MVZ. Javier Septién Prieto.
Director de Innovación y Desarrollo Sephnos.
www.sephnos.com

Existen diversos daños que los Silos Metálicos pueden causar en el alimento balanceado al ser almacenado dentro de la granja y a su vez éste puede causar efectos negativos hacia los cerdos en todas sus etapas productivas.

Es importante considerar el tipo de silo que se instala en la granja ya que éste pudiera beneficiar o afectar a los parámetros productivos, siendo los más relevantes: Peso vivo, ganancia diaria de peso, Conversión alimenticia, mortalidad y uniformidad. El alimento se considera uno de los insumos de mayor importancia, ya que significa del 65% al 70% de los costos totales de producción.

Los cereales y oleaginosas durante su vida, pasan por muchos desafíos,desde su cultivo, cosecha, transporte, almacenamiento, y por último en su procesamiento en alimentos balanceados y es por eso que se deben mantener rangos aceptables de temperatura (To), humedad (Ho), aeración (O2) y una población microbiana controlada, sobre todo durante su almacenamiento, siendo estos factores cruciales para mantener su calidad nutricional.

La inocuidad alimentaria, es un concepto que ahora se le da mucha importancia y que abarca desde el campo hasta que el alimento es consumido por los animales.

La última etapa del alimento balanceado es en la granja, donde se almacena en silos general- mente metálicos por semanas, días o por horas según la edad de los cerdos, para finalmente depositarse en los comederos para su consumo.

Estos Silos Metálicos, se pueden considerar como una olla exprés o caja de Petri, ya que la chapa metálica puede llegar a calentarse hasta 70oC y por los fenómenos de radiación y conducción, esta temperatura va hacia el interior del silo, donde el alimento se calienta casi a la misma temperatura de la chapa metálica y si se dan las condiciones de cambios de temperaturas externa e interna, éste se humedece o moja por el fenómeno de la condensación. Además en los Silos Metálicos la aeración es mínima al no tener respiraderos o entradas de aire, lo que se genera una anaerobiosis por la falta de oxígeno. Si sumamos estos factores de altas temperaturas, alta humedad y baja aeración el alimento se calentará y se fermentará; un alimento balanceado bajo estas condiciones, sin duda, afectará sus ingredientes.

También hay que considerar que los granos molidos ya no tienen cutícula externa ni protección y en pocas horas los microorganismos empezarán a multiplicarse exponencialmente e incluso en el caso de los hongos, se podrían producir Micotoxinas. Esto sucede en unas cuantas horas. (Información otorgada por el Depto. de Microbiología de la UNAM).

Principales problemáticas con el uso de los Silos Metálicos

La superficie de los Silos Metálicos es por lo general corrugada, esto favorece a que pegue el alimento a las paredes por lo que muchas veces el personal de la granja utiliza martillos de goma para que el alimento descienda. Esto ocasiona un deterioro de la parte interna y externa del silo. Además la hoja de metal por su proceso natural se oxida, y si el silo está en condiciones húmedas o cerca del mar, este proceso se acelerará aún más, ocasionando que la vida útil del silo sea 12 a 15 años.

Sin embargo, lo más importante es que el alimento balanceado se llega a calentar a temperaturas entre 60oC y 70oC. Esto se debe a las características de la chapa metálica, y por los fenómenos de conducción y radiación, por lo cual, el calor es transmitido al interior del silo, lo que ocasiona que el alimento se caliente y todos los ingredientes puedan estar afectados de alguna u otra forma. Cuando la To exterior es baja y la To interior es alta, entonces la humedad se condensará dentro del silo, lo que ocasiona que los silos “lloren” por dentro, o sea que la humedad se convierte en agua y el alimento es mojado. Este problema se observa principalmente, en la parte inferior del silo, formando un material compacto o alimento adherido a las paredes el cual bajo las condiciones de calor y humedad dispara una gran actividad microbiológica.

El fenómeno de condensación se puede dar en cualquier tipo de altitud y clima, donde los daños al alimento pueden ser de ligeros a graves. Además, en los Silos Metálicos por lo general no existen respiraderos por lo que en la parte superior se acumulan los gases y el oxígeno del aire es muy escaso. Esto significa que las condiciones internas serán de anaerobiosis.

Todo esto provoca que el silo se convierta en un foco de infección, donde se dan todas las condiciones ideales para el crecimiento de microorganismos, deterioro del alimento (producción de Peróxidos y afectación de lisina, vitaminas, pigmento, enzimas, etc.) y la posible reproducción de hongos y por ende la producción de Micotoxinas y todo esto en tan sólo unas cuantas horas.

Por qué elegir Silos de Fibra de Vidrio

El Silo de Fibra de Vidrio conserva en condiciones óptimas el alimento por lo que favorece la integridad intestinal al evitar la producción de peróxidos, crecimiento de microorganismos y producción de Micotoxinas.

Como la Fibra de Vidrio no es una conductora térmica, a diferencia del metal, evita la condensación al interior de las paredes del silo, lo que a su vez permite conservar bien el producto y mantenerlo libre de bacterias u hongos. Como resultado, los animales se mantienen sanos y no se producen pérdidas de alimento ni gastos extras en salud animal. Soporta temperaturas desde -40°C a + 60°C y son resistentes a los rayos ultravioleta por la capa exterior con el Gel-Coat blanco parafinado además de que evita la corrosión; se estima una vida útil de mínimo 50 años.

Debido a sus paredes lisas el alimento no se pega y el deslizamiento del mismo se realiza con facilidad. Son ideales para alimentos harinosos y granulados, con cebada, maíz y soya; también para productos de alta densidad como la caliza, minerales, fertilizantes deshidratados, etc.

El montaje es bastante sencillo, en sólo cinco horas se puede instalar por completo ya que son compactos y por su diseño modular permite el fácil transporte. Además de que su reparación es rápida y fácil.

Hay algunos Silos de fibra de Vidrio de calidad europea como los que distribuye la empresa SEPHNOS, los cuales incluyen diferentes características agregadas como una banda translúcida longitudinal que corre a todo lo largo del silo, que permite una fácil y rápida visualización del nivel de alimento. Estos silos tienen una amplia variedad de capacidades que van desde los 4 m3 a 75 m3. Además los Silos de Fibra de Vidrio de SEPHNOS tienen un amplio ángulo de descarga de 67° y diámetro de salida 78 cm lo cual facilita el descenso y salida del producto.

Vale la pena invertir en un Silo de Fibra de Vidrio para conservar los alimentos en las mejores condiciones durante todo su periodo de almacena- miento y no afectar el crecimiento y desarrollo de los cerdos, sabiendo de antemano que el retorno de inversión será satisfactorio.

Ahora con esta información… ¿Continuará prefiriendo comprar Silos Metálicos?

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Marzo-Abril 2018