Francisco Alejandro Alonso Pesado
[email protected]

Elizabeth Rodríguez de Jesús
[email protected]

Introducción.

El huevo es un alimento básico en el consumo de la población de México y aporta el 7 por ciento de energía diaria de una persona adulta, en la población infantil participa de forma relevante a cubrir las necesidades, nutritivas en las etapas de su crecimiento y desarrollo(1). Este satisfactor es una fuente importante de proteína de origen animal demandada y consumida por las familias mexicanas, colocando al país como el principal consumidor de huevo para plato por persona en el mundo. Es así, que en 2018 el consumo de huevo entero por personas en México fue de 22.98 kilogramos, en ese mismo año le siguió Rusia con un consumo per cápita de 18.44 kilogramos(2).

El huevo que se utiliza como alimento directo por los consumidores se le denomina comúnmente como «huevo para plato».

Así mismo, el huevo es utilizado como insumo para la elaboración de otras mercancías en las industrias galleteras, panificación, mayonesas, pastas para sopas, etc. El huevo que es utilizado como insumo para la elaboración de otros productos se le denomina huevo industrial. El consumo de huevo en México, para uso industrial fue en 2019 de 8 por ciento del consumo total(2).

El tiempo promedio de vida de anaquel del huevo fresco, sin que se presenten alteraciones significativas en sus características organolépticas aproximadamente de 5 a 10 días, por lo que difícilmente se pueden formar inventarios para prever aumentos importantes en la demanda(1).

La demanda de huevo para plato depende de variables como el precio del producto, los precios de los bienes sustitutos y complementarios, los ingresos de los consumidores de la mercancía, la tasa de crecimiento de la población, la calidad del producto, la publicidad y promoción al satisfactor, la idiosincrasia y distribución del producto.

El impacto de las variables es diferente ya que algunos tienen una mayor incidencia que otras, así por ejemplo, el precio del kilogramo de huevo para plato es una variable muy relevante; otras variables importantes son los precios de los bienes sustitutos como el precio de la carne de pollo y de otras carnes, también la variable ingreso del consumidor, es importante. Esto no quiere decir que las otras variables no sean relevantes, y deben ser analizadas y evaluadas en estudios de mercado.

El precio del huevo para plato y la demanda por este bien presenta una relación inversa, es decir a mayor precio menor cantidad demandada del producto y a menor precio del huevo para plato mayor consumo del satisfactor bajo el supuesto que indica que las demás variables permanecen constantes.

La elasticidad precio de la demanda del huevo es un concepto que señala la sensibilidad del consumidor ante variaciones del precio de la mercancía, así por ejemplo, si sube el precio del producto en un 8 por ciento, en determinado mercado, y la cantidad demandada por los consumidores disminuye solamente en 4 por ciento, esto indica que los demandantes son poco sensibles al aumento del precio, se afirma que es una demanda inelástica.

Los precios de los bienes sustitutos pueden modificar el consumo de huevo para plato, es así que, si baja el precio de un bien sustituto el consumo de huevo puede disminuir, ya que consumidores habituales del huevo modifican su patrón de demanda a favor del bien sustituto. Sin embargo, se puede presentar el efecto contrario, cuando el precio del bien sustituto se incrementa puede aumentar la demanda de huevo para plato ya que consumidores del bien sustituto dejan de consumir cierta cantidad del producto sustituto para demandar una mayor cantidad de huevo para plato.

Los ingresos de los demandantes son una variable muy importante que impacta en el consumo de huevo para plato, si éstos aumentan, es posible un mayor consumo de huevo para plato, bajo el supuesto de que las otras variables permanezcan sin cambios.

La elasticidad ingreso de la demanda permite medir en qué porcentaje varía el consumo de huevo para plato ante variaciones porcentuales del ingreso. Por ejemplo, si se incrementa en un 10 por ciento el ingreso, el consumo de huevo para plato podría aumentar en un 12 por ciento en ese mercado, en cierto periodo.

