Departamento Técnico Animal Nutrition Yara.
[email protected]

¿Pensamos todos en lo mismo cuando hablamos de “Fósforo disponible”?

El Fósforo (P), al igual que otros nutrientes, no es absorbido y utilizado por completo por el animal en ningún alimento, incluidos los fosfatos inorgánicos. Se necesita un conocimiento preciso de la fracción de P que utiliza el animal, o el aporte de P de un ingrediente, para formular dietas óptimas para el ganado, maximizar la eficiencia de la producción y minimizar la excreción de P. El contenido de P se puede calcular como la cantidad total de P multiplicado por su «disponibilidad» (no confundir con Fósforo no fítico, los términos no son intercambiables). Sin embargo, la gran cantidad de técnicas y conceptos de investigación como la biodisponibilidad, la digestibilidad, la digestibilidad aparente y la digestibilidad estándar asociada al fósforo pueden generar confusión. El objetivo de este artículo es crear claridad y evitar comparar manzanas con peras cuando hablamos de Fósforo en la nutrición en monogástricos.

Biodisponibilidad relativa

La biodisponibilidad relativa del P en un fosfato se basa en resultados obtenidos para un criterio de respuesta biológico en animales que han recibido la dieta que contiene ese fosfato. Este método asigna un valor de 100% a un fosfato de referencia. El valor biológico relativo (VBR) de otros fosfatos de prueba se determina comparando los resultados obtenidos para un criterio de respuesta entre todas las fuentes de P analizadas. Su valor se expresa en relación con el valor biológico de una fuente estándar utilizada. Las cenizas de hueso, la densidad y la resistencia a la rotura o el aumento de peso corporal, se han utilizado clásicamente como criterios de respuesta. Como consecuencia de la metodología, los resultados varían entre las diferentes investigaciones debido a las diferencias en los protocolos, el fosfato de referencia utilizado y su origen. Es una medida cualitativa y no tiene valor para la formulación de la dieta.

Fósforo no fítico

Durante mucho tiempo se ha asumido que el Fósforo fítico no está en forma disponible para los monogás- tricos. Esto nos llevaría a aceptar que el P no fítico (es decir, fosfatos alimenticios inorgánicos) está en forma completamente disponible, y se calcularía como
P no-fítico = P Total – P fítico. De ahí que muchas veces se hable de “P disponible”. Sin embargo, se ha demostrado que, debido a fitasas (1) contenidas en la dieta (2) las fitasas endógenas (3) y fitasas asociadas a la flora microbiana, los monogástricos pueden degradar una pequeña parte del fitato ingerido.

Fósforo digestible

Es la proporción de P en la dieta que desaparece del intestino delgado. Se mide a partir de la digesta recuperada en la parte terminal del íleon.

En cerdos

La digestibilidad aparente de P (digestibilidad aparente del tracto total de P, ATTD P) no distingue entre la fracción de fósforo no digerida, y la digerida pero no absorbida y las pérdidas endógenas de fósforo en el íleon terminal. Puesto que estas fracciones de P descritas no se diferencian en el íleon terminal, esta medida subestima la verdadera cantidad de P digestible.

La digestibilidad estándar de P (digestibilidad estándar del tracto total de P, STTD) corrige la ATTD con las pérdidas endógenas basales de P (P que proviene de las secreciones digestivas y las células del tracto digestivo que se desprenden de la pared).

En aves de corral

La digestibilidad aparente de P (digestibilidad aparente del tracto total de P, ATTD P) en aves presenta un problema adicional. Dado que la orina y las heces no se pueden separar, la ATTD P no muestra diferencia entre el P absorbido y no utilizado. Al igual que en cerdos, el P dietético no digerido y no absorbido y el P endógeno tampoco pueden diferenciarse. Por lo tanto, subestima la verdadera cantidad de P digestible.

La digestibilidad del P pre-cecal (pcdP) evita la subestimación del P digestible que hacemos con la ATTD P cuando el P es absorbido, pero no digerido, ya que determina el contenido de P en la parte posterior del íleon. La corrección por pérdidas de P endógeno no es necesaria.

Figura 1 muestreo de digesta. Modificado de poultryhub.org

En este artículo hemos definido aquellos conceptos que se usan de manera frecuente al hablar de la utilización de Fósforo, pero que suelen confundirse. La elección de un método de valoración u otro es decisiva. Los expertos en nutrición animal aconsejan el uso de la STTD en cerdos, y la PcdP en aves se recomiendan por encima del VBR o el fósforo fítico/no fítico, ya que son más precisas.

Podemos poner en relevancia la importancia del uso del mismo sistema para valorar toda la matriz de ingredientes.

Lo importante es que todos hablemos el mismo idioma y que juntos logremos una máxima eficiencia en el performance del animal, una fórmula económicamente redituable y la sostenibilidad del medio ambiente.

Artículo publicado Los Avicultores y su Entorno Febrero-Marzo 2019