CATHERINE IONESCU.
Innovation Incubator.
[email protected]
Tel:+ 41 22 929 84 15.
PANCOSMA SA
www.pancosma.com

Algunos clientes se preguntan acerca de la influencia del pH sobre la estabilidad de la unión entre el metal y la glicina de los productos B-TRAXIM® 2C.

A ellos les gustaría entender cómo los productos son absorbidos desde el lumen intestinal y transferidos a los vasos sanguíneos.

Hoy en día, los científicos aún tratan de establecer cuáles son los medios de transporte de estas especies metal-orgánicas. Los expertos sugieren 2 vías, una relacionada con la transferencia del metal bajo una forma disociada y la otra bajo una forma de complejo metálico (unido a su ligante orgánico). En ambos casos, se puede preguntar cuándo el metal y/o glicina se vuelven totalmente disponibles para las necesidades fisiológicas de los animales.

Hasta ahora, no hay alguna investigación que aborde completamente el tema del proceso exacto de absorción de los elementos orgánicos traza disponibles. Varias hipótesis se encuentran actualmente en el mercado, siendo la más fácil el considerar que el mineral orgánico traza se absorbe con su ligante en el sitio transportador que se encuentra presente en los enterocitos. Si bien es cierto, se han realizado varios intentos para entender el mecanismo involucrado, nunca se han implicado los transportadores de metal y/o de aminoácidos. Esta ausencia se debe a dos parámetros importantes. El primero de ellos se debe al reciente y único conocimiento que se tiene de algunos transportadores de metal en el enterocito. El segundo es la capacidad de encontrar técnicas de análisis capaces de identificar formas metal-orgánicas. La combinación de los datos disponibles hasta ahora puede poner de relieve el fenómeno más probable que ocurre para la absorción del B-TRAXIM® 2C de especies de metal. Para explicar esto, el cobre se utilizará como ejemplo.

¿PUEDEN LAS FORMAS ORGÁNICAS DE B-TRAXIM®2C CU SER ABSORBIDAS COMO TAL POR EL EPITELIO INTESTINAL?

Una respuesta parcial a esta pregunta se da en 20101. Un corte del epitelio del yeyuno porcino fue utilizado en Cámaras de Uso para estudiar las especies químicas capaces de ir a través de él. Los autores utilizaron 3 especies químicas de cobre: el triglicinato de cobre, tetraglicinato de cobre y sulfato de cobre, cuyas estructuras químicas se presentan en la siguiente figura.

Cada compuesto fue aplicado en el lado apical. Las especies químicas recuperadas en el lado basolateral fueron identificadas y cuantificadas cuando fue posible (véase la figura).

Los autores de los análisis mostraron que hasta un 86.1% del triglicinato de cobre fue capaz de pasar como tal a través de la membrana. Sin embargo, cuando el tetraglicinato de cobre fue utilizado, esta transferencia se limitó a un 20.8%. Éstos resultados mostraron que el tamaño del ligante influye en el nivel de absorción a través del epitelio. Adicionalmente, la presencia de un ligante más grande era perjudicial para una absorción intacta en el epitelio. Este experimento también reveló que el sulfato de cobre no pasó intacto a través del epitelio, sino que fue transformado en una unión de cobre orgánica en la mucosa. Esta forma orgánica no pudo ser identificada.

Como consecuencia, si las especies químicas del B-TRAXIM® 2C Cu son lo suficientemente pequeñas, pueden llegar a los enterocitos y ser absorbidos como tal. En el pasado, Pancosma llevó a cabo un proyecto de investigación referente a la identificación de especies químicas presentes en el agua a pH 7. Los resultados de este proyecto se han publicado y presentado en diferentes conferencias internacionales. Diferentes técnicas analíticas fueron probadas con el fin de comprobar la estructura química de B-TRAXIM® 2C en el agua. El método denominado cuadrupole-cuadrupole-time of fligth mass espectmetrer/ mass espectometrer, permitió identificar 3 estructuras químicas que mantienen patrones específicos de B-TRAXIM® 2C Cu en medio acuoso a pH 72.

El patrón químico principal de B-TRAXIM® 2C en polvo es una combinación de monómeros que incluye un sulfato de cobre unido a la glicina para formar un polímero. Este patrón se conserva cuando el producto se analiza en medio acuoso a pH 7, pero el polímero se disocia parcialmente en compuestos más pequeños. El producto se analizó bajo 3 especies químicas: monómero (sulfato de un metal unido a glicina), dímero (2 sulfatos metálicos unido a 2 glicinas) y trímero (3 sulfatos metálicos unidos a 3 glicinas). Esta información demostró, por primera vez, que la disolución del B-TRAXIM® 2C Cu en medio acuoso a pH7 produce compuestos de metal-glicina de peso molecular relativamente bajo.

La combinación del trabajo Tastet y las formas químicas de metal-glicina B-TRAXIM® 2C Cu presentes en pH 7 sugiere que podrían ser absorbidos como tal por los enterocitos.

A través del tracto digestivo, los oligoelementos están sujetos a pH neutro, seguidos de una acidificación y regreso de nuevo a pH neutro, ya sea que hayan sido ingeridos por especies monogástricas3,4 o rumiantes5. Adicionalmente, el intervalo de pH a lo largo del tracto es bastante similar independientemente de las especies animales (véase figura).

Independientemente de las especies animales, los oligoelementos han demostrado ser absorbidos en el intestino delgado, donde el pH es cercano a neutro. Sin embargo, el proceso de acidificación parece ser el punto de aceleración en la absorción de los oligoelementos. Una prueba fue realizada en 2001 con diferentes fuentes de cobre en pollos6. Destaca la correlación de las fuentes de solubilidad del cobre en buffer pH 2 con la biodisponibilidad estimada (con base en los contenidos del hígado) con un r2 de 0.924. Sin embargo, estos resultados no explicaron por qué se pudieron observar diferencias entre estos compuestos orgánicos altamente solubles y los sulfatos que son conocidos por ser totalmente solubles. Una explicación razonable podría estar relacionada con la formación cinética de compuestos insolubles en la digestión durante la acidificación. Como consecuencia, la biodisponibilidad integral de los oligoelementos estaría relacionada con una buena combinación de solubilidad de compuestos y su capa cidad de permanecer bajo una forma orgánica del pH 7 al 2.

Las proporciones relativas de las 3 especies de metalglicinatos (monómeros, dímeros, trímeros) detectados en pH 7 y que se indicaron anteriormente, fueron medidos a diferentes pH de 7 a 2. Debido a que los monómeros, dímeros y trímeros son metales orgánicamente unidos, se realizó la suma de las áreas de superficie de los 3 picos, dando una idea de la cantidad de cobre ligada orgánicamente.

Después, el radio de esta suma y la combinación del área de superficie de los picos libres de glicina (que da una idea de los niveles de metales libres) adicionada a los monómeros, dímeros y trímeros fue realizado. Esto da un porcentaje de las formas orgánicas
presentes en el medio (véase la figura)7.

Como puede verse en la figura, 87% del cobre procedente de B-TRAXIM® 2C Cu estaba ligado a la glicina a pH = 7 y hasta un 53% permaneció unido a ella a pH = 3. La acidificación redujo la intensidad total de la unión de cobre a la glicina, pero más del 50% del cobre permaneció bajo una forma orgánica. Como consecuencia de ello, el cobre procedente de B-TRAXIM® 2C Cu se encuentra probablemente disponible en el sitio de absorción bajo la metal-glicina y las formas disasociadas.

Las referencias bibliográficas se mostrarán en la siguiente presentación.

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Julio-Agosto 2016