Richard Dudgeon
Especialista en Ganadería de carne, Alltech, Irlanda.

Para los productores dedicados al acabado del ganado de carne, el riguroso manejo y nutrición desde la llegada de los animales son claves para el desempeño en general, reporta Richard Dudgeon, especialista en ganadería de carne de Alltech, Irlanda.

Los productores de ganado de carne reconocen que, a fin de maximizar el desempeño del bovino durante el periodo de finalización, los animales necesitan adaptarse a su nuevo medio ambiente y dietas tan pronto como sea posible.

El ganado que llega de los ranchos, subastas o de pastoreo y que luego es confinado en corrales para su finalización, está sujeto a varios factores de estrés como son el destete, el mezclado con nuevos grupos de animales, nuevos ambientes, transporte así como los cambios en su dieta. Si esos factores no son manejados correctamente, los animales no alcanzarán su completo potencial, resultando en un periodo de acabado más largo y mayores costos de alimentación. Los principales desafíos durante este periodo son la enfermedad respiratoria bovina (BRD), laminitis y alteraciones digestivas o acidosis. Para disminuir estos incidentes, es necesario poner mayor énfasis en la nutrición y manejo durante este periodo desde la llegada, a fin de mejorar el desempeño, por consiguiente disminuir el número de días que los animales tienen que pasar en la operación.

¿Cómo Puede la Nutrición Mejorar el Desempeño?

Al momento de la llegada, el manejo nutricional es un factor importante para el mantenimiento de la salud animal. Esta es una de las razones por las cuales el desempeño del animal durante todo el periodo puede resultar pobre. Los productores de ganado finalizado deberían consultar con su nutricionista y poner en práctica un programa nutricional que sea diseñado específicamente para el nuevo ganado que llega en la granja. Cada operación es diferente y por consiguiente, la longitud del periodo que los animales deben permanecer bajo esta dieta de adaptación a la llegada, será diferente entre las diferentes operaciones. Esto generalmente puede tomar entre 20-30 días antes de que los animales entren de lleno a consumir la dieta de acabado. El propósito de la dieta de adaptación es el mismo para todas las operaciones de producción y debería enfocarse en:

  • Proveer adecuadas fuentes de fibra que estimulen una buena actividad de masticación.
  • Contener alimentos palatables que estimulen un mayor consumo de alimento.
  • Incluir pequeñas cantidades de los alimentos que serán usados durante el periodo de finalización que permitirán a las bacterias del rumen el tiempo para adaptarse.
  • Asegurarse de que los alimentos sean frescos, no recalentados y libres de hongos que puedan alterar la función ruminal.
  • El uso de un paquete mineral diseñado específicamente para el periodo de adaptación que contenga un adecuado nivel de Sel-Plex y minerales traza Bioplex porque mejoran la respuesta inmune y aseguran que el ganado se acondicione a la nueva dieta más rápidamente.
  • Una nueva tecnología llamada Actigen también debería ser incluida en el paquete mineral. Actigen, por medio de una salud animal mejorada, ganancia diaria de peso y tasa de conversión de alimento ha demostrado que estos parámetros han aumentado (Pfenninger D, Kansas, US, 2011);
  • Ha sido comprobado que el uso de Yea-Sacc de Alltech ayuda a mejorar el medio ambiente ruminal aumentando el pH y por consiguiente, de asegurar que las bacterias ruminales trabajen más eficientemente.

Las investigaciones de Teagasc y Grange, han demostrado que la inclusión de Yea-Sacc en las dietas de finalización del ganado de carne puede mejorar el desempeño en más del 10 por ciento (Figura 1).

FIGURA 1: Porcentaje de mejoramiento en los parámetros de desempeño en animales de carne alimentados con una dieta con Yea-Sacc comparado con una dieta control (Fallon R et al, Teagasc Grange Research Centre, 2003).

¿Cómo Puede el Manejo Afectar el Desempeño?

El objetivo en esta etapa es de minimizar el estrés tanto como sea posible. Los animales comprados en la subasta deberían ser mantenidos separados del grupo principal hasta que se hayan adaptado a su nuevo ambiente.

Si es posible, una vez que el ganado se ha adaptado con un grupo debería permanecer con ese grupo. La mezcla entre diferentes grupos de ganado estimula las peleas y causa estrés.

El alojamiento de ese grupo, en un área con una cama de paja y buena ventilación puede ayudar a disminuir el estrés y mejorar la calidad del aire. Es aconsejable el mantenimiento de grupos consistentes y pequeños, tanto como de 10-15 cabezas por grupo. Permítale suficiente área de descanso y de comederos a fin de disminuir la competencia y el acoso entre animales.

Un buen suministro de agua fresca y limpia es vital, y debería existir por lo menos un bebedero por cada 10 animales. Un buen programa de vacunaciones y de salud animal también es esencial; es muy importante la consulta con un veterinario en ejercicio para que le aconseje sobre esta área.

No todas las sugerencias anteriormente expuestas son manejables o prácticas en algunas granjas; por consiguiente, resulta crítico que usted hable con su nutricionista y veterinario a fin de que le aconseje un plan que se adapte a su sistema

Los animales comprados en la subasta deberían ser mantenidos separados del grupo principal hasta que se hayan adaptado a su nuevo ambiente

Artículo publicado en Entorno Ganadero Junio-Julio 2017

Empresa Alltech