MVZ. Jesús Antonio Sánchez Sosa
Jefe de Distrito Porcinos.
Laboratorio SANFER.
[email protected]

MVZ. Victor Manuel Carrera Aguirre.
Jefe de Distrito Porcinos.
Laboratorio SANFER

MVZ. Jesús Munguía Rosas.
Gerente Unidad de Negocios Porcinos.
Laboratorio SANFER.

INTRODUCCIÓN

La sanidad es la base fundamental de una producción porcina rentable, sin embargo cuando la homeostasis se ve interrumpida y se presenta alguna enfermedad, existe una merma en la producción, tal como se evidencia en los procesos infecciosos de diferentes índoles (respiratorias, entéricas, encefálicas y reproductivas) que afectan a animales de distintas edades.

Mycoplasma hyopneumoniae es el agente infeccioso causante de la neumonía enzoótica porcina, una enfermedad respiratoria crónica y uno de los agentes primarios del complejo respiratorio porcino (Thacker, 2012). Las infecciones por M. hyopneumoniae son altamente prevalentes a nivel mundial y causa severas pérdidas económicas para la industria porcina. Las pérdidas económicas principalmente se deben a los costos por tratamiento, la vacunación, disminución del rendimiento productivo e incremento de la mortalidad, normalmente derivado de infecciones secundarias (Holst, 2015).

En diversos estudios se ha demostrado que la infección por M. hyopneumoniae prolonga significativamente la duración de la neumonía y aumenta la gravedad de las lesiones ocasionadas por el virus de PRRS (Thacker, 1999).

Existen diversas vacunas comerciales frente a M. hyopneumoniae, las cuales reducen la gravedad de los cuadros clínicos, así como de las lesiones, pero no los eliminan así como tampoco previenen la colonización del epitelio ciliar. Las vacunas se utilizan actualmente tanto en lechones, para atenuar las lesiones y pérdidas productivas provocadas por la enfermedad, como en las hembras reproductoras con el fin de controlar la trans- misión de M. hyopneumoniae de las cerdas a sus camadas y proveer inmunidad pasiva a través del calostro.

Los antimicrobianos efectivos contra M. hyopneumoniae incluyen tetraciclinas, macrólidos, lincosamidas, fluoroquinolonas, florfenicol y aminoglucósidos (Hannan, 1997). En la actualidad, la resistencia antimicrobiana no parece constituir un problema importante para el tratamiento de las infecciones por M. hyopneumoniae (Kleinet, 2017), aunque la situación puede ser diferente para otras bacterias secundarias que complican estas infecciones.

La medicación estratégica suele llevarse a cabo en la alimentación, pero también puede aplicarse en el agua de bebida o mediante la aplicación parenteral utilizando productos de acción prolongada con el objetivo de prevenir la acción de agentes bacterianos y mejorar el desempeño productivo de los cerdos.

OBJETIVO

Evaluar el desempeño productivo de los cerdos, sometidos a dos esquemas de control para neumonía enzoótica.

MATERIAL Y METODOS

Antecedentes:

Granja porcina comercial ubicada en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, de sitios múltiples con 1800 hembras en producción. La granja ha presentado signología respiratoria en la etapa de engorda. En estudios serológicos previos se ha observado una coinfección de vPRRS y Mycoplasma hyopneumoniae (Gráfica 1) entre las 12 y 18 semanas de edad.

Gráfica 1. Perfil serológico de la línea de producción.

La granja tiene un programa de vacunación en sábana (cada cuatro meses) al hato reproductor para el control de PRRS, con un biológico de virus vivo modificado. Para el caso de M. hyopneumoniae se utiliza bacterina univalente en la línea de producción al momento del destete a los 21 días de edad.

Diseño experimental:

Se conformaron dos grupos de 500 cerdos cada uno:

  • Grupo A: Animales inmunizados con bacterina comercial de M. hyopneumoniae unidosis a los 21 días de edad.
  • Grupo B: Animales inmunizados con bacterina comercial de M. hyopneumoniae unidosis a los 21 días de edad y medicación profiláctica con Espiramicina por vía intramuscular a dosis de 25 mg/kg de peso vivo, a las 10 semanas de edad.

Mediciones:

Los consumos de alimento se registraron semanalmente para ambos grupos.

Los pesajes se realizaron tomando en cuenta el 15% de cada lote (75 cerdos), de acuerdo a la metodología utilizada por la compañía nutricional y se realizaron a diferentes tiempos establecidos: 24, 72, 84, 98, 112, 126 y 136 días de edad.

Cuadro 1. Consumos de alimento Grupo A y B.

