Función del Médico Veterinario en la sociedad

0
5998

Segunda Parte

Mvz. René César Frappé Muciño

El modesto compañero que vacuna a un perro contra la rabia, en un barrio popular, está haciendo, en la medida de sus posibilidades, una labor a favor de la salubridad pública. Lo mismo hace aquél que ejerce en su elegante consultorio, en una colonia rica.

Reconocimiento merece el veterinario rural, que lleno de sudor y polvo, acompaña al campesino que tiene un animal enfermo ya sea un puerco, un burro o un buey en su rancho en lo alto de una colina o por un sendero árido y hostil.

Mucho representa para un ranchero, que su vaca no pueda parir y llama a un veterinario para que resuelva el parto, logre un becerro más para su hato y salve a su vaca.

Y el compañero especializado que visita las granjas modernas de cerdos o aves para asesorar técnica o administrativamente al dueño o administrador, realizando una labor integral al establecer programas de vacunación para prevenir las enfermedades o formulando raciones equilibradas (balaceadas) que eviten pérdidas.

Esto es, poniendo en práctica los conceptos de la Medicina Preventiva y la Zootecnia.

Los que se especializan en clínica del ganado bovino lechero, se enfrentan rutinariamente a problemas del aparato genital de las vacas y a veces de los toros: Infertilidad, metritis, distocias (partos difíciles) o bien, mastitis, gabarro (infección de las pezuñas), otras veces “aventazones” o meteorismo. Su labor, en conjunto, aumenta la producción lechera del país.

La clínica equina presenta principalmente padecimientos del aparato locomotor (claudicaciones o cojeras) que ahora se resuelven con métodos modernos de ortopedia. Ya no se sacrifica a los caballos cojos, como antes.

Otro problema importante lo representan los cólicos y también algunas enfermedades infecciosas y metabólicas. Los caballos todavía representan un bien económico para el trabajo y el deporte.

El veterinario tiene la posibilidad de elegir entre los tratamientos médicos o quirúrgicos, según el caso. Y cada vez más, aplica la Medicina Preventiva, ahorrando dinero al propietario y al país.

Los problemas infecciosos son muy importantes en todas las especies. Pueden extenderse a toda la población de animales, convirtiéndose en epizootias, muchas de las cuales se pueden prevenir, ya sea con medidas de aislamiento o cuarentenas, vacunación y en caso extremo, el sacrificio o “matanza” para evitar su difusión entre la población sana susceptible. Salvando así el patrimonio del propietario y del país.

Las parasitosis son una amenaza constante en todas las especies. Parásitos internos o externos: Protozoarios, nemátodos, o “gusanos”, plathelmintos o “solitarias”, tremátodos o “fasciolas”, artrópodos como pulgas, piojos o garrapatas. Se combaten interrumpiendo su ciclo reproductivo, que incluye a los huéspedes intermediarios. El uso de parasiticidas o los métodos de explotación o “manejo” y en algunos casos, vacunación.

Tanto las infecciones como las parasitosis, pueden ser zoonosis (enfermedades comunes a los animales y la especie humana). Si el veterinario las detiene en los animales, protege a los seres humanos.

La intervención del veterinario en la administración de praderas o su cultivo, lo hace en razón de su conocimiento sobre Bromatología, Praticultura y Ecología.

Los maestros e investigadores que laboran en las universidades e institutos, no solamente en las instituciones veterinarias sino en otras dedicadas a la investigación y enseñanza, hacen gran labor a favor de la educación y el adelanto de la ciencia.

No olvidemos a los compañeros empleados en las oficinas gubernamentales y privadas, en la Federación, los estados y municipios, elaborando proyectos y otras funciones administrativas, equipos sanitarios y de desarrollo comunitario.

La Genética y Zootecnia General aprendidas, se ejerce cuando dirige la selección, cruzamiento y crianza de los animales, o cuando efectúa la calificación de los ejemplares presentados en las exposiciones, lo que han logrado mejorar la calidad productora de las especies domésticas.

El ejercicio actual de la Veterinaria se ha vuelto sumamente complejo. Ahora se requiere la especialización en determinadas disciplinas o especies de animales.

Mucho es lo que puede aprovechar la sociedad de la presencia y actividad del Médico Veterinario Zootecnista, ya que día a día amplía su horizonte profesional.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno