Dr. Diego Padoan
Ing. André Van Lankveld Gerentes
Técnicos Línea Cerdos
www.biomin.net

Cuándo destetar Una edad razonable para el destete es entre 21 y 28 días. Esto aliviaría a las madres de la carga que implica la producción de leche así como a los lechones del estrés asociado a un destete precoz.

Actualmente la legislación en la UE establece 28 días obligatorios de lactancia. Asimismo, cabe señalar que la producción de leche de las cerdas cae drásticamente después de cinco semanas.

Otros factores a considerar para decidir la edad del destete son el manejo de la granja, las evaluaciones epidemiológicas y el hecho de que la inmunidad del lechón es mínima entre los 14 y los 28 días de edad.

El buen manejo del destete requiere de un enfoque holístico que considere el comportamiento de los lechones, la importancia de la nutrición con alimentos de calidad tanto para las cerdas posparto como para los lechones posdestete, y el uso de aditivos que promuevan una buena salud intestinal y el control de los desafíos patógenos.

La alimentación de las cerdas durante la lactancia es un tema complejo. Hoy en día, las cerdas paren un gran número de lechones, por lo que se requiere una adecuada preparación durante la gestación. Post-parto, las cerdas entran en un estado catabólico. La nutrición con alimentos de calidad es importante para lograr una elevada producción de leche.

Con la ayuda de los aditivos correctos, las cerdas pueden obtener los requerimientos alimentarios necesarios, aun en el verano. Además de un programa de alimentación bien planificado, la bioseguridad en la sala de maternidad ayuda a minimizar la presencia de patógenos en el intestino de las cerdas.

Parición

La alimentación de los lechones en las parideras a partir del día 5 luego del nacimiento reduce la energía requerida por la cerda y provoca la excreción de enzimas en el recién nacido. A los 21 días de lactancia, un lechón mama en promedio un litro de leche al día, lo que implica una alta exigencia para la producción de leche de las cerdas.

Por lo tanto, es importante evaluar cuidadosamente la edad de destete de los lechones. El destete precoz ahorra la energía de las cerdas pero representa un gran desafío para los lechones. Un peso al destete de 6 kg constituye un umbral muy exigente para el lechón y cualquier peso menor requiere de un alto grado de competencia por parte de los encargados de la granja, especialmente cuando hay un gran número de lechones.

Manejo de la maternidad

Las instalaciones y los métodos de destete tales como el destete precoz segregado (DPS) o el destete precoz medicado (DPM) han contribuido mucho al destete precoz y a la mejora del estado de salud de la piara. El sistema todo dentro-todo fuera es reconocido como un concepto clave. Se ha visto que el tamaño previo al destete presenta una fuerte correlación positiva con la expresión de genes, de entre todos los genes conocidos que estimulan el apetito.

Una vez fijada la fecha para el final de la lactancia, el siguiente paso sería preparar a los lechones para ello. Se deberá idear un programa y una fórmula de alimentación de acuerdo con la capacidad digestiva del lechón, con especial atención a la palatabilidad, la capacidad amortiguadora y la digestibilidad de las proteínas.

Durante las primeras 24-36 horas posteriores al destete, el lechón comienza a comer para nutrir en primer lugar su mucosa intestinal. En el cambio inicial a una dieta sólida, la mente del lechón aún tiene que registrar el concepto de comer para llenar el vientre. En este momento, el lechón echa de menos el calor y el confort de su madre. Tras el reagrupamiento en un nuevo corral, el lechón también enfrenta compañeros de corral desconocidos y lucha por crear una jerarquía.

Figura 1. Rangos de temperatura recomendados en instalaciones para cerdos, según el peso corporal.

Lactancia

Durante los días de lactancia, los lechones maman cada 11⁄2 horas. Pasará cierto tiempo antes de que los lechones comiencen a alimentarse dos veces al día. Por tanto, dejar los comederos vacíos, así sea por un periodo corto, conllevará a una masa de alimento semi-digerido, interrumpiendo parcialmente la función y barrera de pH estomacal, mientras favorece el crecimiento de patógenos en el intestino.

Las camadas de destete no deberían exceder los 30 a 33 lechones. En granjas desafiadas por enfermedades, los hermanos deben mantenerse juntos en la misma camada. Tampoco se recomienda en estos casos la clasificación y reagrupación de acuerdo con el peso y el sexo. Si la temperatura está por debajo de la ideal, al cubrir el establo con algo de paja y goma se proporcionará calor al vientre del animal. Se deberá poner especial cuidado en evitar las corrientes de aire. La Figura 1 muestra las temperaturas óptimas del interior que mantendrán a los lechones en su zona de confort.

Alimentación de los lechones

Varios conceptos básicos contribuyen a que los lechones lidien con el cambio súbito en la dieta y los cambios metabólicos y endócrinos posteriores. Luego de asegurarse de que todos los lechones estén comiendo adecuadamente, deberá seleccionarse la dieta en primer lugar con base en el consumo de alimento, seguido de la uniformidad de la piara, la estación, la raza, la disponibilidad del alimento y los costos.

Deberá incluirse en la dieta materias primas de calidad con alto valor biológico tales como plasma, proteína de papa, concentrados de proteína de soya y harina de pescado de buena calidad. La TCA (tasa de conversión alimenticia) para lechones en destete puede ser de apenas 1.3 (para un lechón de 6-12 kg de peso). En esta etapa del crecimiento, el costo de la materia prima debe ser secundario frente a la calidad.

Para aumentar el consumo de alimento, algunos porcicultores emplean fotoperíodos prolongados en los primeros días después del destete, por ejemplo, dejando la luz encendida las primeras 48 horas. Una sala iluminada promueve mejores hábitos de evacuación, ya que los lechones tienden a dormir apiñados. Si la sala está oscura, los lechones utilizarán el rincón más cercano, lo que puede estimular malos hábitos de evacuación.

La hora del día importa

El destete en horas de la tarde ha demostrado reducir el comportamiento jerárquico dominante. El establecimiento de la jerarquía se da dentro de las 24 horas posteriores a haber juntado a los animales, pero el nivel de agresión cae drásticamente luego de mas o menos una hora.

Es realmente importante no complicar esta situación ya de por sí bastante molesta, por lo que son necesarias algunas reglas muy básicas:

Estas son: asegurar la correcta temperatura de la sala, proporcionar agua limpia, alimento fresco y un espacio de alimentación de al menos 5 cm por lechón, ya que les gusta comer juntos.

Tratamientos de maternidad

Un programa de vacunación bien trazado es de gran ayuda, especialmente frente a enfermedades específicas que no pueden erradicarse con facilidad de una granja o área determinada. Los porcicultores están habituados a la eficacia inmediata de los antibióticos, pero son mucho más complejas las medidas de prevención. Resulta fácil, por tanto, caer en el uso simplista de antibióticos, lo cual encubre los ampliamente conocidos síndromes de enfermedad asociados al manejo.

El tratamiento con productos químicos ha demostrado ser limitado y muchas cepas bacterianas han desarrollado resistencia. Sin un uso inteligente y cuidadoso de los antibióticos, su eficacia resultará breve.

Para estrés oxidativo de baja intensidad

El sistema Keap1/Nrf2 activa los genes que codifican enzimas antioxidantes para restaurar la homeostasis redox.

Para estrés oxidativo intermedio

Las enzimas antioxidantes se activan mediante la inducción de la inflamación a través de las vías NF-kB y AP1.

Para estrés oxidativo más elevado

Se producen alteraciones de los poros mitocondriales y destrucción de los transportadores de electrones, culminando en apoptosis y/o necrosis, en función del equilibrio variable pro/antioxidante de los seres vivos.

Beneficios de los acidulantes durante el destete

Para disminuir el pH del estómago en lechones destetados, se recomienda el uso de los ácidos cítrico y/o fumárico. Una solución aún más eficaz es la asociación sinérgica con fitógenos, lo cual permeabiliza la pared celular bacteriana para mejorar la penetración del ácido. La prebiosis y la probiosis son conceptos relativamente nuevos similares a la vacunación, pero cuya comprensión y aplicación aún es limitada.

La prebiosis y la probiosis presentan soluciones holísticas que se centran en acelerar la maduración del sistema digestivo. Los fitógenos pueden mejorar los desafíos de palatabilidad y digestibilidad que enfrentan los animales destinados a la producción de alimentos, así como promover una microflora intestinal positiva de un modo que complemente el uso de acidulantes. Los hallazgos recientes sobre algunos fitógenos muestran potentes efectos que favorecen las respuestas celulares frente a estímulos de estrés como virus, bacterias y estrés térmico. Los fitógenos también promueven una reacción antioxidante a través de la vía NrF2 en lugar de la vía inflamatoria NFkB, como se muestra en la Figura 2.

El óxido de zinc se utiliza para prevenir las diarreas, pero esto da origen al mismo problema que los antibióticos. En todo el mundo, la legislación y los problemas ambientales están restringiendo el uso indiscriminado de este compuesto; por consiguiente, existe hoy en día una mayor atención sobre la calidad de la dieta de destete, particularmente sobre el uso de aditivos para prevenir diarreas.

Destete a ritmo constante

La fase de destete constituye un desafío, pero un correcto manejo crea las condiciones para producir buenos cerdos. Es de suma importancia proteger a todos los animales de las micotoxinas. Para ganar la guerra contra las micotoxinas se requiere en primer lugar prestar detenida atención a un destete adecuado. También se deberá tener en cuenta el factor más importante para una producción animal exitosa, a saber, la homogeneidad en todas las etapas de producción, desde la paridera, pasando por el destete, el engorde y finalmente, el sacrificio.

Fuente: Science&Solutions

Empresa Biomin