Francisco Alejandro Alonso Pesado.
[email protected]

Elizabeth Rodríguez de Jesús.
[email protected]

Introducción.

El volumen de producción mundial de carne de porcino en 2019 se situó en 102.0 millones de toneladas*, lo que indicó una disminución de 9.65 por ciento con respecto a 2018 y su nivel más bajo en diez años(1). En 2018 el volumen de producción de carne de cerdo mundial alcanzó un nivel máximo histórico situándose en una producción de 112.9 millones de toneladas*(1). El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proyectó que en 2020 el volumen de producción mundial, de carne de cerdo se ubicaría en 94.3 millones de toneladas*, es decir, una disminución de 7. 5 por ciento con respecto a 2019 indicando un mínimo en trece años(1)*.

A nivel mundial, China, es el productor de carne de cerdo número uno, en 2019 aportó el 41.7 por ciento del total mundial(1). Se proyectó que en 2020 su producción disminuiría 20.1 por ciento con respecto a 2019, por lo que el país se colocaría en su nivel más bajo de producción en veinticuatro años(1). Este derrumbe en la producción de carne de cerdo en China, se explica por el brote de la enfermedad Peste Porcina Africana (PPA) que ha afectado a las regiones productoras, otro factor que viene contribuyendo a este escenario de menor producción en el coloso asiático es la emergencia sanitaria por Covid-19(1).

Por otro lado, el consumo mundial de carne de cerdo se situó en 100.9 millones de toneladas* en 2019, lo que significó una disminución de 10.07 por ciento con referencia a 2018, el consumo mundial en 2018 fue de 112.2 millones de toneladas(1)*. Se proyectó que en 2020 el consumo de carne de cerdo en el mundo disminuiría 7.4 por ciento, para ubicarse en su nivel más bajo en 13 años(1). China fue el país que participó en 2019 con 44.5 por ciento del 100 por ciento del consumo mundial de carne de cerdo(1).

Ante este contexto se elaboró el trabajo “Producción yconsumo Mundial de Carne de Cerdo”.

Material y método.

Para elaborar el trabajo “Producción y Consumo Mundial de Carne de Cerdo” se consultaron fuentes de información secundaria. De la información se obtuvieron datos los cuales se interpretaron y otros se incorporaron a fórmulas, los resultados obtenidos de las fórmulas se analizaron.

Las fórmulas son:

o

Estableciendo que:
TMCA=Tasa Media de Crecimiento Anual.
VF= Valor Final del periodo de estudio.
VI = Valor Inicial de periodo de estudio.
n = Periodos (en este caso años).
1 = Constante.
100 = Resultados expresados en porcentajes.

Desarrollo del Tema:

Volumen de producción de carne de cerdo en el mundo.

En el periodo comprendido de 2010 a 2018 las Tasa Media de Crecimiento Anual (TMCA) del volumen de producción de carne de cerdo en el planeta fue 1.16 por ciento, y un crecimiento acumulado en el mismo periodo de 9.7 por ciento, crecimientos relativamente pequeños. En el 2010 el volumen de producción mundial de carne de cerdo fue de 102.9 millones de toneladas*, equivalentes en canal, en 2018 se alcanzó una cifra de 112.9 millones de toneladas*, equivalentes en canal(1) (véase cuadro 1).

En el periodo 2015-2019, el volumen de producción mundial de carne de cerdo disminuyó a una tasa media anual de 2.26 por ciento, y un acumulado de -8.77. En el 2015 el volumen de producción de carne de cerdo en el planeta se colocó en 111.8 millones de toneladas*, en 2019 la cifra se ubicó en 102.0 millones de toneladas*(1) (véase cuadro 1). El volumen de producción de carne de cerdo en 2019 disminuyó en 9.65 por ciento con respecto a 2018 (véase cuadro 1).

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos estimó que en 2020 el volumen de producción de carne de porcino en todo el planeta disminuiría en 7.5 por ciento con referencia a 2019, para colocarse en 94.3 millones de toneladas* (vease cuadro 1). La cifra 94.3 millones de toneladas*, indica el nivel de producción más bajo de los últimos trece años(1).

