Por Gonçalo Santos, Gerente I y D, Acuicultura y Benedict Standen,
Gerente de Productos, Microbianos
www.biomin.net

Los aditivos fitógenos pueden ayudar a reemplazar la costosa harina de pescado en el alimento balanceado para camarón logrando al mismo tiempo los objetivos deseados en cuanto a costos y desempeño productivo.

Los alimentos balanceados para camarón dependen de la harina de pescado (HP), ya que constituye una importante fuente de proteína gracias a su palatabilidad y calidad. En los últimos años, el suministro de harina de pescado no ha seguido el ritmo de la demanda, elevando los precios y dejando a los productores de camarón y los productores de alimentos balanceados en busca de fuentes alternativas de proteína.

Cuestiones en relación con las proteínas vegetales

En la última década, se ha avanzado significativamente en cuanto a la reducción de los niveles de harina de pescado en los alimentos balanceados comerciales para los animales acuáticos de cultivo.

Sin embargo, las proteínas vegetales pueden afectar el rendimiento de la producción y la competencia fisiológica debido a cuestiones tales como la composición de aminoácidos, factores antinutricionales incluyendo la contaminación por micotoxinas y la palatabilidad de la dieta.

Estos representan retos importantes para las empresas de alimentos acuícolas. Los aditivos fitógenos (PFA, por sus siglas en inglés) en las especies acuáticas mejoran la palatabilidad, la eficiencia alimenticia y el crecimiento, consideraciones importantes a tener en cuenta al sustituir la harina de pescado.

Menor contenido de harina de pescado

Un estudio reciente demuestra que es posible reducir costosos niveles de harina de pescado en los alimentos balanceados para camarón sin comprometer el desempeño en el crecimiento o la eficiencia alimenticia. Se formularon cinco dietas conteniendo 40.0 % de proteína cruda y 8.5 % de lípidos y se suministraron a camarón blanco del Pacífico, Litopenaeus vannamei, durante ocho semanas. Se utilizaron tres niveles de harina de pescado como proteína de origen marino: 25 % (HP25), 22 % (HP22) y 19 % (HP19). Para alcanzar niveles de proteína cruda similares, los alimentos con los niveles menores de HP se complementaron con harina de soya y harina de cacahuate. Se agregó Digestarom® P.E.P. MGE, un aditivo fitógeno, a las dietas con niveles de harina de pescado reducidos.

El desempeño del crecimiento después de las ocho semanas se muestra en el Cuadro 1. La supervivencia en todos los tratamientos fue superior al 96 %. Como era de esperar, el HP25 mostró el mejor desempeño del crecimiento en términos del peso final, la tasa de eficiencia proteica (TEP), la tasa de conversión alimenticia (CA) y la tasa de crecimiento estándar (TCE). Los contenidos menores de harina de pescado reducen el desempeño en general.

Sin embargo, la adición de Digestarom® P.E.P. MGE mejoró todos estos parámetros. Por ejemplo, en el grupo de 19 % de harina de pescado, se observaron mejoras de aproximadamente 10 % en el peso final, la TEP y la CA y se logró un aumento del 3 % en la TCE cuando Digestarom® P.E.P. MGE se incluyó en las dietas.

Resultados del ensayo

Cuadro 1. Parámetros de desempeño en el crecimiento de L. vannamei juvenil tras ocho semanas de alimentación con dietas experimentales

Tratamiento

Harina de pescado (%)

Digestarom® P.E.P. MGE

Peso final (g)

TEP

Supervivencia (%)

CA

TCE (%/día)

HP25

25

0

15.36

2.52

98.66

1.02

6.78

HP22

22

0

12.31

2.04

98.67

1.26

6.37

HP22 + P.E.P.

22

200 g/t

13.70

2.17

98.67

1.17

6.55

HP19

19

0

12.24

1.96

98.00

1.29

6.36

HP19 + P.E.P.

19

200 g/t

13.45

2.10

96.67

1.17

6.54

Mejor desempeño, menos harina de pescado

Agregar Digestarom® P.E.P. MGE a las dietas de camarón mejoró el desempeño del crecimiento, incluso cuando se redujeron los componentes de harina de pescado, como se ve a continuación al comparar HP19 + P.E.P con HP22: se mejoraron todos los parámetros de desempeño (peso final = +8.5 %; TEP = +6 %; CA = -7 %; TCE=+3%).

Contenido de proteínas en músculo

Uno de los parámetros más importantes para los consumidores es el contenido de proteína en el músculo del camarón. Curiosamente, el mayor contenido de proteína en músculo se encontró en la dieta con la inclusión más baja de harina de pescado con Digestarom® P.E.P. MGE (HP19 + P.E.P.), incluso mayor que en el control de harina de pescado positivo (HP25).

Figura 1. Concentración de DHL en hemolinfa de camarón alimentado con las dietas experimentales HP19 y HP19 + P.E.P. tras ocho semanas

Como extensión de este ensayo, se investigaron las actividades enzimáticas hematológicas. Se descubrió que la deshidrogenasa láctica (DHL) fue 57 % más baja en HP19 + PEP que en el alimento con un nivel de harina de pescado equivalente, HP19 (Figura 1). La DHL es una oxidorreductasa que cataliza la interconversión del lactato y el piruvato y se libera en la sangre o hemolinfa cuando los tejidos se ven dañados o bajo estrés. Los niveles relativamente altos de la DHL en HP19 pudieran ser indicativos de la inflamación intestinal causada por una inclusión de harina de pescado menor, una condición que se subsana con Digestarom® P.E.P. MGE

Objetivos en cuanto a costos y desempeño

Para los productores de alimento balanceado o los productores de camarón que buscan obtener el mejor desempeño de sus animales, la aplicación de un aditivo fitógeno, tal como Digestarom® podría ayudar en términos de las metas del presupuesto y de los parámetros de desempeño. La inclusión de Digestarom® puede servir para reducir los costos de alimentación y/o mejorar el desempeño de los animales acuáticos en función de que se reformule también la composición de la dieta. Los cuatro resultados principales se ilustran en la Figura 2.

Figure 2. Digestarom® se puede utilizar para optimizar los costos del alimento balanceado debido a su efecto de ahorro de nutrientes

El Escenario 1 representa el control y actúa como una línea de referencia, es decir, el alimento balanceado normal con el desempeño normal. El Escenario 2 se basa en el caso anterior con la adición de Digestarom®, lo que resulta en mayores costos de alimentación con la correspondiente mejora del desempeño. El Escenario 3 se basa en torno al efecto de ahorro de nutrientes,
o que permite a los productores reducir sus costos de alimentación mediante el uso de ingredientes más económicos, incluir Digestarom® para lograr un desempeño típico, pero aun así manteniendo los beneficios económicos. En el Escenario 4, los productores pueden reformular las dietas mediante el uso de ingredientes más baratos, incluir Digestarom® (manteniendo así los costos de alimentación) y lograr un mayor desempeño productivo de los animales.

Fuente:Science&Solutions

Empresa