Mateo Itza-Ortiz.
[email protected]
Fuente: Colección privada
Mateo Itza-Ortiz.

INTRODUCCIÓN

El arribo de las pollitas de reemplazo a la granja de crianza se considera una de las actividades más importantes debido al impacto que podría tener sobre el incremento del 3.0% de la mortalidad acumulada al final de la crianza (112 días).

Hay puntos importantes que se deben considerar antes del arribo de la pollita:

1. Lavado y Desinfección de la caseta.
2. Cama.
3. Cortinas.
4. Lámparas (focos fluorescentes o LED).
5. Calefacción (criadoras).
6. Rodetes.
7. Comederos (lineales, tolva, charolas).
8. Bebederos (niple, tipo campana, tipo galón).
9. Rinconeras.

Se pueden identificar tres aspectos importantes al momento del arribo y alojamiento de la pollita en la granja y ellos se enlistan a continuación.

1. Temperatura.
2. Agua y alimento.
3. Luz.

Al arribo de las pollitas, éstas deben ser dejadas debajo de la fuente de calor, es normar que la pollita permanezca quieta debida al trayecto del viaje, al poco tiempo ésta empezará reconocer el lugar y es importante que inmediatamente se rehidrate, se puede usar electrolitos en el agua de bebida. Una práctica casera de rehidratación es el uso de agua azucarada (100 g de azúcar por litro de agua). Luego de una hora proporcione alimento para que la pollita inicie con el consumo de alimento sólido.

Algunos avicultores acostumbran a recibir sin electrolitos en el agua de bebida y alimento al arribo de la pollita. Esta práctica es normal cuando la pollita se recibe por la mañana o por la noche. Posteriormente al arribo, se debe realizar un muestreo aleatorio del peso corporal de la pollita, generalmente se pesan 100 aves para obtener el peso promedio de la parvada y de esta manera empezar a tener un mayor control del desempeño productivo del lote, se estima que la precisión del peso es de 7 a 10 g.

Pesar una pollita o pollito a la vez es algo complicado y se debe tener una báscula con un menor rango de peso. Se recomienda pesar grupos de 5 a 10 pollitas y obtener el promedio del peso del grupo hasta completar el peso del 10% del total del lote.
Fuente: Colección privada Mateo Itza-Ortiz.

De los tres puntos importantes al arribo de la pollita se describirán en las secciones correspondientes dentro de este trabajo.

A finales de los años 1950 y 1960 hubo cambios radicales en la industria de producción de huevo. Las cooperativas, las empresas de alimentación, y otras empresas privadas organizaron la producción de huevos en una industria coordinada. Esto significó que la producción de huevos en una granja cambió de una empresa secundaria a una empresa primaria o principal con métodos especializados de producción. El resultado fue la virtual eliminación de la producción de huevos en pequeña escala o de traspatio.

En el siglo pasado, (siglo XX), mucha de la industria avícola mundial basaba su producción en tres sistemas básicos de producción de huevo, en jaula, graneros y libres en pastoreo. Como se observa en la figura inferior en México del año 2006 la producción era del 100% en jaula, mientras que en otros países ya ganaba terreno los otros sistemas de producción.

Tipos de Alojamiento

El tipo de alojamiento de la pollita y de la gallina puede ser de dos tipos:
1. Alojadas en Piso – temperamento «tranquilo».
2. Alojadas en Jaula – temperamento nervioso en las criadas en jaula.

A este sistema o tipo de alojamiento (piso o jaula) actualmente se le conoce como alojamiento estándar o primarios y de aquí derivan otros sistemas que se detallarán posteriormente.

La ventaja de criar en piso es:
• Mayor confort de las aves.
• Menor costo de inversión.
• Menor cantidad de alimento ofrecido (si tiene acceso a pastoreo).
• Menor mortalidad por estrés calórico.

La ventaja de criar en jaula es:

• Mayor cantidad de aves por metro cuadro.
• Mayor control del alimento ofrecido o consumido.
• Menor presencia de parásitos.
• Menor mortalidad por depredadores.
• Menor mano de obra (recolecta huevo y alimentación).
• Mayor cantidad de huevo limpio.

La crianza en piso es considerada semi extensiva mientras que la crianza en jaula se considera intensiva, lo anterior parte con base a la densidad de aves por metro cuadro. Actualmente y debido a los temas de bienestar y confort animal, que se basan en cinco puntos para poder tener en lo más posible gallinas o pollos en condiciones naturales de libertad.

Los principios y criterios de bienestar de los animales de granja se presentan a continuación:

Sin embargo, se han detectado problemas de los criterios de bienestar en el pollo de engorda y se describen en el cuadro siguiente:

Se han desarrollado otros tipos de alojamientos conocidos como sistemas aviares, que es una combinación de los sistemas estándares o primarios (piso y jaula) que han permitido tener un sistema intensivo con las características de confort de las aves. De aquí, ha surgido la nomenclatura de gallinas libres de jaula o conocida en su terminología “free range” en inglés.

Sin embargo, en los 80´s la producción de huevo a pequeña escala o de traspatio ha reaparecido debido a un nicho específico de consumidores que están dispuestos a pagar el “alto” costo de un producto denominado orgánico.

Los productores de huevos de traspatio pueden acudir a un mercado local para vender su producto e incluso actualmente se ofrecen por redes sociales a aquellas personas que buscan y gustan de este producto “fresco”. Nuevos mercados se están desarrollando continuamente para satisfacer las necesidades específicas de dicho mercado, sobre todo para huevos marrones producidos orgánicamente (aunque también son populares los huevos blancos).

En este sistema de producción orgánica, las gallinas se alimentan con un poco de grano y se les permite forrajear para el equilibrio de su dieta.

Las aves pueden ser utilizadas para la producción de huevos y pueden ser usadas más tarde como comida.

Las gallinas ponedoras criadas orgánicamente y utilizadas para producir huevos orgánicos son más valiosas; al final de su ciclo de producción pueden ser vendidas para asar. Las ponedoras de crianza convencional tienen menos valor debido a su tamaño y la estructura del cuerpo y se venden para hacer suplementos de proteína para alimentos de mascotas o vendidas como gallinas para guisar.

Muchos estados y organizaciones privadas certifican la carne y huevos de producción orgánica. Para encontrar el organismo de certificación de su estado o área, revise el sitio web de productos Certificados Orgánicos del USDA (United States Department of Agriculture [Departamento de Agricultura de Estados Unidos]). Para obtener la certificación de empresa orgánica en Pensilvania, póngase en contacto con el Certificado Orgánico de Pensilvania al 814-422-0251 para más información.

Artículo publicado en Los Avicultores y su Entorno