson, 2004).

Sumano (2002) reportó un incremento significativo de ácido ribonucleico mensajero (ARN m) en la síntesis de miosina de cadena ligera, actina y el inhibidor de la proteasa calpaína calpastatína. Este mismo autor mencionó que el tejido muscular se incrementó un 28% y el tejido adiposo en 35%.

En la evaluación del efecto de ractopamina en el crecimiento y calidad de la canal en bovinos Crawford et al. (2006) evaluaron la inclusión de 100, 200 y 0 mg/kg/ cab/d (OptaflexxTM) en ganado bovino de carne. El peso final, ganancia diaria de peso y conversión alimenticia, mostraron un efecto lineal positivo (P<0.01). En relación a las características de la canal, tales como peso de la canal caliente y área del ojo de la costilla, éstas mejoraron conforme se fue incrementando la dosis.

Por su parte, Loe et al. (2005) reportaron que los novillos alimentados con ractopamina, a razón de 200 mg/cab/d, agregaron 7.48 kg más de peso vivo, 280 g de ganancia diaria de peso y 4.98 kg más en peso de la canal caliente. Clorhidrato de zilpaterol (Zilmax) agonista de los receptores adrenérgicos β2, mejoró la conversión alimenticia de 7.43 a 5.8, e incrementó en 5.5% el peso final y el área del ojo de la costilla (6.7%) en toros encastados de cebú (Garcés et al., 1998). Plascencia et al. (1999) reportaron en bovinos un incremento de 27% en la ganancia diaria de peso (1.42 en el testigo y 1.94 kg/d en los tratados a razón de 6 mg). La conversión alimenticia se incrementó en 28% (6.08 y 4.37 respectivamente). Para peso de la canal caliente se incrementó de 273 a 286 kg.

Cuadro 1b. Límites máximos de residuos permisibles (LMR) en tejidos de promotores de crecimiento utilizados en bovino.

CLENBUTEROL

(agonista adrenorreceptor)
Ingestadiaria admisible:0-0.004μg/kgdepesocorporal.
Definición del residuo: Clenbuterol

RACTOPAMINA

(promotor del crecimiento)
Ingesta diaria admisible: 0-1 μg/kg de peso corporal.
Definición del residuo: Ractopamina

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Bovino

Músculo

0.2

Bovino

Músculo

10

Bovino

Hígado

0.6

Bovino

Hígado

40

Bovino

Riñón

0.6

Bovino

Riñón

90

Bovino

Grasa

0.2

Bovino

Grasa

10

Bovino

Leche (μg/l)

0.05

Notas: Debido a la posibilidad del uso indebido de este medicamento, sólo se recomiendan los LMR cuando estén relacionados con un uso terapéutico aprobado en el ámbito nacional, tal como la tocólisis (inhibición de la contracción uterina) o como una terapia complementaria en las enfermedades respiratorias.

CLORHIDRATO DE ZILPATEROL

(promotor del crecimiento)
Ingesta diaria admisible: 0.04 μg/kg de peso corporal.
Definición del residuo: Zilpaterol.

DEXAMETHASONA

(glucocorticosteroide)
Ingesta diaria admisible: 0-0.015 μg/kg de peso corporal. Definición del residuo: Dexamethasona.

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Especie

Tejido

LMR (μg/kg)

Bovino

Músculo

0.5

Bovino

Músculo

1.0

Bovino

Hígado

3.5

Bovino

Hígado

2.0

Bovino

Riñón

3.3

Bovino

Riñón

1.0

Bovino

Leche

0.3

Referencia: Codex Alimentarius (2016, 2017).

