Francisco Alejandro Alonso Pesado
[email protected]

Elizabeth Rodríguez de Jesús.

Introducción.

El aumento de la población y cierta mejora en el nivel de ingreso en el mundo, ha impactado favorablemente el incremento en la demanda de carnes(1). En el planeta la carne de cerdo es la más consumida, a pesar de que en algunas regiones hay restricciones culturales y religiosas(1). Sin embargo, las proyecciones apuntan a que el consumo de carne de ave superará el consumo de la carne de cerdo en los próximos años(1).

La carne de cerdo continuará su expansión y las proyecciones establecen que crecerá su consumo en el mundo, a una tasa promedio anual de 2.5 por ciento.

Se presenta una fuerte concentración en el sistema porcícola mundial, ya que el 74.7 por ciento de la producción fue ofertada por China, la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos de América (EUA)(1).

En el mundo, México es un oferente mediano, que representó el 1.1 por ciento de la producción del planeta y presenta una balanza comercial deficitaria(1). México ocupa a nivel mundial el segundo comprador más importante, ya que sus importaciones representaron el 9 por ciento del total, del comercio internacional de la mercancía(1).

El precio del producto se ha desempeñado de forma favorable para los consumidores. Los precios de la carne de cerdo han aumentado a menor velocidad que los precios de la carne de pollo y de la carne de bovino(1). Sin embargo, el precio de la carne de pollo es menor que el precio de la carne de cerdo y de la de res(1).

En este contexto el fin del artículo es presentar algunos aspectos generales de la producción, consumo y precios de la carne de porcino, en el mercado internacional.

Material y métodos

Para elaborar el artículo aspectos generales de la producción, consumo y precios de la carne de cerdo, en el mercado internacional, se captó información de fuentes secundarias, donde se obtuvieron datos, mismos que se revisaron, otros datos se incorporaron a las siguientes fórmulas:

blank

Dónde:

TMCA = Tasa Media de Crecimiento Anual.
VF = Valor Futuro o Final.
VI = Valor Inicial o Presente.
n = Periodos (años).
1 = Constante.
100 = Valor expresado en porcentaje.

Desarrollo del tema.

Contexto internacional de la carne de cerdo.

El artículo incluye aspectos generales del mercado internacional de la carne de cerdo, en relación con su oferta, demanda y precio.

Oferta de carne de cerdo a nivel mundial.

La producción de carne ha crecido de manera constante desde finales de los años sesenta como resultado del aumento de la población y al crecimiento de su nivel de ingreso el crecimiento de carne de ave y de cerdo a sido a una tasa mayor a la de bovino y ovino(1). El cuadro 1 presenta el comportamiento de la producción mundial de carnes. Se aprecia que la producción total de carnes rojas y las de aves, pasaron de 91.6 millones de toneladas en el período 1967/69 a 323.1 millones de toneladas en 2017(1). La Tasa Media de Crecimiento Anual (TMCA) aumentó en el período 2.71 por ciento(1). La producción total de carne de cerdo y ave se ubicó en 138.7 millones de toneladas en 2017(1). La producción de carne de res y de ovino se situó en 2017 en 84.4 millones de toneladas(1), (Véase cuadro 1).

blank

Se aprecia en el cuadro 1, que la carne de pollo aumentó a una TMCA en el periodo 1967/1969 – 2017 de 4.86 por ciento, tasa superior a la TMCA de carne de cerdo (2.86 por ciento) a la de ovino (1.70 por ciento) y a la de res (1.3 por ciento)(1).

La producción de carne de cerdo en 1967-1969, representó el 37.2 por ciento de todas las carnes en 2017 la participación fue de 36.7 por ciento(1). Con respecto a la carne de ave, en 1967-1969 el porcentaje aportado fue 14.1 por ciento del total, en el 2017 se incrementó hasta 37.2 por ciento(1). Como se puede observar, el crecimiento de la carne de ave fue notable.

Las proyecciones de la FAO, indican que el volumen de producción de carnes aumentará consistentemente hasta lograr un nivel de 376.3 millones de toneladas en 2030(1). Asimismo, el organismo estima que la producción de carne de ave seguirá creciendo, para ubicarse en 2030 en 143.3 millones de toneladas(1). La producción de carne de cerdo podría llegar a un nivel de 124.5 millones de toneladas.

Consumo de carne de cerdo en el mundo

En 2017, se estableció que el consumo por persona de carnes, en el planeta fue de 34.3 kilogramos(1). De 1995 a 2017 el consumo de todas las carnes aumentó a una TMCA de 1.05 por ciento, el aumento porcentual acumulado en ese período fue 24.72 por ciento, para todas las carnes(1), (Véase cuadro 2).