La disminución en el volumen de producción de carne de cerdo a nivel mundial en 2019 se debió principalmente al decremento de 21.3 por ciento con respecto a 2018 en el volumen de producción en China, el principal productor en el mundo. El aumento del volumen de la producción, en Estados Unidos, Brasil y Rusia en 2019 no fue suficiente para compensar la disminución en la producción del gigante asiático(1).

El USDA proyectó que en 2020 el volumen de producción de carne de cerdo en el mundo va a decrecer en 7.5 por ciento con respecto a 2019 como resultado de la contracción del volumen de producción de 20.1 por ciento en China(1). La proyección indica un nivel de producción en el mundo de 94.3 millones de toneladas equivalentes en canal, lo que indicaría, el nivel de producción mundial más bajo de los últimos trece años.

En 2019, los tres principales productores de carne de cerdo en el mundo, fueron: China, Unión Europea y Estados Unidos. Estos tres productores concentraron 77.5 por ciento de la producción mundial de carne de porcino. México, en 2019, ocupó el noveno lugar con un aporte de 1.4 por ciento de la oferta mundial(1).

En 2019, el volumen de producción de carne de cerdo en China se colocó en 42.6 millones de toneladas*; en ese año el país registró una caída brutal en su producción desde que se tiene registro, la caída fue de 21.1 por ciento con respecto a 2018(1) (véase cuadro 2) lo anterior, se explica en razón a la afectación negativa de la Peste Porcina Africana (PPA) en sus semovientes y a las medidas ambientales más estrictas y rigurosas que regulan la operación de las empresas productoras de carne de cerdo en China(1).

El USDA estimó que, en 2020, el volumen de producción de carne de cerdo en China se situaría en 34 millones de toneladas*, lo que significaría una reducción de 20.19 por ciento con respecto a 2019, por lo que se colocaría en su nivel más bajo en veinticuatro años(1) (véase cuadro 2).

La enfermedad (PPA) ha afectado tremendamente a todas las regiones productoras de la mercancía de China. El inventario porcícola en ese país viene descendiendo de forma importante, con el consecuente impacto negativo en el volumen de producción de carne de cerdo. Las transacciones comerciales normales tuvieron un alto, con el consecuente impacto en el volumen de producción de la mercancía, los rastros presentaron significativas fluctuaciones en la oferta de cerdo, los productores chinos trataron de sacar la mayor cantidad posible de porcinos, pero estos productores se enfrentaron a la enorme dificultad para hacerlos llegar a las plantas de procesamiento (rastros) por las restricciones para movilizarlos. El hecho de que China posea la mitad de cerdos en el mundo y donde se consume la mitad del volumen de la producción mundial, las reducciones del inventario y consumo han impactado notablemente al sistema productivo porcino mundial. Ante este hecho se ha sumado la crisis sanitaria por la Covid-19 que configura un problema mucho más relevante(1, 2).

La Peste Porcina Africana continúa extendiéndose, aunque a una velocidad más lenta, y las granjas medianas y chicas en China se mantienen con reservas para repoblarse y aumentar su volumen de producción, lo que sí han hecho las grandes empresas, aunque la contingencia sanitaria (Covid-19) viene retrasando el proceso(1). El manejo de repoblar con cerdas la propia unidad de producción, impacta disminuyendo el número de animales que se canalizan para el sacrificio y, por lo tanto, disminuye el volumen de producción, a pesar de la tendencia de producir y sacrificar semovientes con un mayor peso al mercado(1, 3).

Por otro lado, en la Unión Europea(1, 4), la actividad porcina también viene enfrentando importantes escollos como la presencia de la PPA. Es así, que en 2019, el volumen de producción disminuyó 0.83 por ciento con respecto a 2018(1). En 2018 el volumen de producción en la Unión Europea fue 24.1 millones de toneladas*, en 2019 la cifra se colocó en 23.9 millones de toneladas*(1) (véase cuadro 2).

Dinamarca, Polonia, Bélgica y Alemania fueron los países de la Unión Europea con mayor caída, es así que Dinamarca presentó un decremento de 5.2 por ciento en el volumen de producción en 2019 con respecto a 2018, Polonia de 5.0 por ciento, Bélgica de 3.2 por ciento y Alemania de 2.2 por ciento. Esta disminución en el volumen de producción de carne de cerdo no se compensó con los aumentos de producción de Países Bajos (la producción fue mayor en 6.1 por ciento en 2019 con respecto a 2018), en España (2.1 por ciento) y en Francia (0.9 por ciento)(1).

En Estados Unidos (EU), el tercer productor de carne de cerdo en el mundo, la actividad continua registrando cifras record de producción. En 2019 el volumen de producción fue 12.5 millones de toneladas*, EU viene registrando crecimientos en el volumen de producción de carne de cerdo de 2014 a 2019(1).

El volumen de producción del vecino del norte creció en 2019, 4.8 por ciento con respecto a 2018, y el USDA pronosticó que en 2020 la producción de carne de cerdo en EU se ubicaría en 13.2 millones de toneladas*, es decir, 5.1 por ciento más que en 2019(1) (véase cuadro 2). Este crecimiento se da en el contexto de la pandemia, la cual viene afectando los eslabones de la cadena del sistema de producción porcícola estadounidense y del mundo.

Los parámetros productivos de EU son muy parecidos a los de la Unión Europea, sin embargo, el costo de producción de un kilogramo de carne de cerdo es menor en los EU comparado con el de la Unión Europea, lo que le otorga a EU un mayor margen de maniobra ante eventuales fluctuaciones de precios en el mercado internacional de la carne de cerdo(1). En 2018 el costo de producción de un kilogramo de carne de cerdo es menor en EU, se colocó en 1 euro, el de la Unión Europea 1.6 euros(1, 9).

Brasil, es el cuarto productor de carne de cerdo en el mundo. En 2019 la producción brasileña creció en un 5.0 por ciento con respecto a 2018, el volumen de producción en 2019 fue 4 millones de toneladas*, en 2018 la cifra se ubicó en 3.8 millones de toneladas* (véase cuadro 2). El USDA proyectó que en 2020 el volumen de crecimiento de la carne de cerdo aumentaría en Brasil en 2.5 por ciento con respecto a 2019(1). El crecimiento en el volumen de producción de la carne de cerdo en Brasil se explica por las crecientes exportaciones del país hacia China, por un dinamismo en su mercado interno, por costos de producción de un kilogramo de carne de cerdo estables (considerando el costo por alimentación) y por la presencia muy escasa de problemas sanitarios importantes en el país(1, 5).

Consumo de carne de cerdo en el mundo.

El consumo mundial de carne de cerdo en 2019 se colocó en 100.9 millones de toneladas(1)*, lo que equivalió a un desplomé de 10.07 por ciento con respecto al máximo histórico registrado en 2018, año en que el consumo de la mercancía fue 112.2 millones de toneladas*(1) (véase cuadro 3). Así, en 2019, el consumo mundial presentó su nivel más bajo en 10 años. Por otro lado, el USDA pronosticó que en 2020 el consumo mundial de la mercancía se situé en 93.4 millones de toneladas*, lo que significaría un desplome de 7.4 por ciento con respecto a 2019 (véase cuadro 3) y registraría el nivel más bajo en trece años(1).

La TMCA del consumo mundial de carne de cerdo de 2010 a 2018 fue 1.1 3 por ciento y el porcentaje de crecimiento acumulado en ese período se ubicó en 8.37 por ciento, crecimientos relativamente pequeños.

Los tres grandes productores de carne de cerdo en el mundo son también los tres grandes consumidores en el planeta: China, Unión Europea y Estados Unidos. Los tres países, concentraron el 74.7 por ciento del consumo mundial en 2019, con una participación de 44.5 por ciento por parte de China, la Unión Europea consumió el 20.2 por ciento de la carne de cerdo y Estados Unidos presentó un consumo de carne de cerdo del 10 por ciento(1).

En 2019, eI consumo del gigante asiático disminuyó en 18.8 por ciento con respecto a 2018, pasando de 55.3 millones de toneladas* a 44.9 millones de toneladas de carne de cerdo* (véase cuadro 4).

En la Unión Europea la caída del consumo, en 2019 fue de 4.23 por ciento con respecto a 2018. En 2019 el consumo de carne de cerdo fue 20.4 millones de toneladas*, en 2018 la cifra se colocó en 21.3 millones de toneladas* (véase cuadro 4).

En EU el consumo de carne de cerdo en 2019 aumentó en 4.1 por ciento con respecto a 2018, en 2018 el consumo fue 9.7 millones de toneladas*, para 2019 el consumo se colocó en 10.1 millones de toneladas(1) (véase cuadro 4).

En China, el consumo del satisfactor se contrajo por quinto año consecutivo, no así en EU donde el consumo se colocó en su nivel máximo histórico. En 2019 México se ubicó en el octavo peldaño mundial con una participación de 2.1 por ciento del 100 por ciento mundial(1).

En China, la presencia de la enfermedad PPA ha determinado que los consumidores busquen sustituir la carne de porcino por otras proteínas. El consumo de carne de cerdo continúa bajando debido a las preocupaciones de la seguridad alimentaria y los elevados precios del satisfactor. Si bien se pronostica que un porcentaje alto de consumidores volverán a demandar carne de cerdo una vez que los precios se estabilicen, también es probable que su participación en el consumo no vuelva a alcanzar los niveles previos a la PPA(1, 6).

La USDA, proyectó que el consumo de carne de cerdo se reduciría de manera importante en China, es decir, en 2020 se consumiría 15.82 por ciento menos que en 2019. En 2020 el consumo estimado en China se podría ubicar en 37.8 millones de toneladas*, en 2019 el consumo en aquel país fue 44.9 millones de toneladas(1)* (véase cuadro 4), para situarse en el nivel más bajo de los últimos veintitrés años.

La Peste Porcina Africana afectó la producción, eI comercio y el consumo a todo lo largo de 2020 en China. A eso hay que sumarle la terrible pandemia que afectó a la porcicultura china de forma indirecta.

Es importante señalar que el sistema porcícola chino parece ser que fue menos afectado por la Covid-19, ya que el cambio del consumo del servicio de alimentos al consumo detallista o consumo en el domicilio es más sencillo, no así el sistema de producción avícola que parece fue el más afectado por la Covid-19 en China, sin embargo, esto es discutible(1, 3).

En referencia la Unión Europea, el USDA estimó que el consumo de carne de cerdo se reduciría en 0.6 por ciento en 2020 con respecto a 2019, mientras que la USDA pronosticó que en Estados Unidos se presentaría un crecimiento de 0.3 por ciento, en 2020, con respecto a 2019, registrando un nuevo máximo histórico en el consumo de ese país(1).

De acuerdo con estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el consumo por persona promedio mundial de carne de cerdo en 2019 bajó por quinto año consecutivo, para colocarse en 12.0 kilogramos por año. El hecho de la reducción en el consumo per cápita mundial se explica, en gran medida, a la disminución del consumo en China(1). En ese país el consumo por habitante pasó de 32.9 kilogramos en 2014 a 29.3 kilogramos de 2019(1), es decir, un desplome de 10.95 por ciento en el periodo 2014–2019(1).

Del periodo 2010 al 2019, la TMCA del consumo per cápita de carne de cerdo en el mundo fue de -0.3 por ciento, una disminución pequeña. En ese mismo periodo el consumo por persona de carne de pollo en el planeta aumentó en 1.3 por ciento, con respecto a la carne de bovino, de 2010 a 2019, la TMCA en el mundo fue -0.3 por ciento, una disminución marginal(1).

Es importante acentuar que el consumo por persona es un promedio, este promedio es incapaz de medir las asimetrías de consumo per cápita en los diferentes estratos sociales, es así, que el consumo de carne de cerdo por persona es mayor al promedio, en estratos sociales de mayor poder de compra (mayores niveles de ingresos), en los estratos sociales de menor poder de compra (menores niveles de ingreso) el consumo por persona es inferior al consumo promedio per cápita.

La Unión Europea, Corea del Sur, Vietnam y China sobresalen por su elevado consumo por persona. En el 2019 el consumo por persona en la Unión Europea fue 34.6 kilogramos; en Corea del Sur, en ese mismo año, el consumo por habitante se colocó en 30.8 kilogramos, en Vietnam 30.0 kilogramos; en China 29.3 kilogramos(1) (véase cuadro 5).

Asimismo, llama la atención que el consumo promedio per cápita en los países desarrollados, duplica al consumo promedio por persona registrado en los países en desarrollo. Los países con mayor crecimiento en el consumo promedio de carne de cerdo por habitante en el periodo comprendido de 2010 a 2019 fueron: Corea del Sur (incremento de 26.8 por ciento), Federación Rusa (13.2 por ciento), Vietnam (11.6 por ciento) y Australia (10.3 por ciento)(1, 7).

México, en 2019, presentó un consumo por persona, apenas un poco más que el consumo promedio per cápita de América Latina (véase cuadro 5), pero muy por debajo del consumo promedio por habitante de los países desarrollados. La diferencia expresada en porcentaje indicó un 41 por ciento menos consumo promedio por persona en México comparado con el consumo por habitante de los países desarrollados. El consumo promedio por persona en México en 2019 fue 13.4 kilogramos, en países desarrollados se ubicó, en ese año en 22.7 kilogramos.

Conclusiones.

a) En 2018, el volumen de producción de carne de cerdo en el mundo alcanzó un nivel máximo histórico.
b) A nivel mundial, China, es el productor de carne de cerdo más importante, ocupando el primer lugar, la Unión Europea ocupa el segundo lugar y Estados Unidos el tercer lugar.
c) La producción de carne de cerdo en China se desplomó enérgicamente en 20019 y en 2020 a causa de la Peste Porcina Africana y por la Covid-19.
d) Como consecuencia de la caída en el volumen de producción en China, el volumen de producción de carne de cerdo mundial decayó en 2019 y 2020.
e) El consumo de carne de cerdo en el mundo presentó en el 2018 su máximo histórico. Sin embargo, este máximo se derrumbó en 2019 y aún más en 2020, como resultado de la Peste Porcina Africana que «golpeó” a China, país que tiene la mitad del inventario de porcinos del mundo.
f) Los países que consumen mayor cantidad de carne de cerdo son los grandes productores, es decir, China, Unión Europea y Estados Unidos.
g) El consumo promedio per cápita en los países desarrollados, duplica al consumo promedio por habitante registrado en los países en desarrollo.
h) México, en 2019, presentó un consumo per cápita, apenas un poco más que el consumo por persona promedio de América Latina, pero muy por debajo del consumo promedio por habitante de los países desarrollados. La asimetría expresada en porcentaje indica un 41 por ciento menos consumo promedio por persona en México en comparación con el consumo por habitante de los países desarrollados.

5. Literatura citada.

1-Fideicomisos. Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA). Panorama Agroalimentario. Dirección de Investigación y Evaluación Económica y Sectorial. Carne de Cerdo 2020.
2- USDA-FAS. 2019-China- Livestock and Products Semi-annual. 3/11/2019.
3.- Rabobank, RaboResearch Food& Agri business. African Swine Fever: A Global Update. February 27, 2020.
4.-AHDB Pork 2020. 2018 Pig cost of production in selected countries.
5.- USDA-FAS. 2020. Brazil. Livestock and Products Semi-annual. 2/18/2020 cost of production in selected countries.
6.- USDA-FAS. 2019, China. Livestock and Products Annual. 7/22/2019.
7-OCDE-FAO. Agricultural Outlook 2019-2028.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Noviembre- Diciembre 2021