Un bien normal indica un comportamiento así: si aumenta el ingreso del consumidor la demanda del bien también aumenta. Por ejemplo, si en ese mercado el consumo de huevo para plato aumenta como resultado de un incremento en el ingreso del demandante, el huevo se coloca como un bien normal.

Ante este panorama se elaboró el trabajo Caracterización de la demanda de huevo para plato.

Material.

Para elaborar el trabajo Caracterización de la demanda de huevo para plato se recurrió a fuentes de información secundaria, una de ellas fue el estudio realizado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) donde se obtuvieron datos y análisis sobre el tema, llegándose a algunas conclusiones.

Desarrollo del tema.

En un estudio llevado a cabo por el CIDE, éste calculó un sistema de demandas para grupos de alimentos consumidos por parte de mexicanos, y así determinar qué tipo de bien es el huevo en referencia a su precio, calculando su elasticidad precio de la demanda. Asimismo, se determinó qué tipo de bien es el huevo con respecto al ingreso(1).

El resultado de la estimación y cálculo tuvo el propósito de dar elementos fundamentales a la limitación del mercado del bien, centrándose en el huevo. Es así que el estudio del CIDE abordó el tema de la elasticidad precio de la demanda con el fin de determinar si el huevo se colocó como un bien elástico. Además, el estudio incorporó el análisis de la elasticidad ingreso de la demanda con el propósito de establecer si el huevo se presentó como un bien de consumo normal o inferior.

De esta forma, se pudo determinar si el huevo es un satisfactor de consumo normal o inferior, y si se ubicó como elástico o inelástico.

Elasticidad precio de la demanda.

blankEl cuadro 1, elaborado por el CIDE, indica las elasticidades precio de la demanda de varios productos pecuarios. Como se observa casi todos los bienes son inelásticos(1). Por su parte el huevo es de los alimentos más inelásticos(1). Se indica que un bien es inelástico si el resultado obtenido, a través de varias fórmulas es menor a -1, lo que implicaría que el cambio porcentual del precio es mayor al cambio porcentual de cantidad demandada. Cuando el resultado obtenido, a través de fórmulas, es uno, se dice que el cambio porcentual de la cantidad demandada es igual al cambio porcentual del precio y el bien presenta una elasticidad precio de la demanda unitaria. Si la elasticidad precio de la demanda presenta un valor mayor a -1 se establece que el bien es elástico.

El cuadro 1 muestra que el huevo para plato presentó, en el estudio realizado por el CIDE, una elasticidad precio de la demanda de -0.5480(1), el resultado calculado fue menor a -1, por lo tanto, el huevo para plato es un bien de consumo inelástico. Este resultado se interpreta así: por cada 1 por ciento que se incrementó el precio del huevo su demanda disminuyó en 0.54 por ciento. Lo que significó que los consumidores de huevo para plato fueron poco sensibles al aumento de precios del producto(1). Situación que puede ser ventajosa para los oferentes de la mercancía, ya que si elevan el precio (hasta cierto punto), el consumo no se desploma de forma significativa sino de forma marginal.

Elasticidad ingreso de la demanda.

blankEl cuadro 2, resultado de la investigación del CIDE, presenta la elasticidad ingreso de la demanda de varios productos agropecuarios. Con respecto al huevo, la elasticidad ingreso de la demanda fue 1.000209(1). Este resultado, se interpreta de esta manera, por cada 1 por ciento que se incrementó el ingreso, el consumo de huevo para plato aumentó en 1.000209 por ciento(1). Este comportamiento debe ser observado por los oferentes de huevo para plato en virtud de que ante aumentos reales de los ingresos de los demandantes, el mercado de huevo para plato se amplia, hay una mayor demanda.

Si el resultado obtenido a través de las fórmulas es positivo se indica que es un bien normal. El estudio muestra que el huevo para plato es un bien normal(1).

