OPCIONES FINANCIERAS

MVZ. Germán Gómez Tenorio
[email protected]

La palabra riesgo se asocia con peligro, viene del latín risco que se refería a las piedras filosas que se encuentran en el mar con las cuales un barco podía chocar y provocar su hundimiento. En las empresas se relaciona con las pérdidas potenciales que pueden sufrir cuando realizan una inversión. Se asocia con la probabilidad estadística de una pérdida en el futuro.

Las granjas porcinas como todas las empresas están sujetas a los siguientes riesgos:

Operativos. fallas en la producción interna debido a errores humanos, la presencia de enfermedades en los animales, un manejo deficiente o inadecuado, etc.

Legales. sujeto a sanciones de parte de las autoridades por incumplimiento de alguna norma que puede ser medioambiental, de uso inadecuado de antibióticos, etc. Y pueden ir desde una multa económica hasta el cierre de la empresa.

Financieros. estos a su vez pueden clasificarse en: De crédito. existe el riesgo de que los clientes no paguen.

De liquidez. muchas granjas tienen problemas con el flujo de producción, por lo que en ocasiones tienen muchos cerdos que alimentar y pocos cerdos para vender lo que propicia comprometer pagos y recurrir a financiamientos que aumentan los costos de producción.

De mercado. por un cambio en los precios de los cerdos y/o un cambio en los precios de los insumos, dados a su vez por cambios en la oferta y demanda de los productos, en las tasas de interés, en el tipo de cambio y/o en la inflación.

En los mercados, se puede asumir que el cambio es la única constante, por lo que en un contexto de incertidumbre, la esencia de la administración de riesgos consiste en medir las probabilidades de posibles pérdidas en el futuro y modificarlas o nulificarlas.

Con el objeto de disminuir el riesgo de mercado se han creado las opciones financieras.

Una opción financiera es un instrumento financiero derivado que se establece en un contrato que da a su comprador el derecho, pero no la obligación, a comprar o vender bienes o valores (el activo subyacente, que pueden ser acciones, bonos, índices bursátiles, etc.) a un precio predeterminado (strike o precio de ejercicio), hasta una fecha concreta (vencimiento).

Existen dos tipos de opciones: opción de compra (call) y opción de venta (put).

Es importante aclarar, que las acciones y las opciones financieras se adquieren en la Bolsa de Chicago (CME), que en ésta se comercializan las ACCIONES de los productos físicos (comodities), incluyendo gran cantidad de productos agropecuarios, el petróleo, etc. No los productos físicos en sí. De hecho México, hace algunos años utilizó una opción financiera por la posible baja en el precio del petróleo lo que le salvó de una caída más fuerte del precio del mismo y por ende de sus ingresos.

OPCION DE COMPRA (CALL)

Una opción de compra (call) da a su comprador el derecho -pero no la obligación- a comprar un activo subyacente a un precio predeterminado en una fecha concreta.

¿Cuándo es favorable adquirir una opción de compra (call)

Cuando se prevé que un insumo que puede ser maíz, sorgo o pasta de soya va a subir de precio en el futuro cercano, se pueden comprar acciones de estos productos o mejor aún una opción call ya que es más barato que la compra de acciones.

Cuando se quiere comprar estos productos y/o acciones en un futuro próximo porque se cree que van a subir pero hoy NO se dispone de los fondos necesarios, la opción de compra permite aprovechar las subidas (si al final se producen) sin tener que comprar las acciones (hoy/ahora).

Para entender el mecanismo, es mejor ilustrarlo con un ejemplo.

El precio del grano está a $3.93 por kg hoy (marzo 2018), el productor cree que el precio va a subir en julio de 2018 $0.57 pesos por kg, llegando a $4.50 y quisiera adquirirlo hoy pero no tiene el lugar disponible para almacenarlo.

En el mercado de futuros las acciones de maíz para ese mes están en 3.92 dólares por bushel, un bushel de maíz son 25.4 kg por lo que 3.92/25.4 = 0.154 dólares por kg de maíz, considerando una paridad de $19 pesos por dólar, tendríamos 0.154×19 = $2.93 pesos por kg de maíz, a este precio se le llama precio subyacente (PS) -cabe aclarar que este precio es de la acción en la Bolsa de Chicago para ese mes, no el de mercado físico en México-.

Si él pretende cubrir 500 toneladas, necesitaría $2,930×500 = $1’465,000 para comprar las acciones correspondientes a dicho volumen, esperar al vencimiento en julio y vender las acciones al precio que estén, vamos a suponer que acertó y que éstas suben $0.57 a $3.50 por kg, entonces obtiene $3,500×500 = $1’750,000, por lo que ganó $1’750,000 – $1,465,000 = $285,000. Con esta ganancia se va al mercado físico y compra el grano a $4.50, sin tener que meter más dinero por el alza del precio. Paga $4.50×500 = $2’250,000 que cubre con el importe del precio actual $3.93×500 = $1’965,000 más la utilidad obtenida en la compra de acciones $285,000 = $2’250,000.

¿Y si sube más o sube menos? Lo mismo, solamente que la ganancia sería mayor o menor dependiendo el caso, y la tendría que usar para pagar el aumento del precio en el mercado físico.

¿Qué pasaría si no sube de precio? Nada, porque en el mercado físico tampoco subiría, perdería solamente los intereses del dinero que invirtió en la compra de acciones y la comisión de compra-venta del corredor.

¿Y si baja? Entonces sí perdería y le habría convenido más, esperar a julio a que bajara el precio.

¿Pero si no tiene él $1’465,000, para comprar las acciones? Entonces puede comprar una opción call, para nulificar este riesgo.

Se compra a un precio fijo que él mismo establece, es decir, si cree que el precio subirá por arriba de $2.93, entonces puede fijarlo en $3.00 pesos, lo puede fijar a este precio y se denomina precio de ejercicio (PE) o strike.

En lugar de pagar $1’465,000 de acciones solamente tiene que pagar la prima por la compra de la opción call. El valor de la prima es mucho menor al de las acciones y depende de:

1) El precio subyacente (precio de la acción en la Bolsa), a mayor precio, mayor costo de la prima. En este caso $2.93.

2) El precio de ejercicio (precio fijado por el comprador, a lo que él cree que va a subir o hasta donde se quiera proteger), entre menor sea el precio, mayor el costo de la prima. En este caso $3.00.

3) El tiempo de vencimiento, a mayor tiempo mayor costo de la prima.

4) Tasa de interés, generalmente se usa la tasa LIBOR, a mayor tasa de interés, mayor costo de la prima.

5) Volatilidad del precio subyacente, esto pasa si el precio de las acciones del producto (en este caso maíz) cambian continuamente, el costo de la prima será mayor.

6) Dividendos pagados al vendedor de la opción.

Para el cálculo del monto de la prima, se utiliza una ecuación complicada (por lo cual no se incluye aquí) que considera todos los factores arriba mencionados.

Para el ejemplo se considerará $0.10 pesos por kilogramo. Tendrá que pagar entonces $0.10x500x1000 = $50,000.

El vendedor recibe la prima (el precio de la opción, en este caso $50,000) y a cambio, tiene la obligación de venderle la acción al precio fijado (precio de ejercicio). Todo lo que la acción suba en la Bolsa por encima de dicho precio de ejercicio menos el precio pagado por la prima son ganancias.

Supongamos que sube a $3.50 pesos por kg, entonces hace valer la opción y la compra a precio de ejercicio, es decir a $3.00, es decir paga $3.00x500x1000 = $1’500,000 más $50,000 que le había costado la prima $1’550,000. Después vende las acciones en $3.50x500x1000 = $1’750,000 y gana $200,000. Si en el mercado físico el grano sube los $0.57 pesos por kilogramo ($0.57x500x1000 = 285,000), él tendrá $200,000 para hacer frente al aumento.

