Christine Hunger
Gerente de Producto, Fitógenos
Biomin.

El objetivo es reducir los procesos inflammatorios subclínicos a fin de aumentar la disponibilidad de energia y nutrientes para el desempeño productivo.

La clave de la rentabilidad en la producción animal reside en el óptimo desempeño pro- ductivo de los animales. Para lograr el nivel de rendimiento genéticamente alcanzable, se debe controlar la inflamación y su impacto en el desempeño productivo.

La inflamación es un proceso innato que ocurre en respuesta al daño físico o químico del cuerpo o a la invasión de un agente patógeno o toxina del alimento. Una respuesta inflamatoria subclínica prolongada en el animal conduce a
la disminución continua del desempeño productivo.

Los procesos inflamatorios reducen el consumo de alimento (anorexia) y la energía se destina a los mecanismos de defensa celular en lugar de utilizarse en la producción, por ejemplo, en el crecimiento muscular y la producción de leche.

Efectos de la inflamación

Se realizó un estudio independiente para demostrar el efecto de una inflamación estimulada en el desempeño productivo de los lechones (Tabla 1). Los lechones se desafiaron con LPS (Lipopolisacáridos) mediante inyección intraperitoneal.

Tabla 1. Efecto de la inflamación inducida en
los parámetros de desempeño y los marcadores
sanguíneos de lechones posdestete

Concentraciones en sangre

Sin LPS

Con LPS

IL-1ß (pg/mL)

32

114

PGE2 (pg/mL)

490

1285

Cortisol (ng/mL)

55

206

IGF-1 (ng/mL)

182

101

Desempeño productivo (día 14 – 28)

Ganancia diaria (g/d)

604

525

Consumo diario de alimento (g/d)

962

838

Conversión alimenticia

1.59

1.59

Fuente: Adaptado de Liu et al., 2003

Se analizaron los parámetros sanguíneos y se encontró que los niveles de cortisol se elevaban al combatir el estímulo inflamatorio por la administración de LPS. Esto implica que se daba un metabolismo catabólico para proporcionar al organismo la energía para combatir la inflamación. Se redujeron los niveles de IGF-1 (factor de crecimiento 1 tipo insulina), un factor que incrementa la hipertrofia de las células musculares. La disminución de los niveles significa un menor potencial para el crecimiento muscular.
El efecto perjudicial en el desempeño productivo se reflejó en un menor consumo de alimento y menor ganancia de peso superior al 10%. En la práctica se observa con frecuencia la correlación entre procesos inflamatorios y bajo desempeño productivo. En particular, en tiempos de destete o cambio de alimento, una reducción en el consumo de alimento indica reacciones inflamatorias del intestino.

En términos generales, la inflamación subclínica subyacente impide al animal alcanzar su pleno potencial de crecimiento, lo que conduce a una menor rentabilidad.
La importancia de prestar atención a las reacciones inflamatorias fue confirmada por Niewold (2007), quien estableció que los promotores de crecimiento eficaces de- ben centrarse en inhibir la respuesta inflamatoria intestinal.

Reducción de los procesos inflamatorios

Uno de los principales mediadores de los procesos inflamatorios es el factor de transcripción NF-kB (factor nuclear kB), el cual está presente en casi todas las células del organismo. La forma activada del NF-kB determina un aumento en la expresión de los genes proinflamatorios.

El Nrf2 (factor 2 relacionado al factor nuclear eritroide 2) es un factor de transcripción antioxidante involucrado en los mecanismos de protección celular de dos modos diferentes. En primer lugar, la vía antioxidante del Nrf2 actúa como defensa frente a especies reactivas de oxígeno, y en segundo lugar, reduce la susceptibilidad de las células a las propiedades perjudiciales de las citoquinas proinflamatorias.

Para aumentar la eficiencia de la producción animal, deben mantenerse en un estrecho equilibrio estos dos sis- temas. El objetivo es reducir los procesos inflamatorios subclínicos a fin de aumentar la disponibilidad de energía y nutrientes para el desempeño productivo.

La medición de los genes objetivo de los sistemas Nf- kB y Nrf2 permite medir a nivel celular el efecto de un tratamiento en el estado de salud del animal.

Por qué combatir la inflamación subclínica en el TGI

Reducir la inflamación y los procesos inflamatorios subclínicos mejora el desempeño productivo de los cerdos a través de un mayor consumo de alimento y eficiencia alimenticia. Asimismo, la energía y los nutrientes de la dieta se utilizan para el crecimiento en lugar de hacerlo para mecanismos de defensa.

Figura 1. Efecto del Digestarom® en los marcadores de inflamación y los marcadores de protección intestinal

En un ensayo celular in vitro con células epiteliales intestinales Caco-2, se midió el efecto del aditivo fitógeno (de origen vegetal) Digestarom® sobre un estímulo inflamatorio (Figura 1). Se midieron los genes objetivo del NF-KB : IL-8 (Interleucina 8), ICAM-1 (molécula de adhesión intercelular 1) y MCP-1 (Proteína quimioa- trayente de monocitos 1) para evaluar el estado inflamatorio.

Tabla 2. Expresión génica de NF-kB en el TGI de lechones

Tejido

Fitógeno2

Avilamicina

Íleon

-1,12*

-1,53*

Colon

-0,59(*)

-0,53(*)

Nódulos linfáticos mesentéricos

-1,06*

-1,83*Ɨ

Hígado

-0,57*

-0,37

1 Los valores se expresan como dos veces los del grupo de control negativo 2 Digestarom® P.E.P.
* contraste lineal de las medias en comparación con el grupo de control negativo (p<0.05)
(*) contraste lineal de las medias en comparación con el grupo de control negativo (p<0.1) ƚ
contraste lineal de las medias entre los grupos fitógeno y avilamicina (p<0.05)
Fuente: Kroismayr et al., 2008

El aditivo fitógeno Digestarom® redujo significativamente la expresión del ARNm de los genes objetivo del NF-KB en comparación con el control positivo (1.0), indicando así una reducción significativa del mediador proinflamatorio NF-kB.

También se evaluó el efecto citoprotector de Digestarom® en las células epiteliales del intestino mediante la medición de los genes objetivo del Nrf2 : CYP1A1, HO-1 y UGT1A1. La expresión del ARNm de los genes marcadores del NRf2 presentó un aumento significativo en comparación con el control (1.0).

Las propiedades antiinflamatorias de Digestarom® también se demostraron en un estudio in vivo con lechones. Se midió la expresión del gen (ARNm) del NF-KB en el tubo gastrointestinal (TGI) de los lechones, comparando un control negativo con un control positivo (Avilamicina) y un grupo Digestarom® (Tabla 2).

En comparación con el control negativo, el factor de transcripción proinflamatorio NF-KB fue regulado a la baja en el tejido colónico y reducido significativamente por el fitógeno en el íleon, los nódulos linfáticos mesentéricos y el hígado. En su conjunto, los resultados de la aplicación de Digestarom® in vitro e in vivo indican una subregulación de citoquinas proinflamatorias y una estimulación del estado antioxidante y de los genes marcadores citoprotectores.

Las referencias están a disposición previa petición.

Fuente:Science&Solutions

Empresa Biomin