Paulina Harte
Gerente Técnica Itochu México, SA de CV
Correo: [email protected]

Antecedentes: una operación comercial con 5,000 cerdas experimentaba problemas de salud en su piara reproductora y en los lechones en maternidad. Se evaluó la situación y se recomendó un régimen de tratamiento con dosis iniciales altas de Calsporin® por un corto período para controlar la situación, luego, el tratamiento se ajustó a dosis más bajas para ayudar a mejorar y mantener el balance de la microflora intestinal en cerdas gestantes y lactantes. Durante el tiempo en que se monitoreó el tratamiento, la operación reportó una disminución en la incidencia de diarreas y en la mortalidad causada por C. perfringens en los lechones en maternidad.

Durante la evaluación se realizaron análisis de la microflora en heces y éstos revelaron que algunas cerdas estaban excretando Cl. perfringens a niveles de 1×107 ufc/g o más. 4 Típicamente, niveles de Cl. perfringens de 1×10 ufc/g son aceptables y niveles de 1×103 ufc/g o menos son deseables. Debido a los altos niveles que esta operación estaba experimentado, fue necesario implementar un tratamiento muy agresivo con altos niveles de Calsporin®.

Tratamientos:

Inicio: 18/6/03 – Calsporin® al 0.2% por un mes: 2×107 ufc/g en gestación y lactancia. Marzo ’04 – Calsporin® 0.03% (Lactación 0.01%): 3×106 ufc/g en gestación y 1×106 ufc/g en lactancia. Abril ’04 – Calsporin® 0.01%: 1×106 ufc/g en gestación y lactancia.

Resultados: 1) Microflora en heces de cerdas

1.1) NIVELES DE Cl. Perfringens:

1.1.1)LACTACIÓN ( FIGURA 1)

FIGURA 1: el consumo de Calsporin® inició el 18 de Junio del 2003. Los niveles de Cl. perfringens disminuyeron significativamente (P<0.05) después de 3 meses a niveles por debajo de 1×104; después de 6 meses los niveles se encontraban por debajo de 1×103, niveles considerados normales. La granja reportó una disminución en la incidencia de diarreas en lechones en maternidad.

1.1.2) GESTACIÓN (FIGURA 2) FIGURA 2: el consumo de Calsporin® inició el 18 de Junio del 2003. Después de consumir Calsporin® por 6 meses, los niveles de Cl. perfringens disminuyeron significativamente (P<0.05) a niveles de 1×104.75. En esta etapa, tomó más tiempo mejorar el equilibrio de la microflora intestinal debido a la restricción en el consumo de alimento y al estrés causado por las jaulas de gestación. Hubo una disminución en los niveles de Cl. perfringens de 2 lob después de alimentar con CALSPORIN® durante un año

1.2) RELACIÓN DE Lactobacillus DEL CONTEO TOTAL EN PLACA

1.2.1) LACTACIÓN (FIGURA 3) FIGURA 3: Una relación ideal entre Lactobacillus y el conteo total en placa, es del 50%, la cual se relaciona con un máximo rendimiento. El presente gráfico muestra un incremento de la relación de 23% a más del 40%, esta mejora estuvo relacionada con la disminución en la tasa de mortalidad en lechones en maternidad y un aumento en la ganancia de peso en los lechones al destete.

1.2.2) GESTACIÓN (FIGURA 4) FIGURA 4: La relación entre lactobacillus y el conteo total en placa se duplicó 9 meses después de iniciar el consume de Calsporin®. La mejora en esta relación parece contribuir a la reducción en los efectos causados por bacterias patógenas en momentos de estrés. Esto parece estar relacionado con una mejora en la tasa de mortalidad y con un incremento en el número de lechones nacidos vivos.

2) Rendimiento Productivo

2.1) NÚMERO DE LECHONES NACIDOS VIVOS (FIGURA 5) 2.2) NÚMERO DE LECHONES DESTETADOS (FIGURA 6)

FIGURA 5-6: el número de lechones nacidos vivos y destetados está relacionado con el incremento en la relación de Lactobacillus del conteo total en placa. Desde 2004, ambos parámetros han mostrado un incremento

2.3) MORTALIDAD PRE DESTETE (FIGURA 7)

FIGURA 7: Entre el 2002 y el 2004 hubo una mejoría en la tasa de mortalidad pre destete de 1.5 puntos porcentuales.

Resumen:

Se observaron los siguientes resultados después de que las cerdas consumieron Calsporin® por 6 meses. La tasa de mortalidad de lechones destetados disminuyó en 12% (P<0.001).

El número de lechones destetados incrementó en 5.5% (P<0.001).

Los niveles de Cl. perfringens disminuyeron significativamente. Esto resultó en una reducción en la incidencia de diarreas en lechones en maternidad (P<0.05).

Discusión: el progreso de los efectos de Calsporin® sobr3e las cerdas es el siguiente:

1 MEJORA DE LA CONDICIÓN BACTERIANA INTESTINAL: Aunque la alimentación con Calsporin® puede proporcionar una rápida respuesta en la supresión del crecimiento de Cl. perfringens, puede tomar varios meses mejorar el estado general de la microflora intestinal, esto debido a las condiciones de la granja.

2 EFICACIA DEBIDO A LA MEJORA EN LA CONDICIÓN BACTERIANA: Calsporin® disminuye el efecto negativo causado por las toxinas de las bacterias patógenas, esto está relacionado con el incremente en la relación de bacterias benéficas (Lactobacillus) del conteo total de bacterias, impactando positivamente la salud de los lechones.

3 LA MEJORA DE LA CONDICIÓN BACTERIANA debe tener una influencia positiva sobre las funciones fisiológicas de la cerda (incremento del número de lechones nacidos vivos, etc.).

4 POR LO TANTO, EL EFECTO DE ALIMENTAR CON CALSPORIN® sobre la eficacia en la función fisiológica tiene los siguientes pasos:

Mejora de la condición de la microflora intestinal: 1 mes
Recuperación de la función fisiológica: 1 mes
Período Gestacional: 4 meses
Total: 6 meses

Artículo publicado en Los Porcicultores y su Entorno Enero-Febrero