La Tasa Media de Crecimiento Anual del consumo de carne de cerdo por persona en el mundo en el período 1995-2017 fue 0.67 por ciento(1), y el acumulado en ese mismo periodo fue 15.09 por ciento. En 1995 el consumo de carne de cerdo por habitante fue 10.6 kilogramos, en 2017 el consumo per cápita se situó en 12.2 kilogramos(1). En el cuadro 2 se aprecia que el consumo por persona de carne de cerdo en el mundo en 1995, representó el 38.6 por ciento del total de carnes consumidas, para 2017 fue 35.6 por ciento(1).

El consumo per cápita de carne de res en el mundo se colapsó de 24.6 por ciento en 1995 a 18.7 por ciento en 2017, (Véase cuadro 2).

blank

Con respecto al consumo de carne de pollo por habitante en el mundo, en 1995 representó el 31.0 por ciento del consumo total de carnes, en 2017 el porcentaje se situó en 40.7 por ciento(1), (Véase cuadro 2).

En 2017 el consumo por persona de carne de cerdo se ubicó como la segunda carne en importancia por debajo del consumo per cápita de carne de ave(1), (Véase cuadro 2).

Se aprecia en el cuadro 2 que las proyecciones apuntan hacia participaciones por los diferentes tipos de carne, que se mantendrán con poco cambio hacia 2026. Por ejemplo, la carne de porcino en 2017 participó con el 35.6 por ciento del consumo per cápita del total de carnes(1).

Existen asimetrías entre países con respecto al consumo por persona, se subraya que entre 1995 y 2017, el consumo per cápita de carnes en países desarrollados registró 68.7 kilogramos en 2017 y en 1995 fue de 60.2 kilogramos(1).

En 1995, los países de la OCDE demandaron 61.9 kilogramos de carnes por persona, al finalizar 2017 el consumo per cápita se ubicó en 69.3 kilogramos(1). Los países en desarrollo presentaron su nivel más bajo de consumo per cápita de carnes en 1995 con 18.3 por ciento kilogramos, y de acuerdo a proyecciones, en 2026 el consumo por persona de carnes en países en desarrollo se ubicaría en 27.7 kilogramos(1). En 2017 el consumo de carnes por persona en los países en desarrollo se colocó en 26.4 kilogramos(1).

En 2017 el consumo total per cápita (incluye un promedio de consumo por persona de países en desarrollo, países desarrollados y países de la OCDE) se colocó en 34.3 kilogramos(1). En 2026 y como una proyección, el consumo per cápita mundial (incluye un promedio de países en desarrollo, países desarrollados y países de la OCDE) podría ubicarse en 34.6 kilogramos(1).

En 2017, el porcentaje de cerdo demandado en los países desarrollados representó el 32.9 por ciento del total de carnes. Los países de la OCDE consumieron el 33.5 por ciento del total de carnes(1). En países en desarrollo, el consumo en 2017 equivalió al 37.3 por ciento del total de carnes(1).

Cuando se lleva a cabo el estudio del consumo por persona de carne (incluye la carne de pollo, res, porcino y ovino) por país las diferencias son notables. Estados Unidos de América, en 2017 presentó un consumo por persona de 98 kilogramos, el segundo lugar lo ocupó Brasil con 72.5 kilogramos per cápita, Canadá se colocó en tercer lugar con 69.9 kilogramos por persona(1).

En México, el consumo por persona de carne (incluye carne de res, pollo, porcino y ovino) en 2017 fue 49.3 kilogramos(1). Por tipo de carne, se observó que en 2017 la Unión Europea, China y Vietnam presentaron consumos por persona de carne de cerdo así: 32.1 kilogramos la Unión Europea, China presentó un consumo por persona de carne de cerdo de 30.3 kilogramos y Vietnam con un consumo por persona de carne de cerdo de 30.4 kilogramos(1).

México, en el año 2017 presentó un consumo por persona de carne de cerdo de solamente 12.3 kilogramos(1). Brasil consumió, en ese año, una cantidad menor a México, es decir, 11.4 kilogramos de carne de cerdo por persona(1).

Producción de carne de cerdo por países.

China, la Unión Europea y Estados Unidos concentraron en 2017 el 74.6 por ciento de la producción mundial de carne de cerdo, es decir, produjeron 88.4 millones de toneladas(1). México, en ese mismo año produjo 1.1 por ciento del volumen de producción mundial(1), (Véase cuadro 3). El país no es autosuficiente por lo que tiene que cubrir con importaciones su Consumo Nacional Aparente, además viene presentando una Balanza Comercial deficitaria crónica.

blank

Se aprecia en el cuadro 3 el papel destacado de China como el principal productor en el mundo, su presencia en el escenario mundial es determinante, en 1995 el coloso asiático produjo 36.7 millones de toneladas de la producción de cerdo mundial(1). De acuerdo a estimaciones, en el 2017, China produjo 53.4 millones de toneladas(1). Una de las variables que explica el consistente aumento del volumen de producción de carne de cerdo en China, es el sostenido crecimiento en el consumo per cápita que se ha presentado en las últimas décadas(1). Estados Unidos también muestra un crecimiento continuo, ya que pasó de 8 millones de toneladas en 1995 a 11.5 millones de toneladas en 2017(1).