Se puede observar en el cuadro 2 que la mayoría de las elasticidades ingreso de la demanda, fueron igual a uno, o alrededor de uno, lo que indicó que todos estos bienes de consumo se ubicaron como normales, es decir conforme aumentó el ingreso aumentó su consumo(1).

Consumo y precio del huevo.

El trabajo realizado por el CIDE incluyó el consumo y precio del huevo para plato. De acuerdo a la Encuesta Ingreso Gasto de los Hogares de 2014, los principales centros de adquisición al detalle o menudeo de huevo para plato se concentró en tiendas de abarrotes con 68 por ciento, en tiendas de autoservicio 10 por ciento, tianguis y mercados participaron conjuntamente con ventas de huevo para plato al consumidor con casi 10 por ciento(1).

blankLos consumidores de huevo para plato de menores ingresos compraron el producto en un 76 por ciento en tiendas de abarrotes contra solamente un 3 por ciento en autoservicios(1). El precio implícito por kilogramo de huevo para plato adquirido por consumidores de bajos recursos (ubicados en el primer decil) fue de $28.81(1). En contraste, los consumidores de ingresos altos (decil 10), adquirieron la mercancía en un 40 por ciento en tienda de abarrotes y 36 por ciento en tiendas de autoservicio(1). Los demandantes de huevo para plato del decil 10 adquirieron el kilogramo de la mercancía a un precio implícito de $28.04(1). Se aprecia que los consumidores que se situaron en el primer decil (las personas de menores ingresos) compraron el kilogramo de huevo a un precio de $28.81, los demandantes de ingresos altos (decil 10) adquirieron el producto por kilogramo en $28.04, es decir, los consumidores de menores recursos compraron el kilogramo de huevo más caro, en un 3 por ciento, con respecto a los consumidores del decil 10, los de mayores ingresos(1).

Conclusiones.

El huevo para plato es una mercancía de alto valor nutritivo, que aporta proteínas de calidad, así como otros nutrientes necesarios para el buen desarrollo físico de las poblaciones humanas. El recurso humano que participa en el proceso económico de un país, será más productivo, en la medida que adquiera destrezas, conocimientos, habilidades y valores, Para adquirir estos atributos se requiere, entre varios aspectos, capital humano sano, nutrido, con capacidades físicas y mentales.

El huevo, en este estudio realizado por el CIDE, presentó una elasticidad precio de la demanda, inelástica, lo que indicó que el consumidor fue poco sensible al aumento del precio del producto. Este escenario podría colocar a los oferentes en zona de ganancias, ya que sus ingresos totales brutos tienden a aumentar, en demandas inelásticas.

En este estudio, el huevo para plato se ubicó como un bien normal, es decir, conforme el ingreso de los demandantes se incrementó, el consumo de huevo para plato aumentó. Este comportamiento impacta favorablemente a los productores de huevo, ya que si los ingresos de los demandantes aumentan el mercado del producto se expande, lo que podría aumentar las ventas del producto.

En estudios de mercado se requiere el cálculo de las elasticidades con el fin de establecer la viabilidad económica de proyectos productivos.

El estudio elaborado por el CIDE, presentó que los principales centros de venta de huevo para plato se concentraron en tiendas de abarrotes, luego en tiendas de autoservicio y después en mercados y tianguis.

Los demandantes de huevo para plato de menores ingresos compraron la mercancía más cara que los consumidores de altos ingresos.

Literatura citada.

1. Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) del Manual de Exámenes de Mercado. Manual del Secretariado de la OCDE, en la cadena de valor del huevo. Estudio de la producción, distribución y comercialización de huevo en México. Año 2018.
2. Unión Nacional de Avicultores (UNA). Compendio de Indicadores Económicos del Sector Avícolas 2020. Dirección de Estudios Económicos. México, Ciudad de México. Septiembre 2020.

artículo publicado en las avicultores y su entorno Agosto- Septiembre 2021