Edad (semanas) Edad (días) Grupo A: Vacuna Grupo B: vacuna + medicación
Consumo de alimento diario (Kg) Consumo de alimento semanal (Kg) Consumo de alimento diario (Kg) Consumo de alimento semanal (Kg)
4 28 0.130 0.91 0.128 0.89
5 35 0.350 2.45 0.316 2.21
6 42 0.520 3.64 0.536 3.75
7 49 0.880 6.16 0.816 5.71
8 56 0.995 6.97 1.020 7.14
9 63 1.100 7.70 1.020 7.14
10 70 0.800 5.60 0.816 5.71
11 77 1.429 10.00 1.429 10.00
12 84 2.245 15.71 2.051 14.36
13 91 1.837 12.86 1.905 13.33
14 98 2.041 14.29 2.116 14.81
15 105 2.449 17.14 2.328 16.30
16 112 2.449 17.14 2.963 20.74
17 119 2.653 18.57 2.609 18.26
18 126 3.061 21.43 2.637 18.46
19 133 2.245 15.71 3.077 21.54
Consumo de alimento total (Kg) 176.28 Consumo de alimento total (Kg) 180.38

Gráfica 2. Consumos de alimento promedio.

Gráfica 2. Consumos de alimento promedio.

RESULTADOS

Para el grupo A se obtuvo 176.28 kg de alimento consumidos, una ganancia de peso total de 79.45 kg y una ganancia diaria de peso de 0.709 kg. Por lo tanto la conversión alimenticia fue de 2.22. Mientras que el grupo B, consumió un total de 180.38 kg de alimento, obtuvo una ganancia de peso de 90.34 kg y una ganancia diaria de peso de 0.807 kg, por lo que su conversión alimenticia fue de 2.00.

El porcentaje de mortalidad para el grupo A fue de 4%, mientras que para el grupo B fue de 3.20%.

En el grupo A se observa una disminución del rendimiento productivo al comenzar la etapa considerada como riesgo (84 días-12 semanas de edad). A partir de esta etapa el grupo B se observa con un mejor rendimiento productivo, con pesos superiores al grupo manejado únicamente con vacunación.

Cuadro 2. Pesajes Grupo A y B.

Grupo A: Vacuna Grupo B: Vacuna + medicación
Cerdos iniciados 500 Cerdos iniciados 500
Cerdos finalizados 480 Cerdos finalizados 484
Mortalidad (%) 4.00% Mortalidad (%) 3.20%
Edad (días) Peso (Kg) Edad (días) Peso (Kg)
24 7.95 24 7.96
72 30.71 72 30.35
84 41.9 84 41.9
98 52.8 98 56.2
112 65.5 112 73.8
126 77.9 126 87.4
136 87.4 136 98.3
Ganancia de peso 79.45 Ganancia de peso 90.34
Ganancia diaria de peso 0.709 Ganancia diaria de peso 0.807
Conversión Alimenticia (CA) 2.21 Conversión Alimenticia (CA) 2.00
Gráfica 3. Peso promedio de los cerdos durante la prueba.

CONCLUSIÓN

Con base en los resultados de esta evaluación, se observó un mejor rendimiento en los parámetros productivos en los animales del grupo sometido a vacunación más medicación con Espiramicina, medido a través de la mortalidad, ganancia de peso y conversión alimenticia.

BIBLIOGRAFIA

  1. Thacker, E., & Minion, F. (2012). Mycoplasmosis. In J. J. Zimmerman, A. Ramirez, K. J. Schwartz, & G. W. Stevenson (Eds.), Disea- ses of Swine, 10th ed. (pp. 779–798). Ames: Wiley‐Blackwell Publishing
  2. Holst, S., Yeske, P., & Pieters, M. (2015). Elimination of Mycoplasma hyopneumoniae from breed to wean farms: A review of current protocols with emphasis on herd closure and medication. Journal of Swine Health and Production, 23, 321–330.
  3. Thacker, E. Mycoplasma hyopneumoniae Potentiation of Porcine Reproductive and Respiratory Syndrome Virus-Induced Pneumonia. Journal of clinical microbiology, Mar. 1999, p. 620–627
  4. Hannan, P., Windsor, G., de Jong, A., Schmeer, N., & Stegeman, M. (1997). Comparative susceptibilities of various animal-pathogenic mycoplasmas to fluoroquinolones. Antimicrobial Agents and Chemotherapy, 41, 2037–2040
  5. Klein, U., de Jong, A., Moyaert, H., El Garch, F., Leon, R., Richard- Mazet,A., … Ayling, R. (2017). Antimicrobial susceptibility monitoring of Mycoplasma hyopneumoniae and Mycoplasma bovis isolated in Europe.Veterinary Microbiology, 204, 188–193

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Marzo-Abril 2019