Brasil, es otro país que mostró crecimiento en su producción de carne de cerdo pasando de 1.4 millones de toneladas en 1995 a 3.7 millones de toneladas en 2017(1), esta expansión se explica entre varios factores, por la existencia de abundantes recursos naturales particularmente alimento para los animales(1).

Evolución de los precios.

En 2017 el índice de precios de las carnes (bovino, ovino, ave y cerdo) presentó un aumento del 59 por ciento con respecto a 1990(1). El nivel máximo del índice se registró en 2014, al ubicarse en 118.9 por ciento con respecto a 1990(1).

En 1990, el precio de la carne de porcino costaba 65 por ciento del precio de bovino y en 2017 la relación fue de 49 por ciento(1). Es decir en 2017 el precio de la carne de cerdo tuvo una diferencia menor al 49 por ciento.

La competitividad del precio del cerdo en comparación con el precio de la carne de pollo ha mejorado. En 1990, el precio por tonelada de la carne de cerdo se encontraba en un 69.83 por ciento por arriba del precio de la tonelada de la carne de pollo(1). En 2017, la diferencia del precio de la tonelada de la carne de cerdo se ubicó en un 36.86 por ciento por encima del precio de la tonelada de la carne de pollo(1).blank

En 1990 el precio de la tonelada de carne de cerdo se ubicó como promedio mundial en 1,828.6 dólares(1), en ese año el precio promedio mundial de la carne de pollo fue 1,076.7 dólares por tonelada(1). En 2017 el precio promedio mundial de la carne de cerdo fue 2,008.6 dólares por tonelada(1), en ese año, el precio promedio mundial de la carne de pollo se colocó en 1,467.6 dólares por tonelada(1).

Desde mediado de los años 2000, los precios de los diferentes tipos de carnes han presentado un comportamiento hacia la alza, una variable de gran relevancia que explica este comportamiento, es el aumento en el precio de los granos que son ingredientes de los alimentos de los animales(1).

Conclusiones.

En los últimos 50 años, se ha incrementado notablemente a nivel mundial el consumo de los diferentes tipos de carne. Este hecho se viene dando como resultado del aumento de la población y de una relativa mejora en el ingreso(1). Se ha demostrado que, con un aumento en el poder de compra, la población modifica su patrón de consumo a favor de bienes ricos en proteínas como las contenidas en las carnes(1).

En la actualidad la carne de cerdo es la más consumida en el mundo(1). Sin embargo, y de acuerdo a diferentes proyecciones, el consumo de carne de pollo superará el consumo de carne de cerdo, en razón a un muy fuerte crecimiento de la actividad avícola(1). La industria avipecuaria cuenta con ventajas como un menor costo de producción con respecto a los costos de producción de la carne de cerdo y bovino(1). Las aves de engorda presentan un ciclo productivo más corto que los ciclos productivos de los bovinos y cerdos(1), además la industria avícola es más eficiente en el uso de recursos como superficies, agua y alimento(1). Por otro lado, los consumidores ven con “muy buenos ojos” las cualidades (frescura y calidad) de los productos avícolas(1), asimismo prácticamente no existen restricciones culturales y religiosas para acotar el consumo de carne de pollo(1). No obstante, la actividad pecuaria porcícola presentará cierta expansión productiva, a una tasa de aproximadamente del 2.5 por ciento anual(1).

La producción mundial de carne de cerdo se encuentra altamente concentrada, ya que el 74.7 por ciento de ella se localiza en tres regiones(1).

En primer lugar, China, que significó el 45 por ciento del volumen de producción mundial(1). La Unión Europea ofertó a nivel mundial el 20 por ciento de la carne de cerdo(1). Los Estados Unidos contribuyeron con el 9.7 por ciento del volumen de producción del satisfactor(1).

México aportó solamente el 1.1 por ciento de la producción mundial de carne de cerdo y presenta una Balanza Comercial deficitaria(1).

Los precios de los diferentes tipos de carne vienen creciendo, una variable significativa que explica este comportamiento es el aumento de precios en el mercado internacional de los insumos alimenticios.

Literatura citada.

1. OCDE (2019) Exámenes de mercado en México: Estudio de caso del mercado de la carne de cerdo.

www.oecd.org/daf/competition/examenes-de-mercado-mexico-estudio-decaso-del -Mercado-de-la-carne-decerdo.html

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno