Alimentar con Ecobiol® (B. amyloliquefaciens CECT 5940) reduce la microbiota patógena en el intestino y mejora el rendimiento del pollo de engorda.

MC. Oscar Vázquez,
TSM Evonik México SA de CV.
[email protected]

Conclusiones

  • Alimentar con Ecobiol® mejoró significativamente la tasa de conversión alimenticia en pollos de engorda.
  • Alimentar con Ecobiol® redujo el número total de E. coli y coliformes en el ciego.
  • En general, los resultados del estudio demuestran que alimentar con B. amyloliquefaciens CECT 5940 permite mejorar el rendimiento del pollo de engorda aun en aves que están desempeñando por encima de las guías de cría en términos de eficiencia alimenticia.

Introducción y objetivo

Bajo condiciones comerciales, los pollos de engorde están continuamente expuestos a condiciones estresantes que pueden aumentar su susceptibilidad a trastornos intestinales, resultando en un rendimiento reducido, inmunosupresión y mayor mortalidad. Los antibióticos son utilizados ampliamente para mejorar el rendimiento bajo tales condiciones desafiantes (Dibner y Richards, 2005). Sin embargo, en los últimos años, las autoridades veterinarias han actuado en reducir el uso de antibióticos en la producción animal y en detener la transferencia de ellos en la cadena de alimento humano. En respuesta a estas demandas, los productores están buscando alternativas para reemplazar los efectos/beneficios de los antibióticos.

La gama de posibles sustitutos es muy amplia. Uno de los grupos más prometedores son los probióticos. Se ha comprobado que los probióticos mejoran el desarrollo y mantenimiento del microbioma intestinal estable en aves, lo cual resulta en una reducción de enfermedades entéricas y una mejora en el rendimiento de crecimiento (Ducatelle et al., 2005) y también puede mejorar la conversión alimenticia, disminuir la mortalidad, modular la respuesta inmunológica, y proteger contra patógenos entéricos (Siragusa, 2012). Las investigaciones en nutrición y fisiología humana también apoyan a los beneficios de los probióticos en la nutrición animal, mostrando que la conexión entre la microflora intestinal y el estatus de la salud no para a nivel intestinal (Corthesy, 2007).

Ecobiol® es un probiótico diseñado para el manejo de la microbiota intestinal que puede ser utilizado para mejorar el rendimiento. Contiene una cepa de crecimiento rápido natural: Bacillus amyloliquefaciens CECT 5940 con una capacidad inherente de producir ácido láctico y la habilidad de influir en interacciones entre las diferentes poblaciones bacterianas. Esta cepa tolera las secreciones gástricas y biliares.

Basado en el potencial del probiótico en mejorar el equilibrio microbiano intestinal, se planteó la hipótesis que Bacillus amyloliquefaciens CECT 5940 puede mejorar el rendimiento de los pollos de engorda cuando se agrega al alimento. Por lo tanto, esta prueba fue realizada con el objetivo de determinar la eficacia de alimentar con B. amyloliquefaciens CECT 5940 (Ecobiol®) sobre el rendimiento del pollo de engorde bajo condiciones europeas de alimentación.

Tabla 1. Composición de las dietas.

Diseño experimental

El experimento fue realizado en las instalaciones de prueba de la Universidad de Estudios Agrícolas y Medicina Veterinaria de Banatului Timisoara, Rumania. Trescientos pollos de engorda Ross 308 machos fueron asignados aleatoriamente en dos grupos, cada uno con 25 réplicas, 6 aves por corral. El peso corporal (BW, por sus siglas en inglés) inicial promedio fue 42 g/pollo (+/- 3 g). Las dietas se basaron en maíz, trigo y harina de soya sin el uso de enzimas en cualquier dieta (Tabla 1). El alimento de prueba contenía Ecobiol® (B. amyloliquefaciens CECT 5940) a una relación de 1.0 x 106 ufc/g de alimento balanceado. Las dietas se formularon de acuerdo a las recomendaciones de Evonik (Evonik 2012).

Tabla 2. Desempeño de pollos de engorde a 10, 20 y 35 días de edad.
*Error estándar de la media (SEM, por sus siglas en inglés).

Los análisis del alimento confirmaron las cifras calculadas. Las dietas fueron ofrecidas a libre acceso en forma de harina dentro de un programa de alimentación de tres fases: iniciación: 0-10 días, crecimiento: 11-20 días, y finalizador: 21-35 días. Los alimentos no contenían ningún coccidiostato y no se realizó ninguna vacunación. El consumo de alimento y el peso corporal fueron registrados al final de cada fase de alimentación. Se monitoreó la mortalidad diariamente. Adicionalmente, 25 pollos de cada tratamiento fueron sacrificados el día 35. El ciego de estas aves fue recolectado, empaquetado en una caja de congelación y enviado a un laboratorio de microbiología para el análisis bacteriano (E. coli y coliformes). El íleon de 15 aves fue utilizado para determinar el conteo de Lactobacilli (dilución 6 en cada una de 2 placas). La evaluación estadística de los datos se realizó utilizando el software estadístico R, prueba t de rutina.

Resultados y discusión

La ganancia de peso durante todas las fases fue similar para ambos tratamientos, pero numéricamente mayor (1.4%) para el grupo de Ecobiol® (Tabla 2). Este rendimiento de crecimiento estuvo por debajo del valor recomendado de Ross de 2,283 g (Aviagen 2014), lo cual podría ser debido a que la forma del alimento en el presente estudio fue en harina. La mortalidad fue a un nivel de cero debido a condiciones muy buenas de encasetado y manejo.

Tabla 3. Conteo total de bacterias lácticas, E. Coli y coliformes al día 35 (UFC/g de digesta).

El consumo de alimento fue similar en ambos tratamientos, pero aún por debajo de la respectiva recomendación de Ross de 3,510 g. Esto se esperaba debido a que el alimento se presentó en forma de harina y sin enzimas adicionales en la dieta.
La tasa de conversión alimenticia (FCR, por sus siglas en inglés) fue estadísticamente diferente en el periodo de 0 a 20 días y durante toda la prueba. En particular, en los primeros 20 días cuando los pollos de engorda están enfrentando más desafíos intestinales, el efecto positivo de Ecobiol® en el tracto intestinal y en la salud intestinal se hizo obvio. Los resultados finales de la FCR están conforme a la recomendación respectiva de Ross de 1.537 g/g.

Si todos los requerimientos nutricionales se cumplen y los animales no están expuestos a un estrés fisiológico en la forma de un manejo sub-óptimo o exposición a patógenos, entonces la influencia favorable de los probióticos puede no ser tan significante (Otutumi et al., 2012). Esto podría ser la posible razón de por qué sólo se observaron diferencias numéricas en el peso corporal. Sin embargo, a pesar de estas condiciones de un buen manejo, alimentar con Ecobiol® mejoró significativamente la eficiencia alimenticia.

El número de bacterias lácticas en el íleon de los pollos de engorde fue medido en ufc (unidades formadoras de colonias). Esta técnica determina indirectamente el número de células viables al contar colonias en la superficie o profundidad de un medio de cultivo. No hubo diferencias en el conteo de bacterias lácticas, E. coli y coliformes, entre tratamientos.

El ciego del grupo suplementado con probióticos tuvo un conteo 68% menor de coliformes (4.25 x 108 ufc vs. 1.37 x 108 ufc) y un conteo 79% menor de E. coli (3.6 x 108 vs. 7.61 x 107) que en el grupo control. Estas modificaciones numéricas en el conteo bacteriano total se muestran en la Figura 1.

Referencias: A solicitud.

Figura 1: Comparación del conteo bacteriano relativo (ufc/g) al día 35. Coliformes, E. coli y Bacterias lácticas (LAB, por sus siglas en inglés).