Aubrey et al. (2004) determinaron el efecto de OptaflexxTM, sobre crecimiento y las características de la canal en novillos y vaquillas, durante los últimos 28 a 42 días del periodo de finalización y fue mezclado en el alimento en 9.1, 18.2 y 27.3 g/ton, éste proveyó apro- ximadamente 100, 200 y 300 mg/cab/d en los novillos (n=220) y en las vaquillas (n=215) 94, 189 y 283 mg/cab/d. Ractopamina hydrochloride incrementó la ganancia diaria de peso promedio. En novillos fue de 3.28, 3.35 y 3.52 lb/d (P<0.001) y en vaquillas 2.96, 3.22 y 3.30 lb/d (P<0.003), en la inclusión de 100, 200 y 300 mg/cab/d. La eficiencia alimenticia en novillos fue de 7.00, 6.61 y 6.44 (P<0.001), en vaquillas 7.23, 6.68 y 6.44 (P<0.03). El rendimiento de la canal en novillos fue de 759.9 767.5 y 771.6 lb (P<0.001), en vaquillas 697.3, 701.8 y 706.8 lb (P<0.03). El rendimiento de la canal en novillos fue de 61.7, 62.2 y 62.3%, en vaquillas 62, 62 y 62.1%. La medida de grasa dorsal no varió a diferente cantidad de inclusión de ractopamina, pero las vaquillas tuvieron 0.07 in (pulgada) más que los novillos. La grasa pélvico renal no fue diferente (P>0.15) de novillos y (P>0.50) en comparación con las vaquillas, sin embargo el área del ojo de la costilla se incrementó (P<0.02) 0.3, 0.4 y 0.5 in2 en los novillos que se les proporcionó 100, 200 y 300 mg/cab/d respectivamente. En vaquillas se incrementó (P<0.003) 0.5 in2 con 300 mg/cab/d. No se encontró efecto en los grados de marmoleo, madurez de la canal y color de la carne, sin embargo en vaquillas mejora la madurez de la canal con 300 mg/cab/d y mejora el color del músculo en todas las dosis. Diferente a lo reportado por Reiling y Johnson (2003), en la inclusión de trembolona acetato estradiol, administrado sólo y en combinación con zeranol y Vitamina D3.

Referente a las propiedades sensoriales Aubrey et al. (2004) no reportaron diferencia en los atributos relacionados a la palatabilidad, tales como jugosidad, flavor y terneza en la inclusión de diferentes dosis de ractopamina. En ovinos López et al. (2010) reportaron que la administración oral de clorhidrato de ractopamina en dosis de 0.7 y 1.05 mg∙kg-1 de PV∙d-1, y de clorhidrato de zilpaterol en dosis de 0.10, 0.20 y 0.30 mg∙kg-1 de PV∙d-1 durante 42 d, mejora las características de la canal de los corderos, sin comprometer el desempeño productivo, o la digestibilidad de la dieta.

Por suparte,Partidaetal.(2015)concluyeronque corderos de cruzamientos terminales Katahdin x Charollais y Katahdin x Dorper tratados con clorhidrato de zilpaterol rindieron más en canal y tuvieron una menor proporción de grasa y de hueso, obtuvieron más carne magra, con mayor tamaño del área del músculo Longissimus dorsi, pero con valores más bajos en el índice de color rojo de la carne.

Rojo et al. (2017) reportaron que clorhidrato de zilpaterol mejora la tasa de crecimiento, rendimiento de la canal, pero no incrementa el rendimiento de los cortes al detalle en corderos en finalización, sin embargo Alvarado et al. (2017) reportaron que los toretes Bos indicus en finalización suplementados con clorhidrato de zilpaterol la cantidad de músculo en los cortes primarios aumenta entre 8 a 10 kg comparado con aquellos sin suplementar, así mismo se incrementa el peso de la canal y rendimiento de la canal y se reduce la grasa interna de riñón, pelvis y corazón.

Schneider et al. (2007) observaron escaso marmoleo en vaquillas implantadas con una combinación de estra- diol 17beta y acetato de trembolona (TBA) comparado con vaquillas implantadas solamente con TBA. Barbera et al. (2018) mencionaron que la aplicación de dosis bajas de dexamethasona en el alimento en cebaderos con toros Friesian mejora la calidad de la carne en color, capacidad de retención de retención de agua, pérdida por descongelado y la terneza, sin embargo no mejora los parámetros en el sistema productivo, ganancia de peso y conversión alimenticia.

CONCLUSIONES

Las industria ganadera y de la carne con el afán de producir a menor costo y canales de mejor calidad en algunos casos han incurrido en malas prácticas pecuarias en los sistemas de producción en ganado productor de carne incluyendo productores, técnicos e investigadores, por lo que hay que tomar conciencia sobre el uso y manejo de los promotores de crecimiento ya que podemos afectar la salud pública y el medio ambiente. Debemos considerar aspectos como son la ética, el bienestar de los animales, la protección del medio ambiente y la tendencia del mercado actual que es el consumo de alimentos más naturales.

Referencias Bibliográficas, a petición de los interesados.

Artículo publicado en Entorno Ganadero Junio-Julio 2019