Redacción BM Editores.

Luego de la pandemia del COVID-19 que se convirtió en toda una tragedia para la humanidad, Estados Unidos emprendió la decisión no nada más de vacunar a los seres humanos, sino ampliar los procesos de inoculación a las poblaciones animales, por lo que los zoológicos de Oakland y Denver se convirtieron en los primeros en vacunar a tigres, osos y otros mamíferos susceptibles a infectarse con COVID-19.

Cabe recordar que en plena batalla mundial para el abastecimiento de vacunas contra el COVID-19, Rusia registró sólo hace unas semanas una nueva vacuna, la CARNIVAC-COV, pero no destinada para humanos, sino para animales.

La vacuna Rusa inactivada ha sido elaborada por el Centro Federal de Salud Animal y el preparado se ha probado durante meses en perros, gatos, visones y zorros, entre otros animales.

Por lo que toca a la vacuna que ya utilizan los zoológicos de Oakland y Denver, fue creada por la compañía Zoetis, y el antígeno de dos dosis se administró inicialmente a gorilas en el San Diego Zoo Safari Park en marzo, luego de que se confirmaran casos de coronavirus en un grupo de primates grandes del zoológico.

La compañía farmacéutica Zoetis, la División Veterinaria de Pfizer, donó más de 11 mil dosis a casi 70 zoológicos y santuarios de vida silvestre en todo el país como parte de un esfuerzo de vacunación experimental que autorizó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Scott Larsen, veterinario jefe del zoológico de Denver señaló que al usar esta vacuna en animales no se afectan las vacunas que de otro modo se distribuirían a las personas.

Por su parte, Erin Harrison, portavoz del zoológico de Oakland dijo que las vacunaciones de animales comenzaron el 30 de junio y que los animales están «muy bien» tras haber recibido el fármaco.

Los cuidadores del zoológico vigilaron a los animales después que recibieran las dosis para asegurarse de que están actuando normalmente, dijo Harrison. El zoológico recibió una cantidad suficiente de vacunas experimentales para aplicar a 50 animales.

Aunque la investigación sobre los efectos del COVID-19 en los animales es limitada, los casos y las muertes en poblaciones de animales en peligro de extinción -como un brote en una reserva de tigres de la India que mató a varios felinos grandes-, los ponen en mayor riesgo, dijo Larsen, y agregó que la vacuna ayudará a proteger tipos de mamíferos menos comunes.

Zoetis comenzó las pruebas para la vacuna cuando surgieron los primeros reportes sobre un perro que se contagió de COVID-19 en Hong Kong, el año pasado.

Muchos de los casos reportados de animales con COVID-19 son de mamíferos, incluidos grandes felinos, primates, hurones y visones. A menudo se han contagiado tras estar expuestos a cuidadores infectados, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Emprende EU vacunación de animales contra COVID-19 vacunacion animales contra COVID 19 2