¿Qué pasaría si sube más? Entonces haría válida la opción y compraría a $3.00, ganaría más y tendría con qué pagar un mayor aumento en el precio del grano.

¿Y si no sube o baja? Entonces no hace válida la opción y no compra, perdería solamente el costo de la prima $50,000. Pero en el mercado físico compraría el grano más barato.

Como tiene que pagar $1’550,000 por las 500 toneladas considerando la prima, entonces $1,550,000/500 = $3,100.

Para nuestro ejemplo, en resumen al vencimiento de la opción (julio 2018):

Siempre que el aumento de precio sea mayor a $3,100 pesos por tonelada hará valer la opción y tendrá ganancias (in the money).

Si el precio es de $3.10 hará valer la opción y saldrá “a mano” (at the money).

Si el precio está entre $2.94 (PS) y $3.09 (PE + prima), hará valer la opción, pero perderá parte de la prima (out the money).

Si el precio es de $2.93 o menos no hará valer la opción y perderá la prima (out the money).

OPCIÓN DE VENTA (PUT)

Una opción de venta es un derecho a vender. La compra de una opción de venta es la compra del derecho a vender a un precio determinado.

Una opción de venta (put) da a su poseedor el derecho -pero no la obligación- a vender un activo a un precio predeterminado hasta una fecha concreta. El vendedor de la opción de venta tiene la obligación de comprar el activo subyacente si el tenedor de la opción (comprador del derecho de vender) decide ejercer su derecho. Al comprar una opción put, el vendedor está obligado a comprar en el vencimiento al precio fijado.

¿Cuándo es favorable adquirir una opción de venta (put)?

Cuando se prevé que el cerdo va a bajar de precio en el futuro cercano, lo ideal sería venderlos ahora pero no se pueden vender porque están pequeños, sin embargo si se tienen acciones éstas sí pueden venderse, pero si no se tienen acciones o se cree que éstas subirán posteriormente es mejor adquirir una opción put.

Como se pretende vender cerdos en un futuro próximo y se cree que va bajar el precio, la opción put de venta permite fijar un precio que lo proteja de esta posible baja.

Es importante aclarar nuevamente, que las acciones y la opción put se adquieren en la Bolsa de Chicago (CME).

Para entender el mecanismo, se ilustrará nuevamente con un ejemplo.

Supongamos que el precio del cerdo está a $30.00 por kg hoy (marzo 2018), el productor cree que el precio va a bajar en julio de 2018 $3.00 pesos por kg a $27.00 y quisiera venderlos hoy, puede venderlos como lechones y pasarle el riesgo a otro, pero si no baja le pasaría el beneficio. Entonces puede escoger comprar una opción put que disminuya ese riesgo sin vender los lechones.

En el mercado de futuros las acciones de cerdo para ese mes están en .8192 dólares por libra, por lo que .8192×2.2 = 1.80244 dólares por kg, considerando una paridad de $19 pesos por dólar, tendríamos 1.80244×19 = $34.24 pesos por kg de carne de cerdo en canal, a este precio se le llama precio subyacente (PS) -cabe aclarar que este precio es de la acción en la Bolsa de Chicago para la carne de cerdo en canal para ese mes, no del de cerdo en pie en el mercado físico en México-, para obtener el equivalente en pie en México se tiene que multiplicar por 75%: $34.24x.75 = $25.68 y aumentar $7.00 por flete: $25.68+$7.00 = $32.68.

Si compra una opción put solamente pagará la prima, y con esto tiene derecho a vender acciones a $34.24 pesos por kg de carne.

El precio de la prima depende:

1) El precio subyacente (precio de la acción en la bolsa), a mayor precio, mayor costo de la prima. En este caso $34.24.

2) El precio de ejercicio (precio fijado por el comprador, a lo que él cree que va a subir o hasta dónde se quiera proteger), entre mayor sea el precio, mayor el costo de la prima. En este caso $33.00.

3) El tiempo de vencimiento, a mayor tiempo mayor costo de la prima.

4) Tasa de interés, generalmente se usa la tasa LIBOR, a mayor tasa de interés, menor costo de la prima.

5) Volatilidad del precio subyacente, esto pasa si el precio de las acciones del producto (en este caso maíz) cambian continuamente, el costo de la prima será mayor.

6) Dividendos pagados al vendedor de la opción.

Para el cálculo del monto de la prima, se utiliza una ecuación complicada (por lo cual no se incluye aquí) que considera todos los factores arriba mencionados.

Para el ejemplo se considerará $1.00 peso por kilogramo. Si él pretende cubrir 500 cerdos de 100 kg en canal, necesitaría 100x$1.00×500 = $50,000 para comprar las acciones correspondientes a dicho volumen.

El vendedor recibe la prima (el precio de la opción, en este caso $50,000) y a cambio, tiene la obligación de venderle la acción al precio fijado (precio de ejercicio $33.00/kg). Todo lo que la acción baje en la Bolsa por debajo de dicho precio de ejercicio menos el precio pagado por la prima son ganancias.

Supongamos que al vencimiento baja como el productor creía a $28.74 entonces compra las acciones de 500 cerdosx100 kgx$28.74 = $1’437,000 y luego hace valer la opción y vende sus acciones a $33.00. Es decir, gana $4.26×500 cerdosx100 kg = $213,000, menos $50,000 que le había costado la prima $163,000. Después vende los cerdos en $27.00 suponiendo que acertó en la bajada de precio $27.00×500 cerdosx120 kg y recibe $1’620,000 más $163,000 que ganó con la opción put $1’783,000, si dividimos esta cantidad entre los 60,000 kg vendidos tendremos que tuvo un valor de venta equivalente a $29.717.

¿Qué pasaría si baja más? Entonces haría valida la opción y compraría más barato y luego vendería a $33.00, ganaría más y quedaría más protegido contra la baja del precio aunque el precio del cerdo en el mercado físico podría bajar también

¿Y si no baja o sube? Entonces no hace válida la opción y no compra acciones ni las vende después y perdería solamente el costo de la prima $50,000. Pero en el mercado físico vendería sus cerdos igual o más caro.

Para nuestro ejemplo, en resumen al vencimiento de la opción (julio 2018):

Siempre que el precio baje a menos de $32.00 por kg de carne hará valer la opción y tendrá ganancias (in the money).

Si el precio es de $32.00 hará valer la opción y saldrá “a mano” (at the money).

Si el precio está entre $33.00 (PE) y $32.00 (PE + prima), hará valer la opción, pero perderá parte de la prima (out the money).

Si el precio es de más de $33.00 no hará valer la opción y perderá la prima (out the money).

¿Cómo comprar las coberturas?

Se puede hacer directamente en CME (Chicago Mercantile Exchange) con un corredor, o bien a través de alguna Institución en México, como ASERCA, FIRA o FND.

La SADER por medio de ASERCA otorga incentivos en el pago de las primas. Si son coberturas put el productor puede tener un incentivo hasta del 85% del costo de la prima.

El productor puede adquirir opciones “call” con incentivo hasta del 85% del costo de la prima, sólo en el caso en el que se cuente con un contrato de compraventa, en el que se estipule un precio fijo previamente determinado (sin ser un esquema contractual). El participante que elija la opción “call”, ya no podrá solicitar la opción “put”.

Los compradores podrán adquirir opciones “put”, con incentivo hasta del 50% del costo de la prima, siempre y cuando se presente un contrato de compraventa con productores.

Finalmente, en la página de CME, se pueden observar los contratos de opciones put y call que se compran o se venden diariamente, y el precio de ejercicio (strike), de todos los productos (comodities) con esto pueden saber lo que la mayoría de las personas piensa que sucederá con el precio, o sea que si muchos quieren comprar opciones call quiere decir que están pensando en que el precio del producto subirá, mientras que si la mayoría compra opciones put quiere decir que piensan que el precio del producto bajará.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno