La manera en que se trata a los animales es algo que los brasileños toman muy en serio – la mayoría de los consumidores pone en primer lugar el bienestar animal cuando va al supermercado.

Es lo que muestra un estudio encargado por la ONG Mercy For Animals, que actúa en contra de las atrocidades que se practican en animales explotados para el consumo. El estudio, que fue realizado por el Instituto Ipsos, también mostró que el 72% de los entrevistados cree que el consumidor debe ser consciente del sufrimiento de los animales en la producción de alimentos. El bienestar animal y la relación del consumidor con prácticas abusivas durante la operación de producción fueron cuestiones que se plantearon en el estudio, el cual involucró a cerca de 1.000 internautas de ambos sexos, con un mínimo de 18 años.

NO AL SUFRIMIENTO DE LOS ANIMALES

La limitación del movimiento de las gallinas causada por el confinamiento en jaulas fue otro punto a destacar. El cuestionario mostró una imagen del sistema de producción de huevos denominado de “jaula en baterías”, en el que las gallinas son confinadas durante toda su vida en un espacio muy restringido, además de incluir preguntas más generales. Cuando se les preguntó sobre esta práctica, el 63% la consideró absolutamente inaceptable, lo que confirma la preocupación por el bienestar animal. Sólo el 3% la valoró como absolutamente aceptable.

Con respecto a limitar el espacio de movimiento de los animales a fin de producir alimentos, el 66% lo consideró algo totalmente inaceptable. Por último, el 72% de los consumidores está totalmente de acuerdo en que debería ser consciente del sufrimiento que suponen los productos vendidos en los supermercados, mientras que para el 57% estos establecimientos no deberían, siquiera, poner a disposición estas mercancías.

RESPETO AL BIENESTAR ANIMAL

Afortunadamente, estas cifras muestran que la percepción de las personas en relación a las actividades de producción de animales está cambiando – el público está dispuesto a pagar más por productos que den un mayor valor al bienestar animal, prácticas más humanas y responsables de producción. Esta concienciación va al encuentro de la forma en que el Instituto Certified Humane está actuando, buscando siempre las mejores condiciones de vida para los animales, desde su nacimiento hasta el sacrificio. Es una luz que se enciende y envía una señal a los productores para que recapaciten sobre la forma de manejo de los animales, que puede hacerse de una manera más decente y humanizada, al mismo tiempo que genera ganancias de eficiencia y productividad.

Artículo publicado en Entorno Ganadero Octubre-Noviembre 2018